Hill Clark

F1 en Año Nuevo

Hubo un tiempo en el que la Fórmula 1 era una familia. Los pilotos e ingenieros de todos los equipos disfrutaban juntos de su gran pasión por el automovilismo, en un ambiente más abierto y cercano que el actual hermetismo del paddock, con el cual poder ofrecer exclusividad a unos VIP dispuestos a pagar grandes cantidades por ella. Tan familiar era el deporte antiguamente, que como si de la cena de Nochevieja se tratase, todos se reunían para celebrar la llegada del Año Nuevo, con un Gran Premio (¡puntuable!) como excusa. Sudáfrica acogía esta cita tan particular. Eran otros tiempos.

————————————————-

Kimi Räikkönen declaró hace unos días lo siguiente: “En mi opinión, esto es un poco ridículo. El descanso debería ser mayor pero parece que aún se podrá acortar más. Como cualquier otro trabajador, a todos nos gusta relajarnos en vacaciones al menos un mes“. En sus palabras deja caer un término clave: Kimi es un trabajador. A pesar de su astronómico salario, lo es porque en la búsqueda del éxito la Fórmula 1, allá por los años 70, se transformó en un medio empresarial, con sus directivos, sus objetivos, sus remuneraciones y por supuesto sus empleados. No es el objeto de este texto tratar de dilucidar si el deporte era mejor antes o después de aquellas fechas, sino que simplemente trata de resaltar cómo la modalidad actual del negocio hace que ciertas cosas que hace 50 años ocurrían con naturalidad hoy sean absolutamente impensables. ¿Se imaginan que a Räikkönen le dijeran que hubiese disputado un Gran Premio en Año Nuevo?

Lotus East London

Jim Clark, en los entrenamientos del GP de Sudáfrica 1965, ¡que fueron en 1964! (Fuente: grrc.goodwood.com)

Eso suena absurdo en 2016, tanto como pretender compaginar la Fórmula 1 con la resistencia o los rallys, o disputar Grandes Premios no puntuables. Pero era la norma hace unas décadas, cuando el paddock no era el lugar donde todos los pilotos e ingenieros buscan encerrarse, lejos de miradas indiscretas, sino el salón de estar en el que un grupo de amigos se reunía mientras disputaban una carrera de coches. Hasta en 5 ocasiones, una temporada de Fórmula 1 acababa o daba comienzo en la última semana de diciembre o la primera de enero. Y en 1965 y en 1968, la carrera se disputaba el propio día de Año Nuevo. El escenario de estas citas era Sudáfrica, aunque en dos distintas localizaciones: hasta 1966, el circuito de East London; desde 1967, el de Kyalami. El primero de ellos se encontraba situado en una región muy llana de la Provincia Oriental del Cabo, muy cerca de la costa. Era un trazado tan rápido como corto (3.920 metros), donde los bólidos de aquella época podían lucir en curvas como la primera, Potters Pass, y donde el piloto tenía cosas que decir en giros técnicos como las Eses de la parte de atrás, donde había curvas de distintos radios que se cerraban y abrían y con cambios de dirección. (Click aquí para disfrutar del onboard). En 1965, los pilotos celebraban el Año Nuevo con la última edición puntuable del GP de Sudáfrica en este trazado. La foto que acompaña este párrafo resume perfectamente el espíritu de la época: a bordo del Lotus nº 5, Jim Clark pilotaba precisamente por las Eses, mientras una persona de vestimenta “playera” (recuerden que el 1 de enero en Sudáfrica se disfruta de un clima veraniego) observa la acción a apenas 1 metro del piano interior, sin ninguna medida de seguridad. Precisamente fue el escocés quien celebró su particular “Hogmanay” (como se denomina a la Nochevieja en su región natal) con la primera de 6 victorias consecutivas en el año de su segundo y último título. Jim logró la pole (batiendo la ya obsoleta marca de 100 millas por hora con su tiempo de 1:27.2), la victoria y la vuelta rápida. El Ferrari de Surtees entró 2º a casi medio minuto, mientras Graham Hill finalizó 3º, cerca del bólido italiano. En esta prueba, por cierto, debutaba un tal Jackie Stewart, que 8 años después se retiraría como tricampeón del mundo. No obstante, este festivo Gran Premio se vio oscurecido por la muerte de Ray Reed, piloto local que falleció horas antes del evento en un accidente de aviación.

Kyalami

John Surtees, 5º, a punto de ser adelantado por Graham Hill en Kyalami 1968. (Fuente: Pinterest.com)

Tres años después, la Fórmula 1 repetía carrera en Año Nuevo en Sudáfrica, pero en el nuevo circuito de Kyalami. Esta pista poco tenía que ver con la anterior de East London: localizada en la ciudad de Midrand, en la parte nororiental del país, los nada menos que 1600 metros de altitud solían afectar a los motores de la época. El circuito contaba con una recta de meta situada en lo alto, mientras el resto del trazado se desarrollaba unos metros por debajo. La espectacular última curva, una a derechas de media velocidad, enlazaba ambas partes con una gran subida. La pista tampoco era de gran desarrollo (4.104 metros), pero contaba con grandes virajes que fueron echados de menos cuando en 1992 la F1 volvió a Sudáfrica (en la época en que las políticas del apartheid llegaban a su fin), a un reformado Kyalami que ya nada tenía que ver con el antiguo. La idea no tuvo éxito y los pilotos siempre recordarán el antiguo circuito. El de Barbecue-Jukskei-Sunset. El de Leeukop. (Click aquí para disfrutar del onboard). En aquella edición de 1968, el hombre a batir volvería a ser Jim Clark. Y el escocés, hijo de una familia granjera, volvería a demostrar que era sin duda el mejor piloto de la época. Con un registro de 1:21.7 que fue nada menos que 1 segundo más rápido que el siguiente mejor, de Graham Hill, Jim lograba la pole. Y el domingo, por supuesto, nadie le vio desde la segunda vuelta. Tras 80 vueltas, Clark conseguía una nueva victoria, con unos registros muy similares a los logrados en 1965 en East London, puesto que el 2º y el 3º (en esta ocasión Hill y Jochen Rindt, respectivamente) entraron a distancias parecias a las de aquel GP. Esta carrera no se vería manchada en su momento por la tragedia, pero el destino quiso que 3 meses después, en Hockenheim, Jim se matase en una carrera de F2. Kyalami fue por tanto la última victoria en Fórmula 1 para él.

East London y Kyalami fueron el lugar de reunión de unos pilotos a los que les unía la amistad. Clark, Hill, Brabham, Stewart, Surtees, Hulme… todos ellos alternaban después de las carreras y disfrutaban juntos de grandes fiestas. Tal era el grado de compañerismo que se juntaban ellos con sus respectivas parejas y familias para celebrar la llegada del Año Nuevo. Sir Jackie, abatido por las pérdidas de sus amigos en los circuitos, fue el gran precursor de las medidas de seguridad. Con ellas, la Fórmula 1 se convirtió en una categoría de mucho menor riesgo, pero los cambios que se iban gestando entre bambalinas convertirían este deporte en otra cosa. Fórmula 1, mejor o peor, pero de otra manera. Valga este artículo para homenajear a aquellos que no veían el automovilismo como un lugar en el que enriquecerse, sino como una pasión que disfrutar en compañía.

2 comments

  1. Diego · enero 10, 2016

    Recuerdo leer y ver en reportajes, este tipo de acontecimientos.
    Por mi edad, no he sido testigo de estas “epocas”, pero rebuscando un poco en la historia me sorprendio un hecho desconocido para mi; el lugar que ocupaban las mujeres de los pilotos en el paddock.
    Como digo, a traves de documentales o reportajes, me impacto ver que el “Cronometraje ” no oficial estaba a cargo de las mujeres de los pilotos.
    En entrenamientos e incluso carreras

    Tan es asi, que la “Cronometrista” Michéle Dubosc, disfrutaba de tal reputacion que fue capaz de rebatirle al mismisimo Jacky Ickx una pole position en el circuito de Monza en el ’71.

    Simplemente me parece curioso e incluso deprimente el sistema actual de la F1, y , en este sentido el desprecio por las mujeres. Si bien, existen pilotos femeninas de nivel ( S.Wolf, Carmen Jorda..), no quisiera que se convirtiese en un hecho comun el ver a las mujeres sosteniendo paraguas.

    En este sentido y en mi opinion, me gustaria volver a ver esa familiaridad en el paddock y en las carreras.
    Soy participante de campeonatos amateur donde si se sigue viendo esa pasion enfermiza y familiar por el motor, y como aficionado me gustaria verlo reflejado en las maximas categorias vendidas al mejor postor.

    Este es simplemente otro apunte o dato curioso para los que somos mas jovenes y todavia necesitamos nutrirnos de informacion del “como era este deporte” al “como es el gran circo de la F1”

    PD: Espero que dentro de muy pocos años, tener a Marta Garcia disputando un GP a los mandos de un monoplaza y el resurgir del respeto por la disciplina de las manos de una mujer.

    Me gusta

    • diezcilindros · enero 10, 2016

      Lo del cronometraje por parte de las mujeres de los pilotos es totalmente cierto. Exacerbando ese sentimiento de “familia” que destacamos en el texto, lo cierto es que “todo quedaba en casa”, y mientras los maridos corrían las mujeres cronometraban. Está claro que las cosas han cambiado, y actualmente el papel de la mujer en el circuito se limita por lo general a uno de estos tres: “grid girl”, jefa de prensa o empleada de hospitalidad. Sin embargo, poco a poco se nota que los tiempos cambian, y ya tenemos a 2 jefas de equipo y a alguna que otra mujer en las fábricas. Sigue habiendo disparidad, pero supongo que más que un comportamiento sexista debe influir que muchas menos mujeres que hombres se interesan en sus estudios por la competición automovilística.

      En cuanto al pilotaje, en ciertos momentos del deporte el aspecto físico sí que podía ser un límite, pero a día de hoy tenemos unos coches menos exigentes y nada debería impedir a una mujer llegar a la Fórmula 1. Carmen Jordá y Beitske Visser son las más cercanas actualmente, pero creo que tienen muy pocas posibilidades de un volante titular. A largo plazo, Marta García sí que parece el mejor proyecto, sobre todo ahora que está asociada a Ferrari. Pero de momento, vayamos sin prisa.

      Por terminar, simplemente mencionar el fallecimiento de Maria Teresa de Filippis, la primera mujer que pilotó en un GP puntuable de Fórmula 1. Descanse en paz.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s