Progresan adecuadamente

La pareja más joven de la Fórmula 1 ha finalizado su primer curso. Max Verstappen y Carlos Sainz han tenido un positivo año de debut; de hecho, en su cuadernillo de calificaciones han sacado bastante buenas notas en todas las asignaturas. Alguna que otra vez han revolucionado la clase, pero lo importante es que pasan a Segundo habiéndole demostrado a todo el mundo lo que valen. La tabla de puntos dice que Max arrasó a Carlos, ¿pero se corresponde eso con lo visto en la pista?

————————————————-

Para que luego digan que a la Fórmula 1 o se llega con patrocinadores y/o desde la GP2, o no se llega. Los caminos de Max Verstappen y Carlos Sainz no podrían haber sido más distintos a esta tendencia. Max, con tan sólo 16 años, fue confirmado después de menos de un año en monoplazas; Carlos, con 21, tuvo que esperar 3 meses más, hasta que hubo certificado su título en las World Series. Sólo por la diferencia de edad, sus trayectorias en categorías inferiores tuvieron que ser necesariamente distintas. Verstappen ganó todo lo ganable en karting, culminándolo con el título en KZ1 en 2013. A finales de ese año, hizo sus pinitos con un monoplaza de la FR 2.0 y de la Fórmula 3, categoría en la que acabaría corriendo a tiempo completo en 2014, en su modalidad europea. En ese año, Max causó sensación por sus electrizantes maniobras. Quedó 3º (aunque por detrás de otro rookie, Esteban Ocon, a quien recomendamos sigan de cerca: ahora es probador de Mercedes y ya disputó una sesión libre en Abu Dabi 2014 con Lotus, quedándose a sólo 3 décimas de Maldonado). A los alemanes le llamó la atención y trataron de reclutarlo con vistas al futuro. Pero Red Bull se interpuso en la negociación y ofreció algo que Mercedes no podía dar: un asiento en Fórmula 1 en 2015. El clan Verstappen no lo dudó y, siguiendo la máxima “cuando la F1 te llama no puedes decir que no”, se enrolaron con Toro Rosso para 2015. Sainz, por su parte, ha tenido una formación mucho más profunda en monoplazas. En 2010 comenzó con la Fórmula BMW, continuó con la FR 2.0 en 2010-11, y simultaneó nada menos que la F3 británica, las F3 Euroseries y la F3 Europea (aunque en muchos casos las carreras contaban para varios de ellos al mismo tiempo) en 2012. En 2013, llegó un punto bajo: fue batido en GP3 por su compañero Daniil Kvyat, a la postre campeón y piloto de STR para el año siguiente, y Red Bull le dio un ultimátum: o ganas las World Series en 2014, o estás fuera del programa. Y Carlos hizo exactamente eso: aunque Roberto Merhi trató de impedirlo, Sainz Jr. se coronó campeón y obtuvo su pasaporte a la F1.

Verstappen Malasia

Max brilló en Malasia: calificó 6º bajo la lluvia y finalizó 7º la carrera. (Fuente: Wikipedia.org)

Ya en Toro Rosso, los tests invernales dispararon las expectativas sobre Max. El ritmo del holandés en las pruebas, especialmente en tanda larga, le ponía netamente por delante de un Carlos más errático. Pero cuando llegó Melbourne, todo cambió. Verstappen pagó la inexperiencia, o la presión, y dio un giro bastante malo en Q2, quedándose 12º. Carlos hizo una vuelta estelar y se metió 8º, puesto que repetiría en la ronda final. Durante la primera mitad del año, el madrileño resultaría más rápido que su compañero de equipo en las clasificaciones (6-3 hasta Silverstone). Un análisis detallado de sus estilos de conducción, a falta de más cámaras o telemetrías, sugiere que podríamos estar ante una pareja similar a la que manda en el deporte: Hamilton-Rosberg, sólo que varios puntos por debajo en madurez y perfeccionamiento. Max ocuparía el lugar de Lewis, el piloto “manipulador”, el que nunca mete un giro brusco de volante para entrar en curva, y el que usa un ángulo mínimo de dirección en el vértice y sale sin derrapaje o mucho más controlado. Carlos sería el Rosberg, piloto de reflejos, apoyándose en la zaga en entrada, vértice y salida de curva, y exigiendo más a las ruedas traseras, especialmente al volver a dar gas. Spa-Francorchamps, el circuito de los circuitos, les delata. Mientras Verstappen pisa el pedal gradualmente sin riesgo de que la zaga deslice, porque durante todo el córner la ha “tratado” mejor, Sainz ha de corregir el grado de volante cada vez que acelera, porque su parte trasera no está perfectamente estable. Véase Rivage (0:47-0:58 del vídeo): giro brusco, corrección (“se me va un pelín de atrás”), contravolante. Y compárese a Max (0:31-0:45 de su vídeo) con Carlos (1:15-1:28 del suyo) en la serie Fagnes-Stavelot: el holandés traza con suavidad y apenas ha de corregir el giro, sale de curva sin apenas contravolante; el español mueve de forma más brusca la dirección, ha de cambiar su ángulo de giro y en la salida ha de contravolantear algo más. La salida de Stavelot, a fondo, es clara: Carlos mete dos hachazos porque la zaga se le descuelga; las correcciones que hace Verstappen son menores y más controladas.

Sainz Abu Dabi

Carlos Sainz certificó en Abu Dabi su victoria 10-9 en parrilla sobre Max. (Fuente: Autosport.com)

Pero eso no significa que Max esté destinado a ganar 3 o más títulos y Carlos a ser su lugarteniente. De hecho, en Spa Sainz batió en parrilla a su compañero. Simplemente son estilos de pilotaje diferentes, que en según qué circunstancias pueden ir mejor o peor. Por ejemplo, en velocidad pura (clasificación) o en mojado, el #55 tiene una vuelta ideal más rápida que la de su compañero. Sin embargo, es más tendente a degradar las ruedas traseras o a sufrir salidas de pista bajo la lluvia, como en la clasificación de Austin. Sainz vive más en el filo desde el punto de vista de la conducción. Los domingos, Max parece llevar provisionalmente la delantera: su pilotaje es más estable y, habida cuenta de su mejora en clasificación en la 2ª mitad de temporada, le permite pilotar por delante de su compañero durante casi todas las vueltas. Su diferencia en la tabla de puntos (49-18) se explica en parte por la malísima suerte en términos de fiabilidad de Carlos (Max también ha tenido lo suyo, pero bastante menos) y en parte por este rendimiento constante de Verstappen (puntuó en 8 de las 10 últimas carreras). En cuanto a mentalidad en carrera, los dos difieren bastante de lo que hacen con sus manos y pies. A la hora de lances como la lucha cuerpo a cuerpo, el holandés deja toda suavidad y se atreve con maniobras imposibles. Algunas le salen bien, como sus notables pasadas a Ericsson y Nasr en China a pesar de una escasísima velocidad punta. O como sus adelantamientos en Montecarlo a Maldonado y Bottas. O la más reciente, a Pérez en Interlagos. Sin embargo, en alguna otra Max se equivoca gravemente, ya sabemos cuál. Momentos como su alocado intento de doble pasada sobre Räikkönen y Massa en Spa demuestran que aún le falta algo de tranquilidad en sus movimientos. Su compañero, por otra parte, se piensa muchísimo más los adelantamientos. No se lanza a la desesperada ni resulta agresivo en los momentos previos a la frenada. Pero una vez ha ido a por ello, no levanta. Y en defensa, no cede.

El paso al motor Ferrari para 2016 (aunque no sea la misma versión que la de la casa matriz) les dará 10 km/h más para facilitar sus maniobras de adelantamiento. Pero si a ello se le une un STR11 con un chasis tan bueno como su predecesor, Sainz y Verstappen bien podrían meterse al top-8 en las primeras carreras. Esa es la subida de nivel que necesitan para seguir aprendiendo en este deporte. Y la necesitan para completar su formación: en 2017 bien podrían recalar en equipos bastante más grandes. Max y Carlos, Carlos y Max, volverán a ser en 2016 una de las mejores atracciones secundarias de la Fórmula 1.

Anuncios

9 comments

  1. NAC · enero 9, 2016

    Buenas noches. En primer lugar, gracias por proporcionarme una lectura más que interesante. Me pareció un análisis muy completo de esta dupla que, en mi modesta opinión, ha sido de lo más destacable de la temporada 2015.
    Poco más se puede aportar. Cierto que son dos estilos de pilotaje totalmente diferentes. A priori, en cuanto a adelantamientos, Max es más agresivo que su mate, aunque tengo en la retina aún los primeros giros del madrileño en el último GP hasta que su montura vino de más a menos. Esa dureza mostrada por Carlos la eché en falta en parte del campeonato,y no es un reproche.
    Comparto, al igual que ustedes, la opinión de que no existe tanta diferencia real como muestra la clasificación.
    Me planteo varias cuestiones.
    Órdenes de equipo con fines estratégicos. Max fué el que las incumplió, con la posterior controversia generada sobre si hizo bien o fué censurable. Personalmente, creo, y me muevo en el subjetivo mundo de las conjeturas, que si hubiera sido al revés, y con idéntico resultado final, SAI hubiera estado comprometiendo de alguna forma su futuro.
    Pit stop. No he podido acceder a los datos aún pero me quedó la impresión de que las paradas de Carlos eran más lentas que las de Max. ¿Qué parte de responsabilidad creen que ha tenido el piloto en esos errores? Esos excesos de velocidad por los que fué sancionado ¿errores técnicos o humanos?
    Y por último, y perdón por haberme enrollado tanto, cómo gestionará Max ésta, merecida en mi opinión, ola de interés que ha despertado. Toro Rosso puede animar mucho esa parte de la parrilla.
    Felicidades por el artículo. Espero que el año próximo el titular sólo cambie “adecuadamente” por “notablemente ”
    Saludos.

    Me gusta

    • diezcilindros · enero 10, 2016

      Muchas gracias, NAC. Me alegra que haya sido de tu agrado el artículo ^^.

      Lo cierto es que la brutal salida de Sainz en Abu Dabi parecía decidida por su parte antes de la carrera. Vino a declarar que se había dicho a sí mismo que iba a ser agresivo, y vaya si lo fue. Fue una arrancada espectacular. Como bien dices, el resto del año fue bastante menos arriesgado en ese aspecto que su compañero, aunque una vez se ponía en paralelo con otro coche sí que me pareció atrevido (Catalunya, Austin).

      En cuanto a órdenes de equipo, como no dejan de ser conjeturas, tampoco veo interesante meternos. Se puede estar de acuerdo o no con lo que hicieron Max y el equipo, pero no dejarían de ser opiniones tan válidas como cualquier otra. A falta de más información de dentro, no sé decir. Y sobre los pit stop, pues gracias por mencionarlo, porque se me había olvidado incluirlo en el texto. Mi cerebro lo agrupó dentro de “malisima suerte en términos de fiabilidad”, pero lo cierto es que hubo muchas paradas malas, casi todas para Carlos. Y sobre las sanciones, algunas de exceso de velocidad habría que investigarlas más (puede ser mal reglaje o puede ser que el piloto soltó muy pronto o apretó muy tarde el limitador), pero hubo más de una evitable como en Rusia, pisando la raya blanca en la entrada, donde no podemos exculpar a Carlos. Lo bueno es que él reconoce esos errores (ha hecho más autocrítica que Max, desde luego) y seguro que aprenderá de ellos.

      Muchas gracias por este comentario, NAC. Creo que representa muy bien el espíritu que nos gustaría que tuviera la web :D.

      Me gusta

  2. guillerus · enero 10, 2016

    Muy buen análisis.
    Bajo mi punto de vista, si nos resumimos únicamente a la diferencia de puntos, se haría una comparación injusta con respecto a los dos pilotos. Si bien es cierto que el nivel de Max me ha parecido increíble teniendo en cuenta su juventud, Carlos no ha estado muy por debajo. Ambos han pilotado estupendamente, si bien como decís este último ha cometido mas fallos en carrera, cosa que me sorprende dado que Carlos en principio tenía más experiencia en monoplazas y además, la diferencia de edad podría haber supuesto un plus para él.

    Ahora entrando en términos de fiabilidad, mala suerte, órdenes de equipo, parece que a Carlos le hubiera mirado un tuerto. Errores en los pit stop cuando mejor va en carrera, hacerle parar después de Max cuando este va por detrás, el dichoso motor Renault… pero bueno, todo influye en las carreras, esperemos que esta temporada las cosas estén más igualadas y se vea una batalla, ya que ambos prometen muchísimo.

    Eso sí, también tengo la sensación de que a Carlos se le va a perdonar menos que a Max, dado que no lleva tanto marketing guardándole las espaldas. Con esto no quiero decir que Max sea únicamente producto de la prensa, ya ha dejado claro que tiene madera de campeón.

    Me gusta

    • diezcilindros · enero 10, 2016

      Muchas gracias ;).

      “Eso sí, también tengo la sensación de que a Carlos se le va a perdonar menos que a Max, dado que no lleva tanto marketing guardándole las espaldas.”

      Bueno, ya conocemos a Red Bull y su extrañamente polarizado trato con sus jóvenes pilotos: tan pronto eres una futura estrella como de repente te defenestran y te dan la patada. Diría que Max está destacadamente en el lado bueno, y creo que efectivamente algunas cosas se le “toleran” (órdenes de equipo, poca consideración con el resto de pilotos tras lo de Grosjean…), porque, claro, no le vas a dar la patada a un piloto que pinta tan bien.

      De momento creo que Carlos ha aguantado este 2015 con muchas cosas en contra (sobre todo a nivel fortuna, no me refiero a su equipo), yo creo que tiene carácter. Veremos 2016 qué tal.

      Me gusta

  3. Diego · enero 10, 2016

    Hola!
    Antes de todo, felicitar a la redaccion por la iniciativa del blog/web. Deseo los mayores exitos y sobretodo, que la tonica de los reportajes y comentarios, siempre trate de ser respetuosa, objetiva y anti-fanatica.
    Del mismo modo, como amante del mundo del motor y del gran circo, agradezco que los comentarios y analisis de los aficionados siempre sean del mismo caracter.

    Como bien se detalla el #55 y #33, son pilotos de caracteristicas distintas y a la vez similares.
    Si bien Max, ha sido el “niño espectaculo” de este año, Carlos no ha quedado tan atras como reflejan los puntos.
    Viendo los tiempos de carrera y “Q”, es facil observar que ambos pilotos de la escuderia bailan alrededor de los mismos tiempos.

    Max ha resultado acertado y agraciado.
    Es innegable el talento de este joven piloto neerlandes que nos ha dejado en esta temporada 2015, de las mejores imagenes de los ultimos años de un rookie (en mi opinion, equiparable al debut de Daniil, Vettel o Lewis).
    Ha sido constante durante la mayor parte del campeonato y la suerte, en cuestion de fiabilidad, le ha sonreido (como minimo, mas que a su compañero).
    De repetir este año, una temporada parecida o superior, me atreveria a decir que estamos delante de un futuro campeon y, probablemente, uno de los talentos mas grandes de los ultimos años.
    La unica duda o pregunta es..
    ¿Sera Max capaz de mantener el ritmo, soportar la presion y batir a Carlos una nueva temporada?
    En mi opinion, hay mucho ruido alrededor del joven piloto, y el madrileño no dara su brazo a torcer..

    La fortuna no ha acompañado a Sainz.
    Todos los aficionados hemos sido testigos de los infortunios sufridos.
    No obstante, a sabiendas que el ritmo fue 100% equiparable al de Max, los errores cometidos por Sainz han sido mas notorios. En el GP de Suzuka, Japon, al finalizar el primer stint situado en la octava posicion (si no recuerdo mal) cometio un error “grave” entrado a box. Digo grave, dado que sin ese error muy probablemente, hubiera estado luchando por los ocho primeros puestos y terminado por delante de su compañero de equipo.
    De todos modos, creo que deberia estar muy satisfecho por la temporada.
    La duda o pregunta es..
    ¿Sera Carlos lo suficientemente constante como para batir a su compañero de equipo?
    En mi opinion, creo que con constancia y un poco de suerte…el duelo esta servido. Los errores, “ya los ha cometido este año” y acumula mas experiencia en monoplazas que Max, asi que este año puede sonar mas su nombre y dar mas luz a su talento y trabajo en equipo.

    En fin, nos espera una temporada muy bonita siguiendo el progreso de estos dos pilotos que espero sigan dando el mayor de los espectaculos en pista en una F1 aburrida delante y brillante detras.

    De nuevo, Felicidades por la iniciativa, espero convertirme en asiduo del blog.
    Saludos!
    Diego.

    Me gusta

    • diezcilindros · enero 10, 2016

      ¡Muchas gracias, Diego! Ten por seguro que trabajaremos a diario para mantener la misma línea en los artículos y debates.

      Lo cierto es que en el texto no insistí (por olvido) en lo de los errores de Sainz, pero sin duda han sido importantes: en Austria, Japón y Rusia ha tenido sanciones en el pit lane. Y me parecen errores tan tontos que cuesta creer que no se corrijan rápido. Ha habido otros, como los cometidos en algunas clasificaciones, que sí los veo inherentes a su estilo (creo que en mojado Carlos es tan rápido como inestable, tendente al error), pero sólo arreglando los primeros ya tendrá un buen puñado de puntos para 2016.

      PD: Como podéis ver, estoy trabajando en que los comentarios no tengan un tamaño de letra tan enorme. A ver si consigo algo más o menos automático…

      Me gusta

  4. Isaac · enero 11, 2016

    Hola
    Yo me inclino por carlos, creo que tuvo mala suerte gran parte del año a diferencia de max, ademas de agregar las ordenes de equipo que en pocas ocaciones favorecieron a carlos. (Me recuerda un poco a hamilton cuando estaba su padre siempre atras). Ademas no creo que se le deba alabar demaciado, si bien es cierto es joven pero los jovenes aprenden mas rapido la tecnologia y la formula 1 de hoy es mucha tecnologia, no le quito merito a max que hizo adelantamientos increibles y sin duda nos deleito, pero creo que tanta fama junta a tan corta edad le puede pasar la cuenta y carlos estoy seguro que podra mantener esa presion sin problema. Espero que este año se demuestre.
    Saludos desde chile 🙂

    Me gusta

    • Diego · enero 12, 2016

      Es claro que la fortuna no acompaño a Carlos, pero cometio errores mas notorios que Max.
      No digo que Verstappen no los cometio, es mas, recuerdo el muy sonado accidente de Montecarlo.
      Aun asi, Max es mas fino ( a juzgar por las camaras onboard) que Carlos pilotando.

      El piloto madrileño es un estudiante aplicado de los monoplazas, como el mismo dice ” es un piloto de equipo”, y eso, añadido a su experiencia, concentracion, estrategia, velocidad y lectura de las carreras a la larga seguro le da frutos.

      Sin embargo Max, acompañado de toda la especulacion y marketing de su entorno ha sabido sacar el maximo partido a su fichaje. Dos cuartos puestos para un rookie que recien cumple 18 años…. realmente creo que si es para bombo y platillo.

      Aun asi, reitero lo dicho antes. Los dos, ruedan en las mismas decimas.
      Los dos han hecho adelantamientos excepcionales ( el 33 de TR ha sido mas espectacular e incisivo).
      Este año Carlos sera mas regular, y veremos si Max puede mantener este nivel altisimo que se ha marcado, no solo en pista sino en sus declaraciones.

      Lo que es claro, segun mi criterio, es que Carlos necesitara de apoyo ($) para tener una trayectoria larga en F1 y Max pienso que lo tiene mas facil, por juventud y por lo que genera y va ha generar fuera de pista.

      Saludos!
      Diego

      Me gusta

  5. Isaac · enero 12, 2016

    Te apoyo que lastima que existan los pilotos de pago ahora

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s