Así comenzó el duelo del año

Aunque todos esperamos que Sebastian Vettel y su Ferrari tengan algo que decir, sin duda el duelo apasionante del 2016 será el que enfrente a Lewis Hamilton con Nico Rosberg. Ambos, protagonistas de las dos últimas temporadas debido a la superioridad de sus Mercedes, han estado muy cerca el uno del otro, y a buen seguro que en su tercer año peleando por el título tendrán una batalla para el recuerdo, con el aliciente de llevar el mismo coche para favorecer su comparación directa. ¿Qué tal estuvieron en Albert Park?

————————————————-

Nico Rosberg había logrado las 6 últimas poles de la temporada 2015, y había conseguido llevarse el triunfo en los tres GGPP finales, con una preocupante superioridad sobre su compañero y archirrival Lewis Hamilton en circuitos tan buenos para el inglés como Yas Marina. ¿Era sólo relajación mental? ¿Había especial interés en el equipo para que Nico ganase? ¿La nueva directriz sobre las presiones de los neumáticos afectaba a Lewis? ¿Estaba Nico adaptando su estilo de pilotaje? En uno de nuestros primeros textos lo analizamos, pero no nos atrevimos a dar un pronóstico para 2016. Ahora ya se ha disputado el primer GP, Australia, y tenemos novedades. ¿Quién manda en Mercedes?

Rosberg Australia Libres

El accidente de Rosberg en los libres le hizo perder la iniciativa.
(Fuente: telegraph.co.uk)

Un vistazo a las onboard de sus vueltas rápidas en Q3 nos muestra al Hamilton y al Rosberg de 2016. ¿Qué vemos? Evidentemente, lo primero que resalta es la diferencia en los tiempos: Lewis logró la pole con un supersónico 1:23.837 y Nico se quedó segundo, a más de 3 décimas y media. De primeras, el tricampeón lo hizo mejor. Ahora, veamos el porqué, utilizando referencias del vídeo enlazado. En la aproximación a la primera curva (0:03), Hamilton y Rosberg son lo que eran en 2015: el inglés está interesado en frenar el coche en línea recta, pegado a la cal izquierda, mientras el alemán se encuentra medio metro más a la derecha, preparado para girar a la izquierda antes de la frenada y no dejar nada de asfalto entre su delantera izquierda y la hierba cuando toque la inserción en curva. La ventaja aquí es claramente de Lewis: esa aproximación en línea recta, aunque no apure la pista hasta el milímetro, le permite frenar desde una plataforma firme, estable, sin sustos: en definitiva, más tarde. Nico, al entrar escorado, tiene que hacer un arco más grande y, como se suele decir, “hace demasiado larga la curva”. La diferencia en tiempo es obvia (0:07), sólo hay que ver que Hamilton ya ha terminado el piano en la salida y a Nico aún le quedan 2 décimas. Sin embargo, en media curva, es sorprendente que Lewis opte por unos movimientos de volante algo más secos de lo que acostumbra, y aquí la diferencia con su compañero es imperceptible: donde ha hecho la ventaja es en la frenada, algo que sí es habitual. En la curva 3 (0:15), se repite el ritual: Lewis frena recto, pegado al borde del asfalto, mientras que Nico lo hace inclinado hacia fuera, para intentar apurar el asfalto al extremo hasta justo la inserción en curva. En esta ocasión, el alemán lleva la velocidad correcta por la curva, pero en salida nos deja uno de sus clásicos “semi-contravolantes”: mientras que el vigente campeón sigue con el volante girado a la derecha para preparar la curva 4 (00:18), Rosberg quita el giro porque la zaga se le va en tracción.

Hamilton Australia

El tercer sector se le atragantó a Lewis en clasificación.
(Fuente: formula1.autobild.es)

Las curvas 9-10 (0:39-0:45) son Lewis y Nico en estado puro. Esta vez los dos frenan el coche en línea recta, pero mientras que Hamilton carga la dirección a un ritmo rápido pero bastante lineal, hasta los 90º, en proporción a cómo va soltando el pie izquierdo, Rosberg siente la necesidad de “recargar” en el vértice con un segundo aporte, pasando de 70º de giro a 95º (números aproximados). Y mientras que la salida del inglés es limpia y perfecta, la del #6 incluye otro de sus característicos latigazos. Después de esta curva acaba el sector 2, y los tiempos no mienten: el déficit de Nico con Lewis es de 0,385 segundos. Pero en el final de vuelta cambian las cosas. Cada uno con su estilo por las curvas 13 o 15 (Hamilton con su giro de volante constante, Rosberg con su necesidad de un pequeño segundo aporte y una corrección en tracción), la diferencia apenas crece. Pero es en la 16 y última (1:16-1:20) donde el #44, por una vez, falla. Tiene el coche medio metro a la izquierda que donde lo pone Nico para la entrada de este giro más complicado de lo que parece. Pierde el vértice por unos centímetros y parece quitar algún km/h más que Nico, de ahí que se anime a dar gas unas milésimas antes, pero al no ir exactamente por el carril el coche derrapa un pelín, Lewis contravolantea y pierde velocidad por la recta de meta. Rosberg, que ha entrado con el coche más por el medio de la pista, clava el vértice y consigue lidiar con los latigazos sin perder momentum. Más rápido que su compañero por la recta final, el tercer sector de Rosberg es el mejor de la sesión. Para su desgracia, sólo 25 milésimas más rápido que Hamilton. Es decir, que los pequeños fallos de Nico, además de más comunes, son más costosos. La delantera es, por tanto, para el de Tewin.

¿Es esto extrapolable al resto de la temporada? Obviamente, no. Allá donde haya radios largos y curvas de alta velocidad, Nico podrá estar al nivel de Lewis… pero el próximo circuito, Baréin, donde la frenada y la tracción son capitales, no es precisamente ese tipo de trazado. Además, Rosberg parece vivir en picos y valles de olas, y es posible que si a finales de 2015 estaba en lo más alto, ahora le toque la parte baja (como hace 12 meses). Pero Nico sabe perfectamente que, si en clasificación más o menos compite con su compañero, donde ha de mejorar es en carrera. Y la primera curva de la temporada nos ha mostrado que no ha olvidado lo que le pasó en Austin 2015, cuando Hamilton le encerró en el exterior; el pasado GP, Nico abrió su trazada (tal vez temiendo que Lewis hiciera la que hizo en este mismo lugar hace 9 años) y le dejó sin sitio. De acuerdo, fue pasado por Räikkönen, pero a cambio Hamilton cayó hasta la 6ª posición. Y un Rosberg combativo en el cuerpo a cuerpo es lo que le hacía falta para ganar el título de 2014. ¿Podrá demostrar que está tan igualado con Lewis como entonces? Y para colmo, podría aparecer Vettel para añadirle aún más salsa… ¡2016 promete!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s