Rosberg Baréin Carrera

Nico, por duplicado

Lewis Hamilton puede batir todos los récords del circuito que quiera, pero los puntos se reparten el domingo y el que cruza antes la bandera a cuadros se lleva 25. O 50, si gana dos carreras. Y Nico Rosberg está consiguiendo maximizar las desventuras de su compañero tricampeón del mundo, quien de nuevo se quedó rezagado en los primeros metros. Con Sebastian Vettel también fuera de juego, Baréin fue coser y cantar para un Nico Rosberg que comienza a cimentar su campaña por el título.

————————————————-

“Quien da primero, da dos veces”, dice el sabio refranero español. Y Nico Rosberg sabía, desde mucho antes de embutirse dentro del W07 en una fría mañana en Barcelona, que si quería tener alguna opción de ganar a Lewis Carl Hamilton en la temporada 2016, tendría que dar el máximo desde el minuto 1. De ningún modo el inglés podía coger los 27 puntos de ventaja que consiguió en las 4 primeras carreras de 2015. Así que Nico tenía que dar el do de pecho desde la clasificación de Australia… y sin embargo, Lewis le barrió. Pero en la salida, vimos que algo había cambiado. Esa bloqueada de frenada en la curva 1, esa encerrona a Hamilton en el exterior… Rosberg se estaba poniendo duro los domingos. Llegó a Baréin con confianza reforzada después de su victoria en Albert Park. Pero de nuevo Lewis le ganó. Sin embargo, Nico aprendió mucho de sus 11 poles de 2014: los puntos se reparten los domingos. Y para ellos se ha preparado específicamente: Nico Rosberg ha decidido que quiere ser el que más sume a lo largo de 2016.

Salida Baréin Carrera

Salida. Rosberg ya ha pasado a Hamilton y Bottas se dirige hacia el lateral del #44. (Fuente: theguardian.com)

De nuevo Nico consiguió revertir su derrota en clasificación en cuanto se apagaron los semáforos. Hamilton, desde la pole, protagonizó una salida espantosa, y Rosberg le superó en apenas 100 metros. A la izquierda de Lewis debería haber aparecido Sebastian Vettel… pero el SF16-H estaba aparcado a un kilómetro de distancia, víctima de una aparatosa rotura de motor en la vuelta de formación. Ya hablaremos mañana sobre ello, pero está claro que Ferrari está pagando el riesgo que tuvo que acometer el pasado invierno para intentar alcanzar a Mercedes. Este cero, en una carrera que podría perfectamente haber ganado, es de los que duelen. Pero el campeonato de 2010 comenzó de forma sospechosamente parecida y acabó con el título para él. Paciencia. En definitiva, a la izquierda de Lewis no apareció nadie, porque Kimi Räikkönen, 4º en la parrilla pero 3º sin su compañero, salió tan mal como el inglés. El beneficiado fue Valtteri Bottas, que recordó su arrancada de Silverstone el año pasado y, desde la zona sucia saltó a la P3. La primera curva de Sakhir parece diseñada para favorecer los incidentes… y eso fue lo que ocurrió. Los Mercedes se fueron al exterior y Bottas creyó que había un hueco por dentro. Sin embargo, entró totalmente colado y, casi de lado, impactó fuertemente contra Hamilton. El Mercedes a punto estuvo de trompear, y su súbita ralentización generó un masivo embotellamiento que, milagrosamente, no causó más accidentes (los pilotos de Fórmula 1 son demasiado buenos). Ricciardo perdió parte de su alerón delantero en el lío, pero el resto del paquete pasó sin mayores problemas.

El resultado de la salida fue que Rosberg se quedó solo en la cabeza, con los Williams de Massa y Bottas tras él, y Ricciardo reteniendo a Räikkönen. Lewis, 7º en el primer paso por meta, consiguió desembarazarse del impresionante Grosjean en el 4º giro. Ahora, lo principal sería ver cómo se comportaban los súperblandos y cuál sería la estrategia. El deseo de todos era poder ir a 2 paradas, SS-S-S, pero algunos tuvieron que decir pronto a dicha idea: Ricciardo paró en la vuelta 6, y en los siguientes giros lo hicieron Massa y Bottas, con sus gomas ya en las últimas (especialmente en el caso del finés). Los Mercedes y Kimi aguantaron en pista, ahora en las 3 primeras posiciones, y comenzaron su batalla de ajedrez. Nico se estaba escapando del finés a un ritmo impresionante (10 segundos en las 6 primeras vueltas, cuando Räikkönen estaba clavado en el tráfico, y otros 4 segundos en las 5 siguientes cuando Kimi ya no tenía a nadie por delante), así que lo tenía bastante claro. Pero Hamilton tenía que pensar en cómo quitarse de en medio al #7. Kimi entró en la vuelta 12 y puso blandos; Mercedes contraatacó con una doble parada en el 13º giro. Había margen para hacerlo, así que el equipo maximizó sus opciones. Rosberg siguió el plan y Lewis, como ocurriera en Melbourne, se salió del guion: neumáticos medios.

Grosjean Baréin Carrera

Por 2º GP seguido, Haas y Grosjean dieron una lección a todos. P5. (Fuente: GPUpdate.net)

En este momento, se abrió la fase más interesante de la carrera. La mayoría de pilotos (Rosberg, Räikkönen, Ricciardo, Verstappen, Vandoorne) había escogido los blandos, la elección obvia. Unos pocos (Hamilton, los Williams) optaron por los medios, por estar fuera de posición o porque tenían dos juegos nuevos. Sin embargo, y con una nueva demostración de brillante acierto estratégico, hubo una alternativa. Romain Grosjean, con el Haas, calzó súperblandos. Los denostados súperblandos, a los que casi nadie les había conseguido sacar más de 15 vueltas, y por lo general con un desgaste brutal. Y Haas, al igual que en Australia, acertó de pleno. Esto pone de manifiesto dos cosas. Una, que el equipo táctico liderado por Ruth Buscombe está al nivel de la élite; otra, que la nueva normativa de neumáticos es un éxito rotundo. Los 3 compuestos por GP multiplican las opciones, aumentan la posibilidad de error y permite ver que equipos con poco que perder toman decisiones que se vuelven ganadoras. ¿Por qué el neumático medio, que le dio el doblete a Mercedes en Melbourne, fue tan nefasto en Sakhir? La probable explicación es la siguiente: este circuito, al contrario de lo que se puede pensar, no presenta un gran desafío para las gomas. Incluso cuando el GP era diurno, la ausencia de curvas rápidas incitaba a los suministradores a traer las gomas blandas o incluso súperblandas: en 2009, de hecho, este último compuesto fue el favorito para la carrera. Con las temperaturas nocturnas, el estrés es aún menor, y el neumático medio se convierte en una piedra imposible de calentar. Un piloto que los calce se pasará las vueltas intentando imprimirles calor, pero no lo conseguirá, irá deslizando por todas partes y destrozándolo, hasta que pasados unos giros, y aún lejísimos de temperaturas de ejercicio, los neumáticos ya están acabados. Los blandos eran algo mejores, pero también conservadores. Y Grosjean, ya con la pista algo más engomada, con 25 kilos menos en el depósito y tras un primer stint aceptable (menos de 2 décimas por vuelta de degradación), decidió calzar los segundos SS nuevos que tenía. Esta opción era la correcta.

Y el GP se convirtió en ver quién se daba cuenta antes. Hamilton, que apuntaba a un stint larguísimo, lo hizo en la 28; Räikkönen y Rosberg lo replicaron en las vueltas siguientes y los 3 de cabeza pasaron a calzar los SS, copiando lo que habían descubierto los novatos americanos. Cuanto más tarde se hiciera el cambio, más derrotado saldría el piloto: Magnussen se quitó los blandos en la vuelta 12 para tirar el resto de carrera con SS y se quedó a unos pocos segundos de puntuar con un coche lejos de merecerlo; Verstappen se equivocó calzando el medio en su tercera tanda y perdió el contacto con Grosjean, a pesar de su esfuerzo final con SS; los Williams demostraron una escasísima flexibilidad y dejaron a Massa a una desastrosa estrategia de 2 paradas con dos largos períodos con medios, y a Bottas, que le iba copiando la estrategia, le cambiaron para la última parte, pero sólo a blandos, no a súperblandos. Huelga decir que ambos FW38 acabaron muy, muy lejos de las P2 y P3 que llevaban en la primera vuelta, y el motivo principal fue este error estratégico.

Hamilton Baréin Carrera

La estrategia no ayudó, pero un Hamilton en modo “limitar daños” consiguió con facilidad el podio. (Fuente: GPUpdate.net)

En cabeza, Rosberg había aumentado su ventaja sobre Räikkönen con los blandos, pero en su 2ª parada para poner SS perdió bastante tiempo y Kimi se acercó 5 segundos. ¿Habría opciones para el finés? En absoluto. No hay que olvidar que, a diferencia de los de Grosjean o Magnussen, sus súperblandos no eran nuevos porque no estaba previsto que se usasen. Tuvieron que montar alguno de los gastados en la clasificación, y eso se noto en la duración de los stints: apenas 8 giros después de calzarlos, Räikkönen hizo su última parada para poner los últimos blandos nuevos. Así de rápido los había destruido. Rosberg decidió cubrir posición y le copió un par de giros más tarde. Resulta impactante que, para apenas 8 y 9 vueltas respectivamente, ambos equipos decidieran cargar con una parada más: queda clara la enorme ventaja que suponía calzar hoy domingo los súperblandos, aunque fueran usados y sólo durante 15 minutos. Hamilton, por su parte, estaba haciendo cosas raras. A sólo 3.5 segundos de Räikkönen en la vuelta 31, era evidente que los daños en su coche (el deflector lateral derecho estaba muy tocado, y de hecho perdió piezas y fue echando chispas durante toda la carrera) le estaban lastrando. El equilibrio desigual le hizo degradar muy rápido este set de súperblandos. Sin embargo, si querían la P2 tenían que hacer algo distinto a Kimi. El dilema era evidente: copiar al finés no serviría de nada, y quedarse más vueltas en pista sería una sangría de tiempo. Mercedes tenía que elegir cualquiera de las 2 malas opciones y prefirió la segunda… seguramente la peor. Lewis se quedó rodando en 1:37 mientras que Nico y Kimi andaban en 1:34 y 1:35. Si en el equipo estaban intentando alargar el stint para calzar el último juego de SS, aún le quedaba más tiempo por perder. Pero pronto se dieron cuenta que no iban a ninguna parte y en la vuelta 41, un poco en tierra de nadie tanto para poner S (por defecto) como para poner SS (por exceso), se detuvo y puso los blandos. El desbarajuste le costó salir a 16,4 segundos de Kimi.

Tras los tres tenores, la carrera estaba teniendo mucha miga. El lío de neumáticos estaba volviendo locos a comentaristas y aficionados; en directo era difícil juzgar qué estrategia era buena y qué gomas no eran tan interesantes. Daniel Ricciardo no disponía de un solo juego de neumáticos súperblandos nuevos e intentó ceñirse al plan. 6 giros de SS, 18 de S y otros 18 de S suponían que a falta de 15 giros tenía que hacer una última parada. Sabiendo que el RB12 se caracteriza por un bajísimo desgaste y que los súperblandos estaban funcionando tan bien, parecía atractivo calzarlos para esa parte final. Pero Red Bull razonó que su posición en pista (cuartos, y bastante alejados de sus rivales más cercanos) no le obligaba a esa elección algo arriesgada, y prefirió calzar las gomas medias. Resultó sorprendente, eso sí, que esta última tanda fuera bastante competitiva, demostrando que aquí nadie tiene la verdad absoluta. Romain Grosjean, en una espectacular 5ª plaza, tenía que deshacerse de sus querídos SS tras 3 stints meteóricos, que incluyeron simbólicos adelantamientos a equipos campeones del mundo como RB o Williams. El francés tiró por lo más blando que le quedaba y acabó la carrera con los S. Verstappen, como mencionábamos, tuvo que quitarse los medios, pero esas 20 vueltas que los llevó le lastraron demasiado: antes de las segundas paradas, Max estaba a 3.1 de Grosjean; tras los terceros pit stops, la distancia era de 15.2. Palmario.

Massa Baréin Carrera

A pesar de rodar con dos monoplazas en el podio al inicio de carrera, los Williams sólo pudieron acabar 8º y 9º. (Fuente: GPUpdate.net)

Kvyat, Vandoorne y Magnussen, que hicieron toda la carrera a base de súperblandos y blandos, remontaron desde la 2ª mitad de la parrilla gracias a esa decisión: el ruso acabó subiendo a la 7ª posición, el debutante de McLaren brilló con buenos adelantamientos y alcanzó la zona de puntos, y el danés de Renault se quedó cerca de puntuar a pesar de salir desde el pit lane. Pascal Wehrlein, con estrategia casi idéntica a la de Daniil, también se ganó unos buenos minutos en pantalla al poder pelear con su pobre Manor con coches de más prestaciones. Los grandes perdedores, obviamente, los Williams, los únicos a 2 paradas y portando sólo gomas medias durante 50 vueltas. Bottas se hundió con su drive-through y apenas pudo ser 9º; Massa, después de ir 2º, se iba a conformar con la 7ª posición, hasta que Kvyat se lo quitó de en medio en la última vuelta, en una maniobra que estuvo cerca de amenazar al líder Rosberg. Fue la única distracción para un Nico que, durante toda la carrera, lo tuvo bajo control. Un minuto y medio después de que Kvyat y Massa estuvieran cerca de llevárselo puesto, Rosberg cruzó la bandera a cuadros en primera posición y, por primera vez, ganó en este impresionante circuito de Sakhir, realzado desde que en 2014 los focos iluminan su asfalto.

¿Afortunado? Bueno, resulta injusto llamarlo así. La floja velocidad de reacción de Lewis en el semáforo no puede considerarse suerte; la rotura de motor de Vettel, provocada debido al agresivo desarrollo de Ferrari, tal vez, pero no deja de ser un error causado por la imperiosa necesidad de recortar la ventaja de la que goza Mercedes. Está claro que su tarde habría sido mucho menos tranquila, y probablemente más emocionante, si Lewis y Sebastian hubieran estado peleándole la victoria durante toda la carrera. Pero Nico no quiere líos. Lo que quiere es sumar de 25 en 25. Y de momento, lleva pleno. 17 puntos de ventaja sobre Hamilton no son absolutamente nada; el chute de moral que dan dos victorias seguidas (iguala a Moss como el piloto no campeón con más triunfos) sí que significan algo: Rosberg es un firme candidato al título.

Nico Rosberg Baréin Carrera

Estamos en un país musulmán y eso de la botella no era champán, pero poco le importó a Nico Rosberg, líder del Mundial.
(Fuente. GPUpdate.net)

CLASIFICACIÓN FINAL: (click)

2 comments

  1. BooT Loos · abril 4

    Que gran análisis gracias!!
    Me tiene alucinado la responsable de estrategia de Haas, y van dos. Y hasta Manor hizo una carrera decente!! Vaya temporada llevamos. A ver si Lewis se pone las Pilas y en ferrari dejan de romper motores porque de momento promete mucho 🙂

    Por cierto ha sido un golpe bajo hacerme recordar el 2010,que lo sepas… 😉

    Me gusta

    • diezcilindros · abril 4

      Las gracias a ti ;).

      Coincido en que lo de Haas es alucinante. El viernes ya tenían claro que querían usar los SS para carrera, lo comentábamos en el artículo de los libres, y el ritmo era muy bueno pero a mí me pareció ver una gran degradación. Tal vez simplemente dijeron “los SS degradan mucho, hay que ir a 3, pero es que nadie va a poder ir a 2, así que mejor maximizar la velocidad”. Ellos manejaban más datos y está claro que nosotros sólo podemos verlo tan nítido a toro pasado, pero como bien dices ya van 2 carreras de 2 en las que dan una lección al alejarse de las decisiones que parecen obvias. Su valentía se ve recompensada, bravo.

      Lo de 2010 se me ocurrió mientras lo escribía, y tampoco es que este año y aquel se parezcan en nada. Pero a nivel anécdota queda bien ^^. ¡Siento que no guardes buen recuerdo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s