Verstappen Rusia Análisis

Verstappen coge distancia

Fue uno de los duelos del 2015 y ahora estamos disfrutándolo en 2016. Max Verstappen contra Carlos Sainz, el manipulador contra el reactivo, pero a su vez el agresivo contra el calmado. Holandés y español han comenzado por todo lo alto su segunda temporada en la Fórmula 1 y ya vamos teniendo los primeros resultados: Max ha empezado a coger ventaja en la pareja. Pero no se queden ahí, que el análisis da para mucho.

————————————————-

Casi nada queda en Toro Rosso de la extinta Minardi que adquirieron en 2005. La base de Faenza y el aroma a pasta y Lambrusco siguen ahí, pero el funcionamiento de su equipo de carreras ha cambiado notablemente. Del humilde equipo que hacía el milagro de competir en el deporte con la décima parte de presupuesto que el resto de escuderías, a un Franz Tost que ha llevado a los italianos a estar regularmente en los puntos y con la aspiración de superar a equipos como Renault o McLaren. Además, se acabó eso de contratar a pilotos de pago (Yoong, Baumgartner, Albers) o jóvenes con trayectorias modestas en las categorías inferiores: obviamente auspiciado por la casa matriz Red Bull, Toro Rosso sienta en sus coches a las estrellas más prometedoras del automovilismo. De sus filas han salido Sebastian Vettel o Daniel Ricciardo, pero desde 2015 se encuentran a sueldo dos pilotos que ofrecieron una de las batallas más interesantes de la pasada temporada. Max Verstappen llegaba como la persona más joven que jamás ha disputado (y disputará, mientras la FIA mantenga su límite de edad) un Gran Premio, y al ser arrebatada a Mercedes con semejante ofrecimiento de un volante titular todos vimos claro que había un campeón en potencia. Pero lo que hizo verdaderamente interesante la pelea es que a su lado se sentó Carlos Sainz Jr, que había sido confirmado más tarde y dando la sensación de haber cogido su último tren. Y Carlos, lejos de amilanarse, comenzó a batir a su compañero, especialmente en clasificación, y con una actuación más cerebral que se ganó sus adeptos. Era un choque de estilos del que no terminó de salir un vencedor en 2015. Por tanto, su 2ª temporada juntos iba a ser trepidante. ¿Cómo les está yendo?

Max Verstappen Rusia Análisis

Con apenas 18 años, Max Verstappen se está destapando como un piloto muy a tener en cuenta en el futuro. (Fuente: GPUpdate.net)

Antes de entrar en materia, cabe contextualizar y recordar a todos la situación que estamos tratando: hablamos de un piloto de sólo 18 años en su tercera temporada en monoplazas, y de otro de apenas 21, ambos con una exigua marca de 23 Grandes Premios en este negocio. Son corredores en formación, con defectos todavía por pulir y cuyos estilos pueden todavía mutar hacia versiones más refinadas, por lo que cualquier valoración a realizar ahora puede resultar equivocada dentro de apenas un puñado de carreras. Bien. Una vez aclarado esto, pasemos a analizar qué nos ha dejado cada uno. Por un lado, Max Verstappen. El piloto de la escuela de Hamilton, Hülkenberg y Räikkönen, su habilidad no es la de controlar el coche y reaccionar a lo que le diga, sino la de dirigirlo y forzarle a ir por donde él quiere. Su marca es, como la de Lewis, la sincronización entre el acto de levantar progresivamente el pie izquierdo al aproximarse al vértice y el grado de giro del volante. Max, tal vez porque su coche no es top class, no se arriesga a frenar muy tarde como el inglés: no tiene esa habilidad innata para hallar exactamente el último milisegundo posible en el que pisar el freno y pasar la curva. Su frenada por tanto no llega hasta el vértice, pero puede acelerar más limpio y no exige demasiado a sus cubiertas traseras. No es lo más rápido del mundo en clasificación, pero sí que parece bastante estable. Por otro lado, Carlos Sainz. Sin ser exactamente el otro extremo de la balanza, su pilotaje se muestra como más enfocado a reaccionar rápidamente a lo que le pase a su coche una vez ha entrado en curva. Su aporte inicial es algo más seco que el de Max, su giro es menos progresivo; en su aproximación a la curva recuerda al Nico Rosberg clásico echándose hacia la hierba para abrir trazada y tener más ángulo de giro. La verdadera diferencia entre Max y Carlos se ve en la tracción: el holandés sale casi siempre limpio; el español se apoya mucho en las ruedas traseras por ir por lo general con demasiada velocidad o por pisar el acelerador demasiado pronto, y más de una vez se le va de atrás y tiene que corregir.

Lo apasionante del duelo es que sus manos y sus pies actúan de forma contraria a lo que dicen sus cabezas: Verstappen posee esa exuberancia juvenil, ese punto de inconsciencia con el que logra sonados adelantamientos o inaceptables accidentes. Sainz se lo piensa mucho más a la hora de acometer una pasada, e incluso a veces parece dejar una puerta abierta sin darse cuenta. Pero donde verdaderamente es inflexible es cuando otro coche está en paralelo con él. Dos estilos que, no obstante, ya habíamos contrapuesto en otros artículos de esta web. Así que, ¿cuál es la novedad? Pues obviamente, que ya tenemos 4 carreras en este 2016 para juzgar su evolución, una vez han pasado un invierno dando vueltas a dónde fueron fuertes y débiles en la pasada temporada. Y mucho nos tememos que, continuando por donde lo dejó en la segunda mitad de 2015, Max Verstappen ha metido la directa y se está destapando como lo que prometía: un campeón en potencia.

Palmer Rusia Análisis

La lentitud de Sainz para pasar a Palmer en Australia desesperó a Verstappen. (Fuente: GPUpdate.net)

No hay que ceñirse sólo a la tabla de puntos (13-4). Lo visto en pista da indicios de que se está comenzando a ver la diferencia entre un piloto capaz de ganar carreras y otro en disposición de sumar más de un título. Max, que perdió 10-9 la batalla de la clasificación en 2015, ha empezado con un sólido 3-1, y eso que es el punto más vulnerable de su pilotaje. Fue el holandés quien, en el día mas competitivo de STR hasta la fecha, se metió en una altisonante P5; fue el holandés quien se metió en Q3 en Sochi mientras Carlos caía. Sin embargo, no es ahí donde está haciéndose la diferencia. Es en los domingos donde Verstappen está aumentando aún más la brecha que ya tenía el año pasado. Rodaba por delante de Sainz en Australia, camino de una 6ª-7ª posición, antes de que la bandera roja y una decisión estratégica de su equipo sacase lo peor de él. Su carrera en Baréin fue perfecta, maximizando el potencial del Toro Rosso y su imperfecta estrategia para sumar 8 puntos. En China, a pesar de verse 6 puestos por detrás de Carlos tras el Safety Car, corrió a mucha mayor velocidad que él para adelantarle a 9 giros del final y entrar en meta a rebufo de Hamilton. Y el pasado domingo en Sochi, volvió a ser la punta de lanza del equipo: la salida le benefició, pero su ritmo de carrera fue sensacional y se disponía a acabar nuevamente 6º hasta que su motor Ferrari falló. Las carreras de Carlos, por su parte, han estado muy lejos de esa sensación de “maximizar el potencial” que está ofreciendo su compañero. De hecho, la diferencia fue palpable en China: mientras Sainz estaba clavado detrás de Pérez, Verstappen tuvo que llegar desde atrás para quitarse al mexicano y poder ayudar a Carlos a que apareciera una puerta abierta. Lo mismo demandó Max en Australia: Sainz estaba tardando una barbaridad en quitarse de encima a Jolyon Palmer; Verstappen ha demostrado sobradamente ser mucho más rápido a la hora de diseccionar el tráfico. Y ese tiempo perdido detrás de otros coches (añádase como detalle cómo se quedó detrás de Hülkenberg en el pit lane de Shanghái mientras Vettel les pasó por la izquierda) es una de las claves de que el #55 esté perdiendo terreno. La otra es sin duda el desgaste de neumáticos: ya le llevó a ser de los primeros en parar en Australia y su segundo pit stop fue tan prematuro que llevó a Max a desquiciarse en la radio. En China, Sainz también se quedó pronto sin neumáticos y se vio forzado a un stint final larguísimo cuando había estado reteniendo a Räikkönen y Hamilton, quienes con pista libre acabaron superándole. Tampoco está gozando de excesiva fortuna, pues el error de no calzar los neumáticos medios tras la bandera roja en Australia, el torpe golpe que le propinó Pérez en Baréin y el verse con el coche dañado durante toda la carrera en Rusia (lo cual empeoró la degradación), además de una sanción rigurosa, le han quitado también un puñado de puntos. Pero a diferencia de 2015 (año en el que Sainz tuvo más problemas ajenos a él), esta vez ambos pilotos de STR están teniendo prácticamente la misma mala suerte en estos aspectos.

El estilo agresivo de Carlos debería cumplir en clasificación, y de hecho no sería una sorpresa que venciese en ese terreno a Verstappen en el próximo GP en Barcelona. Pero es Max quien tiene, y cada vez de forma más clara, la ventaja global. Está más cerca (o incluso por encima) del español en clasificación, y los domingos hay poco a poco una brecha más grande: la gestión de neumáticos y del tráfico están dando a Max la delantera. El #33 está sacando hasta la última gota de un Toro Rosso un pelín menos competitivo en este principio de temporada de lo que se pensaba en marzo. Y aunque no hemos querido mencionarlo, todo apunta a que en 2017, especialmente si Räikkönen, Massa y Button deciden marcharse, habrá movimientos en el mercado, y podría quedar libre un hueco en Red Bull. A 3 de mayo, Verstappen está cumpliendo lo prometido y es el máximo favorito para llevarse el gato al agua. Pero Carlos Sainz ya respondió de forma admirable a una situación igual de complicada en 2014, cuando Red Bull le dio un ultimátum: “o ganas las World Series, o se acabó el sueño”. ¿Podrá rehacerse? ¿O será el prometedor holandés un escollo demasiado duro para el joven madrileño?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s