Esteban no carbura

Romain Grosjean ha sido uno de los pilotos más destacados en las 4 primeras carreras: un 6º, un 5º y un 8º puestos con la novata escudería Haas le han valido el reconocimiento unánime como la revelación de lo que llevamos de temporada. Sin embargo, apenas unos metros a su derecha, Esteban Gutiérrez está pasando completamente inadvertido. El dominio que Romain tiene sobre él y el reciente accidente provocado en la salida de Sochi han puesto en tela de juicio la habilidad del mexicano al volante. ¿Qué ha sido de aquel prometedor piloto que iba a ser “mejor que Sergio Pérez”?

————————————————-

Esteban Gutiérrez es uno de los pilotos mexicanos con mejor palmarés en categorías inferiores en toda la historia. Con apenas 16 años hizo su debut en monoplazas consiguiendo una sensacional 2ª posición en la Fórmula BMW estadounidense. El año siguiente ganó la versión europea, y poco a poco se destapaba como una promesa del automovilismo. En 2009 le esperaba la F3 Euroseries, y debutaba en el mejor equipo, ART. Pero a su lado estaban dos pilotos con más edad y con un talento tan o más grande que el de Guti: Valtteri Bottas y el difunto Jules Bianchi, a la postre campeón del certamen. Un año después ganaría la edición inaugural de la GP3 y ello le dio un pasaporte a Sauber: primero como piloto reserva, y a partir de 2013 como titular. Sin embargo, sus dos temporadas en la escudería suiza estuvieron repletas de fallos, incidentes y sobre todo una preocupante falta de velocidad. Nico Hülkenberg le aplastó 18-1 en clasificación en su año de debut, y en 2014 no pudo batir a un Adrian Sutil de capa caída. Su estilo de pilotaje mostraba un insano nerviosismo que delataba que al de Monterrey le quedaba todavía mucho por aprender de un Fórmula 1 moderno para llevarlo de forma mínimamente competitiva. Pasar por Ferrari en 2015 como piloto reserva le ayudaría a entender por qué Sebastian Vettel y Kimi Räikkönen son lo que son. Unas lecciones de pilotaje, de cómo preparar un reglaje o de cómo afrontar un fin de semana de carreras que deberían valerle en 2016, cuando el deporte le sonrió con una segunda oportunidad que casi nunca llega. Sin embargo, la temporada de Esteban en Haas está siendo un desastre. Y lo que es peor: el brillo a su lado de Romain Grosjean no hace sino opacar aún más la labor del #21.

Alonso Gutiérrez Rusia Análisis

Alonso y Gutiérrez agradecieron salir moderadamente ilesos de su tremendo choque en Australia. (Fuente: estadiodeportivo.com)

Gutiérrez es, junto con Daniil Kvyat, el único piloto que ha sido batido por 4-0 en clasificación por su compañero, y a su vez sólo él y Jolyon Palmer están sin puntos teniendo a un coéquipier que ya ha acabado en el top-10 en alguna carrera. El mexicano es por tanto uno de los pilotos que más desapercibido ha pasado en estos primeros compases del campeonato. Mientras que Grosjean ha copado todos los titulares por sus excelentes actuaciones en Australia y Baréin, Guti se ha visto rezagado debido a múltiples averías en entrenamientos libres y a una escasa velocidad los sábados que le ha lastrado durante las carreras. En Australia se quedó a 1,3 segundos de su compañero, aunque teniendo en cuenta que sólo hubo un intento es bastante injusto considerar semejante distancia; en Baréin fueron 2 décimas y 4 posiciones por detrás del francés; en China Esteban se quedó en la Q1 mientras Grosjean, 0,3 más rápido, se metía en la segunda ronda; y por fin en Rusia se quedó pegado al #8, a apenas 6 centésimas. Pero por desgracia para él, clasificar tan atrás le está lastrando sobremanera a la hora de intentar lograr buenas actuaciones los domingos. Sólo una buena salida en Sakhir le permitió estar rodando en posiciones de puntos en un día en el que sí que podría haber alcanzado el top-10 de no ser por un fallo en los frenos; el resto de jornadas, Esteban deambuló por la parte trasera o, lo que es peor, por el hecho de salir desde posiciones tan retrasadas está siendo objeto de algunos accidentes que empañan su reputación.

Hülkenberg Gutiérrez Rusia Análisis

Gutiérrez se lleva por delante a Hülkenberg. La tensión del mexicano va in crescendo. (Fuente: formula1.com)

En principio, nadie le puede culpar de lo ocurrido con Fernando Alonso en Albert Park porque es el español el que yerra el cálculo… pero su pequeño y evitable movimiento de volante mientras se defendía del español fue al final el detonante del grave accidente. Pero lo verdaderamente grave llegó en Sochi. Del mismo modo que Daniil Kvyat pecó de optimista soltando los frenos demasiado pronto, Esteban (tras haber levantado un poco en plena recta porque el tráfico era imponente) acabó bloqueando las ruedas delanteras en la frenada y provocó una importante carambola. El #21 chocó contra Nico Hülkenberg, el alemán perdió el control del bólido y se llevó puesto a Rio Haryanto, cuyo Manor se elevó y a punto estuvo de destrozar la carrera de Marcus Ericsson. El Sauber pudo sobrevivir; los otros dos coches dijeron adiós. La FIA, obviamente, no iba a pasar por alto el lío provocado y sancionó al mexicano con un stop&go. Por si fuera poco calvario empezar la carrera con un accidente de este tipo y arrastrando esa sanción, Haas se equivocó y le calzó los denostados neumáticos medios, por lo que su carrera fue una hora y media de estéril sufrimiento, acabando a casi 1 minuto de su compañero de equipo. Al menos tuvo ese tiempo para reflexionar sobre lo ocurrido. ¿Pilota mal Esteban por la presión? ¿O es la presión la consecuencia de pilotar mal? Un vistazo a sus onboard sigue desvelando un tremendo nerviosismo en sus brazos a la hora de llevar el volante, y eso no hace sino minar su confianza y transformarse en centésimas perdidas curva a curva.

Así que Esteban tiene ante sí un reto que sí o sí ha de superar si quiere seguir en Fórmula 1. No habrá más oportunidades si fracasa en este 2016. Romain Grosjean es un hueso demasiado duro incluso para el Kimi Räikkönen de 2013. Destruyó la carrera de un piloto con gran velocidad pura como Pastor Maldonado, y de momento ha empezado mucho más fuerte que Gutiérrez. ¿Qué debe hacer el mexicano para revertirlo? Por lo pronto, debe demostrar que ha aprendido algo de su año en Ferrari. Que un piloto malgaste un año al lado de los dos campeones del mundo con los que cuenta la Scuderia sería tremendamente decepcionante. Así, debería trabajar su mente para enfocar los momentos importantes del fin de semana, y darse cuenta de que la clasificación es el instante clave del GP, mientras que en las salidas no se ganan carreras y sí se pierden muchas. El ritmo mostrado en las pocas vueltas limpias que ha tenido en esta temporada no es malo, pero sigue estando a un par de décimas del francés. Gutiérrez debería aprovechar al máximo la conexión que tenga Ferrari con Haas a nivel humano y técnico para tratar de limar esa diferencia. Sería muy decepcionante que un piloto campeón en categorías inferiores desaprovechase dos oportunidades. ¿Podrá Esteban comenzar a brillar con su Gutimóvil?

Anuncios

One comment

  1. nexpemart · mayo 13

    Esteban es un buen piloto lo seguí en categorías inferiores pero en esta ocasión en HASS le está tocando la suerte que tuvo Kimi en su regreso a Ferrari, todos los fallos del vehículo los sufría el, Romain nunca a tenido fallos mecánicos graves, la primera carrera no fue culpa de él, en la cuarta si un mal cálculo en la frenada , en cuanto su coche supere nlos problemas de fiabilidad veremos de lo que es capaz Esteban. Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s