El origen de todo

Dentro de apenas 7 días estamos de cumpleaños. La Fórmula 1 comenzó su andadura como la máxima categoría del automovilismo mundial el 13 de mayo de 1950. 66 años que nos han deparado 939 Grandes Premios, 32 campeones del mundo y miles de momentos para el recuerdo que hacen de esta competición una de la más excitantes de todos los tiempos. Pero todo tiene un principio. ¿Qué tal fue el primer Gran Premio de la historia de la F1?

————————————————-

A veces no nos damos cuenta de lo afortunados que somos los seguidores de la Fórmula 1. Una de las preguntas centrales de la humanidad durante toda su existencia ha sido: ¿de dónde venimos? Miles de teorías, pero ninguna demostración fehaciente. ¿Cuál es el principio de todo? ¿Dios? ¿El Big Bang? ¿Nunca ha habido principio? Unas preguntas aún sin respuesta. Sin embargo, ajenos a todo eso, nosotros sí que sabemos dónde empezó “lo nuestro”. Las carreras de “carros sin caballos” tienen como origen el 24 de septiembre de 1896, en la París-Marsella-París de ¡1.710 kilómetros!… aunque algunos señalen la París-Rouen de 1894 o la París-Burdeos-París de 1895 como las primeras carreras, pero en dichas ocasiones la velocidad y el llegar primero a meta no eran el único criterio para determinar el ganador. Sin embargo, todo aquello estaba muy lejos de ser una única categoría (los coches de la P-M-P fueron divididos en 5 clases). El primer campeonato de Fórmula 1, donde el “1” se entiende como “el primero de la lista”, la máxima expresión de las carreras de coches, dio comienzo el 13 de mayo de 1950. ¿El circuito? Un clásico, Silverstone. Así comenzó nuestro deporte favorito.

Luigi Fagioli

Luigi Fagioli, con el Alfetta.
(Fuente: gforcef1.wordpress.com)

Después de que la Commission Sportive Internationale (CSI) de la FIA definiera los parámetros de un coche de categoría Fórmula 1 en 1946, no fue hasta 4 años después que se disputó un certamen con vehículos adscritos a dicha clase. Este campeonato constaba de 7 carreras, apenas una tercera parte que la edición de 2016. La primera de ellas se disputaría en el circuito de Silverstone. El trazado, ubicado en un antiguo aeródromo de la Segunda Guerra Mundial, difería bastante del actual, aunque sin duda pueden verse algunas líneas parecidas, unos vestigios del pasado que aún perduran. Para aquel primer GP se inscribieron 23 pilotos de 15 “escuderías” (entrants), pero realmente sólo 5 constructores se vieron envueltos en la carrera: Alfa Romeo, Talbot, ERA, Maserati y Alta. No, no estaba Ferrari, pues decidió no participar aquí y sí hacerlo en el 2º evento, en Mónaco. De los pilotos presentes en este GP inaugural, algunos nombres serán familiares para el aficionado mínimamente iniciado: Juan Manuel Fangio y Giuseppe Farina serían los únicos campeones del mundo posteriores que participaron en este día en Silverstone. Otros como Reg Parnell, Louis Rosier, Philippe Étancelin o Louis Chiron fueron famosos corredores en los años 30 y 40, en aquellos tiempos donde Bernd Rosemeyer (Nebelmeister), Rudolf Caracciola y el genio Tazio Nuvolari eran el equivalente de “nuestros” Vettel, Hamilton o Alonso. También había lugar para inscritos algo más exóticos, como Prince Bira, el único piloto tailandés de la historia del deporte, o el suizo Toulo de Graffenried, que fue el último superviviente de este primer GP hasta su fallecimiento en 2007.

Eran 23 inscritos, pero al último corredor se le asignó el dorsal #26. Vacantes habían quedado 3 cifras: el #7, el #25… y sí, el #13, número que siguió rechazado por superstición hasta 2014, temporada en que Pastor Maldonado lo recuperó tras casi 40 años de ausencia. Los grandes favoritos para la carrera eran los Alfa Romeo. Su montura 158 “Alfetta” había sumado 17 victorias desde su concepción en 1937 (¡antes de la Segunda Guerra Mundial!) por el mítico diseñador Gioacchino Colombo. Resulta increíble comparar dicha vigencia de más de una década en la época actual, en la que cada año se diseña un bólido nuevo. Y como si de la actual Mercedes se tratase, Alfa monopolizó las primeras posiciones en la parrilla: Farina logró la primera pole position de la historia con un tiempo de 1:50.8 (antes sólo se cronometraba hasta la décima), con Luigi Fagioli 2º, Fangio 3º y Parnell 4º. El primer “no-Alfa” fue el Maserati de Bira, a una distancia de 1,8 segundos de la P1. De los 23 participantes, uno de ellos (Raymond Mays) se dio de baja antes del evento y Felice Bonetto no salió a clasificar. Así, 21 pilotos de 9 nacionalidades distintas darían comienzo al espectáculo.

Nino Farina

Nino Farina celebra su victoria con la extinta corona de laurel.
(Fuente: formula1.com)

En un Silverstone soleado y cálido con 200.000 espectadores, entre los cuales había algunos tan ilustres como el rey Jorge VI y la reina Isabel Bowes-Lyon, comenzó la carrera. El evento era a 70 vueltas, y los Alfa pronto se escaparon en cabeza, con una cierta similitud a la situación que vivimos actualmente y que nos debe servir para comprender que no todo tiempo pasado fue mejor. La “Triple F”, Farina-Fagioli-Fangio (que a la postre se disputarían el título mundial ese año) comenzó a dar espectáculo al respetable con numerosas pasadas entre ellos. Leslie Johnson mantendrá para la eternidad el dudoso honor de ser el primer abandono de la historia del deporte, y 2 de los participantes cambiaron de piloto durante la carrera: en la vuelta 3, Tony Rolt sustituyó a Peter Walker a bordo del ERA #9, y a 25 giros del final Brian Shawe-Taylor saltó al Maserati de Joe Fry. En total, la lista de retiradas ascendería a 9 (más un no clasificado, Joe Kelly, que no llegó al 90% de las vueltas), siendo la más destacada de ellas la de “El Chueco“: Fangio dijo adiós a apenas 8 vueltas de la bandera a cuadros por una fuga de aceite, y los Alfa dejaron de jugar: Farina no volvió a ceder el liderato y cruzó la meta como el primer vencedor de la historia de la F1. Fagioli entró a 2,6 segundos y Parnell a 52, en un podio copado por la marca italiana. La distancia con el resto de competidores fue para echarse a temblar: el 4º, Yves Giraud-Cabantous con un Talbot-Lago, acabó con 2 vueltas perdidas. Nino Farina se hizo también con el punto extra por la vuelta rápida, que sumado a los 8 de la victoria le colocaron como líder del mundial con 3 unidades de ventaja sobre Fagioli.

Desde entonces, todo es historia del deporte. Farina ganó el primer campeonato tras una trepidante cita en Monza, Fangio tendría su revancha en 1951 y luego aparecía Alberto Ascari para convertirse en el primer pluricampeón. Así, temporada a temporada hasta la 67ª, actualmente en disputa. El pasado GP de Rusia fue el 939º de la historia del deporte, y una comparativa entre los bólidos que estuvieron en la parrilla de Sochi y los que comparecieron en aquel lejano sábado de 1950 en Silverstone hace que sea bastante difícil pensar que se trate del mismo deporte. Pero cuando uno cae en que tanto en 1950 como 2016 esto se trataba de ser el más rápido, de pasar el primero por meta, entonces lo entendemos: la Fórmula 1 siempre ha sido y siempre será la cúspide de la competición.

Anuncios

5 comments

  1. SportPrototipos · mayo 6

    Destacaré un pequeño detalle, posiblemente desapercibido, pero capital.

    200000 espectadores.

    Repito, 200000 espectadores.

    Durante la “golden era” (1930-1938), las cotas de asistentes eran sencillamente brutales. Podías ver un AVUS hasta la bandera ( y era monstruoso) , un Monza abarrotado, Reims, Spa…y un largo etcétera.

    Durante los 50, 60 y 70, mas de lo mismo. Hungria 86, cerca de 200000. Durante los 90, hockenheim, monza, imola, interlagos…..

    Hoy en día, gradas vacías. Sobretodo en los grandes premios “petrodolar”…

    INDY, NASCAR…casi siempre hasta la bandera…

    Algo funciona mal. Y es hinchar el espectáculo tan descaradamente.

    En cuanto al evento del tema, una época revolucionaria, si. El germen de todo lo posterior.
    Sin embargo, cuanto mas me documento acerca de la golden era, mas insustancial me parece lo actual…Narices, hacías también el campeonato de Europa de Montaña de forma paralela.

    Me gusta

    • diezcilindros · mayo 6

      Como siempre, gracias por pasarte ^^.

      Bueno, siempre que se hace alusión a este tipo de cosas, creo que cabe señalar la figura de Bernie Ecclestone. Él es el responsable de que la F1 se haya convertido en una gigantesca empresa. Gracias a su aportación, todos los agentes del deporte (equipos, pilotos, circuitos, y por supuesto él mismo y los órganos federativos…) se han hecho ricos. Eso incluye, obviamente, el reducir el número de espectadores pero sacar más beneficio de ellos. De esos 200.000 que citas de todas esas carreras en circuitos clásicos, seguro que centenares se colaron sin pagar un penique y el resto pagaban muy poco. Y los promotores se dieron cuenta que si ponían los precios desorbitados de ahora no iban a tener 200.000, pero sí 100.000 que encima se iban a dejar dinero comprando merchandising… pues ahí está el negocio.

      Cada vez hay menos cosas que queden sin “prostituirse” en el mundo, pero entiendo que es ley de vida, o al menos ley del sistema que hay montado. La F1 simplemente ha sido un eslabón más, pero al menos ahora es mucho más inmensa que en 1950.

      Sobre los enlaces, todos son bienvenidos siempre y cuando aporten al debate… y el enlace que has puesto es sencillamente magnífico. A título personal te agradezco que lo hayas puesto, no lo conocía y me ayudará mucho a comprender aquella época. Siempre me ha interesado saber del trío que he mencionado en el artículo, Caracciola-Rosemeyer-Nuvolari. Cuando hablan de que Il Mantovano Volante es el primer piloto que supo aprovecharse del “subviraje controlado”, digamos que he echado en falta textos que diseccionen su estilo. Espero encontrarlos en esa web. Mil gracias ^^.

      Me gusta

      • SportPrototipos · mayo 6

        Ver vídeos de Monaco, Tripoli, Reims…en los años 30 con semejantes prototipos, es una delicia visual y un orgasmo automovilístico.

        Y en esa web he leído muchas horas, y solo he raspado el polvo. Es un auténtico baluarte, digno de pasar a PDF y guardarlo en un baúl.

        Me gusta

  2. SportPrototipos · mayo 6

    Por cierto, si alguien desea profundizar, les facilito la web:

    http://www.kolumbus.fi/leif.snellman/main.htm

    Es una inmensa fuente de información (en Inglés y otros idiomas)

    Desconozco si está permitido adjuntar direcciones, pero es por una buena causa.

    Añadiré que avances logrados en esa época aún no han visto rival. Fué una batalla encarnizada de equipos y pilotos.

    Me gusta

  3. numancia54 · mayo 12

    Muchas gracias a los dos. Con este tipo de debates tan ricos, todos aprendemos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s