La estrella estrellada

Ayer se desencadenó uno de esos milagros que la Fórmula 1 tiene a bien regalarnos de vez en cuando. Pero lo cierto es que no debería haber pasado. El GP de España, en el monótono Circuit de Catalunya, debería haber sido el enésimo doblete de la escudería Mercedes. Y sin embargo, todo saltó por los aires. Un nuevo episodio en la guerra entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg esta vez se saldó con un vergonzante cero para la estrella de tres puntas. ¿Qué pasó? Y lo que es más importante, ¿qué pasará a partir de ahora?

————————————————-

Pocas cosas hay más humanas que una batalla. Una confrontación, un intento de dirimir quién es el mejor. Algunas guerras son cruentas y avergüenzan a la especie, pero otras, las que nos interesan a nosotros, se ocultan bajo el disfraz de la competición. En este caso, una de coches. La Fórmula 1 ha vivido históricas pugnas por la supremacía mundial. Fue una de ellas, James Hunt contra Niki Lauda, la que hizo que despertase el interés global por el deporte y lo convirtiera, Bernie Ecclestone mediante, en la inmensidad que es hoy. Otra tuvo la capacidad de llevar al extremo los dos ideales que, cual Bilardo y Menotti en el fútbol, maximizarían esa rivalidad de ideas: Alain Prost y Ayrton Senna. La inteligencia contra la pasión. La exactitud contra la magia. Europa contra Latinoamérica. Sin embargo, llegó el siglo XXI, y con él el corporativismo y la corrección política. Ya no hay lugar para situaciones de “guantes fuera”. De cara al público, todo es cordialidad. Ya, claro. Fernando Alonso y Lewis Hamilton estuvieron a punto de otra rivalidad histórica, pero resultó ser una confrontación entre piloto y equipo. Así, ansiábamos ver una verdadera batalla por todo lo alto. Necesitábamos ver a dos talentos juntos en una misma escudería, y que cada uno tuviera al otro como el único impedimento para la victoria. Y por fin lo tenemos. Lewis Hamilton contra Nico Rosberg, equipo Mercedes. A pesar de los denodados esfuerzos de la casa alemana por contenerla, la relación es una olla a presión. Y lo sucedido ayer en el Circuit de Catalunya amenaza por lanzar la tapadera por los aires.

Baréin 2014 España Análisis

Baréin 2014. El inicio de la pelea entre Hamilton y Rosberg.
(Fuente: f1fanatic.co.uk)

Cómo no, cualquier análisis precisa de un contexto. Hamilton y Rosberg coincidieron en su ascenso por las categorías inferiores, peleándose en categorías como la F3 Euroseries en 2004. En aquel año, Nico usó su mayor experiencia para acabar por delante de Lewis y obtener un pasaporte a la primera temporada de GP2, que acabaría ganando. La Fórmula 1 le esperaba al año siguiente.  Hamilton hizo el mismo camino con un año de retraso, y el hecho de entrar directamente en McLaren mientras Nico bregaba en Williams y una Mercedes lejos de su mejor momento hizo que ambos no se encontraran hasta 2013. En Brackley ya habían conseguido un coche competitivo y ambos pilotos lucharían por la supremacía. En Malasia, Ross Brawn intervino para impedir a Nico adelantar a su compañero, que estaba yendo muy lento para llegar hasta el final de carrera. Tal vez Ross creyó que estaba en Ferrari, Hamilton era Michael Schumacher y Rosberg un mero Rubens Barrichello. Pero no era nada de eso: Nico demostraría cuánto se equivocaba Ross en 2014, cuando el ingeniero británico abandonó el equipo y Mercedes comenzó a gozar de una abrumadora superioridad. Ahora eran él y Lewis: al fondo, la victoria. La primera pelea se dio en Baréin. Fue una auténtica gozada: dos pilotos en igualdad de condiciones peleando en pista por llevarse el trofeo. Ambos tuvieron que hacer uso de sus artes carrerosas, y fue Hamilton quien salió victorioso. Fue la segunda de 4 victorias seguidas del inglés: Nico tenía que hacer algo si quería el título… y ese “algo” llegó en Mónaco. Lewis se quedó con la sensación de que el #6 había hecho trampa y no se cortó delante de los micrófonos. Si esto es la guerra, vayamos a ella con todas las consecuencias. ¿Que el equipo me ordena dejar pasar a Nico en Hungría? Ni hablar. La tensión iba en aumento, y alcanzó su máximo en Bélgica. Y Mercedes actuó. Se acabaron estas batallas. Prohibido chocar el uno con el otro. El equipo se aseguró así el título, pero todos creímos que nos íbamos a perder una pelea para la historia.

Hamilton ganó aquel título porque en Japón y Estados Unidos desbordó a un Rosberg incapaz de responder en el cuerpo a cuerpo. La confianza de la victoria le duró todo 2015, y apenas hubo pelea. La velocidad de Lewis y la gestión de Mercedes anestesió la pugna. Hasta Austin. Aquel día, el alemán se hartó. Hamilton le dejó sin sitio en la salida, en la enésima demostración de la falta de sangre de Nico en esos lances. Luego le devolvió la pasada más tarde en la carrera, pero a unos giros del final le regaló la victoria y el título con una inverosímil salida de pista. Una cruel derrota. Nico alcanzó su mínimo, pero a partir de ahí sólo quedaba mejorar. 2016 sería su año. Y con un Lewis al que las cosas de repente no le salen tan bien, Rosberg volvió a crecerse. El león dormido se despertó. Se acabó el ser tan blando. No habría compasión. La pelea volvía a su cénit. En Australia, el alemán encerró al inglés a la salida de la curva 1, al revés de lo que ocurrió en Austin. En Baréin, tras reaccionar mucho mejor le negó el interior y propició que Lewis se metiera en líos. Y con la vuelta de Hamilton a la pole en España, la batalla estaría servida.

Hamilton España Análisis

No había espacio para el adelantamiento, pero el exceso de velocidad confundió a Lewis. (Fuente: youtube.com)

La acción, como analizábamos ayer, se dividió en dos momentos. El primero fue desde la salida hasta la curva 1. Ambos Mercedes salieron igual de bien, pero Nico tendría una opción en la frenada. La larga recta de Montmeló permite al segundo coger el rebufo del líder. Hamilton intentó evitarlo con una “ese” que cortase el aire, pero aun así Nico calcó la maniobra de Alonso 9 años antes. La diferencia estribó en que mientras él y Massa llegaron en paralelo al vértice (y chocaron), ayer fue Nico quien se encontró sin nadie a su derecha. Lewis cometió un error impropio de él a la hora de calcular la frenada y le dejó el camino expedito a su compañero. El inglés, sorprendido por su propia inacción, tenía que responder. El campeonato se complicaba. Y entonces llegó el segundo momento. El motor de Rosberg entró en un mapa de potencia erróneamente programado por el piloto y perdió velocidad repentinamente. En la salida de la curva 3, Nico trató de arreglarlo, pero el diferencial de velocidad (17 km/h según los cálculos de la FIA) era enorme. Y las ganas de Lewis de adelantar a Nico, aún más grandes. Ambos se desplazaron hacia el interior, pero el #44 no tuvo tiempo de reaccionar al movimiento defensivo. Iba demasiado más rápido. En vez de abortar e irse al exterior, Hamilton siguió yendo hacia la derecha… hasta la hierba, perdiendo el control y acabando con la carrera de ambos Mercedes. Las estrellas de tres puntas se habían, nunca mejor dicho, estrellado la una contra la otra.

¿Qué consecuencias puede tener este accidente en la relación entre Hamilton y Rosberg? Como ambos sacaron 0 puntos, nadie puede sentirse perjudicado. De hecho es este detalle el que mantiene puesta la tapadera en la olla a presión. La ventaja de Mercedes sobre sus competidores parece sólida y no impedirán que sus pilotos batallen entre ellos… si bien les pedirán que “por favor” no vuelvan a provocar este tipo de incidentes. Fácil de decir, difícil de hacer con estos dos talentos al volante. Pero este toque nos ha desvelado dos cosas: una, por si teníamos dudas, es que Nico ha pasado a ser absolutamente inflexible. No habrá ni una alfombra roja más. Jamás descuidará el interior de una curva. La segunda es que Lewis está comenzando a mostrar algunas grietas. Su floja reacción en Baréin, su nula oposición en la curva 1 ayer, esa desesperación que le hizo tirar hasta la hierba de forma innecesaria… ¿está el inglés al 100% de concentración? ¿Su motivación sigue intacta? Ha ganado tres títulos, ha igualado a su héroe Ayrton Senna, y de repente ve que en 2016 tiene que trabajar para superar algunos escollos. Las cosas no le salen bien (ya van 5 carreras de 5 en que termina la primera vuelta más atrás del cuarto puesto), no tiene nada que demostrar, y si su compañero gana no dejará de ser un 3-1 en campeonatos que indiscutiblemente sigue dejando a Hamilton en un lugar más alto en el Olimpo. Lo de ayer pareció demostrar que sigue con ganas de vencer, pero todo acabó de nuevo en fracaso. Y ya son 8 carreras consecutivas sin ganar. ¿Habrá llegado el momento en que Lewis descarte 2016, como tal vez hizo Ferrari en Rusia? Mónaco, el lugar más especial del Mundial, nos dará las primeras respuestas.

Anuncios

3 comments

  1. 001 · mayo 17

    Muy buen artículo, nada más falto de considerar que el “error” de Hamilton impidió que Rosberg, tuviera su octavo triunfo consecutivo, que le permitiría estar en las estadísticas de los pilotos que más triunfos consecutivos han logrado. El tirarse al pasto y doblar por necesidad iba a causar un accidente, que pudiera provocar ordenes de equipo, que también le sentaron a Hamilton, después de lo ocurrido en Spa 2014

    Me gusta

    • SportPrototipos · mayo 17

      Lewis ha debido de pensar: si caigo yo, caen todos.

      Hay alto riesgo de fractura, si ese pensamiento egoísta echa raíces. Es lo peor que le puede pasar a mercedes.

      Me gusta

  2. Isaac · mayo 19

    Creo que simplemente nico ya se canso de obedecer en todo momento. Este año se le ve distinto incluso en sus reacciones, antes siempre hablaba por el.equipo y que seguirían trabajando, ahora estaba totalmente molesto. Me gusta este nico y si quizas no a tenido mucha competencia pero su actitud es distinta y eso es lo que importa. En cuanto a lewis siempre e dicho que cuando las cosas no le salen como quiere tiende a cometer errores.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s