El gurú de Montecarlo

Las sensaciones no engañan. Es llegar a Montecarlo y Sergio Pérez Mendoza enseña a unos cuantos pilotos de los considerados punteros cómo hay que afrontar una carrera en este lugar. Tras no poder concretar nunca una gran actuación por accidentes como el de 2011 donde acabó noqueado o el de 2014 donde se lo llevaron puesto en la salida, en 2015 firmó un impresionante séptimo puesto con un coche lejos de merecerlo. Pero Checo batió ayer todos los registros: tras partir en P7, un golpe de suerte y una arrolladora vuelta con slicks sobre piso semimojado le permitieron alcanzar un sonado podio.

————————————————-

Mónaco permite ver cosas que no se perciben en todos los lugares. La tremenda complicación de su trazado, la presencia de los guardarraíles y la pericia necesaria para sobrevivir a este Gran Premio hace que los pilotos tengan mucho que decir. Los que saben de esto se pueden tirar horas diseccionando cómo cada piloto afronta el mayor reto de pilotaje del calendario. Obviamente, son Lewis Hamilton, Daniel Ricciardo o Sebastian Vettel quienes copan la atención del entendido. Pero Sergio Pérez también aparece en los radares. De él dicen quienes estuvieron el jueves a pie de pista que definitivamente ha suavizado sus aportes en la entrada. Si a eso se le suma que tal vez se trate de uno de los pilotos que más recto intentan traccionar para salir como un cohete y sin derrapajes, resulta que Checo se ha convertido de un tiempo a esta parte, tras 3 años de perfeccionar el inestable estilo que mostró en McLaren, en uno de los conductores más técnicos del panorama. Entonces, no es de extrañar que cada vez sea más y más rápido en la pista técnica por excelencia. Sergio Pérez es ahora un dominador de Mónaco. Y en 2016 ha demostrado que tiene lo que hay que tener para lograr resultados inverosímiles. Por ejemplo, un podio.

Pérez Alonso Mónaco Análisis

Pérez y Alonso eran los vagones más retrasados del tren de los puntos al inicio de carrera. Todo cambiaría más adelante. (Fuente: laf1.es)

Todo pintaba bien desde el jueves. El ritmo mostrado en tanda corta y tanda larga apuntaba al top-10. Y con un aporte de la talentosa pareja de pilotos de Force India, tal vez se podía aspirar a una P7-P8. En la clasificación, la suerte comenzó a sonreír un poco: Max Verstappen se estrellaba contra el muro en la Q1, uno menos. Kimi Räikkönen tenía que sustituir la caja de cambios, dos menos. Daniil Kvyat rompía parte de su fondo plano en la segunda ronda y perdía unas vitales décimas, tres menos. Ahí estaba la P7. Sólo quedaba batirse el cobre con su compañero Nico Hülkenberg y con Carlos Sainz. La cosa iba por milésimas: en Q1, Checo fue 5º, pero entre él y el 14º había menos de 3 décimas (!); en Q2 fue 8º, con los dos Toro Rosso por delante, pero a un suspiro. El puesto en parrilla se decidiría por detalles… y a Sergio le salió cruz. Nico y Carlos por delante, pero desde la 7ª posición el mexicano tenía muchas cosas que decir. El domingo amaneció mojado, lo cual era un reto desconocido para él en esta pista. Ahora los Räikkönen, Verstappen, Alonso… eran un peligro. Puntuar sería complicado. Sergio siguió la estela de Sainz durante el Safety Car inicial, y comprobó que en su zaga había desaparecido Daniil Kvyat, víctima de un problema con el STR11. Ahora le perseguía Alonso, que en principio tenía peor ritmo en seco y sin apenas velocidad punta. No había que temer un adelantamiento en pista, así que cuando el SC se retiró se limitó a conducir. El lento Rosberg comenzó a formar un grupito entre el 3º y el 8º. El podio era una posibilidad remota, pero existía. Y con la pista secándose, una parada en boxes atinada podría ser clave. A partir de la vuelta 11 los pilotos fueron calzando intermedios, y Force India decidió dividir estrategias. Cambiar las gomas era lo correcto, pero tenía la contrapartida del tráfico. ¿Era mejor estar clavado detrás de Rosberg o detrás de Massa? Tan lento iba el #6 que algunos eligieron lo segundo… pero acabó siendo un error. Vettel y Hülkenberg se borraron de la ecuación al no poder superar al muro brasileño, así que Sainz y Pérez se auparon a P4 y P5. En la vuelta 20 entraron al alimón Nico y Felipe, los dos tapones. Ya no tenía sentido seguir fuera. En el giro siguiente, español y mexicano pasaron por los garajes. Los mecánicos tendrían la palabra. Y los de Force India trabajaron mucho mejor que los de Toro Rosso. No es que la parada del #11 fuera una maravilla… pero es que la de Carlos fue 2 segundos más lenta. Y al quitar el limitador, Sergio estuvo a punto de hacer un pleno: Rosberg pasó fraccionalmente por delante y mantuvo la P3. Pero Checo ahora era 4º, y todavía quedaba un momento clave: cambiar a slicks.

Force India Mónaco Análisis

Force India celebró con algarabía uno de los mejores resultados de su historia. (Fuente: GPUpdate.net)

Eso llegó en la vuelta 30. Medio minuto antes, Marcus Ericsson había parado a poner los ultrablandos, y Force India arriesgó al máximo con su primer espada. Cabe destacar que en condiciones de cambio a neumáticos de seco, el piloto juega una parte fundamental a la hora de valorar si es el momento de hacer el cambio. Y Sergio estaba viendo que la maldita pista estaba seca. El equipo le llamó a boxes y calzó los neumáticos blandos. Era de largo el momento más delicado de la carrera. Checo no se caracteriza por imprimir temperatura rápidamente a sus gomas. Es todo lo contrario: él las conserva con un tacto exquisito. No es de extrañar que a lo largo de su trayectoria haya sido un piloto mucho más de carreras (6 podios) que de clasificaciones (nunca se ha metido entre los 3 primeros en parrilla). Así que ahora se veía con la necesidad de calentar sus gomas rápido, en oposición a su estilo, en una pista semimojada, y encima con el compuesto más duro de los 3 del Gran Premio, para llegar hasta el final de carrera. El reto era mayúsculo, pero Checo respondió. Su arrolladora vuelta de salida puso en un brete a Rosberg, Vettel, Sainz y Hülkenberg, todos ellos parando en la vuelta siguiente. La detención del Mercedes fue crucialmente 2 segundos más lenta de lo normal y Seb le superó. Ahora todo estaría entre el Ferrari y el mexicano. Pero no hubo color: Pérez estaba nada menos que 2,4 segundos por delante al salir de boxes, cuando dos giros antes sólo 5 décimas les separaban. Como quiera que las paradas de Checo y Sebastian fueron casi idénticas, se tiene que Pérez voló 2 segundos más rápido en esa vuelta de salida para pilotos de verdad. Esa vuelta en la que gente como Lewis falló estrepitosamente y sólo el desastre de Ricciardo le permitió mantener la P1.

La carrera ahora tomaba un nuevo cariz, porque los dos de cabeza iban con US y SS. ¿Podrían llegar al final sin parar? Checo iba con S, y poco a poco recortando. Pero todos los Pirelli resultaron ser una piedra y no hubo opción al milagro. Una victoria para Sergio habría sido demasiado pedir, pero sin duda su actuación se mereció un sobresaliente. Contuvo sin ningún problema a Vettel, quien en su persecución del mexicano volvió a demostrar ese característico defecto de apurar las frenadas y sacrificar las salidas de curva, todo lo contrario de lo que exige la técnica para preparar un adelantamiento. Fue Seb quien se fue largo en Massenet y casi se estampa contra el muro. Pérez, por el contrario, fue la perfección. Vio la posibilidad del cajón y la atrapó sin dudarlo. Cruzó la meta y celebró como merecía el éxito. Se echó a las espaldas la bandera de México en el podio y dedicó el resultado a Vijay Mallya, su jefe de equipo recluido en Londres mientras el gobierno indio pide su extradición para juzgarle por las millonarias deudas contraídas fuera de la Fórmula 1. En definitiva, después de una actuación superlativa, Checo tuvo tiempo de acordarse de un compañero que lo está pasando mal, en lugar de vanagloriarse con el resultado. El lado humano de un piloto que cada día mejora a pasos agigantados y que ahora se prepara para un circuito incluso más favorable para su Force India, Montréal, donde ya subió al podio en 2012. ¿Cuan grande será el nuevo show de Sergio Pérez dentro de 2 semanas?

Anuncios

24 comments

  1. SportPrototipos · mayo 30

    Por primera vez, voy a decir que el contenido (en este caso el titular), me parece desafortunado. ¿Gurú? Dista mucho de serlo.

    Coincido en su especial sensibilidad con el mimo a los neumáticos, y que el hombre talento tiene, pero….

    ¿Decir que un piloto es denominado así porque despunta en un circuito o dos, llevando el vehículo un peldaño por encima?

    No me parece correcto.

    Me gusta

    • diezcilindros · mayo 30

      Lo primero es agradecerte que tengas una visión crítica con lo que se escribe aquí. Me encanta que os sintáis libres de comentar lo que queráis, y además creo que tu observación aporta al debate ^^.

      No considero a Sergio Pérez uno de los 5 mejores pilotos de la parrilla. Pero lo que quiero dar a entender es que por algún motivo ha conseguido demostrar con cierta regularidad que en Montecarlo está un nivel por encima de lo habitual. Me recuerda por ejemplo a David Coulthard, que por algún motivo desconocido siempre brillaba aquí (2 victorias más una pole desaprovechada. O Mark Webber (otras 2 victorias y actuaciones descollantes como en 2006 y hasta cierto punto 2008). En definitiva, creo que Sergio brilla aquí (y, extrapolando a un circuito parecido, también en Singapur, el único GP en el que ha puntuado todos los años desde su debut), y es por eso que he querido usar un titular destacado para realzar su talento en esta pista. Ya me impresionó en 2015 y lo ha vuelto a hacer en 2016.

      Por lo que te he entendido, crees que ubico a Pérez por encima de su rendimiento real en una valoración global. Y no, me estoy ciñendo sólo a Montecarlo.

      Me gusta

      • SportPrototipos · mayo 31

        En todo lo demás, veo que estamos de acuerdo ^^

        Me gusta

    • Marco · mayo 31

      Si, tal vez el titulo tantito pasado, pero todo el analisis que se hace en el post se saborea agradablemente. Ya se me va a volver indispensable (y urgente!) leer el analisis de cada carrera en Diez Cilindros.

      Perez va mejorando y madurando. Quien sabe, con suerte y tenga un buen coche el proximo año para poder comparar y ver si es uno de los 5-6 mejores pilotos.

      Me gusta

  2. MW · mayo 31

    Primero que nada felicitarte por tu sitio, excelentes resúmenes y análisis. Vengo siguiendo tu página desde hace algunos meses y se ha vuelto una de mis favoritas, también es la primera vez que comento.

    Carreron el de Checo Perez, siempre se ha dicho que en Mónaco los grandes pilotos salen a relucir (Alonso dio demostración con su Mclaren) y en los últimos 2 Gp´s de Mónaco Checo ha demostrado, sobre todo este ultimo por las condiciones de carrera que eran muy complicadas y no había margen de error. Me sorprendió el rendimiento del Force india, ya que en algunos lapsos de la carrera recortaba tiempo a los punteros.
    Crees que Sergio tenga posibilidades de volver a firmar con algún equipo puntero?
    Saludos.

    Me gusta

    • diezcilindros · mayo 31

      Sergio tiene 26 años, está alcanzando su madurez y sin duda está más preparado que en 2012, cuando una escuadra como McLaren se fijó en él. El problema de Checo es que ya ha tenido una oportunidad, y por desgracia en la F1 es dificilísimo tener dos. Seguro que los jefes de equipo se fijan en Sainz o en Bottas, que sólo han estado en 1 equipo en F1, antes que en Sergio, aunque los 3 tengan un talento similar. Lo bueno para Sergio es que en caso de duda él cuenta con patrocinadores que le apoyan, pero eso pasa a ser menos importante conforme se avanza en el escalafón de rendimiento de las escuderías. Veremos en 2017-2018.

      Me gusta

      • Daniel · mayo 31

        Checo cometió el error de dejar la órbita Ferrari, para subirse a un McLaren , muy pronto.
        Así que de los grandes, Ferrari no creo que lo vuelvan a llamar, Red Bull y Mercedes:imposible, tal vez la única opción (con muy pocas chances) sería volver a McLaren, cuando se retire el español, ya que seguramente Stoffel Vandoorne va a estar allí desde 2017 y por unos cuantos años.

        Me gusta

        • diezcilindros · mayo 31

          Interesantísima aportación. No había valorado las pocas puertas que habría. Ferrari cerrada, Red Bull cerrada, Mercedes muy difícil… sólo quedan Williams (¿cómo de grande es? Hay dudas de que sea un salto cualitativo) y volver a McLaren (ya no está Martin Whitmarsh, eso sí).

          La reflexión invita al pesimismo. Pero es totalmente realista y fundada.

          Os enlazo a nuestro perfil de Twitter para que veáis nuestro punto de vista sobre las elecciones de neumáticos para Canadá. Prácticamente se anula la norma de los 3 compuestos.

          Me gusta

          • Daniel · mayo 31

            Tampoco es tán así, Renault y Hass, no utilizarán el SS, pero por ejemplo Ferrari 3S, 3 SS y 7US, Mercedes 3S, 2SS, 8US…http://www.diariomotor.com/competicion/2016/05/31/elecciones-extremas-de-neumaticos-de-cara-al-gran-premio-de-canada-2016/

            Me gusta

          • diezcilindros · mayo 31

            Pero como he mencionado en Twitter, los juegos “obligatorios” de carrera no son 1 blando y 1 súperblando como en Mónaco, sino 2 blandos. Por tanto, estás obligado a usar en algún momento de la carrera 1 blando. Y como el blando durará unas 50 vueltas (al menos el año pasado), todo el mundo acabará tirando por una estrategia de 1 parada: US-S. Primero el neumático de la Q2 si eres de los que has pasado a Q3, y a partir de la vuelta 20 hasta el final con el blando.

            No sé por qué Pirelli no ha reservado 1 S y 1 SS para la carrera como hace habitualmente. Reservando 2 S obligas a coger el S y por tanto limitas la estrategia una barbaridad. Haas y Renault ya dejan claro que van a optar por US-S o S-US. Y todos los que entren en Q3 harán exactamente lo mismo (salvo que alguien se vea capaz de pasar a Q2 con el SS y hagan SS-S, pero igualmente sólo 1 pit stop). Me da que si es una carrera sin imprevistos, habrá poca variabilidad.

            Me gusta

        • Tovarich Pavel · mayo 31

          Yo no creo que la puerta de Ferrari esté fel todo cerrada. Creo que si Checo tiene la posibilidad de sustituir a Kimi. Después de la salida de Esteban del equipo me pareció interesante que permaneciera el patrocinio de Slim a los italianos. Creo que además del piloto que ha demostrado la relación comercial que los italianos pueden comenzar en el mercado mexicano puede ser un factor importante. Saludos

          Me gusta

  3. MANOLO · mayo 31

    Excelente articulo diezcilindros estoy totalmente de acuerdo contigo, checo ha madurado mucho y va por mas gran articulo, siempre he visto que sacas buenas notas y bien analizados excelente sigue así. Y yaves poco a poco checo va machacando a hulkenberg.

    Me gusta

  4. 001 · mayo 31

    Buen análisis con buena prosa, a mi parecer Checo estuvo muy por encima de su auto, al igual que Alonso, es decir hicieron más de lo que se podía hacer con esos autos.
    Saludos

    Me gusta

    • BooT Loos · mayo 31

      Estoy de acuerdo, Checo estuvo brillante. Una lastima el tema de “piedrelli” porque creo que se mereció la victoria.
      Personalmente, aunque el premio al mejor piloto del GP se lo llevó Alonso (que también hizo un carrerón), pienso que se lo debería haber llevado checo.

      Me gusta

  5. Eduardo · mayo 31

    Muchas felicidades por el texto, escribes muy bien. Me encantó la descripción que haces de la carrera de Sergio, y las estrategias de sus principales rivales en pista.

    Me gusta

  6. diezcilindros · mayo 31

    Muchas gracias a todos, de verdad ^^.

    Me gusta

  7. 001 · mayo 31

    Releyendo el artículo, creo que los pilotos tienen que adaptarse al auto que les toca, lo que muchas veces les es difícil, en el caso de Checo, el Chasis del Mclaren de ese año era muy malo, por lo que tanto él como Button se vieron inestables o más bien el que se veía inestable era el auto, Button con más experiencia pudo sacar mejor partido de ese auto, pero tampoco pudo hacer gran cosa.

    Me gusta

    • nexpemart · mayo 31

      A Sergio Peréz le tocó conducir un auto con suspensión delantera copiada de Ferrari, digamos que la tocó un auto experimental creo yo, porque a la siguiente temporada regresaron a la suspensión tradicional.

      Me gusta

  8. Pato Saurio · junio 1

    Piloto erratico con mucha estrella, no lo veo en un equipo donde se requiere constancia y sobredad. De manera muy personal siempre he pensado que su caracter es demasiado soberbio y desatinado. Siempre dando grandes actuaciones en situaciones excepionales, desafortuandamente ese tipo de situaciones solo se permiten 2 o 3 veces al año y el campeonato requiere de 20 excelentes demostraciones al estilo Kimi Raikkonenen(2007).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s