Un lavado de cara a Monza

En la picota por la falta de financiación desde hace varios años, el Templo de la Velocidad, Monza, necesita demostrar que están dispuestos a lo que sea para mantener su Gran Premio. Y parece que eso incluye mejoras en el trazado. La compañía Dromo ha publicado un proyecto en el que muestra las modificaciones previstas para 2017, y hay dos grandes cambios: la modificación de la primera chicane y la eliminación de la escapatoria asfaltada en la Parabólica. ¿Cómo afectarán estas variaciones a las carreras?

————————————————-

El Gran Premio de Italia es una auténtica institución del deporte. Y el circuito que lo alberga, aún más. Monza ha estado en el calendario de la Fórmula 1 todos los años de su historia menos uno, y su particular característica (la elevadísima velocidad media) le ha convertido en uno de los lugares icónicos del automovilismo. El Templo de la Velocidad es sagrado para todo el mundo… salvo para las propias autoridades del deporte, claro. Así de paradójica es la situación por la cual uno de los circuitos más queridos por la afición sea el que tiene un futuro más incierto. Primero fueron las quejas vecinales por el elevado nivel de ruido, y luego la falta de financiación para poder pagar el canon que le da el derecho a albergar el Gran Premio. Promotores, políticos y empresarios pudieron ponerse de acuerdo y Monza está salvado para 2016, pero… ¿y más allá? No vendría mal como posición de fuerza en las negociaciones demostrar que se tiene interés en hacer de esta pista enclavada en un precioso parque cerca de Milán un circuito con los estándares del siglo XXI. Y ya se han puesto manos a la obra: Monza está trabajando en un proyecto que modificará sustancialmente su trazado a partir de 2017.

Parabólica Monza

Si el proyecto firmado finalmente llega a buen puerto, la escapatoria asfaltada de Parabólica será historia. (Fuente: laf1.es)

Como se observa en la imagen que encabeza este texto, el principal cambio se dará en la primera chicane, la Variante del Rettifilo, y la Curva Grande. Lo que antes era una larga recta, una chicane derecha-izquierda y una aceleración a fondo por el curvón de derechas, ahora se transforma completamente. La recta se alarga hasta los 1,4 kilómetros (la de más longitud del mundial) y da paso a una curva rapidísima de derechas, de un radio aproximado de 200 metros, que gira unos 40 grados. Y nada más enderezar el volante, una fuerte frenada para la chicane 2-3, izquierda-derecha, de más velocidad que la antigua variante. A partir de ahí se enlaza con la salida de la extinta Curva Grande y los bólidos se dirigen hacia las curvas 4-5, siguiendo el dibujo tradicional. Este cambio promete bajar los tiempos por vuelta en aproximadamente 1,5 segundos, amén de alcanzar una velocidad punta mayor, lo cual sin duda gustará al espectador. La siguiente modificación, de carácter algo menor, es la sustitución de la escapatoria asfaltada en Parabólica por una de grava. Este paso es novedoso en la Fórmula 1, puesto que lo habitual es lo contrario: sustituir puzolanas por asfalto. Pero la experiencia sugiere que a nivel de seguridad es mejor emplear grava, pues quita más velocidad antes del impacto de un vehículo fuera de control. Esta escapatoria, que llevaba asfaltada desde 2014, fue objeto de críticas debido a que para los pilotos se redujo notablemente el desafío de esa última curva de Monza. Además, en ocasiones se podía incluso ganar tiempo poniendo las cuatro ruedas más allá de la línea blanca, algo que para algunos se parecía a “legitimar la trampa” de salirse de pista.

Curvas 1-2-3 Monza

En detalle, las nuevas curvas 1-2-3 para 2017. (Fuente: f1fanatic.co.uk)

Y como hiciéramos con los neumáticos Pirelli de 2017, el objetivo del texto no es sólo limitarse a enumerar los cambios previstos para el circuito italiano. Nuestra labor es intentar adivinar en qué van a afectar estas modificaciones a la hora de valorar el espectáculo. En principio, la adición de un viraje a más de 350 km/h antes de la primera frenada suena bastante espectacular. ¿Pero qué ocurre con los adelantamientos? Aunque el radio de la curva parece de unos 200 metros (lo cual significa que es fácil a fondo), puede que con el DRS activado el tramo sea un poco más delicado, especialmente si el coche de delante hace algún movimiento y el piloto de detrás tiene que mover el volante con rapidez. Si esa posible merma en la seguridad desembocase en una prohibición de la FIA de activar el DRS en ese lugar (a lo Túnel de Montecarlo), el golpe a los adelantamientos sería mortífero. En el caso de que se mantenga habilitado (que en principio es lo más probable), el siguiente escollo resultaría ser la propia configuración derecha-izquierda-derecha. El piloto atacado tendrá muy fácil cubrir el interior de la chicane sin moverse en la recta: si el de detrás quiere ganárselo, tendrá que esperar que su rival cubra la parte derecha y luego aguantar por fuera, por las virutas, con el DRS abierto, a 360 km/h. Desafiante, cuanto menos. La salida más segura sería buscar el exterior de la chicane, pero rebasar a alguien por ahí es difícil: cuanto más lenta es una curva, más complicado es pasar por fuera. En definitiva, es posible que adelantar sea una opción más arriesgada y complicada de ejecutar, y eso podría coartar a los pilotos. En cuanto al desafío para el pilotaje, más allá de la lucha por posición, cabe destacar la caída de unos 3 metros tras la curva 1 que podrían convertir a la chicane en una curva ciega al inicio de la frenada, algo sin duda atractivo. Por otra parte, los mapas parecen indicar que desde el final de la curva 1 hasta el vértice de la 2 hay unos 150 metros. Habida cuenta de que en clasificación en 2015 se frenaba a unos 120 metros para la Variante del Rettifilio (de 350 km/h a 75), parece que la nueva chicane no obligará a una frenada en apoyo, uno de los desafíos más complicados del pilotaje, sino que será en línea recta. Y que la chicane sea algo más rápida que la actual reducirá unos metros la zona de frenada, por lo que en carrera tampoco debería ser un reto en ese aspecto. Una oportunidad perdida.

Donde los cambios de Monza aprueban sin lugar a dudas es en la mejora en las vías de escape. La actual Curva Grande se usará para reincorporar a los pilotos que se salgan de la primera curva (aunque seguramente nadie precise de esta zona si no es por avería). Además, en las curvas de Lesmo se retirarán un poco las barreras interiores para favorecer la visibilidad de lo que hay en el vértice y más allá. Por supuesto, la nueva escapatoria de Parabólica, como se ha mencionado, permitirá a los coches accidentados perder velocidad antes de llegar al muro, además de recuperar un reto de conducción. Pero queda la duda de si las nuevas curvas 1-2-3 favorecerán los adelantamientos. De conseguirlo, Monza mejorará aún más como circuito, la afición se volcará en su favor y seguramente su futuro sea más viable. Eso deseamos.

Anuncios

5 comments

  1. SportPrototipos · junio 7

    Me parece super acertada la reforma. Tampoco estaria mal meter mas grava en alguna curva.

    Si hubiera de poner alguna objeción, es no hacer el pequeño tramo de recta 25 metros mas largo, a pesar de ser una frenada aparentemente en recto. Es una apreciación subjetiva.

    Me gusta

  2. Jorge Medina · junio 7

    Gran análisis, ya nos tienes acostumbrados, no podría estar más de acuerdo con las reformas al circuito. ¿Crees que con las nuevas reglas en 2017 se puedan tener velocidades puntas de 2015 (con probabilidad que aumenten en 2016) de 350 km/h en Monza o 360 km/h en, mi tierra, México?

    Me gusta

    • Nacho · junio 7

      Es probable que la velocidad punta sea mas baja, ya que los neumaticos y las trochas seran mas anchas y tendran mas carga.
      Saludos.

      Me gusta

  3. Nacho · junio 7

    Me gustaria que la nueva chicane este un poco mas aedelante para permitir un sobrepaso mas facil, o un poco mas atras para que la frenada sea un desafio.
    Otra opcion seria que la chicane sea una variante mas abierta y ancha que permitiera dos trazadas.
    Lo de la parabolica me parece de 10, si no cualquiera se tira si total sale mal y no pasa nada.
    Como extraño el antiguo Hockenheim, que lastima no tener mas esos circuitos, o las S y la parabolica de Mexico. Cada vez son mas insulsos los circuitos.

    Me gusta

    • SportPrototipos · junio 30

      Hockenheim de los 90. Menuda reliquia. Circuito muy poco valorado. La primera curva era de esas de tener “un par”, algo mas abierta que la configuración actual. La curva Sur (donde falleció Jim Clark ) en su ultima remodelación en los 90, era un Eau Rouge en pequeñito cuesta abajo. Y la sección del estadio es un clásico que se hace a pasito ligero.
      Y la “lata de 5 litros” de Mobil 1 y el emblema de Mercedes cual crucifijo en la Meta…..

      Dice la leyenda que Williams llevaba sus motores mas punteros ahí para ver por donde partían.

      ¡ Ay, pero que digo yo ! ¡ Sacrílego ! ¿Donde están las escapatorias asfaltadas de colorines?

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s