Bottas Gran Bretaña Análisis

Williams se estanca

Williams liderando un Gran Premio de Gran Bretaña con un 1-2 sin que hubiese baile de pit stops de por medio. ¿1986? ¿1992? ¿1996? Un hito así sólo podía ocurrir en los viejos días de gloria de los de Grove, ¿no? Pues no. Fue en 2015. Hace apenas 1 año, Williams pudo haber logrado un sonado resultado que hiciera justicia a su dilatada historia. Aquel día Mercedes estuvo más hábil estratégicamente, pero en cualquier caso el FW37 era el 2º mejor coche del día. 12 meses después, en el mismo Silverstone, ni Felipe Massa ni Valtteri Bottas pudieron puntuar. ¿Qué ha pasado con la tercera escudería más laureada del deporte?

————————————————-

Fue allá por el 2004 que Williams entró en barrena, y no ha vuelto a pelear por los campeonatos desde entonces. El año anterior, Juan Pablo Montoya se quedó a un GP de Estados Unidos algo más afortunado de pugnar por el título. El optimismo para la siguiente temporada estaba por tanto justificado. Pero hete aquí que aquel 2004 fue un paseo militar de Ferrari, con Williams consiguiendo una única victoria en la ronda final. Su motorista, BMW, quería más participación en el equipo, pero Frank Williams se negó a que los alemanes participasen en el diseño del chasis. De hecho se encargó de nombrar a un nuevo director técnico, el jovencísimo Sam Michael, pero aquello fue su perdición. BMW les abandonaría a finales de 2005 y comprarían Sauber para lograr un equipo completo; la alineación de pilotos había perdido algo de pedigrí al pasar a contar con Mark Webber (de la modesta Jaguar) y Nick Heidfeld (de Jordan, qué decir…); y Michael sería un buen jefe de operaciones pero no tenía la capacitación suficiente para diseñar el coche entero, máxime cuando los más expertos Patrick Head y Frank Dernie ocupaban un rol muy secundario. Williams se metió en una espiral de bólidos mediocres y no resucitó hasta 2014, año en que fue 3ª entre los constructores y subió a 9 podios. Volvían los buenos tiempos.

Massa Gran Bretaña Análisis

Una triste P12 en parrilla fue todo lo que Felipe Massa pudo conseguir en Silverstone. (Fuente: F1Fanatic.co.uk)

O eso creíamos. Ya narramos hace unas semanas cómo los de Grove iban poco a poco perdiendo competitividad hasta el punto de que escuderías más modestas como Force India estaban empezando a pasar por delante. Dado que el FW38 seguía con los defectos a baja velocidad heredados de sus antecesores, esperábamos que en Silverstone, pista de rectas para su motor Mercedes y curvas rápidas para su chasis pudiesen pelear por un podio. El circuito, para colmo la pista local del equipo, parece casi diseñado a la perfección para las características de los dos últimos Williams. Y los antecedentes (P2 de Valtteri Bottas en 2014 remontando desde el fondo de la parrilla; 1-2 durante el primer stint de 2015) eran muy positivos. Sin embargo, el GP de Gran Bretaña puso de manifiesto que la escudería inglesa vuelve lenta pero inexorablemente a sumergirse en una espiral negativa. Bottas, 4º en parrilla el año pasado, se quedó a 2,2 segundos del tiempo de Lewis Hamilton en Q2 (en 2015 le superó por unas milésimas en esa misma ronda). Al menos el finés entró en el top-10; Felipe Massa (3º hace 12 meses) ni siquiera pudo decir lo mismo: fue 5 décimas peor que Valtteri y se quedó en una triste P12. Es decir, en términos de velocidad Williams estaba a unos 2 segundos de Mercedes, a casi 1 de Red Bull y a poco más de medio de Ferrari. Su pelea era con Force India, Toro Rosso y McLaren. Quitando a la última, que bastante tiene con lo que tiene, dos escuderías más modestas que ellos (en torno a un 30% menos de presupuesto) estaban a su mismo nivel. Y eso que vienen de una base técnica aceptable con el FW36 y el FW37 y un gran montón de dinero por sus dos P3 consecutivas entre los constructores.

Bottas Nasr Gran Bretaña Análisis

Valtteri Bottas por delante de Nasr… pero no por mucho tiempo. (Fuente: GPUpdate.net)

Pero si mala fue la clasificación, aún peor resultó la carrera. Bottas era 6º gracias a la sanción de Sebastian Vettel, pero su carrera se iría al traste después de un flojísimo comienzo. Fue de los que entraron en tromba en boxes en cuanto se fue el SC, pero en la vuelta de salida fue superado por Carlos Sainz, poniendo de manifiesto que el Williams, a pesar de los trabajos hechos durante el invierno, sigue siendo un coche de flojo rendimiento en condiciones de agua. Al finlandés le superaron su compañero Massa y Sergio Pérez, a quienes les ayudó parar más tarde (especialmente al segundo, debido al VSC), así que ya había caído a la P9 en apenas 8 vueltas de carrera. Y por si eso era poco, un trombo en Club acabando la vuelta 10 al entrar pasadísimo le hizo perder 4 puestos más. La carrera ya estaba hipotecada para el #77, pero aún sería peor cuando Fernando Alonso trompeó delante de él y a punto estuvo de adelantarlo: no concretar la maniobra terminó por invitar a Felipe Nasr a sobrepasarle. Y eso es lo que hizo el brasileño. Para Williams, que un Sauber les adelantase en pista fue el acabose. 10 giros después Valtteri se reharía, pero no avanzó más: P14. La carrera de Felipe no empezó mal con ese atinado pit stop, pero al poner ruedas de seco fue superado por Hülkenberg y cayó a la 9ª plaza. Para colmo, tuvo mala suerte con Vettel, pues en la maniobra en que el Ferrari estaba sobrepasándole el #5 casi pierde el control del coche, justo mientras Felipe estaba por fuera, lo cual le obligó a irse a la escapatoria y a perder aún más tiempo. Temerosos de no poder llegar al final de carrera, Williams mandó a su piloto a por un juego nuevo de blandos (el que no usó en Q3), pero sólo pudo remontar un puesto adelantando a Button y acabó en P11. Silverstone, el lugar donde los de Grove lograron su primera victoria allá por 1979, gracias a Clay Regazzoni, era ahora escenario de un desastre: 0 puntos en el GP de casa.

Y si ayer hablábamos de lo mal que podía pasarlo Ferrari si se repetía su mala actuación de Gran Bretaña en el Hungaroring, tocará hacerse también unas cuantas preguntas en el caso de Williams. ¿El equipo técnico da el nivel? ¿Son sus pilotos suficientemente contrastados para una escudería de su calibre? Bottas impresionó en 2014, pero su estancamiento durante 2015 y 2016 es preocupante; Massa, tras sus durísimos años en Ferrari al lado de Alonso, ha quedado como un piloto cumplidor pero al que le buscan recambio. La presunta vacante parecía muy apetecible para muchos (Sainz, Kvyat, Button…), pero cada vez es menos atractiva. Y es que en 2017 su ventaja de motor será mucho menor, y por tanto Williams tendrá que demostrar su valía a la hora de diseñar un chasis. Y vista su evolución en los últimos años, no hay muchos motivos para el optimismo.

5 comments

  1. SportPrototipos · julio 12

    Como dije anteriormente, necesitan un jefe ingeniero TOP, y también…un Sato.

    Un piloto kamikaze para 2017.

    Me gusta

    • diezcilindros · julio 14

      Casualmente he leído este artículo y los comentarios de la gente apuntan e nun sentido parecido al tuyo. Dicen que Massa, Bottas y el futurible Button no dan la talla y que a nivel técnico podrían hacerse con por ejemplo James Key. Teniendo en cuenta que Toro Rosso hace chasis seguramente mejores que Williams con un 30-40% menos de presupuesto, tal vez el director técnico sea, nunca mejor dicho, la “llave” ^^. A nivel pilotos no sé si el equipo puede aspirar a más de lo que tiene, que yo lo veo aceptable. Un Wehrlein (para abaratar la factura de motores) o un Sainz hubieran dado más vigor al equipo, sin duda, pero veo más problemática la calidad de los coches que la de los pilotos.

      Me gusta

      • SportPrototipos · julio 14

        El año que viene es una incógnita, realmente. Es un cambio con sabor retro. No muchos equipos se van a adaptar por las buenas, y probablemente reaparezcan soluciones abandonadas hace una década o más. Invierno crítico.

        E insisto en la idea de que Williams necesita imperiosamente un piloto kamikaze (un estilo Sato, como decía), y de segundo un “all-rounder”, piloto para todo. Nada de piloto top o veterano fósil. Sería interesante el perfil de piloto que haya catado distintas categorías y sepa adaptarse satisfactoriamente a distintas mecánicas o monturas. Peinaría otro mercado que no sea la F1. Para muestra, un botón: un estilo a De La Rosa en sus inicios, por decir algo.

        Me gusta

  2. SportPrototipos · julio 14

    Narices, he visto hoy el Williams con doble alerón trasero, imitando la carga aerodinámica del próximo año.

    Que pongan ese tipo de alerones, por favor !! Me encanta !!

    https://duckduckgo.com/?q=benetton+b195+monaco&t=ha&iax=1&ia=images&iai=http:%2F%2Frollout.c.blog.so-net.ne.jp%2F_images%2Fblog%2F_566%2Frollout%2Fb19401.jpg%253Fc%253Da13

    Me gusta

    • diezcilindros · julio 14

      Tú mismo lo clavaste con lo de “reaparezcan soluciones aerodinámicas pasadas” ^^. Vale, esto no va a ser legal el año que viene, pero me suena muchísimo de algún coche más antiguo que el Benetton, de los años 80 o así sería. ¿Tyrrell? ¿Brabham? Ahora mismo no sé, pero seguro que tú te acuerdas.

      Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s