Subiendo por la escalera

Ya casi hemos llegado al ecuador de la temporada 2016 de Fórmula 1, y el descanso veraniego se antoja como un buen momento para analizar cómo llevan el curso todos los participantes. Pero antes de que llegue ese período preferimos aprovechar este momento de respiro en julio (¡el único fin de semana del mes sin carreras!) para cumplir una petición de parte de los lectores: echemos un vistazo a la GP2 y la GP3. ¿Cómo se está desarrollando la cantera de la F1?

————————————————-

Simplificando mucho, se puede decir que hay dos tipos de aficionados a la Fórmula 1 según su enfoque sobre la competición y las carreras. El primer grupo cree que la FIA debería dar libertad a los equipos para desarrollar distintas soluciones tecnológicas. Los argumentos a favor son que el progreso resulta vertiginoso, la tecnología desarrollada puede tener salida en los coches de calle y la F1 refuerza su posición de liderato y vanguardia de la industria automovilística. El segundo grupo, por su parte, cree que habría que prácticamente abolir la libertad de desarrollo, nivelar las mecánicas y dejar que sean los pilotos los que decidan. A su favor: el factor humano cuenta más, la igualdad resultante depara mejores carreras y el producto a nivel televisivo es mucho mejor. Si usted se identifica más con esta última definición y cree que la Fórmula 1 actual es demasiado monótona debido al monopolio de Mercedes, le recomendamos que eche un vistazo a lo que hay justo debajo de ella: la GP2 y la GP3, dos categorías en cada una de las cuales todos los pilotos cuentan con el mismo chasis, se están caracterizando una vez más en este 2016 por una increíble igualdad que redunda en unas carreras sencillamente electrizantes. Si decide animarse y comenzar a seguir dichas categorías, le ponemos en situación:

Gelael Giovinazzi

La temporada de Giovinazzi está siendo fantástica, pero no comenzó muy bien en Montmeló… (Fuente: wtf1.co.uk)

GP2: la tabla de puntos no engaña: la presente temporada de GP2 está siendo la más equilibrada de toda la historia. El motivo fundamental es que el principal favorito, Sergey Sirotkin, está teniendo una temporada desastrosa. Se salió de pista en la 1ª carrera en Montmeló yendo 3º, se estrelló en Montecarlo en P2, desaprovechó la pole en Austria y fue descalificado de la parrilla en Silverstone. ART, la escudería más exitosa de la categoría, ha perdido este año a su director Fréderic Vasseur y puede que se haya notado, porque otras escuadras como la debutante PREMA parecen estar por delante en aprovechamiento de sus recursos. Los 7 primeros están en 15 puntos, por lo que cambian de orden drásticamente carrera a carrera. El líder ahora mismo es Oliver Rowland, pero por mera regularidad: no ha ganado ninguna carrera. La sorpresa más agradable es ver que el mencionado equipo PREMA se ha adaptado a la categoría a toda velocidad y que tiene dos pilotazos: Pierre Gasly, candidatísimo a un puesto en Toro Rosso en 2017, y la revelación de Antonio Giovinazzi, 2º en la general a 1 punto de Rowland. El italiano mostró al mundo su potencial al ganar los dos eventos en Bakú (nadie hacía este doblete desde hacía 4 años), remontando el domingo desde la P22 tras la 1ª vuelta sin que le funcionase el DRS. Y esta carrera de Azerbaiyán sirve para resumir la auténtica locura que es esta categoría. El sábado una primera vuelta caótica hizo abandonar a varios coches; y eso fue sólo el comienzo: 3 Safety Cars, un penúltimo giro de infarto y sólo 10 coches en meta. Y el domingo llegó el desastre de Nobuharu Matsushita: tanto en el primer Safety Car como especialmente en el segundo causó el caos por confundir la línea blanca a partir de la cual había bandera verde. La GP2 es esto: pilotos algo inexpertos pero deseosos de mostrar su talento que, sumados a la igualdad mecánica, producen carreras con decenas de cambios de posición al límite. Y si aparece la lluvia como en Austria, puede ser absolutamente legendario.

Charles Leclerc

Charles Leclerc está siendo el hombre más destacado de la GP3. ¿Tiene madera de piloto de F1?. (Fuente: irishhub.biz)

GP3: si en su hermana mayor algunos pilotos increíblemente veteranos siguen cometiendo locuras carrera tras carrera, imagínense en la GP3, en la que compiten chavales por lo general entre los 18 y los 21 años. Sin embargo, los coches de esta categoría no cuentan con DRS y sus alerones traseros son la mínima expresión, por lo que apenas se genera un vacío en la estela que permita a los pilotos coger rebufos. Adelantar es bastante complicado, pero los coches ruedan siempre pegados y cualquier error se paga muy caro. También se echan en falta los pit stops y la variedad de neumáticos, un ingrediente clave de la GP2. En cuanto a la clasificación, aquí ART manda con autoridad con sus 4 coches (casi triplican al 2º mejor equipo en puntos), dejando las migajas para Trident y Koiranen. Pero si por algo se caracteriza esta categoría es porque permite seguir por televisión a grandes talentos a una edad bastante tierna, sin necesidad de bajar hasta el kárting. Esteban Gutiérrez, Valtteri Bottas y Daniil Kvyat ganaron la GP3 y ahora son pilotos de Fórmula 1, dos de ellos con varios podios en su palmarés. En 2015 el ganador fue una estrella en ciernes como Esteban Ocon, y en 2016 estamos viendo a otro talento ilusionante como Charles Leclerc. Con sólo 18 años, el joven piloto de la Academia Ferrari ha ascendido meteóricamente por la escalinata del automovilismo (nunca ha hecho 2 temporadas de una misma categoría) y de momento lidera el mundial en su primer año en GP3. Su máximo rival está siendo el tailandés Alexander Albon (también de ART), 2 años mayor que Leclerc pero también con una pinta interesante. Tal vez la decepción sea ver que Nyck de Vries, que ya ha competido con buenos resultados en categorías muy serias como las World Series, no ha podido entrar con tan buen pie como sus compañeros en ART y tiene la mitad de puntos que Leclerc en la tabla. El verdadero outsider del campeonato está siendo Antonio Fuoco, también piloto de desarrollo de Ferrari, y que con Trident está confirmando y mejorando la calidad intuida en su primer año de GP3 en 2015. El año de Álex Palou (Campos) estaba siendo tremendamente decepcionante hasta la lluviosa 2ª carrera de Silverstone, en la que tras partir 10º se puso líder de carrera en dos vueltas y media con espectaculares adelantamientos. Aguantó la cabeza hasta que en el penúltimo giro se salió de pista en Stowe y tuvo que conformarse con la 2ª plaza, detrás de Fuoco. Pero estuvo bien ver que el prometedor talento de 2015 volvió por sus fueros y confirma que la GP3 está trufada de futuribles pilotos de Fórmula 1.

Si lo que el espectador quiere es ver coches pasándose y repasándose constantemente, la GP2 es su categoría; y si lo que quiere es descubrir nuevos talentos 2-3 años antes de que debuten en Fórmula 1, deberá echar un vistazo a la GP3. En cualquier caso son dos categorías tremendamente emocionantes que siempre colman la dosis mínima de competición que hay que disfrutar en cada fin de semana de Gran Premio. Si la profesionalización y las desigualdades de la Fórmula 1 dan pie a una carrera aburrida, ahí estarán siempre las categorías soporte para confirmar que el automovilismo puede ser, y es, uno de los espectáculos más excitantes del mundo.

Anuncios

3 comments

  1. BooTLoos · julio 18, 2016

    Muchas Gracias por publicar ésto, es una gozada ver cómo se cuecen los nuevos campeones en las categorías inferiores. A mi Sirotkin me tiene alucinando, por lo bueno que parece por un lado, pero sobretodo por la cantidad de errores que está cometiendo. Otro que me gusta bastante es otro ruso, Markelov que sin dar mucho la nota está haciendo un campeonato bastante bueno. El que no me acaba de entrar por el ojo es Gasly, me parece que su compañero Giovinacci es superior, ¿Qué opinas?

    Me gusta

    • diezcilindros · julio 18, 2016

      Es difícil opinar cuando en este tipo de competiciones la experiencia importa a veces más que el talento. Eso se nota por ejemplo en campeones como Valsecchi, Leimer o Palmer, que lo fueron por estar disputando su 4ª ó 5ª temporada, mientras que otros como Hülkenberg o Vandoorne lo hicieron en la 1ª o la 2ª. Hay que tener mucho cuidado para separar el grano de la paja.

      Giovinazzi está sorprendiendo por estar ganando en su año de debut y encima en un equipo nuevo. Su actuación en Bakú me pareció sublime. El problema con Gasly es que ha tardado hasta el GP pasado en sumar su primera victoria en la categoría, síntoma de que le faltaba cuajar un fin de semana completo. Pero la velocidad la tiene, ha hecho varias poles y ha estado siempre arriba. En las WS en 2014 fue el 2º detrás de Sainz. Y sólo tiene 20 años (apenas 2 pilotos son más jóvenes que él). Creo que no sería justo poner a Pierre por debajo de Antonio.

      ¿Markelov? Demasiado inconstante para mi gusto. A igualdad de irregular que su compatriota Sirotkin, creo que éste es más rápido.

      Me gusta

  2. Daniel · julio 18, 2016

    Estoy con el comentario anterior Giovinacci, me parece el piloto mas en forma de la categoría y me parece mejor que Gasly (al menos hasta ahora). Desde la época Hamilton que un piloto de GP2 me gusta tanto como Giovinacci.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s