Un golpe al Mundial

Por primera vez en Singapur, más allá de una salida algo movida, casi nada pasó en los tres primeros cuartos de GP. Sin embargo, Mercedes quiso meter a sus dos pilotos en el podio y a punto estuvo de arruinar la victoria. Pero este fin de semana Nico Rosberg lo ha tenido todo bajo control. Esta vez no hubo embragues sospechosos ni toques en el cuerpo a cuerpo: el alemán aplicó un severo correctivo a su compañero, ganó la carrera y vuelve a tomar el mando en el campeonato.

————————————————-

Esta escena ya la habíamos visto alguna que otra vez (pocas, eso sí) durante estos casi 3 años de reinado de Mercedes. Lewis Hamilton no se encuentra cómodo el viernes, empieza a acumular errores el sábado y acaba realizando una sesión de clasificación muy pobre, con errores y salidas de pista por doquier. Por lo general, el domingo lo suele arreglar, ya sea desde que se apagan los semáforos o en cuanto coge el ritmo de carrera. Pero en Singapur 2016 las cosas no mejoraron en el día grande. Nico Rosberg le metió unas preocupantes 7 décimas en parrilla y corrió demostrando que él era en esta ocasión el que marcaba el nivel de la excelencia en el pilotaje; Lewis condujo tan mal que nos llevó a preguntarnos si le pasaba algo a su coche. La diferencia entre uno y otro bajo los focos del Marina Bay fue abismal. Una sorpresa que ha permitido darle la vuelta al Mundial y, a falta de 6 carreras para el final, la cosa se ha puesto mucho más igualada de lo que pudiéramos haber pensado hace apenas un par de meses.

Salida Singapur Carrera

Rosberg controla a Ricciardo y Hamilton mientras Hülkenberg se estrella contra el muro. (Fuente: Formula1.com)

Claro que para sumar los 25 puntos en juego hoy, Nico Rosberg no sólo tenía que hacer valer la pole: le tocaba batir a un Daniel Ricciardo con un rapidísimo Red Bull que marchaba a una táctica diferente, vigilar a Lewis, Max Verstappen y Kimi Räikkönen y, por supuesto, esperar que los incidentes que siempre ocurren en Singapur no le afectase negativamente a la estrategia. Para su fortuna, casi todo lo excepcional ocurrió en la salida. Tras una dubitativa prueba de arrancada en la vuelta de preparrilla, Nico lo clavó cuando se apagaron los semáforos y salió escopetado hacia la curva 1. Ricciardo y Hamilton cumplieron igualmente el trámite y mantuvieron sus posiciones, pero Verstappen, por 3ª carrera consecutiva, tuvo una lentísima arrancada. En Bélgica esto causó el caos y en Italia estuvo cerca; esta vez la moneda salió cruz. Carlos Sainz, que había salido bastante mal pero no tanto como su ex compañero, se movió hacia la derecha para esquivar al holandés… con la mala suerte de que Nico Hülkenberg ya se estaba colando. El alemán quedó encerrado entre Carlos y Daniil Kvyat, las ruedas hicieron contacto y el #27 trompeó contra el muro, acabando su carrera. Desde la onboard de Max, la situación dio mucho miedo. Además del #33, otros como Button tuvieron que frenar, y el inglés se tocó con Bottas, destrozando la carrera de ambos. Safety Car.

Tdos los pilotos pasaron por el pit lane para evitar los restos de la recta de meta, pero nadie paró… salvo un inteligentísimo Sergio Pérez. Sancionado con 8 posiciones tras su dudosa maniobra en clasificación, el mexicano tenía ahora por detrás a Gutiérrez y luego a la retahíla de heridos ralentizando la marcha. Force India decidió aprovechar este paso por el pit lane para cambiar neumáticos (él tenía que partir con los US por haber entrado en Q3) y poner los S, perdiendo sólo una plaza por el camino. Sebastian Vettel, otro de los hombres fuera de posición, había comenzado con los Pirelli del flanco amarillo. Como avanzábamos ayer, seguramente buscase emular el golpe de fortuna del que gozaron Hamilton y Alonso en Spa. Este SC no era trascendental para él, pero al menos se aupó a la P18. La carrera se relanzó enseguida, con una premura inesperada; el mensaje de que Bernd Mayländer se marchaba salió cuando Nico ya estaba acabando el tercer sector, y por tanto pilló de imprevisto a todos, incluso a los propios comisarios del circuito. Rosberg se puso a construir una ventaja mientras Hamilton aprovechaba la resalida para atacar fuertemente a Ricciardo, pero el australiano aguantó con firmeza. Tras él iba Räikkönen al acecho y luego Alonso, quien tras una fenomenal salida (de 9º a 5º) comenzaba a taponar a los Toro Rosso, Verstappen y Massa.

Kvyat Verstappen Singapur Carrera

Kvyat y Verstappen mantuvieron una brillante batalla en pista.
(Fuente: GPUpdate.net)

Para desgracia de los de Faenza, Sainz tenía un deflector casi descolgado del toque con Hülkenberg y se le mostró la bandera negra y naranja: tenía que retirar esa pieza en el pit lane. La prometedora carrera del español se acabó ahí: el #55 salió en el tráfico de los accidentados de la primera vuelta y para colmo perdió el MGU-K, por lo que pasó a vagar sin rumbo durante el resto de GP. Por arriba, Rosberg se escapó de Ricciardo a razón de medio segundo por vuelta. En Red Bull confiaban en que esa sangría parase cuando los US se degradasen en el verde asfalto de Singapur (había llovido pero bien unas horas antes del GP)… pero Nico seguía yendo muy rápido en la vuelta 14. Ya le sacaba 7,1 segundos a Daniel cuando éste decidió parar. No es que hubiera degradación ni que pensasen cambiar de compuestos (tras la clasificación de ayer estaban bastante comprometidos a ir SS-SS-S), pero igual con un juego nuevo conseguían alterar las cosas. Hamilton, eso sí, no estaba ahí para aprovechar la relativa debilidad del RB12. El equipo le instó a conservar frenos (alejándose de la estela de Daniel, claro), pero andaba a 4 segundos del australiano para cuando llegaron las paradas. Una distancia excesiva para pensar en undercuts o similares. Como era de esperar, Mercedes calzó uno de sus dos juegos de blandos en ambos pilotos, mientras Kimi pasó al superblando. De momento todo seguía el guion. Pérez y Vettel aparecieron en los puestos de honor con sus S usados mientras Alonso, que fue el primero en detenerse, seguía por delante de un buen grupo de coches. Los dos que tenía justo detrás de él eran Kvyat y Verstappen, un duelo con muchísimo morbo. El Red Bull era más rápido y la diferencia en velocidad punta era insultante, pero Daniil, por primera vez en mucho tiempo, pudo enseñar los dientes. Se defendió de maravilla frente al holandés a pesar de sus agresivos intentos y dio motivos para pensar que el ruso podría estar cogiendo el último tren de la F1.

Vettel, tras quitarse de en medio a Palmer, los Manor y Nasr, rodaba a 2 segundos de Pérez cuando decidió hacer su primer pit stop, vuelta 24. Como gozaba de hasta 3 juegos de US nuevos, y visto que a Rosberg le habían ido de fábula, calzó un set de estos. Sergio trató de reaccionar, pero el undercut en esta pista da una ventaja infinita, y más con gomas tan rápidas como las del flanco morado. Seb ya estaba delante. La remontada del alemán, de verdad, fue digna de admiración. Lo tuvo todo: pasadas, velocidad pura, ritmo y una estrategia sencillamente inmejorable por parte de Ferrari (tanto en los neumáticos como en el timing de las paradas para evitar el tráfico). Sólo falló una cosa: que partía 22º. En definitiva, Vettel dejó muestras de lo que podría haber sido este GP. Por arriba, Ricciardo habia recortado la distancia de Nico hasta los 4 segundos (vuelta 29), pero justo sus gomas empezaron a decir basta. En la 32 paró y puso blandos, presumiblemente para llegar hasta el final. Hamilton estaba una vez más fuera de onda: de estar a 1,9 del australiano al empezar el stint, ya marchaba a 10,1 apenas 11 giros después. Kimi se estaba echando encima, y en la vuelta 33, tras el enésimo error de Lewis en la curva 7, el finés, como en los viejos tiempos, dio el zarpazo. En la frenada para la curva 10, el #7 tenía el interior, frenó mejor que el tricampeón y se puso en posición de podio. Para culminar la jugada, Ferrari llamó a boxes inmediatamente a su chico y se previno del undercut del #44. ¿Alguien recuerda la última vez que un Mercedes sin problemas mecánicos o de neumáticos era adelantado por otro coche fuera de la 1ª vuelta?

Räikkönen Singapur Carrera

Räikkönen le había birlado el podio a Hamilton con una astuta maniobra… pero todo se perdió en boxes. (Fuente: Formula1.com)

Lewis paró más tarde y salió con, en apariencia, todo perdido. Todos marchaban ya con gomas blandas para este largo stint. El objetivo era llegar hasta el final, pero había un hombre que no firmaba su posición actual. Hamilton, en P4, cedería el liderato del Mundial por 11 puntos. Mercedes pensó en darle alguna opción de subir al podio y vio que, gracias a que Vettel, Alonso y Verstappen estaban bastante lejos, podían hacer un pit stop “gratis”. Y apretando con ruedas nuevas hasta el final de carrera podrían vencer a Kimi. Lewis puso SS (casi) nuevos en la vuelta 45 y disparó una reacción en cadena que casi le cuesta la victoria a su compañero de equipo. Ferrari vio que el puesto estaba amenazado si seguían hasta el final y llamaron a boxes a Räikkönen para tratar de cubrir el puesto… pero no les salió bien. Hamilton por una vez sacó lo mejor de su coche y superó al finés con una gran vuelta de salida, y gracias también a una detención 6 décimas más rápida. Ricciardo tenía que cubrir igualmente la amenaza y se detuvo un giro después que Kimi. Y como Daniel (que puso el otro juego de SS nuevo que le quedaba) estaba a sólo 3 segundos de Nico, el #6 también estaba bajo amenaza de undercut. En su teórica vuelta de entrada encontró tráfico (Nasr) y si paraban igual perdían el liderato, así que Mercedes tuvo que abortar la misión. Mantuvieron a Nico fuera y confiaron en que Ricciardo no les alcanzase. La carrera cobró vida de repente y tuvimos un stint final con Daniel rodando más de 2 segundos por vuelta más rápido que Nico. A 6 giros del final, la diferencia era de 7,0. Iba a andar en un pañuelo. Pero lo que al principio eran 1.47 y luego 1.48 por parte del #3, justo pasaron a convertirse en 1.49. Y encima encontró el tráfico que acababa de quitarse Nico. La distancia estaba en 4,6 a falta de 3 vueltas, y 2 segundos cuando encararon el último giro. Había más tráfico delante peleando su propia carrera, pero Daniel ni siquiera pudo entrar en zona de DRS. Mercedes se había librado.

Así que nos fuimos de Singapur con una carrera que estaba siendo algo más aburrida de lo esperado tras una primera vuelta accidentada, hasta que Mercedes abrió la caja de sorpresas. La belleza estratégica residió en que, en su afán por ayudar a Hamilton a meterse en el podio, provocaron un “efecto mariposa” que no acertaron a prever que casi les quita la victoria. Pero aunque Ricciardo dejó otra soberbia actuación, hubiera sido inmerecido que le arrebatase el triunfo al hombre que más cosas ha demostrado en el Marina Bay este año. Objeto de las críticas tras un nefasto mes de julio, Nico ha demostrado no sólo velocidad, sino excelencia, justo en el momento clave. Hamilton sale muy tocado de Singapur, y necesita coger una buena ola en este 2016 lleno de altibajos. Eso sí, la orilla está muy cerca. Cada vez queda menos tiempo, y los malos días serán cada vez más decisivos. Así que, después de todo, la pelea por el Mundial sí que va a estar entretenida.

Rosberg Singapur Carrera

Nico Rosberg despega… ¿hacia su primer título?
(Fuente: GPUpdate.net)

CLASIFICACIÓN FINAL: (click)

CLASIFICACIÓN DE PILOTOS: (click) // CLASIFICACIÓN DE ESCUDERÍAS: (click)

Anuncios

7 comments

  1. Isaac · septiembre 18, 2016

    Muy buen análisis como siempre. Lastima que en otras paginas te traten mal compañero.

    Me gusta

  2. BooTLoos · septiembre 19, 2016

    Coincido con el compi Isaac, muy buen análisis. Lo único es que yo creo que considerar que mercedes no tenía problemas mecánicos no es correcto, estuvieron luchando contra sus frenos todo el GP. Sólo en el último Stint se pudieron olvidar de ello y HAM voló. Ojo, que solo es una opinión, eh?

    Me gusta

    • diezcilindros · septiembre 19, 2016

      Yo lo entendí más como “gestión” para no llegar ahogados a final de carrera. Pero sí puede considerarse un problema, sí.

      Me gusta

  3. BooTLoos · septiembre 19, 2016

    Por cierto, qué opinais de ésto? https://twitter.com/Mattzel89/status/777480559417257984
    Que riesgo!!! Particularmente grave la descoordinación con dirección de carrera mostrando dos “banderas” a la vez, Verde en los marcadores digitales y amarilla ondeada por el comisario.
    Cuando vi a HAM intentar el adelantamiento casi me da un infarto :O

    Me gusta

    • diezcilindros · septiembre 19, 2016

      Una situación inaceptable, la verdad. La comentamos en el texto, y en efecto el mensaje de “Safety Car in this lap” sale cuando Nico está entre las curvas 19 y 20, que es realmente tarde. Apenas 15 segundos después ocurre lo sucedido en el vídeo, así que esa descoordinación es hasta cierto punto entendible. Se supone que la preparación de los comisarios la hace la federación australiana, que tiene suficiente experiencia, así que me temo que en esta ocasión se debió a que Charlie Whiting mostró el mensaje demasiado tarde.

      Me gusta

  4. Isaac · septiembre 19, 2016

    Yo igual quede en shok jaja yo creo que el comisario saco.esa bandera amarilla por su compañero que corria por salir de ahi aunque en realidad a todos les pillo por sorpresa la salida del safety car

    Me gusta

    • BooTLoos · septiembre 19, 2016

      Puede ser, pero cómo es posible que les pille de sorpresa! Yo vi perfectamente el mensaje de diredcción de carrera “Safety car in this lap”

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s