#20 Brasil

Autódromo José Carlos Pace

Longitud: 4.309 metros
Curvas: 15 (5 a derechas, 10 a izquierdas)
Sentido: Antihorario
Número de vueltas: 71
Récord de vuelta: 1:11.473 (Juan Pablo Montoya, 2004)

VUELTA ONBOARD: (click)

————————————————-

La gira americana llega a su fin. Última carrera en el Nuevo Continente antes de que el Gran Circo se mueva por última vez en esta temporada 2016 y finalice en Abu Dabi. Pero antes de eso, la Fórmula 1 tiene un importantísimo evento en Brasil. 20ª y penúltima carrera del año, y el título mundial sigue en todo lo alto. Claro que las matemáticas son como son, y por mera lógica el campeonato puede quedar sentenciado en Interlagos. Nico Rosberg tiene ante sí la posibilidad de conseguir el sueño de su vida con numerosas combinaciones, pero ninguna tan sencilla como la siguiente: si gana al carrera, será campeón del mundo. Lo tiene en su mano, pero sin duda tendrá la oposición de un Lewis Hamilton que querrá que el desenlace se produzca en el Yas Marina y no en el Autódromo José Carlos Pace.

Salida Brasil Previo

La complicada S de Senna, en bajada, es un escenario de acción en las salidas. (Fuente: f1fanatic.co.uk)

El trazado brasileño es uno de los clásicos del campeonato mundial. En Fórmula 1 desde 1973 (aunque no de forma ininterrumpida), el circuito de 4.309 metros es, a pesar de su aparente pequeño tamaño, uno de los retos más desafiantes del calendario. Para empezar, su carácter antihorario suele ser un quebradero de cabeza para los pilotos, que tienen que soportar las fuerzas G con el lado del cuello que menos entrenado tienen. Por otra parte, los cambios de nivel hacen que algunos vértices sean difíciles de ver desde el cockpit y dificultan el pilotaje. Antaño, incluso, lo peor de todo eran los baches, pero tras una infinidad de reasfaltados se ha conseguido paliar el problema. Y otro inconveniente parcialmente solventado es el de la altitud. Antes del regreso del Hermanos Rodríguez, Interlagos era el circuito más elevado del Mundial, y con los motores atmosféricos se notaba una importante pérdida de potencia y de apoyo aerodinámico. Con los V6 turbo las prestaciones no sufren merma, pero la turbina sí que tendrá que trabajar duro. En cualquier caso, la situación es menos crítica que en México. La vuelta es muy corta, poco más de 1:10, por lo que toda la parrilla se encuentra en muy pocas décimas y cualquier error puede retrasar a un piloto una gran cantidad de posiciones. Y por si todo esto fuera poco, tres elementos añaden aún más interés a este lugar. El primero es la increíble afición brasileña, que llena las gradas con un colorido y un ruido espectacular. La torcida nunca olvidará a Ayrton Senna y el increíble legado de éste. El segundo viene del cielo, y es la típica inestabilidad del clima que siempre amenaza con pasar por agua cualquier sesión. Y el tercero no es ni más ni menos que la propia ubicación en el calendario, desde que en 2004 pasase de ser una de las primeras carreras a ubicarse en un lugar en el que poder decidir títulos. De hecho así ha sido en hasta 6 ocasiones, que procedemos a enumerar: el histórico campeonato de Fernando Alonso, el 1º de la historia para España, en 2005, tras un quinquenio de dominio de Michael Schumacher; la confirmación 12 meses después, tras pelearse durante todo el año con el propio Káiser; el intensísimo desenlace a tres bandas de 2007, con Kimi Räikkönen ganando el título “a hurtadillas”; el legendario final de 2008, con Hamilton proclámandose campeón con un adelantamiento en la última curva; la eléctrica remontada de Jenson Button desde la P14 en parrilla para lograr su título en 2009; y, por supuesto, el dramático GP final de 2012, en el que Sebastian Vettel, tras ser golpeado en la primera vuelta, tuvo que recuperar desde las últimas plazas hasta el 6º final que le dio el tricampeonato.

El reglaje para Interlagos es muy complicado de optimizar. Los sectores 1 y 3 consisten fundamentalmente en dos largas rectas, por lo que una configuración de ala tipo Monza sería idónea; pero la parte central es una retorcida serie de curvas de baja y media velocidad que obligan a llevar apoyo aerodinámico máximo. Los equipos tenderán por tanto hacia una solución intermedia, pero habrá sin duda algunas diferencias que se reflejarán de forma clara en los tiempos parciales. En cuanto a suspensiones, la tracción en este lugar es siempre malísima, por lo que habrá que tirar hacia unos muelles blandos que además vendrán bien si hay agua. La reducción en los baches, eso sí, puede llevar a algún equipo a endurecer los resortes en aras de garantizar el agarre aerodinámico. La pista es de una exigencia media para los neumáticos, por lo que podría esperarse que Pirelli eligiese los 3 compuestos centrales de su remesa para este GP. Sin embargo, como en la edición del año pasado los ganadores fueron a 3 paradas con el S y con el M (en lo que fue una jugada estratégica de Ferrari; la carrera, como demostraron el resto de pilotos y los cálculos de Mercedes y la Scuderia, era a 2 detenciones), la casa italiana ha optado por el conservadurismo y trae blandos, medios y duros. Antes de saber las elecciones de los equipos, podía vaticinarse que el H sería automáticamente descartado, y así ha sido. El DRS podrá ser activado en los dos sectores anteriormente mencionados: la recta de boxes y la Reta Oposta (hace 3 años se barajó cambiar la ubicación del pit lane de una a la otra; al final se acabó por simplemente remodelar los garajes actuales). Las detecciones estarán respectivamente después de las curvas 13 y 1. Por su parte, el Safety Car es un visitante habitual en este lugar por la acción que suele tener la carrera, así que no habrá que descartar situaciones de este tipo que tengan una enorme influencia en el devenir del GP.

Rosberg Hamilton Brasil Previo

Nico Rosberg, Lewis Hamilton. La cosa está entre los dos.
(Fuente: atodomotor.com)

Previsiones: Todos los ojos están evidentemente puestos en el duelo del año: Nico Rosberg contra Lewis Hamilton. Que el campeonato mundial pueda quedar decidido en esta carrera sin duda centrará la atención del paddock y casi que nos impide centrarnos en la carrera en sí. Como es obvio, los dos Mercedes son los favoritos para la pole (con 19, serían el equipo con más P1 en parrilla en una misma temporada) y el triunfo, pero no son los únicos candidatos. Red Bull se presenta como la verdadera alternativa en una pista donde su excelente RB12 destacará, y como aparezca la lluvia podrían convertirse incluso en los máximos favoritos al triunfo. Ferrari rezará porque la pista esté seca y fría; parece que en Maranello han analizado los datos y confirman que con calor el rendimiento del SF16-H decrece, algo que ya habíamos percibido a lo largo del año. El cuarto equipo será una vez más una pelea entre Force India y Williams. 9 puntos les separan en la tabla, y los de Grove ya no pueden esperar más para recortar una cantidad considerable. El FW38 debería ir bien aquí, pero también el VJM09 y especialmente su piloto Nico Hülkenberg, que se encuentra ante su circuito favorito: pole en 2010, legendaria actuación en 2012, P6 el año pasado para certificar que Force India alcanzaba el top-5 entre los constructores… ojo con él. Valtteri Bottas y Felipe Massa (que disputará su último GP en casa) tendrán que sudar tinta para vencerles.

McLaren y Toro Rosso llevan desde Hungría pugnando entre ellos. La 6ª plaza en el campeonato por equipos es claramente para los de Woking, pero en pista la lucha es encarnizada. Los grandes dejan como mucho una plaza de Q3 y puntos, y son ellos los máximos candidatos a llevársela. Renault parece estar en un buen circuito para colocarse como 8ª fuerza, después de las recientes mejoras continuadas, y podrían dar un susto a los dos equipos anteriores, siempre y cuando Kevin Magnussen y Jolyon Palmer tengan su mente en el circuito y no en su futuro. Haas se ha hundido en las últimas carreras (a pesar del afortunado punto en Austin), y no sería un sorpresa ver caer de nuevo a ambos coches en Q1. Sauber sigue con su desesperado deseo de entrar en la zona de puntos; necesitan como sea una unidad con la que superar en la tabla a Manor, quien ya hizo su trabajo en julio y ahora espera que llegue ya el final de la temporada. Todo invita a pensar que serán los últimos en Interlagos. Pero todas estas previsiones pueden irse al traste si se confirma lo que muchos nos tememos: la meteorología va a ser juez y parte en la pelea por el campeonato del mundo. Está prevista lluvia para todos los días del fin de semana. La pregunta clave es: ¿cuándo va a caer y en qué cantidad? El viernes y el sábado debería caer menos agua (tal vez sólo unas gotas), siendo la clasificación la sesión más vulnerable. Pero el domingo sí que se espera lluvia de verdad: 90% de probabilidades y bastante más cantidad. En definitiva, preparen sus paraguas porque el cielo va a ser protagonista.

Horarios: a continuación se detallan los horarios (Madrid, GMT+1) del Gran Premio de Brasil 2016. Recuerden que en España se podrán seguir todas las sesiones por la plataforma de pago Movistar+, y un resumen de la carrera de 1 hora de duración en tdp y TV3. Para nuestros lectores en otros países del mundo, recomendamos echar un vistazo a este enlace.

FÓRMULA 1 GRANDE PRÊMIO DO BRASIL 2016

VIERNES

Entrenamientos libres 1: 13:00-14:30
Entrenamientos libres 2: 17:00-18:30

SÁBADO

Entrenamientos libres 3: 14:00-15:00
Clasificación: 17:00

DOMINGO

CARRERA: 17:00

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s