¿Qué le pasó a Button?

Parecía una carrera perfecta para el británico. Un circuito que no le iba del todo mal al McLaren y unas condiciones de lluvia el domingo en las que Jenson Button se ha movido de maravilla a lo largo de los últimos años. Sin embargo, no sólo no destacó, sino que el campeón de 2009 dejó una de las peores actuaciones de su carrera. Ya desde el sábado, tras clasificar 17º, se quejó del comportamiento del monoplaza. ¿Fue sólo culpa del coche? 

————————————————-

Es habitual que, en la Fórmula 1, asociemos a los pilotos que están cerca de retirarse una falta de velocidad, especialmente los sábados. Sus virtudes quedan reducidas sólo a sus actuaciones los domingos: el ritmo de carrera, el sentido táctico, saber cómo gestionar las gomas, batirse en el cuerpo a cuerpo y por supuesto dominar la lluvia y las oportunidades que ofrece. Experiencia sobre excelencia, pericia sobre calidad pura. Así que el Jenson Button de 2016, una versión tristemente reducida de un hombre que ha sido campeón del mundo y ha pilotado al nivel de un Lewis Hamilton en su plenitud, tenía todavía algunas palabras que decir en la F1 en carreras de ese tipo. Y Brasil era exactamente una de ellas. Jenson, cuyas 4 primeras victorias con McLaren fueron en domingos pasados por agua, ha sido considerado como el experto en días de lluvia. Su fiabilidad para dar por sentado que nunca se estrellará contra el muro, su velocidad en mojado y fundamentalmente su extraordinaria sensibilidad para encontrar el agarre cuando cambia de extremos a intermedios o de intermedios a slicks justo una vuelta antes que el resto: estas virtudes deberían seguir vigentes cuando el #22 arrancó el penúltimo Gran Premio de su trayectoria en Fórmula 1. Sin embargo, no hubo nada de esto: Jenson fue el más lento de la parrilla. ¿Qué ocurrió?

Button Brasil Análisis

Si el equilibrio del coche era malo el sábado, imagínense el domingo con las condiciones adversas… (Fuente: GPUpdate.net)

El sábado del británico no fue nada diferente a lo que lleva realizando en los últimos GGPP: tras unos entrenamientos libres prometedores, llega la clasificación y nada sale bien. La estrategia es errónea, el coche no va, o simplemente no hay velocidad suficiente (no en vano, Fernando Alonso le gana 14-3 en las clasificaciones sin sanciones de motor). El caso es que esto se traduce en una caída en Q1 que complica su fin de semana, y sumar puntos no es habitual (53-21 sugiere la tabla). Así que a nadie le sorprendió ver a Button eliminado en P17. Lo interesante fue que señaló como culpable a un cambio dramático en el comportamiento del coche. Las tomas de televisión mostraban un MP4-31 muy nervioso, con balanceo en la entrada de las curvas y provocando más de una pasada de frenada. Jenson lo pilotaba con una preocupante falta de confianza, porque el McLaren no parecía responder a lo que el inglés le transmitía. En salida de curva, no se atrevía a poner la potencia con rapidez porque podía perder tiempo con un súbito derrapaje, y por tanto no conseguía limar esas centésimas clave. El principal enfado del inglés residía en que no se podía explicar el problema. Él dejó su bólido inmaculado en el box el viernes, y al despertar al día siguiente de repente era un corcel desbocado. Y con las normas del parque cerrado, no había margen para la corrección: si el coche era malo el sábado, sería malo el domingo. La única opción era que lloviera…

Alonso Button Brasil Análisis

El adelantamiento y posterior fuga de Fernando Alonso sobre Jenson Button dejó en muy mal lugar al #22. (Fuente: marca.com)

…y llovió, como todos sabemos. Pero como diría tras acabar el GP, el agua en sí misma no era necesariamente su salvación: en estas condiciones, los defectos (Button aludió a falta de agarre atrás) se iban a exagerar. Un coche sobrevirador en seco se convierte en una tortura en mojado. Así que la única opción de Jenson era que lloviera, sí… para que hubiera momentos de paso a condiciones de seco. Ese lance que tan bien domina el de Frome era tal vez el único en que podría ser competitivo en este GP. Lamentablemente para él, las condiciones fueron muy constantes. Hacía más de 2 años que una carrera no era al 100% en lluvia, y vino a tocar el peor día. Después de arrancar con el Safety Car, McLaren llamó rápidamente a su piloto para intentar algo distinto. Es habitual que en cuanto se marcha Bernd Mayländer todos comienzan a poner las intermedias, pero en esta ocasión la pista no tenía ni mucho menos pinta de ser benévola con los valientes. Button superó a los que pararon en boxes para copiar su estrategia y salían tan atrás como él y escaló hasta la P15, que se convirtió en P13 tras el accidente de Kimi Räikkönen y el subsiguiente pinchazo de Nico Hülkenberg. Con la bandera roja se vio obligado a montar full wet, pero como seguía muy lejos de un buen resultado volvió a jugársela con intermedios. Craso error. Pasó a deambular por el circuito en la última posición con unos tiempos no sólo malos sino alejados de lo que hacían los otros coches calzados con I. Reconoció por radio que era un error llevar estas gomas, pero en el equipo le dijeron que cada vez más pilotos estaban pasándose a ellas. Jenson rió y dijo que le daba igual: él no podía pilotar con intermedios. Al final llevaba razón, pues lo óptimo era calzar de nuevo extrema lluvia, y eso hizo en la vuelta 44. El último Safety Car le libró del escarnio de ser uno de los pocos pilotos doblados del día, pero aun recuperando la vuelta seguía en el farolillo rojo. El momento definitivo llegó cuando se retiró este SC y Fernando Alonso trompeó hasta caer justo detrás de él. En la primera vuelta de bandera verde, el español rodó 2,6 segundos más rápido y se deshizo de su compañero en el siguiente giro. Alonso escaló hasta la P10, consiguiendo un punto: Button acabó 16º y último, a 21,5 segundos del penúltimo, Pascal Wehrlein, y a 37,5 de Alonso. Simplemente nefasto.

Button sólo acertaba a decir tras el GP que “no creo que se me haya olvidado cómo conducir en mojado“. Y una actuación tan sonrojante tiene que venir forzosamente provocada por un mal coche. ¿Pero es 100% culpa de su MP4-31? Las decisiones erradas en materia de neumáticos también son cosa suya, lo cual puede denotar una falta de sensibilidad; y su rendimiento en 2016 ha distado mucho de ser perfecto, así que sin los problemas de comportamiento del coche también habría seguido siendo más lento. En definitiva, Brasil 2016 pudo ser la constatación de que Jenson Button ya ha disputado sus mejores carreras en la Fórmula 1. Salvo sorpresa en 2018, sólo le queda una, Abu Dabi, y sin duda querrá despedirse del Gran Circo con una actuación competitiva. Sería una lástima que la imagen más fresca que nos quede de un campeón del mundo sea este desastre en Interlagos, así que confiemos en que su canto del cisne sea tan bello como su trayectoria.

Anuncios

3 comments

  1. accioniastascam · noviembre 16

    Siempre pasa lo mismo, se le compara con Alonso, y (aparte de que para mi es el mejor) lo mejor que tiene el nano es que se adapta demasiado bien a las carencias de sus coches. Yo creo que Button tenia razón y el mclaren era muy malo en ese circuito. Lo creo porque en cuanto Alonso se “relajo” un poco con el coche de seguridad trompeo y yo nunca he sabido de un fallo de ese calibre de Alonso supongo que tuvo que ir toda la carrera con pies de plomo para hacer la pedazo de carrera que se sacó de la manga. Y lo dicho Button sigue siendo un crack porque esta temporada aunque los puntos no lo reflejen ha estado muy cerca del nano e incluso en algunas ocasiones lo ha superado con solvencia.
    Saludos Leo

    Me gusta

    • diezcilindros · noviembre 17

      Yo me subscribo 100% a la tesis de que el coche iba mal. Desconozco el motivo. No me creo que Jenson reglase demasiado el coche para el viernes y no tuviese en cuenta la evolución de la pista ni el tiempo atmosférico previsto, porque tiene 300 GGPP de experiencia. Así que no sé qué paso.

      Simplemente sugiero que dado el 2016 que me ha parecido percibir, la tesis de que Button está lejos de su mejor nivel y a bastante distancia de Alonso también me resulta plausible. En 2015 les vi increíblemente parejos, más de lo que podía sospechar, pero en esta temporada creo que no hay mucha vuelta de hoja: 14-3 en clasi (no cuento Baréin, Bélgica ni Malasia por ausencias o sanciones), 7-4 en carreras que ambos han acabado, 53-21 en puntos… Es decir, comparto tu opinión sobre el talento de Fernando pero no la de “ha estado muy cerca del nano e incluso en algunas ocasiones lo ha superado con solvencia“, porque yo no lo he percibido así. Supongo que simplemente son opiniones diferentes ^^.

      Me gusta

  2. accioniastascam · noviembre 17

    Recuerdo el gp de Europa y creo que fue el de USA o el de Canadá que estuvo mejor que Alonso, pero la verdad es que tienes razón este año Alonso ha estado mejor. Espero que algún día sepamos que le paso al bueno de Button en Brasil.
    Saludos y a seguir deleitándonos con tus artículos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s