Unos se quedan, otros se van

Renault ya ha decidido su alineación para 2017, pero seguramente no ha conseguido todo lo que pretendía. Numerosos pilotos de la media parrilla deberían ver a la escuadra del rombo como el lugar en el que estar a partir de 2018, pero el elegido, Nico Hülkenberg, parecía ser la cuarta opción de entre las barajadas por Fréderic Vasseur y compañía. Para el segundo volante había aún más candidatos, incluyendo a los dos que han corrido para ellos esta temporada, y el ganador ha sido un Jolyon Palmer que, según lo visto y leído, tampoco era el máximo favorito. Kevin Magnussen se ha visto obligado a hacer las maletas y a buscar una nueva oportunidad en otro lugar.

————————————————-

Los pilotos de Fórmula 1 se centran fundamentalmente en correr. Para eso les pagan, con ello disfrutan y a través de las carreras se logran los objetivos. Para el resto de sus cansadas facetas (gestionar el márketing, los horarios, las entrevistas…) tienen a un bien remunerado servicio de representación, o en el mejor de los casos a algún familiar preparado para llevar la carrera deportiva de la estrella. Y una de las tareas de estos mánagers es, como no podía ser de otra forma, asegurar el siguiente contrato del piloto. No sólo porque ganan dinero con cada rúbrica, sino porque han de mantener a flote a su particular gallina de los huevos de oro. Y nos consta que gracias a la rentrée de Renault en la Fórmula 1 hace 12 meses, los representantes han trabajado de lo lindo últimamente. Dos volantes suficientemente atractivos y un sinfín de candidatos para ocuparlos. Sin embargo, ha dado la sensación de que el producto ofrecido por la Régie no era tan deslumbrante como se creía. Sergio Pérez, Carlos Sainz y Valtteri Bottas habían sonado para el primer volante; Esteban Ocon y Sergei Sirotkin para el segundo. Y ciertamente parece que las opciones finalmente elegidas no estaban en la lista de los franceses por encima de los descartados: la reputación de Nico Hülkenberg ha perdido algo de fuelle en los últimos 18 meses, mientras que en la lucha interna por la permanencia Jolyon Palmer se ha impuesto a Kevin Magnussen a pesar de haber perdido el duelo a lo largo de la temporada. El inglés tendrá una segunda oportunidad mientras el danés ya ha conseguido un nuevo destino.

Palmer Malasia

El punto de Malasia fue el premio a la mejoría de Jolyon Palmer en la segunda mitad de temporada. (Fuente: motor.es)

Jolyon se queda: Renault tenía que tomar una decisión complicada con Jolyon Palmer. Su trayectoria en las categorías inferiores no había sido brillante, y tuvo que ser tras 4 temporadas de GP2 que se alzó con el título de la categoría, pero ni siquiera eso le dio un volante: tuvo que esperar como probador de Lotus antes de ascender a un asiento titular en 2016. Jolyon empezaba la temporada ya con 25 años, es decir, no era ni mucho menos un Verstappen, Ocon o Stroll, pilotos en formación. A esa edad, su compatriota Lewis Hamilton ya tenía 1 título. Esa tardanza significaba que no estábamos ante un fuera de serie, y su año de debut lo ha confirmado. Eso sí, sería injusto con el #30 quedarse sólo con eso: no todos pueden ser Lewis, pero Palmer sí ha sido un piloto suficientemente competitivo. Contra alguien con una pizca más de talento como Kevin Magnussen, ni mucho menos ha habido una paliza: el 1-7 en puntos puede ser exagerado porque el danés logró 6 en Rusia; es más elocuente el 6-6 en carreras acabadas por ambos, o perder apenas 7-11 en clasificación. Es decir, Jolyon ha sido sólo una pizca peor que un Kevin que tenía más reputación y un año más de experiencia. Lo más importante tal vez sea que en las últimas carreras, conforme el RS16 ha ido mejorando levemente, también lo haya hecho el inglés. Es decir, pasados los primeros meses de debut (además con numerosos problemas mecánicos), el de Horsham lo ha hecho mejor. Se ha colado en Q2 en 3 de las últimas 4 carreras, había sumado un puntito notable en Sepang (además del que podría haber logrado en Hungaroring) y, con ese estilo de entrada en curva relativamente tardía y brusca tras frenada en línea recta, estaba empezando a crear un dilema en Fréderic Vasseur. Si contamos a Ocon y Sirotkin además de a Magnussen como rivales por ese asiento que estaba vacante, seguramente varios de ellos acaben siendo mejores pilotos que Jo, pero en 2017 hay un cambio normativo dramático y tener a un debutante puede ser un incordio. Con el francés y el ruso descartados, sólo quedaba el duelo entre danés y británico. Y estaba muy igualado. Ni siquiera los duelos, propiamente dichos, directos servían, porque Jolyon ganó uno y Kevin otro. Les ofrecieron el mismo contrato, uno rechazó y el otro aceptó. Palmer tendrá una segunda oportunidad para demostrar si sigue teniendo margen de mejora. La referencia en el otro lado será fantástica, porque sin duda Nico Hülkenberg debería servir para determinar, ya sin excusas de inexperiencia, si Jolyon vale o no vale para la Fórmula 1.

Magnussen Rusia

Más allá de algo de fortuna en Rusia, Kevin ha pilotado bien, pero sin alardes. (Fuente: laf1.es)

Kevin se va: es difícil pasar de ser “el nuevo Hamilton” a quedarte sin volante en el plazo de 12 meses. Kevin Magnussen fue el enésimo ejemplo de un piloto lanzado al estrellato demasiado pronto por la prensa, simplemente por una actuación destacada en su primer GP. El resto del año 2014 serviría para ponderar verdaderamente el nivel del danés, que acababa de ganar la FR3.5 en 2013: gran velocidad en clasificación, pobre desempeño en carrera. Anduvo totalmente a la par que Jenson Button los sábados, pero la experiencia del inglés los domingos le hizo lograr más del doble de puntos que él. Así que se tuvo que quedar de probador en 2015, y poco después de dio cuenta de que no iba a volver a ser ascendido. De hecho, fue más bien despedido. Gracias al adiós de Pastor Maldonado y a encontrar algún que otro patrocinador danés, Kevin se subió al Renault de 2016 para demostrar en una segunda oportunidad si de veras merecía un volante titular en Fórmula 1. Y, sin más, ha cumplido. Y tal vez ése haya sido el problema: que Kevin no ha destacado. Lo ha hecho mejor que Palmer y seguramente sea mejor que él, pero le ha faltado vencerle con claridad. Han estado más igualados de lo que un verdadero supertalento habría permitido. Ha habido actuaciones inspiradas (Baréin, Rusia, Europa, Singapur), pero tampoco han sido legendarias, y le ha faltado bastante regularidad. Su accidente en Bélgica fue un error importante, y seguramente le quitó una décima en confianza. Porque velocidad no le faltaba: uno echa un vistazo a su onboard y sí que es capaz de ver el parecido con Hamilton. O más bien con Verstappen: mismos conceptos que Lewis (giro creciente contra freno decreciente, poco ángulo de volante), pero con todavía un menor grado de genialidad (sobre todo en lo referido a frenar tarde). Un servidor no tiene más medios para averiguar qué le falta a Kevin: ¿aplicación con los setups? ¿Menos desconexiones mentales? Parece haber una materia prima que no está siendo capaz de mostrar cada 15 días. Pero lo que sí que muestra es orgullo: cuando Renault le presentó la oferta para 2017, sintió que era última opción y que no confiaban verdaderamente en él (le ofrecían sólo una temporada), así que cogió sus bártulos y se fue a un lugar donde sí mostrasen fe en él. Ese sitio era Haas, donde a falta de confirmación oficial se entiende que a “KMag” le han ofrecido el típico contrato de 2 años + 1 variable. La pregunta es evidente: ¿Kevin gana en estabilidad a costa de perder en rendimiento? El VF-16 lo ha hecho mucho mejor este año, ¿pero eso se podrá repetir en 2017? Los franceses tienen un plan a largo plazo de ascender en la parrilla y pelear por el título en 2020: los americanos, con muchos menos medios económicos, están en la parrilla para promocionar su marca, o al menos eso dijeron antes de debutar. Y dada la particular visión de Gene Haas sobre el chasis (externalizarlo a Dallara), es probable que la próxima temporada estén más cerca de la Q1 que de la Q3; justo lo contrario que Renault. Eso sí, a su lado tendrá a una referencia bastante buena como es Romain Grosjean, que, repitiendo lo dicho en el párrafo de Palmer, “debería servir para determinar si vale o no vale para la Fórmula 1“.

Magnussen y Palmer han tenido un rendimiento aceptable en 2016. Y “aceptable” es una palabra demasiado complicada en este deporte. Por un lado, aquí sólo están los mejores, no los mediocres. Por otro, tampoco lo han hecho tan mal como para ser sustituidos por alguien más caro o más inexperto. Así que su destino era evidente: en 2017 tendrían otra oportunidad. La de Jolyon será la segunda, rara avis en F1; la de Kevin será nada menos que la tercera, y eso sí que es un hito. Muy juntitos en 2016, ahora ambos separan sus caminos. ¿Volverán a estar tan igualados en 2017, o será uno de los dos quien se lleve la palma?

Anuncios

5 comments

  1. pgimoreno · noviembre 21

    10 cilindros,
    Has sido justo en tu análisis para definir las actuaciones y el futuro a prueba de los dos de Renault.
    Si me permites en tu blog echar a andar la imaginación te lo agradeceré. Si no es el foro por favor indícamelo para no repetirlo nuevamente.
    Creo en un acuerdo entre Forcé India, Renault y un gran sponsor.

    Pido pensemos en como se juega al backgammon.

    Hulk mueve ficha hacia Renault y se cubre con Palmer este 2017;
    El vacío en Force India lo cubre el movimiento de Ocon.
    En 2018 Sergio Pérez mueve ficha hacia Renault. Palmer es sacrificado y se cubre con Hulk para iniciar ambos la búsqueda del campeonato a dos años.

    Force India en 2918 ya con Ocon no tan en crudo, se cubre con un piloto experimentado decepcionado llámese Bottas, Kimi, Sainz o Kvyat.

    Bueno, creo que ya me siento en invierno añorando la F1.
    Abrazo.

    Me gusta

    • diezcilindros · noviembre 21

      Bueno, me temo que es una conjetura como otras muchas que cada uno puede montarse en su cabeza. No tiene una base inapelable, así que debatir sobre ella es un poco estéril, porque cualquiera puede salir con otra historia similar y a ver quién demuestra si es cierta o falsa.

      En cualquier caso, agradezco que lo expongas con educación, e incluso puede que en 2 años se vea que llevas razón, pero en efecto no tengo mucho más que decir ^^.

      Me gusta

      • nexpemart · noviembre 23

        Hola, saludos Diez Cilindros, acá en México un reportero muy allegado a Slim Jr. Y Escudería Telmex afirmo que lo que freno el pase de Sergio Pérez a Renault fue el alto costo a la cláusula de rescisión que le puso Vijay al contrato del Checo y estos se negaron a pagar, de cuánto fue? No se especificó. Yo tambien creo que sucederá como lo piensa pgimoremo, en 2018 veremos a la actual pareja de Forcé India en Renault.

        Me gusta

        • Tovarichpavel · noviembre 24

          Está bastante interesante eso. Yo más bien pensé que se trataba del proyecto de Slim para llevarlo a Ferrari, que no me parece del todo descabellado. Ustedes que opinan. En 2018 hay más posibilidades de ver a Checo vestido de Rojo o de Amarillo??

          Me gusta

  2. 001 · noviembre 21

    Me parece lógico pensar que Renault con un chasis hecho para su motor, en vez del que usa actualmente, que era el del Lotus 2015, puede mejorar mucho para 2017, además de que su motor ha mejorado mucho, y puede mejorar más sin los tequens, por lo que será de esperar una gran mejora para la próxima temporada, esperanzas que podrían haber permitido a Kevin o a Pérez mostrar su potencial.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s