Una caída que no se detiene

Es una verdadera lástima, pero en el fondo es ley de vida: después de liderar la iniciativa privada en 2014 con hasta 9 podios, Williams poco a poco va cayendo hacia donde su presupuesto le va indicando: la media parrilla. Pero en el camino ha visto cómo otras escuderías menos pudientes lo han hecho mejor que ella, y eso sí que no debería ocurrir. Para colmo, la normativa 2017 a priori jugará en su contra, por lo que la caída puede que siga su curso. ¿Hay algún resquicio para la esperanza en el futuro de Grove?

————————————————-

En muchas ocasiones, el contexto lo es todo. No sólo hay que valorar la actuación personal, sino el entorno en el que se ha desarrollado. “Yo soy yo y mi circunstancia“, que diría Ortega. Así, que un equipo privado acabe 5º en el costosísimo Campeonato de Constructores de Fórmula 1, por delante de mastodontes como McLaren y fabricantes como Renault, debería ser valorado como un éxito. Force India así lo consideró en su momento; Toro Rosso lo firmaría con los ojos cerrados; ni qué decir tiene que para Sauber o Manor sería un sueño inimaginable. Pero entonces aparece “el contexto”: si la que acaba en P5 es Williams, la tercera escudería más laureada de todos los tiempos, y tras dos años de lenta pero inexorable involución, entonces no es tan exitoso. De hecho, sabiendo que la 4ª clasificada ha sido Force India y que a principio de año se hablaba de “recortar la brecha con Mercedes y Ferrari“, no debería haber reparos en decir que Grove ha fracasado en 2016.

Bottas Mónaco

Williams adaptó su monoplaza para que no fuera muy lento en sitios como Mónaco… ¿pero mereció la pena?
(Fuente: thecheckeredflag.co.uk)

Tras un 2015 agridulce, en el que mantuvieron la 3ª plaza por equipos del año anterior pero con un rendimiento global peor (sólo 4 podios, 63 puntos menos), Pat Symonds y compañía decidieron modificar el enfoque mecánico del FW38. Sus dos predecesores se habían considerado por una suspensión extraordinariamente rígida que les servía para volar en ciertas situaciones: piso seco, curvas rápidas y asfalto liso. El arquetipo de circuito, cuando la meteorología respetaba, era Silverstone. Su motor Mercedes ayudaba también en lugares con rectas largas como Sochi, Montréal o Monza, circuiutos todos ellos en los que consiguieron varios podios. Pero cuando llovía, había curvas lentas que demandaban tracción o el asfalto estaba bacheado, el Williams literalmente se hundía y ni siquiera entraba en Q3 o zona de puntos. Así que el equipo decidió que iba a actuar para eliminar las debilidades. La contrapartida, que por supuesto no mencionaron en la presentación del FW38 (cuya única diferencia visual con respecto al modelo anterior era unos brazos de suspensión delanteros situados un poco más abajo), era que sería a costa de sacrificar su buen rendimiento en las condiciones adecuadas. Es decir, si en 2014-2015 Williams subía al podio unos días y se quedaba en Q2 otros, en 2016 tendrían un rendimiento mucho más constante… pero entre las posiciones 7ª y 10ª. Subir al cajón se convirtió en una quimera (sólo han logrado 1, en Canadá), y todo a cambio de sumar un mísero punto en Mónaco en vez de cero. En definitiva, la jugada ha salido muy mal. Pero lo más preocupante ha sido el ritmo de desarrollo mostrado. Tras ser el 4º mejor coche en las primeras 5 carreras (más puntos que Toro Rosso, Force India y Haas juntos), el FW38 se fue hundiendo. Force India les dio caza, posteriormente les superó en velocidad pura y hasta McLaren se permitió el lujo de tutearles. Al final, tras 21 GGPP, Williams acabó en 5ª posición, sufriendo para entrar en Q3 y zona de puntos y siendo merecidamente superada por los de Silverstone, que cuentan con 60 millones menos de presupuesto. Y eso no es bueno.

Bottas Canadá

La mejor actuación de Bottas en 2016 fue, de largo, su remontada hasta el podio en Montréal. (Fuente: motorionline.com)

Sin embargo, cabe hacer una apreciación en cuanto al rendimiento del bólido. Es cierto que uno no dispone de datos de telemetría para analizar como se debe la conducción, pero en varias ocasiones ha dado la sensación de que parte de la caída de Williams en 2016 se puede explicar a partir del modesto rendimiento de sus dos pilotos. La teórica punta de lanza, Valtteri Bottas, ha emitido las mismas señales que en 2015. Tanto las positivas como las negativas. Tras haber sumado nada menos que 6 podios y acabado 4º en la general de pilotos (superando a Sebastian Vettel o Fernando Alonso) en 2014, Valtteri tenía que confirmarse la temporada siguiente. Y sin embargo, su año fue algo descafeinado. Su reputación se había enfriado. Venció en su lucha interna a un Massa que no estaba en su mejor momento, pero por muy poco (11-8 en clasificación, 136-121 en puntos, 2-2 en podios). Necesitábamos ver progresión si queríamos considerarle candidato a un volante puntero. ¿Nos la mostraría 2016? Pues ciertamente… no. A nivel de resultados, ha sido tan sólido como siempre, pero casi nunca brillante. Sólo su podio en el Gilles Villeneuve, con una remontada formidable y un coche inferior a los de la competencia, fue realmente meritorio. El resto del año, Valtteri se limitó a clasificar justo por delante de su compañero y a poner el coche más o menos en la posición merecida, sin apenas actuaciones estelares. Que no está mal, pero creíamos que Valtteri llegaría a ser algo más que “sólido”. A nivel de pilotaje, ha habido progresos en su mayor defecto pero han sido bastante leves. Hablamos, claro, de esa tendencia a aplicar un giro de volante concreto en la entrada y mantenerlo durante todo el radio de la curva. Es decir, ni el giro creciente/pedal decreciente de los Hamilton, ni las correcciones por puros reflejos de los Rosberg; Bottas mantenía su giro de forma constante, y sólo corregía usando los pies si era necesario. Ahora ha mejorado algo en la coordinación de sus cuatro extremidades para adaptarse a los niveles cambiantes de agarre (es decir, para mejorar en condiciones de carrera), pero todavía tiene trabajo por hacer para meterse de lleno en la élite.

Massa Italia

Felipe Massa anunció en Monza su retirada, como hiciera su compañero y mentor Michael Schumacher 10 años antes. (Fuente: Reuters)

El juicio sobre Valtteri es complicado porque seguramente lo ocurrido en la batalla interna desvirtúa su nivel real. Es decir, batir 17-4 a tu compañero en clasificación puede ser porque el vencedor es un fuera de serie o porque el vencido ha tenido un rendimiento para olvidar. Y, por supuesto asumiendo que podamos estar errados en nuestra apreciación, en 2016 parece que ha habido más de lo segundo: Felipe Massa no ha dado la talla. El brasileño, vapuleado por Fernando Alonso en sus 4 años de compañeros en Ferrari, encontró un extra de motivación para rendir al cambiar de aires. Felipe fue inferior a un prometedor Bottas en 2014 y 2015, pero las fuerzas tal vez estaban 60:40, no más desigualadas. Sin embargo, esta temporada parece haberse producido la ruptura definitiva. Como no sabemos cuándo decidió el #19 retirarse, desconocemos si la caída de rendimiento fue causa o consecuencia de dicha determinación. Pero lo cierto es que, al igual que el FW38 decayó tras 5 carreras, Felipe también empeoró sus prestaciones en el mismo momento. Hasta España inclusive, sumó 36 unidades: en los 16 GGPP siguientes, apenas 17. Massa cayó brutalmente los sábados, el principal síntoma de que un piloto empieza a perder facultades, y en efecto sólo superó a Bottas en 4 clasificaciones. Y empezar con ese hándicap las carreras complicaba el asunto: mientras el #77 se las apañaba para acabar 8º ó 9º, Felipe atravesó un tramo de 8 Grandes Premios en los que sólo logró 3 puntos. Si este bajón no era por haber decidido marcharse a final de temporada, desde luego indicaba que era hora de decir adiós. Una lástima para un piloto que había sido la viva imagen de la validez del entrenamiento: alocado al principio y poco a poco pulido al lado de Michael Schumacher (más que un compañero, un maestro para Felipe), el brasileño llegó a convertirse en uno de los mejores del mundo en curvas lentas. En su última versión, el Massa “giro pequeño-giro grande” sólo ha sido verdaderamente competitivo en los circuitos stop&go, con grandes frenadas y giros sosos, como Albert Park, Bakú o Yas Marina. Demasiado poco.

2017, en definitiva, no se presenta muy halagüeño y esperanzador para Williams. Tras 24 meses en decadencia continuada y con un resultado no del todo satisfactorio, la previsión más evidente es suponer que las cosas seguirán yendo a peor salvo que se introduzca un catalizador, algo que revolucione a los de Grove y les permita cambiar la tendencia. Y el año que viene tendrán dos sustanciales novedades. La primera en principio no les vendrá bien, pues la nueva normativa aerodinámica reducirá en principio el beneficio de tener un motor Mercedes, pero tal vez encuentren la fórmula mágica antes que nadie (sin ir más lejos, en 2009 ellos fueron de los primeros en usar un doble difusor). Sin embargo, la verdadera noticia será el debut de Lance Stroll, un piloto canadiense de apenas 18 años que ha recibido el mayor kilometraje en ensayos privados desde los tiempos de Hamilton. Llega con la etiqueta de piloto de pago pero también con la de campeón de la F3 Euroseries que disparó las carreras de Esteban Ocon o Max Verstappen. ¿Será el joven Lance la buena noticia que necesitan los británicos?

Anuncios

2 comments

  1. 001 · diciembre 14

    Muy complicado el 2017 para equipos con poco presupuesto, dado el cambio de normativa, aunque una oportunidad para el genio creativo de los ingenieros.

    Me gusta

  2. SportPrototipos · diciembre 14

    Es hora de retomar los famosos Ala-X, las prolongaciones y los alerones dobles que se pusieron de moda en los 90

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s