Tocados, pero no hundidos

La 9ª posición de Felipe Nasr en Brasil fue un doloroso puñetazo para las aspiraciones de Manor. Caer a la P11 por equipos les impedía disfrutar del jugoso extra de unos 30 millones que les correspondía como premio. Un extra del que han gozado en las tres últimas temporadas, y sin el cual tendrán que afrontar el 2017. Un duro castigo para la escudería que más mejoró de 2015 a 2016 y que acabó la temporada con dos pilotos pero que muy talentosos.

————————————————-

Supervivencia. Ese ha sido el leitmotiv de Manor desde la creación de su equipo de Fórmula 1 allá por 2009, a pesar de que a día de hoy nada tiene que ver con aquel proyecto. Amparados en el límite presupuestario que Max Mosley acababa de promulgar, Nick Wirth y John Booth decidieron lanzarse a la aventura. Richard Branson, un empresario caracterizado por su estilo intrépido, se vio reflejado en la valiente decisión de Manor de diseñar un coche sólo por medios informáticos, sin utilizar túneles de viento, y su patrocinio convirtió al equipo en Virgin. Pero la Fórmula 1 estuvo más cerca que nunca de romperse por culpa de aquel límite presupuestario, la FIA debió dar marcha atrás y el nuevo equipo ya estaba condenado a las penurias antes siquiera de debutar. 2 temporadas acabando en última posición, un cambio de nombre (Marussia), otro año perdiendo la P10 en la última carrera y una tragedia difícil de superar deberían haber sido suficientes para desmoralizar a la tropa y dar por concluido el proyecto. Pero entonces apareció Stephen Fitzpatrick, salvó los restos de Manor-Marussia y convirtió a los de Banbury en una escudería, al fin, competitiva.

Haryanto Barcelona

El MRT05 fue un brutal salto adelante con respecto a su predecesor, pero aun así era apreciable la modestia de los recursos invertidos en él.
(Fuente: elcuentakilometros.wordpress.com)

“Competitiva” no en el sentido de pelear por ganar, claro, sino en el de tener rivales a los que vencer de vez en cuando y no estar anclado a la última línea a 2 segundos del siguiente mejor coche. 2015 fue un año de reestructuración, estar en parrilla simplemente para cobrar el bonus que el difunto Jules Bianchi ganó para el equipo en Mónaco el año anterior, y a partir de 2016 despegar. El salto dado durante el invierno no pudo ser más grande: mientras que el MRT03B no era más que el paupérrimo coche de 2014 actualizado a los pequeños cambios del reglamento (y con el mediocre motor Ferrari de dicho año), el MRT05 era un bólido totalmente nuevo, con un diseño más acorde con el “estado del arte” y fundamentalmente con un motor Mercedes de 2016. Fácilmente, Manor encontró 1 segundo en el chasis (al juntar el progreso de 2 años) y aún más que eso con el propulsor, enjugando toda la distancia que le sacaba el penúltimo coche de 2015 (Sauber). Por tanto, el objetivo del año era evidente: luchar de tú a tú con los suizos. Y el desarrollo de la temporada confirma que lo han cumplido. En 9 de los 21 Grandes Premios, al menos un Manor clasificó por delante de los dos C35. El escenario favorito del MRT05 eran las pistas con largas rectas y pocas curvas: Baréin, Canadá, Alemania, Bélgica, Italia, México o Abu Dabi fueron lugares fértiles para Manor, pero sin ninguna duda el mejor Gran Premio fue Austria. Se esperaba que el coche británico fuera bien allí, pero clasificar 12º y sumar un punto fue incluso más de lo esperado. Con esa unidad consiguieron superar a Sauber y marchar en 10ª posición en el campeonato de constructores… hasta que la lluvia de Brasil permitió a Felipe Nasr acabar 9º y acabar abruptamente con las esperanzas de Manor. Ese vuelco en la clasificación supuso un golpe de unos 30 millones de euros a las arcas de Banbury (aproximadamente una tercera parte del presupuesto), por lo que dejar de contar con ese dinero sin duda lastrará el desarrollo del equipo durante 2017.

Wehrlein Austria

El fin de semana de Pascal Wehrlein en Austria fue sensacional. El alemán logró en el Red Bull Ring su primer punto en F1.
(Fuente: Sky Sports)

Y, sin duda, el punto de mira está en los asientos. Manor tendrá que recurrir a pilotos de pago y eso podría suponer el fin de Pascal Wehrlein en el equipo. En apenas 12 meses, la trayectoria del germano ha sufrido innumerables vaivenes: campeón del DTM con Mercedes, asiento titular en F1 a cambio de un descuento en la factura de motores, problemas en clasificación frente a su compañero, una sobresaliente actuación en el Red Bull Ring, malos comentarios sobre su personalidad dentro del equipo, rechazado para ascender a Force India en 2017, candidato a un asiento en Sauber, máximo favorito para suplir a Nico Rosberg tras su retirada… y ahora, a 30 de diciembre, en un preocupante impasse. Partiendo sólo de los datos disponibles, y siendo totalmente objetivos, hay que decir que Pascal ha sido un muy buen debutante. Batiendo 14-7 los sábados al piloto del otro MRT05, Wehrlein ha destacado por una brutal velocidad pura que le ha llevado a entrar 5 veces en Q2 (más la P16 de Baréin, que entonces no daba pasaporte a la 2ª ronda) con lo que era un chasis de penúltima o última línea. De hecho, el #94 parecía motivarse más cuando su coche llegaba a un circuito favorable. Sus resultados incluso podrían haber sido mejores de no ser por la habitual estrategia de Manor de usar todos sus neumáticos qualifying en Q1, obligándole a rodar con usados en la segunda ronda cuando lograba el milagro de pasar. En carrera la cosa era aún mejor, venciendo a su compañero 11-3 en los GGPP acabados por ambos. Observando su conducción, este dato puede resultar contradictorio, pues Pascal se muestra como un piloto de aportes agresivos que debería ser más velocidad que constancia. Afronta las curvas a lo Rosberg, con el coche apuntando hacia la parte exterior (para ganar ángulo de giro), pero Pascal realiza un imperceptible movimiento de volante, justo en el inicio de la frenada, para ponerlo paralelo a la línea blanca, y a partir de ahí mete dirección en dos dosis, no el clásico “giro pequeño-giro grande” de los Massa, sino el “cargo y ajusto” de Nico, un aporte agresivo y otro de adición en el ápice para pasar la curva con mucha velocidad. Si esto le valdrá a Mercedes para elegirle para sustituir a Nico Rosberg sólo lo saben en Brackley. Con los números en la mano, Wehrlein parece suficientemente capacitado para, como mínimo, ser un buen escudero de Hamilton. Pero si Force India le descartó y tanto las Flechas de Plata como Williams están a punto de llegar a un acuerdo con tantos aspectos negativos para ambos (pérdida de ingresos por motores para unos, necesidad de recuperar al retirado Felipe Massa para otros) con tal de no contratar a Pascal, algo hay con el #94 que desconocemos y que seguramente vaya a afectar decisivamente en contra en la trayectoria del talentoso piloto alemán.

Ocon Brasil

Su muestra de 9 carreras es aún muy pequeña, pero en Brasil Ocon dejó detalles de lo que puede llegar a ser en el futuro. (Fuente: formula1.com)

Rio Haryanto no fue competencia realista para Pascal, más allá de sorprendentemente superarle en 5 sábados de 12, pero el indonesio se hundía completamente los domingos, acabando el último en todas las carreras que vio la bandera a cuadros salvo una. Su puesto quedó en el aire tan pronto como su patrocinador dejó de pagar y Manor optó por reducir aún más su factura de motores dándole un asiento a uno de los pilotos más prometedores del panorama mundial: Esteban Ocon. En la temporada 2014 de la F3 europea, todos se quedaron con Max Verstappen. Pero el campeón de aquel año, siendo un rookie como Max, fue Esteban. Y al año siguiente, en su estreno en la GP3, se proclamó campeón, con una histórica racha de 9 segundos puestos consecutivos. En definitiva, la regularidad y la constancia son los ingredientes principales de un Ocon que ya este año ha dejado muestras de no tener (todavía) esa cautivadora velocidad pura (2-7 perdió en clasificación contra Wehrlein), pero sí un interesante desempeño en carrera. Su mejor actuación fue sin duda Brasil: sí, perdió en clasificación frente a Pascal, pero en la lluvia dominical Esteban aplastó a su compañero y rodó durante 52 vueltas en zona de puntos. Sin duda, en Interlagos Ocon demostró “ese algo especial”. Y en cierto modo se puede apreciar a ojos vista cuando uno se monta en su coche. En sus frenadas, tiene un toque de Hamilton y otro de Ricciardo: le gusta frenar hasta el vértice, aplicando progresivamente la dirección como al inglés; pero no tiene reparos en meter todo el volante necesario para tomar la curva cuando va ligeramente pasado. No deja períodos sin usar ni freno ni gas, sino que en cuanto suelta del todo el pie izquierdo comienza a coquetear con el acelerador. Desde fuera, parece demasiado paciente (seguramente ni el RS16 del vídeo ni el MRT05 le permitan tampoco grandes locuras), y seguramente sea el punto donde más margen de mejora tiene, además de en efecto algo más de velocidad en clasificación. Los que manejan todos los datos han visto que el potencial es suficiente como para considerarle, y Esteban pilotará el Force India en 2017 después de convencerles en las pruebas. Wehrlein diría que no fueron los resultados lo que motivaron la elección del francés en lugar de Pascal, y repasando los registros de Manor seguramente el #94 esté más preparado que Ocon a día de hoy, así que la teoría del carácter y la personalidad cobra más fuerza. De ahí la dureza de la decisión para Pascal, y de ahí también el motivo para la esperanza con Esteban: no sólo hay materia prima sino también materia gris.

Como decimos, el #31 ya ha puesto rumbo a Silverstone y el #94 tiene su futuro por decidir. La opción de Mercedes parece ahora mismo poco probable, y es difícil que Manor le retenga habiendo pilotos que puedan aportar patrocinio. Así que Sauber, con quien ya tenía un acuerdo prácticamente cerrado antes del “Rosberg-gate”, parece el destino más probable para el de Sigmaringen. Y eso deja 2 volantes sin confirmar por ahora en Banbury. Esta incertidumbre no es lo más idóneo para afrontar una temporada, pero es sin duda el pan nuestro de cada día para Manor, quien ha tenido que esperar hasta febrero o incluso marzo para confirmar su alineación, siempre pendiente del dinero que sus pilotos puedan traer. Y habiendo perdido de forma tan dolorosa la 10ª posición en el campeonato, no les quedará más remedio si quieren sobrevivir en 2017. Pero tengan por seguro que lo harán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s