El as de las dos y las cuatro ruedas

(Fuente foto de portada: alchetron.com)

Hay personas que son únicas, y serlo en el deporte de élite resulta impactante. Pero una cosa es ostentar un récord, que puede ser batido, y otra es detentar una condición que, en el mejor de los casos, sólo puede ser igualada. Y en los tiempos que corren, parece muy difícil pensar en que alguien emule la gesta del hombre que hoy nos ocupa: John Surtees, la única persona de la historia capaz de ganar títulos en motociclismo y en Fórmula 1.

————————————————-

Hace aproximadamente un año, en diezcilindros recordábamos los escarceos de Valentino Rossi, el as del motociclismo, con la Fórmula 1. Fueron una serie de tests entre 2006 y 2010 que hicieron pensar en que realmente había opciones de que el de Urbino, tras 5 títulos seguidos en 500/MotoGP, se aburriese de su disciplina y se pasase al enorme desafío de las cuatro ruedas. Erróneamente, muchos pueden pensar que se trataría de la primera persona que hiciese eso, pero eso sería desconocer una parte de la historia en la que los pilotos cambiaban de disciplina casi como de ropa interior. Mike “The Bike” Hailwood fue sin duda un meritorio, pues tras lograr nada menos que 9 títulos se pasó a tiempo completo para intentar lograr la hazaña, pero el único que la consiguió fue su coetáneo John Surtees: 3 entorchados de 350cc, 4 de 500cc y, en 1964, el Campeonato del Mundo de Fórmula 1. Mañana cumplirá 83 años una leyenda viva de las dos y las cuatro ruedas, el único poseedor de un registro que hoy día parece impensable que pueda ser igualado.

20170210 Surtees MV Agusta

El joven John, con su MV Agusta con la que ganó decenas de carreras y hasta 7 títulos. (Fuente: selvedgeyard.com)

John en motociclismo: no es ni la primera ni la segunda vez que, repasando la historia de la Fórmula 1, nos encontramos con un vendedor de motocicletas. En este caso, era el padre de John quien se dedicaba a ello y podía costearse sus incursiones en el motociclismo. La primera carrera del pequeño Surtees no fue precisamente normal, y es que iba metido en el sidecar de la moto Vincent de su padre. Ganaron la carrera, pero fueron descalificados al descubrir que John sólo tenía 14 años y estaba por debajo de la edad mínima establecida. Pero era cuestión de tiempo: al año siguiente ya comenzó a pilotar él mismo, y en 1951, cuando tenía apenas 17, ya comenzaba a codearse con los mejores. Eso le permitió debutar en el Campeonato del Mundo de Motociclismo al año siguiente, consiguiendo un 6º puesto en el Gran Premio de Ulster (Irlanda del Norte). Sin embargo, no consiguió una entrada con escudería oficial hasta 1955, con la escudería Norton, con quienes disputó el TT de la Isla de Man (4º en 350cc), el GP de Alemania y el GP del Ulster, en el que John consiguió su primera victoria… pero no con una Norton, sino con una alemana NSU de 250cc. En las carreras locales había conseguido batir a la leyenda de las dos ruedas Geoff Duke, y parecía dispuesto a comenzar a brillar ya en 1956, pero Norton entró en graves problemas financieros y Surtees tuvo que buscarse la vida en Italia: Meccanica Verghera Agusta, más conocida como MV Agusta, fue su montura a partir de entonces. Y, con ella, John entró en la leyenda. El de Tatsfield se proclamó campeón del mundo de 500cc con una suficiencia asombrosa: disputó las tres primeras carreras (Isla de Man, Holanda y Bélgica), las ganó con holgura y luego no participó en las 3 restantes. Dio igual, pues “Big John” consiguió el título con una victoria de ventaja sobre el 2º. Tras un 1957 lleno de problemas, Surtees tuvo todo en orden para 1958, y entonces comenzó la tiranía. Resumiendo mucho: en 1958 y 1959, los campeonatos de 350cc y 500cc sumaron un total de 27 carreras. John participó en todas menos las 2 de Suecia ’58, es decir, corrió 25 GGPP, y ganó todos. En 1959, de hecho, consiguió además 11 vueltas rápidas de 13 posibles. Huelga decir que se proclamó campeón de ambas categorías en dichos años. Y repitió en 1960, aunque dejando alguna migaja para sus rivales. De postre, se convirtió en el primer hombre en ganar 3 veces seguidas en Isla de Man. Eso, sumado a sus 7 títulos, le convirtieron en una leyenda del motociclismo. Sin embargo, ahí se quedo. Tenía apenas 26 años, y jamás volvió a disputar una carrera de 2 ruedas. ¿Qué ocurrió? Que le había picado el gusanillo de las cuatro…

20170210 Surtees Lotus

En Portugal 1960, Surtees plantó su Lotus en la pole.
(Fuente: diariomotor.com)

John en automovilismo: y es que si en 1960 no arrasó como las dos temporadas anteriores se debió en gran parte a que ya había decidido hacer sus pinitos en la Fórmula 1. En Mónaco de aquel año disputó su primera carrera nada menos que con el equipo oficial de Lotus, pero abandonó en las primeras vueltas. Cuando el Gran Circo llegó a su Reino Unido natal, Surtees volvió a probar fortuna, y esta vez logró una impresionante 2ª posición en Silverstone. Y en la siguiente carrera, Portugal, logró la pole. ¿De verdad John Surtees, la leyenda del motociclismo, podía ser también un grande de la Fórmula 1? Sería clave acertar en 1961, año de un brutal cambio normativo en la categoría (motores de 1,5 litros). Pero “acertar” sólo lo hicieron los pilotos de Ferrari: el resto sufrió para arañar unos míseros puntos. Surtees se enroló en la escudería Yeoman Credit Racing, regentada por el mítico Reg Parnell. Participaron con un Cooper, que venía de ganar el título los dos últimos años, pero John apenas logró 4 unidades. Parnell, decepcionado, cambió sus coches y se hizo con dos Lola, a pesar de que era la primera vez que esta marca participaba en Fórmula 1. El Mk4 no fue un mal bólido, y en las manos del talentoso Surtees logró 19 puntos y la 4ª posición en el campeonato del mundo. Entonces, el mexicano Ricardo Rodríguez falleció, con apenas 20 años, en un GP de México no puntuable que disputó con un Lotus, pues Ferrari, su escudería, declinó participar en él. La Scuderia se quedó con una vacante y el legendario Enzo se fijó en John. Así, en 1963 el británico pasó a pilotar uno de los coches italianos, y aunque en su primer año no gozó de una mecánica brillante, en 1964 sí que contó con un bólido capaz de pelear el título.

20170210 Surtees México

Con los colores de la NART por un litigio con la Federación Italiana, Surtees consiguió para Ferrari el título de pilotos en Mexico 1964.
(Fuente: desdelapelouse.wordpress.com)

El favorito era Jim Clark, que debería haber revalidado su campeonato de no ser porque su Lotus fue aún más frágil que de costumbre y le hizo retirarse en 3 carreras seguidas cerca del final de la temporada. Surtees ganó 2 de ellas y recortó distancias a Clark y a Graham Hill, que con su BRM había ido de 2º en 2º hasta ponerse líder. Llegaron separados por 4 puntos al Glen, la penúltima carrera, y Hill venció con medio minuto de ventaja sobre Surtees. Clark casi se había descartado para el título final debido a otro fallo de su Lotus, en este caso con la inyección de combustible. Hill le sacaba ahora 7 puntos al de Ferrari… pero en realidad eran 5 porque aquel año sólo contaban los 6 mejores resultados de la temporada, y el 5º de “Míster Montecarlo” en Spa ya no era de utilidad. Y eso significaba que de conseguir un buen resultado en la carrera final, México, también se le restarían las 3 unidades logradas en Zandvoort. Es decir, que Hill sólo podía sumar, en caso de victoria, 6 puntos a su total neto de 39. Y Surtees, que tenía 34, había abandonado 4 veces durante la temporada y por tanto no tendría que descartarse ningún resultado. En resumen: para ganar el campeonato, “Big John” tenía que ser 1º ó 2º y que Hill acabase por detrás de él. Clark, con 30, tenía que ganar, que Surtees no fuera 2º y que Hill no sumase puntos netos, es decir, fuese 4º o peor. Y México 1964 fue durante casi medio siglo el mejor season finale de la historia del deporte. Jim, como era habitual, marcó la pole, y con Surtees 4º y Hill 6º en parrilla tenía una muy buena opción de título. Clark se escapó en la pole, con Dan Gurney 2º, Lorenzo Bandini (el compañero de Surtees) 3º y Graham Hill 4º. Si Hill le ganaba la posición al italiano, se proclamaría campeón. Pero entonces, ¡crash! Bandini chocó contra la parte trasera del BRM y Graham trompeó, perdiendo varias posiciones y rompiendo uno de sus escapes. Entonces, Jim respiró: mientras Gurney fuera 2º y él ganase, el segundo título consecutivo estaba en el bote. Pero en la penúltima vuelta, el Lotus le falló de nuevo. Su motor venía dejando un reguero de aceite desde hacía varios minutos y, tras cruzar la línea de meta en la vuelta 64 de 65, se quedó parado. El título era para Graham Hill, que vagaba en 11ª posición con 2 vueltas perdidas. Pero Ferrari tenía un minuto para reaccionar. En la última vuelta, el team manager de la Scuderia, Eugenio Dragoni, se asomó al paso de sus coches por la recta de meta y le ordenó a Bandini que redujese y dejase pasar a Surtees. Lorenzo, siempre un jugador de equipo, levantó y cedió la P2 a John, los 6 puntos que necesitaba para proclamarse campeón. Surtees lo había conseguido.

Y, de nuevo, cuando parecía en lo más alto, los éxitos de “Big John” se acabaron. En 1965 sufrió un pavoroso accidente en Mosport, del que según cuentan salió con un lado del cuerpo 10 centímetros más corto que el otro (!). Los doctores le recolocaron los huesos “por el método tradicional”, pero no consiguieron recuperar toda la diferencia y desde entonces John quedó visiblemente maltrecho. Ferrari no le inscribió en las 24 Horas de Le Mans en 1966 sin avisar a Surtees, que ya estaba recuperado, y tras discutir con Dragoni se separó abruptamente de los italianos. Alí comenzó la espiral negativa del inglés, que pasó con moderado éxito por Cooper y Honda, para descender a BRM, McLaren e incluso construir su propio bólido, con el que apenas sumó 5 puntos y puso punto final a su trayectoria en 1972. 7 títulos de motociclismo y uno de Fórmula 1, siendo el único en la historia que ha logrado ambos trofeos, es un palmarés legendario. Pero en ambas disciplinas quedó la sensación de que John pudo hacer aún más. Así de gigantesco era su talento.

Anuncios

One comment

  1. Nokia Mondéjar · febrero 11

    Impresionante y mítico John Surtees. Gracias diezcilindros, por enseñarnos a los más jóvenes la Historia de la Fórmula 1

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s