La alternativa discreta

(Fuente foto de portada: f1fanatic.co.uk)

RED BULL

(Fuente: @redbullracing)

Nombre completo: Red Bull Racing
Sede: Milton Keynes, Buckinghamshire, Reino Unido
Jefe de equipo: Christian Horner
Director técnico: Adrian Newey
Nombre del coche: RB13
Motor: TAG Heuer (Renault)
Pilotos probadores: Sébastien Buemi, Pierre Gasly

Primer GP: Australia 2005
GGPP disputados: 224
Victorias: 52 (23,2%)
Poles: 58 (25,9%)
Podios: 132 (29,5%)
Vueltas rápidas: 52 (23,2%)
Títulos mundiales de pilotos: 4 (2010, 2011, 2012, 2013)
Títulos mundiales de constructores: 4 (2010, 2011, 2012, 2013)

————————————————-

Desde bastante antes de que finalizase la temporada 2016, Red Bull Racing había sido señalado por todo el mundo como “la alternativa” a Mercedes. Después de la enésima decepción a media temporada de Ferrari, los de Milton Keynes fueron los únicos que consiguieron quitarle victorias al W07. Sólo fueron 2, pero el resto del tiempo rodaron tan relativamente cerca de Lewis Hamilton y Nico Rosberg que parecían preparar la ofensiva por el título en 2017. De hecho, en muchas carreras los estrategas se dedicaron a “hacer cosquillas” a los de Brackley para tratar de averiguar cómo reaccionaban bajo presión, una situación que, a buen seguro, los angloaustriacos esperan que se vea en los próximos meses.

El RB13 tiene una apariencia bastante sencilla en comparación con sus rivales. ¿Se guarda algo en la manga Adrian Newey?
(Fuente: soymotor.com)

Sin embargo, la expectación se ha enfriado en los últimos días. Y es que desde que Red Bull presentó su RB13 (a las 13:13 horas, desafiando a los supersticiosos), muchos quedaron algo decepcionados con el bólido que Adrian Newey y su equipo de ingenieros habían concebido para este Mundial. Su aspecto era todo lo contrario a “sofisticado”, con un trabajo modesto en la crítica zona de los deflectores y sidepods, y ciertamente parecía más simple que el Mercedes o el Ferrari. Pero generalmente Newey siempre ríe el último. Y ese misterioso agujero en el morro, a medias para refrigeración y para alimentación del conducto S, podría ser una solución en la que Red Bull se revele como la pionera. En cualquier caso, no íbamos a salir de dudas en los tests, tan complicados de entender como son. Pero sí que pueden presenciarse algunas pautas, y lo que vemos no es tremendamente optimista para el conjunto de Christian Horner. Los tiempos tanto en tanda corta como en tanda larga están a más de medio segundo de diferencia de los líderes. Sin duda, parte de ese déficit viene del motor, un TAG-Heuer (es decir, un Renault) que ha presentado bastantes problemas de fiabilidad en su ERS y que obliga al RB13 a ser un coche bastante “limpio” de apéndices y otras fórmulas que creen resistencia. La confianza para Red Bull podría venir de que, en la pasada pretemporada, parecían estar igual de mal, pero consiguieron mejorar rápidamente en las carreras iniciales y a partir de España ya pugnaban por el segundo lugar. Claro que ya sin opciones por el título, y ese y no otro es el objetivo que la marca de bebidas energéticas debería marcarse para 2017.

Donde no hay dudas es en la alineación de conductores. Daniel Ricciardo y Max Verstappen se revelaron como candidatos a mejor piloto del año, y todo apunta a que su batalla interna será uno de los elementos clave de la temporada, la determinación del australiano contra el talento del holandés. Parece la típica pelea que impulsa hacia delante a un equipo, igual que la de Hamilton y Rosberg colaboró en que Mercedes no haya dejado más que unas migajas en estos tres años. Y sin duda parece que ese impulso es imprescindible para Red Bull en esta fase inicial del año: a 13 de marzo, no son los máximos favoritos al título. ¿Nos contradirán dentro de 8 meses en Abu Dabi?

EL 2017 DE RED BULL EN TRES CLAVES

¤ Su alineación de pilotos es formidable, desde luego se postula como la más fuerte de las diez en parrilla a priori. En momentos clave pueden suponer unos puntos vitales.
¤ Todos esperábamos que el RB13 fuese el coche con el mejor mapa aerodinámico de la parrilla gracias a la nueva normativa. Veremos si el lío de las suspensiones no les ha afectado demasiado.
¤ Aunque confían en arreglarlo para Australia, el motor Renault no llega desbordando confianza. Sigue un paso por detrás de Mercedes y Ferrari en rendimiento y durabilidad.

#3 DANIEL RICCIARDO: Su primer asalto al título

(Fuente: redbull.com)

Nombre completo: Daniel Ricciardo
Fecha de nacimiento: 1 de julio de 1989 (27 años)
Lugar de nacimiento: Perth, Australia Occidental, Australia

Primer GP: Gran Bretaña 2011 (P: 24º. C: 19º)
GGPP disputados: 109
Victorias: 4 (3,7%)
Poles: 1 (0,9%)
Podios: 18 (16,5%)
Vueltas rápidas: 8 (7,3%)
Títulos mundiales: 0

Trayectoria en F1:

2010: Piloto probador de Red Bull y Toro Rosso
2011: Tercer piloto de Red Bull y Toro Rosso. Piloto de HRT (11 GGPP)
2012-2013: Piloto de Toro Rosso
2014-?: Piloto de Red Bull

Así pilota Daniel Ricciardo: onboard.

Es habitual que las grandes estrellas del automovilismo se vean venir desde las categorías inferiores. En un fin de semana en un circuito de karts cualquiera, de repente un entendido observador dice “aquí hay madera de campeón”. Un comentario lleva a un patrocinio, un patrocinio a un programa de jóvenes pilotos y un programa de jóvenes pilotos a la Fórmula 1. Y de ahí al estrellato. Ayrton Senna, Fernando Alonso, Lewis Hamilton… todos los que les vieron cuando eran unos mocosos prepúberes sabían que serían pluricampeones del mundo a nada que tuviesen suerte en su trayectoria. Pero con Daniel Ricciardo las cosas eran distintas. Sí, sin duda le señalaban como un piloto a seguir y se podía adivinar que llegaría a la F1. Pero nadie veía en él a una superestrella en ciernes. Y sin embargo, cuando ascendió a Red Bull en 2014 (y se discutía quién entre él y Jean-Éric Vergne era el más dotado), Daniel se destapó. Era un ganador.

Las nuevas normas y el tremendo empuje de su compañero podrían lastrar a Daniel Ricciardo en 2017. (Fuente: speedcafe.com)

Si Ricciardo tiene un rasgo diferenciador, una característica obvia, un gesto que rápidamente nos permite identificarle, seguramente sea su instinto adelantador en cada frenada. El “tejón melero” es un absoluto fanático de la frenada tardía y la apurada máxima. En carrera, esto se revela como terriblemente espectacular y un arma muy poderosa: si el piloto de delante llega al momento de frenar y ve que Daniel está a menos de 30 metros, ha de mirar el retrovisor, porque sí o sí le va a lanzar el coche. En clasificación, al rodar solo, esto no se aprecia tan fácilmente, pero en realidad resulta que el #3 es igualmente rapidísimo los sábados. Y nadie era capaz de imaginarse que su nivel fuera tan cercano a la élite: aplastó a un reducido Sebastian Vettel en 2014, acabó con la carrera en Red Bull de Daniil Kvyat (a pesar de un 2015 más igualado de lo esperado) y mantuvo a raya el impetuoso ascenso de Max Verstappen. Pero está por ver que su estilo se ajuste a lo demandado por las normas de 2017. Como dijimos ayer sobre Lewis Hamilton, la reducción de las frenadas hará que Daniel no pueda explotar dicha virtud; como compensación, ese giro de volante progresivo que acaba con muchísima dirección metida pasado el vértice será menos dañino, pues habrá más agarre y podrá acelerar antes. Sin duda, esto habrá obligado al australiano a replantearse su conducción durante el invierno, pero no será hasta Australia, cuando las situaciones sean verdaderamente competitivas y gocemos de suficientes cámaras onboard, cuando comprobemos qué tal se ha adaptado al RB13.

En cualquier caso, si coche y motor se portan, sin duda Ricciardo tendrá que ser un candidato al título. Si Mercedes y Ferrari se quitan puntos al inicio, Red Bull podría tener tiempo para llegar y pelear los campeonatos. De darse ese escenario, el australiano estará ante su primera campaña real por el cetro. Le tocará vivir en sus carnes lo que es pasarse las 24 horas del día pensando en su sueño desde niño, mientras que tiene la presión de los Lewis, los Valtteri, los Sebastian, los Kimi… y por supuesto, los Max. Siempre los Max. Será capital vencer en la batalla interna si quiere de verdad conseguir lo que nadie hubiese esperado cuando el de Perth daba sus primeras vueltas en karting: ser un campeón.

EL 2017 DE DANIEL RICCIARDO EN TRES CLAVES

¤ A día de hoy oposita al honorífico título de “mejor piloto de la parrilla”. Con 27 años, está en su cénit y debe aprovechar oportunidades como ésta.
¤ La permanente comparativa con Max Verstappen, quien oposita a complicarle la vida constantemente, podría lastrarle en su objetivo. Si están igualados se quitarán puntos para el Mundial de pilotos.
¤ Las nuevas normas obligan a modificaciones en la conducción. Daniel podría perder su ventaja en frenada, pero a nivel físico supera a muchos rivales de la parrilla, incluyendo a su compañero.

#33 MAX VERSTAPPEN: El “niño maravilla” de la Fórmula 1

(Fuente: f1world.it)

Nombre completo: Max Emilian Verstappen
Fecha de nacimiento: 30 de septiembre de 1997 (19 años)
Lugar de nacimiento: Hasselt, Limburgo, Bélgica*

* Su nacionalidad es holandesa.

Primer GP: Australia 2015 (P: 11º. C: R)
GGPP disputados: 40
Victorias: 1 (2,5%)
Poles: 0 (0%)
Podios: 7 (17,5%)
Vueltas rápidas: 1 (2,5%)
Títulos mundiales: 0

Trayectoria en F1:
2015-2016: Piloto de Toro Rosso
2016-?: Piloto de Red Bull

Así pilota Max Verstappen: onboard.

Max Verstappen revolucionó la Fórmula 1 desde incluso antes de debutar. Cuando en agosto de 2014 Toro Rosso anunció que el holandés, que en aquel momento todavía tenía 16 años, pilotaría el STR10 al año siguiente, muchos clamaron al cielo por la irresponsabilidad de montar en un F1 a alguien que no llevaba ni una temporada completa en monoplazas. Pero Red Bull sabía lo que hacía: era tal la pinta que tenía Max en las categorías inferiores, arrasando en karting, que había que agenciárselo sí o sí. La oferta de un volante era irresistible, y Verstappen entró en el programa de Red Bull. Apenas un año y pico después, ya estaba en el equipo titular. Barcelona sería su primera carrera con el RB12… y Max decidió entrar en la historia.

Antes de los tests estaba 2º en las apuestas por ser campeón. ¿Podrá dar la razón a los que confían en él? (Fuente: f1fanatic.co.uk)

La vida de Verstappen cambió en aquel 15 de mayo de 2016, pues su triunfo suponía la caída de numerosos registros que difícilmente serán batidos en el futuro. A partir de ese día, Verstappen sería mirado como un futuro campeón del mundo incluso más pronto de lo que se podía vaticinar cuando debutó. Pero sin duda estamos hablando de un piloto que, como es evidente, sigue en formación. Apenas lleva 3 temporadas en monoplazas (otro talento precoz de Red Bull como Sebastian Vettel tuvo cuatro y media antes siquiera de estrenarse en un GP), sólo tiene 19 años y todavía estamos muy lejos de saber dónde está el nivel real del holandés. De momento, como es obvio, alterna momentos espectaculares con pinchazos descomunales. Su cuerpo a cuerpo polariza a la afición: mientras unos creen que es un fuera de serie, otros sólo ven a un temerario adolescente al volante. Y su pilotaje presenta algún que otro claroscuro: fue cautivadoramente veloz en los circuitos de curvas rápidas y poco freno como Silverstone, Spa, Sepang o Suzuka, pero no fue a ninguna parte en Montecarlo, Marina Bay o Monza. A día de hoy, Max se presenta como un manipulador muy capacitado para coordinar el frenado y la rotación, pero con dos notables diferencias con respecto al as de esta técnica, Hamilton: Verstappen frena relativamente pronto, lo cual es sorprendente. Todavía no es capaz de reducir tan tarde como la élite y por tanto no lleva el pedal profundo hasta el vértice. Pero precisamente haber quitado velocidad antes que el resto le permite traccionar muy rápido y salir disparado para la siguiente recta. Uno se imagina curvas como Stavelot o Spoon, donde no hay que frenar mucho y sin embargo una buena tracción lleva a una recta larga, y entiende el éxito de Max en este tipo de pistas.

Ahora que los coches tendrán menos distancia de frenado, parece eliminarse ese principal déficit de Verstappen (aunque de todos modos ya se habían percibido progresos). ¿Pero cómo aguantará su físico de 19 años, aún en formación, las temibles fuerzas G de esta temporada 2017? A nivel físico, las carreras podrían hacérsele un poco largas, y aunque obviamente no estamos hablando de que vaya a tener que abandonar a falta de media hora exhausto, tal vez pueda verse sometido a un extra de presión y fatiga que le haga perder concentración. Igual no vence en un cuerpo a cuerpo, o comete algún error de más. Insistimos en que la diferencia será algún pequeño detalle. Pero con la terrible igualdad que se espera que tenga con su compañero Daniel Ricciardo, hasta el más nimio aspecto tendrá importancia para decidir quién sale vencedor. Tal vez esta ofensiva por el título le venga demasiado pronto, pero aún más temprano le vino a Marc Márquez en MotoGP y se proclamó campeón. ¿Podrá Verstappen batir el último récord y proclamarse campeón con apenas 20 primaveras?

EL 2017 DE MAX VERSTAPPEN EN TRES CLAVES

¤ La expectación es cada vez mayor: sus 2 temporadas en F1 han sido tan ilusionantes que Max tendrá que rendir con regularidad GP tras GP. ¿Le afectará a nivel mental?
¤ Aunque dos temporadas en la élite preparan el cuerpo para todo, puede haber alguna duda sobre su rendimiento físico a 70 vueltas. Veremos si su preparación es suficiente.
¤ Pronto comenzarán los rumores de cambio de volante (Ferrari, Mercedes…) y Verstappen tendrá que evitar descentrarse. Su objetivo sólo debe ser Red Bull 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s