Lewis empieza mandando

(Fuente foto de portada: GPUpdate.net)

Sin sorpresas en Melbourne. El W08 es el mejor coche en clasificación y Lewis Hamilton es ahora mismo el mejor piloto de la pareja de Mercedes. Por tanto, que el inglés haya conseguido su pole número 62, la 6ª en Albert Park y la 4ª consecutiva aquí (!) entraba dentro de los planes de todo el mundo. Como también figuraba en los pronósticos que la lucha por la 2ª posición entre Valtteri Bottas y Sebastian Vettel fuese de un pelo. Y así ha sido, con el alemán confirmando que este año va a por todas.

————————————————-

La llegada del primer Gran Premio de una temporada es siempre un momento emocionante. Pero en 2017, además, iba a ser histórico. Teníamos la certeza de que si no llovía (y han caído algunas gotas, algo que se esperaba para mucho antes esta mañana) íbamos a ver cómo los 5.303 metros del Albert Park iban a ser cubiertos en el menor tiempo que jamás se había hecho. Y así ha sido, pero tal vez los más puristas estén decepcionados. Sólo se ha conseguido rebajar en 1,2 segundos el mejor registro histórico, muy lejos de los hasta 5 segundos que se preveían con la nueva normativa. ¿Cosa de las temperaturas? ¿Influye que el circuito no tiene muchas curvas “aerodinámicas” y apenas se nota el efecto de las nuevas normas? Sea como fuere, lo cierto es que el 1:22.188 que hasta al menos dentro de 12 meses figurará como el mejor tiempo jamás marcado en Melbourne ha sido obra de, quién si no, Lewis Hamilton. El inglés ha confirmado las sospechas: el W08 es el mejor coche de la parrilla. El margen, de casi 3 décimas sobre el segundo, es un poco menor de lo esperado tras lo visto ayer, pero sí que casa más con nuestras previsiones de pretemporada: en clasificación, es un coche imbatible. La gran pregunta será en carrera: los libres mostraron a un Lewis muy superior en ritmo de carrera, pero las temperaturas mañana podrían subir hasta los 27º C a la sombra y el comportamiento de los coches variará notablemente de acuerdo con ello.

Así quedo el coche de Daniel Ricciardo. El australiano se estrelló en la Q3 y tendrá una difícil carrera mañana. (Fuente: GPUpdate.net)

La vuelta del inglés, con la que logró la 62ª pole de su carrera deportiva y está a sólo 3 de Ayrton Senna, eclipsó parcialmente la fiera lucha entre Sebastian Vettel y Valtteri Bottas por la segunda plaza. Era la clásica pelea del automovilismo: el piloto del coche “grande” no está al nivel de su compañero, y el del coche “pequeño” está pilotando fenomenal, así que el déficit mecánico se anula y todo irá por milésimas. Por 27, en concreto. Sebastian saldrá desde una primera línea que Ferrari no visitaba desde Singapur 2015 confirmando que las nuevas normas han creado un coche en el que se siente muy a gusto. El detalle de Seb ocurrió al final de la Q2: acabando su segundo intento con US (le sobraba un juego y había que usarlo), Vettel frenó en la recta de meta antes de cruzar la línea. ¿Intento de ocultar su rendimiento? ¿O es que había dañado algo sus neumáticos y no quería mejorar el tiempo y salir con ellos en carrera? De ser esto último, no le salió bien, pues sí que acabó mejorando unas milésimas, así que partirá con estas gomas. Bottas partirá 3º, en zona limpia y contento por estar a sólo 0,3 de su compañero, nada mal para ser su primer GP en la escudería. Kimi Räikkönen se quedó descolgado y sólo pudo ser 4º, pero a casi 6 décimas de Vettel, a quien había batido los últimos 5 sábados de 2016. En 5ª posición íbamos a ver a un Red Bull. En este caso, al de Max Verstappen. El RB13 no está ahora mismo al nivel de los dos grandes y la P5 es lo máximo a lo que pueden aspirar. A su lado tendrán a la gran sorpresa del día, Romain Grosjean. El Haas lleva amagando toda la pretemporada, y ayer cuajaron unos grandes entrenamientos con buenas posiciones sin gasolina y un ritmo como para pelear por ser la 4ª mejor escudería. El francés hizo una vuelta fantástica en su único intento de Q3 (para la galería su salvaje entrada de curva en Waite) y saldrá 6º. Pero ojo, a 1,9 de Hamilton. Las diferencias entre estos niveles son enormes. Con Grosjean en un ritmo superior, la pelea por la P7 quedaba en manos de Felipe Massa y los dos Toro Rosso. Y el brasileño no ha pilotado nada mal tras salir de su retiro express: tras unos conflictivos entrenamientos, el Williams ha cumplido más o menos las expectativas de pretemporada (aunque no contaban con ser superados por Haas) y Felipe saldrá 7º, tras superar por apenas 44 milésimas a Carlos Sainz y por 69 a Daniil Kvyat. Ambos STR12 se metieron relativamente por los pelos en Q3 y cumplieron así el objetivo, pero seguro que esperaban estar más cerca de Grosjean. El 10º fue Daniel Ricciardo, que sin duda estará muy decepcionado por haber tenido un accidente en su carrera de casa cuando intentaba poner al Red Bull en la órbita de los Ferrari. El australiano se salió en la antepenúltima curva tras entrar demasiado abierto y perder el control de su bólido. Se estrelló de espaldas, pero a poca velocidad, contra las barreras y a lo largo de la mañana comprobaremos si tienen o no que sustituir la caja de cambios.

Esperábamos ver a un Force India en Q3, pero ambos coches rosas se quedaron fuera. En concreto, Esteban Ocon perdió hasta medio segundo con respecto a su compañero. (Fuente: GPUpdate.net)

Q2: no debería haber emoción en esta segunda en lo relativo a los neumáticos (todos con ultrablandos, como se esperaba), así que todos nos centramos en los tiempos, en la pura lucha por ver quiénes eran los 10 más rápidos que pasaban a la Q3. Los minutos finales fueron vibrantes, chocando ferozmente con lo que tuvimos aquí el año pasado. Y lo cierto es que al final hubo alguna pequeña sorpresa. Los dos Force India se quedaron fuera, algo que no estaba en todos los planes. Sergio Pérez partirá 11º (tras quejarse de tráfico) y Esteban Ocon 14º. No han tenido el ritmo necesario en la parte final y tanto el Williams de Massa (precisamente el coche que se encontró Checo en la pista) como el Haas de Grosjean lo han hecho mejor que ellos. Así de apretado está esto. En P12 partirá Nico Hülkenberg, que llevaba una espectacular racha de 13 carreras seguidas en la Q3, pero el RS17 no es de momento tan bueno como el VJM09 que llevó el año pasado. Y 13º será Fernando Alonso, que ha podido pilotar al máximo un “renacido” McLaren, pero de momento está donde lo dejó hace 12 meses. Ya es un progreso, pues hace unos días creíamos que habían perdido 24. Ocon acabó en la citada P14 mientras que el 15º y último de esta Q2 fue un Marcus Ericsson que bastante hizo con entrar en segunda ronda con un Sauber. El sueco ni siquiera completó una vuelta porque sabía que no había ninguna opción de pasar el corte, y mañana tratará de acabar la carrera y esperar que ocurran cosas para ver si puede conseguir algún punto.

Un debut inesperado. Antonio Giovinazzi sustituyó a un Pascal Wehrlein falto de preparación fisica y se quedó a punto de pasar a Q2.
(Fuente: GPUpdate.net)

Q1: la primera ronda cronometrada de la temporada nos dejó algunos apuntes interesantes. Después de que prácticamente todos los equipos se dejasen 1 S, 1 SS y 5 US para la clasificación, Ferrari (que iba con 1-2-4) trató de “corregirlo” usando los superblandos en la Q1. Vettel marcó un tiempo suficiente, pero Räikkönen tuvo que hacer un segundo run con ultrablandos para mejorar y sentirse seguro. En cuanto a los eliminados, destacó ver a 5 coches distintos fuera, algo inesperado pero que demuestra que no hay equipo malo y la media parrilla está apretadísima. El 16º fue el debutante Antonio Giovinazzi, que de forma apresurada sustituyó a un poco preparado físicamente Pascal Wehrlein, y el italiano no lo hizo nada mal: se quedó a 2 décimas de su compañero, de salvar el corte, y podría haber mejorado de no ser por una costosísima pasada de frenada en la penúltima curva. Kevin Magnussen decepcionó con su Haas y apenas pudo terminar 17º, por delante de un Stoffel Vandoorne que no pudo repetir el éxito de Baréin 2016 de superar a su compañero en parrilla. El belga tuvo problemas con su presión de gasolina y perdió bastante tiempo de la sesión, por lo que no pudo dar el máximo. Lance Stroll sigue con su complicadísimo fin de semana de debut: en la FP3 se estrelló contra el muro y dañó su caja de cambios, viéndose obligado a sustituirla y perder 5 plazas. Había clasificado en una pobre 19ª plaza, que mañana heredará Jolyon Palmer. El inglés acabó último tras estar varios minutos en box solucionando problemas en su RS17. Sus intentos finales no fueron en absoluto suficientes, y partirá desde la P19 por la sanción a Stroll.

Y hasta aquí el sábado del GP de Australia 2017. Pero todavía queda lo más importante, el día grande. La carrera. De momento, la principal duda no reside en el número de paradas a realizar (todo lo que sea más de 1 sería sorprendente), sino en qué goma calzar en el pit stop. Todos creían antes de volar a Australia que US-S sería la táctica adecuada, pero ayer el SS no pareció mal neumático y el S en manos de Hülkenberg o Wehrlein rindió bastante mal. Suponiendo que el primer stint dura unas 20 vueltas, ¿se conseguirán hacer 38 con el superblando? A esta hora todos los ordenadores echan humo calculando si será posible. A la vista de la situación actual de neumáticos, la variabilidad estratégica va a ser mínima y tenemos el temor de que con ello también se reduzca la acción en pista. En cualquier caso, de encontrarnos en esta situación la temporada podría ser muy parecida a 2010. ¿Y quién no guarda en su memoria aquel año como uno de los mejores de la historia de la Fórmula 1? Abróchense los cinturones porque esto va a comenzar.

PARRILLA DE SALIDA: (click)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s