Una difícil para empezar

(Fuente foto de portada: GPUpdate.net)

Objeto de muchas críticas durante la pretemporada, Lance Stroll iba a tener un muy difícil Gran Premio de debut en Australia. Y seguramente haya superado incluso sus previsiones más pesimistas. Estrellarse en la FP3, penalizar por sustituir la caja de cambios, caer eliminado en Q1, tener que hacer un pit stop en la vuelta 4… un intensivo sobre la Fórmula 1 en apenas tres días. Pero obviando los puntos negativos, hubo algún que otro detalle positivo para el joven canadiense. ¿No es demasiado pronto para descartarle?

————————————————-

Lance Stroll lo tenía prácticamente todo para que los aficionados le mirasen con recelo en el pasado Gran Premio de Australia, debut oficial del canadiense en la Fórmula 1. El piloto de Williams, de apenas 18 años, había llegado a la máxima categoría gracias fundamentalmente al poderoso apoyo económico paterno, y aunque no quiera reconoce que es un factor importante. Stroll se escuda en que él ha ganado títulos en las categorías inferiores, y es cierto, pero sus detractores apuntan que, con dinero, triunfar en el motor es más sencillo, pues los coches de F3 no son 100% idénticos. Su programa de tests en 2016 con un FW36 de dos años antes le debería haber preparado notablemente para la categoría, pero cuando en la primera semana de pretemporada en Barcelona el joven piloto estrelló dos veces su flamante Williams, comprendimos que lo iba a tener complicado para rendir en Australia. Y ciertamente, no nos equivocamos.

Stroll destrozó su coche en la FP3, un presagio de lo que iba a ser ese sábado. (Fuente: GPUpdate.net)

La nueva normativa técnica ha venido justo en el peor momento para el #18. Los coches han ganado una barbaridad de rendimiento y pilotarlos es más complicado. El salto desde la F3 es ahora mucho más grande que el que se producía hasta 2016. Y no sólo es más difícil extraer hasta la última milésima de los nuevos coches; es que a 60 vueltas la cosa iba a ser peor, pues a su inexperiencia y a la propia complicación de la conducción hay que sumarle la relativa escasez de preparación física que tiene un cuerpo de 18 años sin estar acostumbrado a palizas de hora y media. Lo cierto es que viendo el rendimiento de Stoffel Vandoorne y Esteban Ocon en Melbourne, parece que los novatos van algo apurados. Es como si de nuevo la experiencia fuera un grado y los pilotos veteranos tuvieran un extra de ventaja sobre los que apenas llevan unos meses en el deporte. En definitiva, todo se conjuró contra Stroll en este primer fin de semana de carrera, y acabó haciendo todo lo que no debe hacer un piloto: estrellarse sin siquiera parecer rápido. Lance se dejó la caja de cambios en un accidente en los terceros libres y perdió 5 plazas en la parrilla. Casi no sale a clasificar debido a las reparaciones en su vehículo, y en sus escasos giros a la pista en Q1 apenas pudo marcar un 1:27.1 que estaba a casi un segundo del corte y a más de 2 segundos de Felipe Massa (entienden por qué Williams necesitaba como fuera sacarle del retiro para 2017, ¿no?). Las sensaciones en la cámara de a bordo eran de un piloto todavía lejos de controlar su bólido. Se le veía con poca confianza en entrada y media curva, metiendo demasiado poco giro de volante y por tanto siendo lento. Sus brazos se movían con cierto temblor, no al estilo de Esteban Gutiérrez pero desde luego denotando que Stroll no estaba cómodo. Mucho tenían que cambiar las cosas para que al día siguiente Lance saliera contento de Melbourne.

Stroll adelantó a Ericsson al inicio de carrera con suficiencia y sin perder nada de tiempo, mientras que otros pilotos como Ocon tardaron decenas de vueltas contra coches tan lentos como el McLaren de Alonso.
(Fuente: GPUpdate.net)

Y lo cierto es que, entre las tinieblas, hubo algunos destellos interesantes. Las malas noticias ocurrieron básicamente en las primeras vueltas. En concreto, en su primera frenada en la Fórmula 1, ese momento tan emocionante que puede provocar que los aficionados te marquen para siempre si causas un estropicio. Y Lance estuvo a un pelo de provocar un accidente. El #18 frenó tardísimo y bloqueó su rueda delantera derecha. ¿La suerte? Que no fue el único en hacerlo. Antonio Giovinazzi y Kevin Magnussen fueron increíblemente pasados y eso disimuló su error, pero de todas formas tenía a Marcus Ericsson justo delante de él en el vértice. Milagrosamente, Lance redujo la velocidad todo lo que pudo y esquivó al Sauber. Y dado que el sueco chocó contra el propio Magnussen más adelante, Stroll pudo ganar plazas y de repente era 14º. La pena para él era que había dejado un plano impresionante en su neumático después de esa pasada de frenada y tuvo que entrar a sustituirlo en la vuelta 5. Pero a partir de ese instante todo comenzó a irle mejor al canadiense. Su primer giro fue un 1:29.825, el 6º mejor en ese momento. Obviamente influido por acabar de poner US nuevos, pero era un registro casi 3 segundos mejor que el que estaba marcando por ejemplo Ericsson, a quien se quitó de encima en la vuelta siguiente (con ese diferencial de rendimiento no hay aire sucio que valga). Lance se metió en los tiempos de Massa (con la salvedad expuesta anteriormente, pero al menos ya no eran los 2 segundos del sábado) antes de encontrarse con Giovinazzi, a quien adelantó por estrategia: el italiano paró pronto y se convirtió en un piloto doblado, por lo que se vio perdiendo tiempo en varias vueltas para dejar pasar a otros rivales, algo que aprovechó Williams para parar a Stroll y hacerle salir por delante de él. Y al giro siguiente vio hacer lo propio a Nico Hülkenberg, que ahora pasaba a sacarle unos cientos de metros al canadiense. Ambos con US nuevos, comprobamos el ritmo del #18 sin necesidad de correcciones: tras unas primeras vueltas en que el Renault le sacó 1 segundo, pronto las diferencias se estabilizaron y Stroll perdía sólo un par de décimas o incluso de vez en cuando recortaba tiempo. Ambos iban 2 segundos por giro más rápidos que Fernando Alonso, que marchaba 10º, así que era realista pensar que Stroll, a pesar de su temprana parada, habría alcanzado la pelea por los puntos. Lamentablemente, el pedal de freno se le hundió en la vuelta 41 por culpa de un fallo en el disco y se quedó sin opciones de convertirse en el 2º piloto más joven de la historia en conseguir puntuar.

Sin duda, Lance habrá sacado numerosas lecciones de este fin de semana. Pilotar con miedo te hace lento, y pilotar pasado te hace estrellarte, así que tendrá que aprender cuándo es el momento de tirar y cuándo el de regular. Asimismo, las carreras no se ganan (si acaso se pierden) en la primera curva, y lo único que puedes conseguir aparte de un accidente es destrozar los neumáticos. Pero la más importante, y la que más le ayudará en estas primeras carreras, es la que se vio a partir de la vuelta 6: Lance Stroll tiene el ritmo. Es un piloto competitivo. Y sabiendo que es mínimamente bueno para estar en la Fórmula 1 podrá construir el resto de facetas (gestión de neumáticos, dominio de la clasificación, entendimiento de los reglajes…). Puede que papá Stroll haya forrado de billetes su ascenso hasta la Fórmula 1, pero Lance hizo lo que tenía que hacer: ganar los campeonatos. El fracaso habría venido de no triunfar teniéndolo todo a favor, pero como explicamos en su día es una falacia lógica denostarle sólo porque su padre es rico. La única diferencia es que sus victorias no “demuestran” tanto como las de otros pilotos menos adinerados, pero tampoco pueden sugerir que Lance sea malo. “No puede afirmarse nada sobre el enunciado“, que dirían en lógica. Para empezar a salir de la duda hacía falta verle en F1, y dado su desempeño en Australia, con todos los condicionantes que tenía, como mínimo Stroll se merece seguir confiando en él y dándole más oportunidades.

¿Cómo valoras el estreno de Lance Stroll? Vota en nuestra encuesta y deja un comentario con tu opinión.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s