Perfectamente recuperado

(Fuente foto de portada: F1Fanatic.co.uk)

Ha habido mucha habladuría sobre el estado físico de Pascal Wehrlein y aún más sobre su dedicación e implicación. El debut de Antonio Giovinazzi convenció a muchos por su velocidad (pero no tanto por sus trompos y accidentes), y que el italiano esté alineado con el motorista del equipo suizo hacía sospechar a muchos que Pascal había hecho mal en ceder su asiento. Pero el #94 volvió en Baréin, sin apenas hacer pretemporada, y demostró al mundo que tiene talento para seguir en este deporte. ¿Lo acompañará de dedicación y carácter?

————————————————-

Cierto sector de la afición y del mundillo de la Fórmula 1 ha sentido algo de reticencia a valorar a Pascal Wehrlein tras su temporada en Manor en 2016. A partir de la frase “¿ha hecho algo realmente impresionante?” tienden a denostar a un piloto que, a pesar de que en efecto a bordo del MRT05 era muy difícil impresionar, sí que dejó varios momentos de gran calidad. La relativa igualdad en clasificación con Rio Haryanto (7-5), cuando el indonesio distaba de aparentar llegar a la élite del deporte, sirvió para sentenciar que Wehrlein no tenía demasiada velocidad como para poseer la actitud que, según los mentideros del paddock, mostraba con sus ingenieros. Presuntamente, el #94 es un piloto con el que resulta difícil trabajar, y que no destaca por su humildad. Obviamente no vamos a entrar en valorar si eso es cierto o no, pero desde luego ver cómo no pudo recalar ni en Mercedes, ni en Force India ni en Williams para 2017 nos hizo preguntarnos algo: ¿qué estaba pasando con el campeón del DTM de 2015?

La espectacular actuación en Austria el año pasado confirmó que Wehrlein sabe pilotar pero que muy bien. (Fuente: F1Fanatic.co.uk)

Porque, en efecto, Pascal se coronó en el torneo alemán de turismos, un campeonato que no ganan precisamente los pilotos malos. Era el mejor proyecto de Mercedes a corto plazo y su debut en Manor se antojaba muy interesante. Wehrlein mostró cierta irregularidad los sábados, pero ciertamente había que quedarse con los momentos positivos. esa P16 en parrilla en Baréin; esa P12 que al día siguiente se convirtió en un histórico punto para Manor; esos pases a la Q2 en Bélgica, Italia, México y Abu Dabi. Su principal problema fue que apareció Esteban Ocon para sustituir a Haryanto, y el francés tenía aún mejor pinta. Pero de cara a 2017, todo indicaba que Wehrlein recalaría en uno de los equipos satélite de Mercedes y Ocon seguiría aprendiendo en Manor. Sin embargo, Force India (que había probado a ambos en diversos tests y sin duda tenían más información que nosotros) eligió a Esteban para un volante titular en 2017. A Pascal se le abrió el cielo cuando Nico Rosberg anunció su retirada y dejó un hueco en Mercedes, y parecía que Wehrlein reiría el último. Pero las Flechas de Plata prefirieron mover cielo y tierra para fichar a Valtteri Bottas y dejar al alemán sin más salida que el pobre Sauber. Para entonces ya se había filtrado ese complicado carácter y había tenido ese infame accidente en la Carrera de Campeones, en el que no llevaba puesto el HANS (aunque no tuviera influencia en el impacto, demuestra cierta falta de aplicación). El accidente le llevó a perderse un test, la falta de pretemporada a nivel físico le hizo no estar preparado para aguantar ni en Australia ni en China y empezó a dar alas a Antonio Giovinazzi. Una máxima del automovilismo es que bajo ningún concepto le prestes tu coche a nadie… y Pascal volvió a saltársela, algo que desquició a muchos fans. El hombre Ferrari comenzaba a medrar en la estructura suiza, y muchos ya daban por cesado al alemán. Pero todo volvió a la normalidad en Baréin. Era el turno de Pascal de demostrar que él es el piloto titular de Sauber. Y vaya si lo hizo.

Con un mes de retraso con respecto a sus rivales y sin apenas haber hecho pretemporada, Wehrlein brilló en Baréin, especialmente en clasificación. (Fuente:¨GPUpdate.net)

Wehrlein lo clavó durante todo el fin de semana y acalló a sus críticos a partir de una actuación intachable. En primer lugar, hizo más de lo que nadie podía esperar: meter en Q2 al Sauber. Le sacó más de medio segundo en primera ronda a su compañero, Marcus Ericsson, y confirmó las sospechas que ya levantó Giovinazzi. El sueco, tras tres temporadas en F1, sigue sin ser precisamente impresionante, y era muy probable que pilotos que han ganado bastantes cosas en otras categorías como Pascal o Antonio fueran más rápidos que él. Wehrlein mantuvo su buena forma en la segunda ronda, al superar a su excompañero Ocon a pesar de la superior maquinaria del francés, y a un Alonso con problemas de motor. Precisamente el español parece una comparativa bastante válida, pues si damos por supuesto que el MCL32 y el C36 tienen un desempeño similar, lo conseguido por Wehrlein se equipara a las notables actuaciones del español en este inicio de temporada. La carrera fue muy complicada, pero una atinada estrategia le permitió meterse en la pelea por los puntos. No colaboró con una gran salida, pues perdió 4 plazas y se complicó la existencia, y para colmo el SC le vino mal porque salió justo dos vueltas después de que él parase a poner blandos tras comenzar con superblandos. A partir de entonces, fue una carrera de supervivencia; adelantó a su compañero Ericsson, que iba con blandos usados, y a partir de entonces mantuvo un ritmo suficiente para que cuantos más pilotos salieran de boxes por detrás de él mejor. Su ritmo de 37 medios fue lo suficientemente rápido para ello y lo suficientemente lento para no degradar las gomas: Sauber iba a llevarle a una táctica de 1 parada. Todos hasta Romain Grosjean salieron por detrás de él, pero obviamente no pudo retener a los que eran manifiestamente superiores y calzaban gomas nuevas. La pasada clave vino en la vuelta 40, cuando Ocon se deshizo de él y le dejó fuera de toda posibilidad de puntos. De ahí hasta el final, tocó defenderse de Alonso, Kvyat y Palmer y lo consiguió a la perfección. Al banderazo, en un día en el que casi nada salió bien, había acabado 11º. Un puesto poco razonable para un Sauber.

Pero a pesar de quedarse sin puntos, el objetivo estaba cumplido: Wehrlein tenía que demostrar que Sauber no se equivocó al contratarle. La velocidad de Pascal siempre ha estado ahí, y a la primera ha podido demostrarla. ¿Qué deparara el resto de la temporada? En principio, Wehrlein debería ser consistentemente más rápido que Ericsson; su objetivo para el año será corregir ese déficit de regularidad en clasificación y mantener su buen tino en carrera. Dado que el sueco no es en principio la más destacada de las referencias, lo único que Wehrlein puede hacer es vencerle día sí, día también. No dejarle ni una migaja y estar preparado los días en que un buen resultado sea posible. No tiene armas para aspirar de veras a puntuar, pero tampoco el Manor de 2016 era un coche para hacerlo y lo logró en una ocasión. Y, por supuesto, trabajar la faceta personal. Mejorar en dedicación para no convertirse en el nuevo Kevin Magnussen. Sólo así podrá Mercedes fijarse en él si Valtteri Bottas no renueva su compromiso. Y entonces el talento bruto del #94 podría verse recompensado con un asiento de altura.

¿Crees que Pascal Wehrlein será piloto titular de otro equipo en 2018? Vota en nuestra encuesta y deja un comentario con tu opinión.

Anuncios

2 comments

  1. Gerard Pujol · abril 21

    Muchos ojos veo sobre el segundo asiento de Mercedes para 2018! Parece que se da por hecho que Bottas no seguirá con la estrella plateada a final de año. Yo creo que Valteri tiene muchas opciones de quedarse si consigue ser un buen escudero (a pocas décimas en ritmo de su compañero, ausencia de errores, buen botín de puntos para hacer a Mercedes campeones como equipo, aceptar sin rechistar órdenes de equipo, etc. Si Bottas hace esto yo creo que tiene garantizada la continuidad en Mercedes, que no ha buscado “otro gallo en el gallinero” ni creo que lo vaya a hacer por ahora. Volviendo a Pascal, su talento en pista no tiene discusión. Llevó al Sauber a un puesto que no les corresponde por mecánica (vaya lastre quedarse con motor antiguo). Lástima que otros aspectos de su personalidad no le acompañen. Evidentemente corrió un riesgo al ceder el coche pero Giovanazzi todavía no está preparado para substituirlo, aunque ha mostrado en mi opinión madera para tenerlo muy en cuenta. Será interesante ver como se mueve la parrilla el próximo año.

    Le gusta a 1 persona

    • diezcilindros · abril 21

      Será interesante ver como se mueve la parrilla el próximo año.

      Totalmente, Gerard. Son muchos los nombres que acaban contrato en escuderías de todo tipo y condición: Bottas, Vettel, Alonso y Palmer podrían dejar asientos muy apetecibles si se marchan. El baile de piezas podría ser similar al de 2010, que lo recuerdo como el año más movido en mi relativamente corto período de tiempo siguiendo la F1 ^^.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s