Lewis se lleva el duelo de titanes

(Fuente foto de portada: formula1.com)

Todo se congració para evitar que el Gran Premio de España fuera la típica procesión en una pista donde adelantar es tan difícil. Un accidente en la salida, un Virtual Safety Car, unos neumáticos con algo más de degradación que lo visto en Rusia, una zona de DRS alargada que ha funcionado a la perfección y, sobre todo, un duelo de titanes que ha sido vencido por Lewis Hamilton y Mercedes, en uno de los mejores duetos de calidad al volante y acierto estratégico de los últimos tiempos. En esta nueva F1, quien gana tiene que bordarlo a todos los niveles. Y eso nos encanta.

————————————————-

Cuando hablábamos sobre el futuro de la Fórmula 1 en nuestra web, en ocasiones nos referimos al tema de la televisión de pago como uno de los elementos que más amenaza la audiencia del deporte durante los próximos años. El razonamiento es sencillo: si la gente no se encuentra accidentalmente la F1 haciendo zapping, difícilmente se va a enganchar a ella. Si sólo se puede ver pagando de antemano sin saber si este espectáculo te va a gustar o no, nadie se va a animar a ello. Los aficionados clásicos poco a poco irían desapareciendo, sin haber tasa de reposición, y cada vez menos gente seguiría el deporte. Uno de nuestros lectores razonó que la solución más evidente sería poner una carrera en abierto, a modo de “tráiler” o de “mes de prueba gratuito”. En España, la carrera de hoy ha sido la única que veamos esta temporada sin necesidad de pagar. Así que la F1 tenía que poner un buen show en pista si quería convencer a la gente para comprar el producto. Y si atendemos a lo visto sobre el circuito de Barcelona-Catalunya, las líneas telefónicas de los propietarios de los derechos deben estar echando humo: este GP ha sido sencillamente trepidante. Y cualquiera se desengancha de esta brutal lucha que Lewis Hamilton y Sebastian Vettel prometen llevar hasta el final.

Vettel supera a Hamilton; Bottas, Räikkönen y Verstappen colisionan y desatan el caos. (Fuente: formula1.com)

Tal vez desde Kimi Räikkönen-Fernando Alonso y McLaren-Renault en 2005, no teníamos un Mundial donde no sólo dos escuderías estuvieran tan por encima del resto, sino que dos pilotos se separasen tanto de sus contrincantes y plasmaran una batalla a un nivel totalmente superior. Ahora mismo, Hamilton y Vettel, Vettel y Hamilton, están tan por encima que su duelo en las alturas es sobrecogedor: parecen ir totalmente al límite de lo humano. Este fin de semana, en Barcelona, la iniciativa ha ido cambiando de un lado a otro como si de un punto de tenis se tratase, con al menos 4 puntos de inflexión diferentes y que han acabado sonriendo al hombre que salía desde la pole position. Pero no, ni mucho menos ha sido el típico paseo triunfal de Montmeló, desde la P1 hasta la bandera a cuadros sin emoción en pista. Hoy, todo ha sido diferente. Como no podía ser de otra forma, eran estos dos caballeros los que partían en primera línea, y teníamos ganas de ver si el sistema de salida que probó Ferrari en un filming day la pasada semana le permitía mejorar lo visto en las 4 carreras anteriores. Para fortuna de los italianos, así fue. Con la colaboración de Lewis, cuya tracción en 2ª marcha no fue excelsa, Vettel aceleró frenéticamente y se puso por delante mucho antes de la frenada. Valtteri Bottas, que ganó el pasado GP saliendo 3º, quería también participar de la fiesta, pero se vio encerrado y frenó pronto. Kimi Räikkönen, que lo vio, alargó por fuera. Y Max Verstappen… pues es Max Verstappen, así que alargó aún más por fuera. Y salvo que nos chiven algo distinto por el pinganillo, 3 en paralelo por las curvas 1-2 de Barcelona no caben. Bottas, sobre el piano, no tenía más espacio y tocó a Kimi; éste, en el típico efecto dominó, salió despedido hacia el exterior y se chocó con Verstappen. Con suerte, sólo tendrían unos aletines rotos. Pero hoy no iba a ser su día: #7 y #33 destrozaron su suspensión y Max provocó el caos cuando entró de nuevo en pista de forma totalmente temeraria: con el brazo en alto quejándose mientras el resto pasaba a 150 km/h a su lado. Felipe Massa tuvo la excusa de evitar a Max para abrirse en exceso… y nunca sabremos si era consciente de que estaba mandando a Fernando Alonso a la grava. Un déjà vu de hace 10 años.

Bottas hizo labor de equipo frenando a Vettel, pero el alemán se sacó de la manga un excepcional adelantamiento. (Fuente: GPUpdate.net)

La carrera, por tanto, había cambiado. Vettel lideraba sobre Hamilton y cogió su tradicional distancia de 2 segundos en la vuelta inicial. Bottas les seguía, Ricciardo se encaminaba hacia una carrera en tierra de nadie y los dos Force India se encontraron de repente 5º y 6º. Merecerían un artículo por cada carrera porque lo de los chicos de Silverstone está siendo espectacular; que nadie pierda de vista la brutal temporada que están haciendo maximizando un coche que debería darles apenas 4-5 puntos por carrera. Como siempre, ahora empezaba esa fase de ver cuánto duraban los blandos. El viernes se vio que tenían en torno a 0,2 segundos de degradación por vuelta, pero en esta ocasión había más goma y bastante calor, así que las cosas podían cambiar. Lewis estuvo algo dubitativo los 3 primeros giros, pero luego se puso a marcar vueltas rápidas y a recortar las diferencias con Seb décima a décima, de forma casi literal. Vettel rodaba cómodamente en unos 25 altos-26 bajos increíblemente constantes, sin degradación, pero Lewis estaba a unos incómodos 2 segundos, la distancia justa para el undercut. Y Ferrari, como hiciera en China o Baréin, se anticipó a todos: Vettel a boxes en la vuelta 14. Esta táctica es, sobre el papel, la óptima; el problema es que tiene dos contrapartidas notables: el Safety Car y el tráfico. En Shanghái y Sakhir el VSC perjudicó a la Scuderia; hoy en Catalunya, Seb salió de boxes tras Ricciardo y Bottas. Se quitó de encima al australiano con una maravillosa presteza, pero el finés hizo el trabajo para el que, en ocasiones, parecen él y Räikkönen verse relegados. Dado que el resto de la parrilla está a un mundo, los únicos que pueden entorpecer a Hamilton y Vettel son el compañero del otro. Mientras Lewis alargó su primer stint demostrando que los blandos tenían todavía más vida de la que Seb les había sacado, el #5 se dejó 4 segundos en su pelea con Valtteri. Tal vez fueran claves.

Stoffel Vandoorne sigue con su temporada horribilis: chocó con Massa al girar sin mirar los retrovisores y provocó un VSC, amén de su abandono. (Fuente: formula1.com)

Hamilton paró en la vuelta 21 y sorprendió a todos poniendo neumáticos medios. Estas gomas eran las peores, y lo lógico era dejarlas para una tanda final cortísima. Plantearse ir a 1 parada llevando dos tercios de carrera la peor goma era un suicidio táctico; y un S-M-S, salvo carrera extraña, está siempre por detrás de un S-S-M en los ordenadores de simulación. La realidad era que estaban por detrás de Seb, así que tenían que hacer algo distinto. Y Vettel estaba a dos opciones: o 2 paradas llevando la goma media mucho tiempo al final, o 3 paradas con el consiguiente terreno perdido por el pit stop extra. Mercedes razonó que en ambas situaciones les convendría llevar el mejor compuesto en el último stint, para adelantar o evitar ser adelantados, y eso fue lo que hicieron. Pero entonces llegó un nuevo punto de inflexión: Stoffel Vandoorne giró hacia la derecha en la curva 1 como si no hubiera nadie por dentro… cuando en realidad Felipe Massa le estaba rebasando. El McLaren destrozó la suspensión en el impacto y obligó a los comisarios a saltar a la escapatoria para retirarle. Virtual Safety Car. ¿Y ahora qué? Era la vuelta 34, y ya hemos visto decenas de veces los beneficios de parar bajo este régimen. ¿El problema? Que, de hacerlo, Vettel tendría por delante 32 vueltas con el peor neumático… y Hamilton otras tantas con una goma blanda que llegaría muy justa al final. La distancia entre uno y otro era de 7 segundos, así que la duda era enorme. En la mente de Ferrari, el escenario era el siguiente: si Seb montaba gomas medias bajo VSC y Lewis no paraba, saldría unos 6-7 segundos por detrás de él, y le recortaría algo por llevar M más nuevas que él… pero cuando el #44 parase sobre la vuelta 45 iría 2-3 segundos por vuelta más rápido: a 10 giros del final, y con un diferencial de rendimiento masivo, el adelantamiento sería inevitable. Por ello, lo que querían era, a ser posible, parar en la misma vuelta o una después que el inglés, para reducir ese diferencial de rendimiento a sólo lo que supusiera ir con gomas medias frente a blandas, sin que éstas fueran más nuevas que aquéllas. Si Mercedes paraba con la salida del VSC, Ferrari lo haría justo después… así que en Brackley se la jugaron a adivinar cuándo sería la última vuelta bajo VSC, para parar “a bajo coste” y que cuando Ferrari parase al giro siguiente, ya con la carrera reanudada, perdieran más tiempo. La táctica era maquiavélica… y les salió a medias: el VSC se “retiró” justo cuando Lewis activaba el limitador, así que su ganancia de tiempo fue menor a la esperada.

No sólo Ferrari tiene problemas de fiabilidad; la valiente evolución de Mercedes se cobró la carrera de Bottas, que tuvo que retirarse.
(Fuente: formula1.com)

Ese momento fue en la vuelta 36, así que Vettel pararía justo en la 37. El diferencial era de 21 segundos, exactamente el tiempo perdido en un pit stop. En definitiva, iba a ir de un pelo. Y ahí estaba. Sebastian acelerando por la derecha, Lewis a fondo por la izquierda, y la primera curva a unos metros. Era el momento decisivo, y ambos frenaron como nunca en su vida. Seb tenía el interior y eso le permitió alargar la trazada y que los comisarios hicieran “la vista gorda”. Ambos coches se rozaron y afortunadamente salieron ilesos. ¿El ganador? Vettel. El alemán, que anteriormente se había quitado a Bottas con una espectacular finta que recordó a Nigel Mansell-Nelson Piquet en Silverstone 1987, parecía agarrar la victoria con esa maniobra. Lewis tendría aproximadamente 1 segundo de ventaja durante las siguientes 5 vueltas; si Seb aguantaba, el punto dulce de los blandos pasaría y lo tendría en el bote. Pero Hamilton y Mercedes decidieron agrandar su leyenda. Por el sector 3, la ventaja del inglés y su montura había sido inapelable todo el fin de semana; y ahora, con estos neumáticos, aún más. El #44 podía pegarse a esas 6 décimas clave, las necesarias para realizar el adelantamiento en la curva 1. Tras un par de amagos, finalmente no hubo color: en la vuelta 44 (¿cuál si no?), el tricampeón pasó en la recta de meta al tetracampeón con inusitada facilidad. Esta vez no hubo roces ni apuradas de frenada que directamente hubieran elevado esta carrera al top-10 de la década: fue más sencillo de lo que estos dos pilotos merecieron en el día de hoy. En cualquier caso, la iniciativa había cambiado tanto de un lado a otro en estos días que uno veía que la carrera no estaba acabada. Ferrari se sacó de la manga el “plan C” (!): hacer una parada sin peligro (Daniel Ricciardo, el siguiente clasificado, estaba a casi un minuto), poner S y recortar más de 1 segundo por vuelta para cazar a un Lewis que iría con sus blandos en las últimas. Pero Lewis demostró que eso sería inservible: en primer lugar, porque pronto se distanció 2 segundos para, si el #5 paraba, hacerlo él al giro siguiente y no correr riesgos; en segundo, porque estos neumáticos de Pirelli se confirmaron como increíblemente duraderos: el británico marcó la vuelta rápida de carrera en el 64º giro, cuando sus S ya llevaban 28 giros a las espaldas. Ésta era suya.

Y si tras China titulábamos “empate a uno“, hoy tal vez cabría decir “empate a dos”. Porque esta batalla sigue en todo lo alto, con una igualdad extrema y a un nivel totalmente élite. Aquellos que creían que el cambio Rosberg-Bottas iba a desmotivar a Lewis estaban muy equivocados: Sebastian Vettel y su Ferrari han renacido para darnos competición pura y dura, lo que estos chicos llevan soñando desde sus tiempos del karting. Ya que sería demasiado pedir que grandes nombres como Max Verstappen, Fernando Alonso o Sergio Pérez, que lo están bordando en lo que llevamos de temporada, se uniesen a la lucha, al menos esperamos que esta pelea que acumula 7 campeonatos mundiales (y que salvo sorpresa dentro de seis meses serán 8) siga con tantas alternativas y cambios de guion. Que llegue hasta el final a través de actuaciones a cual más espectacular. Y que nos permita disfrutar de carreras como las de hoy, que dadas las circunstancias de neumáticos, aerodinámica, DRS y diseño del circuito, han sido sublimes. Llevamos 5 eventos que, en el global, han sido bastante interesantes; ¿quién se atreve a aventurar lo que nos espera en los 15 siguientes, siendo nada menos que Mónaco el que viene a continuación?

Una conducción perfecta apoyado por una táctica perfecta. Hamilton y Mercedes vencieron en esta ocasión: ¿quién lo hará en Montecarlo? (Fuente: formula1.com)

RESULTADOS CARRERA: (click)
CLASIFICACIÓN PILOTOS: (click, PDF)
CLASIFICACIÓN ESCUDERÍAS: (click, PDF)

Anuncios

5 comments

  1. German Chavez · mayo 14

    Si estuvo increible, coincido con que la batalla esta siendo genial!!! Pero veo a Seb un escalon por arriba de Lewis en el cuerpo a cuerpo, en este GP el diferencial de gomas en esa vuelta 44 se lo hizo fácil al de Mercedes, pero este año cada vez que han estado en el cuerpo a cuerpo Seb ha salido ganando.

    Me gusta

  2. Jamt · mayo 14

    Genial, hasta que lewis paso a vettel usando DRS.. nos privó de una mejor carrera

    Me gusta

    • German Chavez · mayo 15

      Si!! Totalmente de acuerdo DRS y gomas mas rápidas!! …. En mi opinion Seb sigue adelante en el cuerpo a cuerpo

      Me gusta

  3. Fabián · mayo 15

    Me parece a mío esta vez Ferrari se apuró con la primera parada?

    Me gusta

  4. LFP · 21 Days Ago

    Gran nota leida con retraso, no estoy de acuerdo con la TV paga, pagamos todo, camisas, comidas, teléfono, mujer (la oficial se lleva la mitad de lo que ganas) por que no pagar por la F 1 , desde que me cambie tengo F1 las 24 hs del día, carrera de hoy, de ayer de hace 20 años, notas técnicas y de las otras, antes era gratis, tenia la carrera, a la clasificación y una hora acarrea por semana, sin punto de comparación

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s