Bottas se queda el botín

     (Fuente foto de portada: Formula1.com)

Había una pole position al alcance de muchos, y el principal candidato a ella, Lewis Hamilton, no podía disputarla por una sanción de 5 puestos. Así que Valtteri Bottas lo tenía todo de cara para quedarse con la segunda P1 de su carrera deportiva… con el permiso de Sebastian Vettel. Y 42 milésimas les separaron al final de la sesión. Pero fueron a favor del finés de Mercedes, quien igualmente batió con todas las de la ley a su compañero para quedarse con la pole de pleno derecho.

————————————————-

Valtteri Bottas está cumpliendo el guion más probable que su temporada 2017 iba a tener. Era injusto pedirle que fuera como Nico Rosberg en su 11ª temporada en Fórmula 1 (es decir, prácticamente a la par de Lewis Hamilton) cuando el finés va tan sólo por su 5ª campaña en la élite. Pero tampoco tenía sentido imaginarse a un Heikki Kovalainen, a medio segundo permanentemente del británico. Valtteri iba a estar ahí, al acecho siempre que Lewis tuviera un fin de semana imperfecto: pole en Baréin, victoria en Rusia… y hoy de nuevo una P1 en parrilla en Austria. Con un poco de fortuna, en tanto que una bandera amarilla al final arruinó los intentos de los demás para mejorarle, pero del todo punto merecida: a pesar de la sanción que arrastraba el #44, Bottas fue el más rápido y merece la segunda pole position de su trayectoria. Para ello ha tenido que batir a un correoso Sebastian Vettel, que tras un sábado algo imperfecto en Bakú ha vuelto a su ritmo habitual y se ha quedado a sólo 42 milésimas del #77. Nada sorprendente en un circuito tan corto, máxime si tenemos en cuenta que, en principio, el Mercedes tenía un pelín más en clasificación que el Ferrari.

Un problema eléctrico dejó tirado a Romain Grosjean al final de la Q3. Poco le importó: de hecho, así conseguía sellar la P7 en parrilla.
(Fuente: formula1.com)

Lewis Hamilton fue imperfecto en su primera vuelta de Q3 y sólo pudo marcar el tercer mejor tiempo. Sin opción a mejorar en los últimos segundos, eso significa que mañana saldrá en una peligrosa octava posición, debido a la sanción de 5 puestos que arrastra por sustituir su caja de cambios. Lo más interesante es que eligió clasificar en Q2 con superblandos, así que mañana irá a otra estrategia con unas gomas que, en principio, son muy competitivas. El problema es que la 4ª fila (o aún peor, si la pobre tracción de sus SS le hace perder alguna plaza) es un hervidero de accidentes en la primera vuelta. Si sale vivo sin perder piezas de su alerón, podrá ponerse manos a la obra para alcanzar el podio. La tercera posición será por tanto para Kimi Räikkönen, quien se quedó a casi medio segundo de su compañero en una pista donde dicha distancia resulta muy preocupante. De hecho, Daniel Ricciardo acabó 5º (mañana 4º) inquietantemente cerca, a apenas 1 décima. En tercera línea se alinearán los dos responsables de que la parte final de Q3 haya sido un anticlímax. Por un lado, Max Verstappen erró una vez más en la complicada zona central de curvas, las 6-7-8, y perdió el control de su Red Bull, provocando las banderas amarillas. Tras 4 carreras consecutivas por delante de su compañero, Max salió perdiendo esta vez y saldrá 5º, a pesar de hacer 3 intentos en Q3 a lo Vettel en Canadá. El 6º, y segundo culpable, fue Romain Grosjean. Su Haas se paró en los instantes finales y el #8 se quedó sin mejorar lo que ya de por sí era un notable logro: 1:05.4, por delante de los dos Force India. A pesar de un fin de semana algo imperfecto, los de Silverstone volvieron a meter a sus dos pilotos en el top-10. Y como si de una fotocopia de casi cada GP se tratase, Sergio Pérez volvió a batir por la mínima a Esteban Ocon. En Canadá fue 1 décima, en Azerbaiyán 75 milésimas y aquí sólo 69: los dos VJM10 siguen estando tan cerca como en las últimas carreras… con el peligro que ello conlleva. Y para colmo, entre medias de Checo, 7º, y Esteban, 9º, será donde salga Hamilton. Emoción a raudales. El 10º y último de esta tanda fue Carlos Sainz, que ha conseguido aparcar los rumores sobre su futuro para hablar donde mejor sabe: en la pista. El español superó a su compañero tras dos GGPP algo negativos y saldrá desde una P10 a partir de la cual el objetivo de los puntos parece realista.

Con el motor “spec-2” de Honda, Fernando Alonso ha conseguido superar a su “evolucionado” compañero Stoffel Vandoorne. El premio es sólo la 12ª plaza. (Fuente: formula1.com)

Q2: con la pista tan corta y la terrible igualdad que siempre hay en la media parrilla, la Q2 iba a ser una ronda increíblemente interesante. Pero a eso le añadimos que, por primera vez en mucho tiempo, un piloto decidió salirse del guion habitual en materia de neumáticos: Hamilton, sabedor de su sanción, calzó superblandos para marcar su tiempo en esta ronda, y mañana tendrá un buen tramo sin tráfico cuando todos paren y el inglés pueda seguir con sus SS usados. Su tiempo fue suficientemente bueno y no fue necesario cambiar de táctica, así que tendrá una interesante estrategia en carrera. En cuanto a los eliminados, en efecto la igualdad fue bestial: 9º, 10º y 11º se quedaron en 1:05.5. El perdedor fue Nico Hülkenberg: el alemán saldrá en dicha P11 con su Renault, con el punto de mira sin duda en la zona de puntos. McLaren hizo lo suficiente para meterse en los lugares 12 y 13 de la parrilla, con Fernando Alonso una vez más por delante de Stoffel Vandoorne, pero en esta ocasión con el agravante de que sólo el belga goza del nuevo motor Honda. Una muestra más de que el 2017 del #2 está siendo ciertamente decepcionante y de que el #14 sigue en plena forma. Daniil Kvyat no pudo batir por 3ª clasificación consecutiva a su compañero de equipo y se quedó en una floja 14ª plaza, mientras que el 15º y último de la sesión fue un terriblemente decepcionado Kevin Magnussen. Tanto el danés como su coche estaban yendo fenomenal este fin de semana y había serias opciones de plantarse en la 4ª línea… pero su suspensión trasera se rompió a la salida de la curva 2 en una vuelta de la Q1 y se quedó sin opciones de mejorar. Estaba clasificado para la segunda ronda, pero no hubo tiempo para reparar los daños y el #20 tendrá mañana una carrera al ataque desde la P15.

¿Qué le ha pasado a Williams? La 9ª línea al completo será para los de Grove, en el fin de semana más decepcionante de la temporada.
(Fuente: GPUpdate.net)

Q1: como sugeríamos ayer, Mercedes y Ferrari podrían ser los únicos que optasen por quedarse con 2 superblandos y 4 ultrablandos para el resto del fin de semana tras la FP3. Dábamos por hecho que todos lo usarían en la Q1, pero cuando vimos a Hamilton empleando un US en dicha primera ronda, empezamos a comprender la estrategia que Mercedes estaba tejiendo para él. En lo relativo al rendimiento puro, por primera vez en la temporada 2 equipos copan las 2 últimas líneas, aunque la pelea por evitar el otro billete de eliminación fue tan interesante como siempre. McLaren lo evitó y Hülkenberg hizo lo propio, así que fue Jolyon Palmer quien se quedó fuera de la segunda ronda. El inglés pierde ya 0-9 con su compañero de equipo en clasificación, aunque esta vez al menos pudo disputar la sesión (no como en Bakú) y no ha andado muy lejos. En cualquier caso, su volante sigue totalmente en el aire. La penúltima línea al completo será para la gran decepción del fin de semana: Williams. A pesar de que su ritmo de carrera parece tan bueno como siempre (en la cabeza de la media parrilla), no han conseguido en ninguna sesión encontrar velocidad a una vuelta, y ello les ha pasado factura en la Q1: Felipe Massa acabó en una paupérrima 17ª plaza y Lance Stroll fue 18º. Lo positivo para el canadiense, en una dura vuelta a la realidad tras su podio de Azerbaiyán, fue que acabó a menos de una décima de su más experimentado compañero, así que poco a poco va encontrando la velocidad que se le presuponía al vigente campeón de la Fórmula 3 europea. La última fila, como era de esperar, va para Sauber. Marcus Ericsson batió por 2ª vez esta temporada a Pascal Wehrlein en la pelea por evitar el farolillo rojo, con una décima y media de ventaja. Al menos, consiguieron reducir el enorme déficit que tenían ayer en la FP2 y sólo 3 décimas separaron al C36 más rápido de Massa. En cualquier caso, su última plaza parece inamovible.

La carrera, por tanto, se presenta muy incierta. Bottas y Vettel se postulan como los máximos favoritos al triunfo, pero habrá que vigilar la remontada de Lewis Hamilton, que seguramente no se fragüe en la primera mitad de la carrera sino en la segunda, por un lado cuando todos hagan su pit stop y por otro cuando le toque a él y monte ultrablandos nuevos. Porque sí, en efecto el inglés se ha guardado un juego gracias a su estrategia en Q2. Como pueden comprobar, el resto de competidores mantiene un set nuevo pero de los SS, que será el que monten alrededor de la vuelta 25. En cualquier caso, la parada no será la única clave: en Austria se puede adelantar, y la carrera será sin duda trepidante. No sabemos si llegará a los niveles de Bakú, pero sin duda merecerá la pena. A partir de las 14:00 (Madrid, GMT+2), ¡que nadie se mueva del asiento!

PARRILLA DE SALIDA: (click, sin sanciones)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s