Intratable Valtteri

(Fuente foto de portada: Formula1.com)

Valtteri Bottas está empezando a disfrutar de su primer año en Mercedes. Sabía que con el W08 por fin iban a llegar los éxitos que se le auguraban al finés tras su excelente 2014. Y aquí en Austria, una pista donde su compañero de equipo casi nunca está cómodo, ha vuelto a conseguir el triunfo. El segundo de su carrera. La mala noticia es que el pobre gafa cada carrera que gana, pues ésta resulta ser bastante poco atractiva; la buena es que, casi sin darnos cuenta, Bottas está a 35 puntos del líder, más cerca de Lewis Hamilton en la tabla de puntos que éste de Sebastian Vettel. ¿Puede de veras lanzar una campaña por el título?

————————————————-

Todos nos hicimos la misma pregunta cuando se anunció que Lewis Hamilton perdería 5 posiciones en la parrilla por sustituir su caja de cambios: ¿le contaría o no como pole si el sábado hacía P1? Estamos ante un hombre que, de haberla logrado aquí, estaría a sólo 1 de igualar a Michael Schumacher en lo alto de la tabla de todos los tiempos, y precisamente en su Gran Bretaña natal. No es cosa menor, que diría aquel. Pero tal vez pecamos de hacer las cuentas de la lechera: ¿quién dijo que iba a hacer la pole? Estamos en el Red Bull Ring, la pista en la que Lewis tuvo que reconocer en 2015 que no comprendía cómo pilotar a través de ella. Y en la que confesó haber adaptado su natural estilo de pilotaje para rendir bien en 2016. Así que el #44 no iba a estar cómodo aquí. Y Valtteri Bottas tenía un claro objetivo cuando fue contratado: ganar a Lewis cuando éste no estuviera cómodo. En citas como Austria 2017 sería en las que el de Nastola demostrase por qué Mercedes ha acertado fichándole.

Kvyat se lleva puesto a Alonso y de paso al desgraciado Verstappen. La espera hasta el GP de Gran Bretaña no puede hacerse más larga para todos ellos… (Fuente: Formula1.com)

Tras quedarse con la pole por apenas 42 milésimas, Bottas tenía ante sí la oportunidad de lograr el segundo triunfo de su carrera deportiva. Pero para ello tendría que vencer a Sebastian Vettel. La ventaja para el finés era que el alemán seguramente diese por bueno simplemente acabar por delante de Hamilton, así que el #5 arriesgaría lo justito para intentar conseguir el triunfo. La mejor opción sería la salida. Bottas lo sabía, y se preparó a conciencia para ello. Entonces se apagaron los semáforos, y el milagro ocurrió: Valtteri comenzó a mover las ruedas en el mismo instante en que las luces rojas se desvanecieron. Dando por hecho que el ojo humano puede llevar a equívocos y que el repaso fotograma a fotograma no deja de tener un margen de error de aproximadamente 4 centésimas, muy probablemente el cerebro del finés dio la orden de soltar la leva del embrague antes de que el ojo viera que el semáforo se apagaba. Pero a diferencia del atletismo, en la Fórmula 1 no hay un tiempo mínimo entre el apagado y la arrancada. Si lo de Valtteri fue un dechado de reflejos, puede estar orgulloso; si fue mero azar (y a la vista de las pruebas, es lo que parece), sin duda le tocó la lotería. Pero si de azar hablamos, sin duda toca referirse a Max Verstappen. El holandés arrancó fatal, su anti-stall entró en funcionamiento y el #33 cayó a la 9ª plaza antes de la primera frenada. A su lado circulaba Fernando Alonso, y por detrás del español venía Daniil Kvyat, quien, y no es la primera vez, frenó demasiado mal. Bloqueó el tren delantero, pero el choque era inevitable. Se llevó puesto a Fernando y también al desgraciado Max. Tanto el McLaren como el Red Bull estaban dañados y ambos tuvieron que retirarse, pero el dolor para Verstappen fue increíblemente superior. Por tercera carrera consecutiva, por 5ª vez en 7 eventos, Max tenía que decir adiós antes de ver la bandera a cuadros. La estadística comienza a salirse de lo normal.

No fue el fin de semana más productivo para Lewis. Su estrategia tampoco funcionó como se esperaba, así que sólo pudo ser 4º.
(Fuente: Formula1.com)

Bottas y Vettel mantuvieron sus posiciones mientras que Daniel Ricciardo apareció de la nada para quitarle la tercera plaza a Kimi Räikkönen en la curva 3. De nuevo, el australiano está maximizando sus oportunidades en un Red Bull que no merece subir al podio, pero gracias a algunas maniobras clavadas en el momento justo, es exactamente lo que está haciendo. ¿Hamilton? La remontada de Lewis iba poco a poco: con sus SS su tracción en la salida sería pobre, así que sólo pudo ganar la plaza del retirado Verstappen. Poco a poco se puso manos a la obra y se quitó de encima a Sergio Pérez y a Romain Grosjean. Ya era 5º, pero el que tenía delante sería el principal tapón con el que todos contábamos: el segundo Ferrari. Y lo de tapón, en este caso, le viene que ni pintado: Kimi, tras una clasificación bastante decepcionante ayer, no podía seguir el ritmo no ya de Bottas y Vettel, sino siquiera del inferior RB13 de Ricciardo. Algo no iba perfecto en su coche, como se dedujo de sus críticas por la radio, pero ello no explica todo el déficit de velocidad. Sin duda, esta vez Kimi no estaba en la órbita de los ganadores. La carrera, como siempre, entró en esa fase de ver cuánto duraba el ultrablando para calzar otra goma. ¿Pero cuál sería el compuesto elegido? Todos dimos por hecho el viernes que sería el superblando, pero aquellos pilotos como Lewis que eligieron esta goma al inicio estaban sufriendo de un preocupante blistering. De hecho, varios hombres de la zona de atrás prefirieron el blando. ¿Qué harían los grandes nombres? Por lo pronto, esperar. Y esperar. Y seguir esperando. El ultrablando volvió a ser una roca y, a pesar de alguna hilera de ampollas, no sufría degradación alguna. Hamilton tampoco estaba contento con sus SS, y para colmo estaba clavado detrás de Räikkönen. No tenía ningún sentido estar ahí perdiendo el tiempo, así que en Mercedes anduvieron rápidos: llamaron a su piloto a boxes para meter su juego de US nuevo y tirar las 40 vueltas que todavía quedaban.

En una inesperadamente sosa batalla en la media parrilla, los Force India acabaron sin sobresaltos P7 y P8, por delante de los renacidos Williams. (Fuente: Formula1.com)

Como suele ocurrir, esto provocó una reacción en cadena: Kimi, en evidente amenaza de undercut, dio la plaza por perdida; Ricciardo, unos largos más adelante, paró a poner SS 2 giros después; Vettel, cuyo primer stint había sido bastante decepcionante (cedió 8 segundos con Bottas y tenía a Daniel a apenas 5) tuvo que parar de inmediato para cubrirle. En Mercedes, sabedores de que el SS tampoco era una maravilla en su coche, mantuvieron a Valtteri sin detenerse. Eso sí, el tráfico le mató un poco y perdió algo de tiempo. Paró en la vuelta 41, su pit stop no fue perfecto, y emergió sólo 4,5 segundos por delante de Seb. Y lo más preocupante: a sólo 2 de Räikkönen. Ferrari dejó a su bala más lenta perdiendo tiempo con los US usados sólo para entorpecer a Bottas. La Scuderia alguna vez lo ha intentado (como en China, aunque allí no estuvo ni cerca de salir), y esta vez tenía buena pinta. ¿Podría Seb recortar algo de distancia? No mucha: Kimi erró en la curva 3 y su compatriota le adelantó con demasiada facilidad. Kimi paró inmediatamente; ni siquiera pudo desempeñar labor de equipo. En general, la carrera estaba siendo increíblemente aburrida. Como Rusia, la primera victoria de Bottas. Los paralelismos eran evidentes. Y cuando Sebastian Vettel clavó un 1:07.713 en su vuelta 50, vimos que iba a ser un calco de Sochi: el #5 tenía potencial para atacar al final, ya que como vimos el viernes su ritmo con SS era espectacular. Vuelta a vuelta, curva a curva, Seb redujo la distancia con Valtteri, mientras Hamilton hacía lo propio con Ricciardo. Éste era el momento del inglés: ultrablandos contra superblandos, por no hablar de la diferencia de mecánicas. A 4 vueltas del final, el #44 entró en zona de DRS; Vettel hizo lo propio dos giros después. Lewis tuvo su opción tras una mala tracción de Daniel a la salida de la curva 3; el australiano cubrió el interior y Hamilton no pudo completar la maniobra. Ay, en 2017 no gozan de tanta ventaja… En cuanto a Vettel, lo cierto es que Bottas parecía tenerlo relativamente bajo control, pero cualquier pasada de frenada suponía perder el triunfo. El alemán atacó a muerte los últimos vértices pero más allá de la curva 4 no había opción de pasar. Todo el pescado estaba vendido.

Y así acabó esta relativamente aburrida carrera, con un pico al final para adecentarla pero con la sensación de que todos estaban calculando los riesgos. Hamilton sale ligeramente herido del Red Bull Ring: ciertamente, no es su pista, y la sanción no hizo sino empeorar las cosas; nada que correr en casa la próxima semana no pueda arreglar. Ricciardo sube por 5ª vez seguida al cajón y de nuevo capitaliza las desgracias de su compañero. Vettel seguramente firmaba antes de empezar sacarle 6 unidades más a Lewis. Y Valtteri Bottas disputó la carrera que debía haber hecho en Baréin tras su primera P1 en parrilla. Seguramente, el W08 estaba un poco por encima del Ferrari este fin de semana, tal vez una décima, pero Bottas supo no perderla. Muchos creían que el finés venía a Mercedes a ser el lugarteniente de su jefe de filas, con un rendimiento tan alejado del #44 como el de Kimi Räikkönen con respecto a Vettel. Pero no; Bottas entró en Brackley porque quería ganar, aunque su afable rostro no transmita la misma determinación que otros. Y a lo tonto, incluso con la retirada por avería en Barcelona, está ahí. A 15 unidades de Lewis y a 35 de Seb. No es mucho. ¿Pero podrá ser aún menos cuando el Gran Circo llegue a Abu Dabi?

Un podio con todos contentos, como debe ser. Sobre todo porque Vettel y Bottas se escaquearon del shoey de Ricciardo…
(Fuente: Formula1.com)

RESULTADOS CARRERA: (click)
CLASIFICACIONES: (click, PDF)

Anuncios

3 comments

  1. pgimoreno · julio 10

    10 cilindros,
    Me asombran 3 autos: el Hass de Grosjean con fiabilidad y mucha, pero mucha potencia. Williams que corrigió la configuración del día sábado sacándole toda la potencia al motor; y finalmente la reciedumbre del Renault de Red Bull de Ricciardo.
    Saludos.

    Me gusta

    • diezcilindros · julio 10

      La temporada de Haas es una montaña rusa, y especialmente en el coche de Grosjean. Sin duda hoy ha tocado la cresta.

      De Williams lo verdaderamente sorprendente vino el sábado. Analizando los tiempos de los libres se veía que tenían ritmo para entrar en la zona de puntos, y consiguieron arreglar el desaguisado de la parrilla en la salida.

      La regularidad de Ricciardo es excelente: su coche le falla menos que a su compañero (aunque también ha tenido sus problemas, como en Australia o Rusia) y Daniel está pilotando bien los domingos. Analizándolo en frío, es muy sorprendente que esté 24 puntos por delante de un Ferrari.

      Le gusta a 1 persona

  2. Gerard Pujol · julio 11

    Realmente Bottas estuvo muy fuerte y pudo con un Vettel muy batallador a pesar de la ligera inferioridad técnica del Ferrari en Austria. Vettel perdió la carrera en el primer stint, si hubiera entrado a boxes estando a 2-3 segundos de Bottas quizás con el mal pitstop de Mercedes y el entorpecimiento de Kimi (demasiado breve como comentas…) hubiera estado delante. Tuvo un ritmo superior con las SS pero acercarte y adelantar a un Mercedes requiere de algo más. Vettel ha escapado de dos carreras “poco favorables” con un buen balance respecto a Hamilton pero ya puede espabilar y aprovechar las carreras más favorables (Hungría y en menor medida Silverstone) para ganar y demostrar que el Ferrari sigue en condiciones para ganar de tu a tu a Mercedes. Si no pasa esto a Vettel (y a Ferrari) se le va a poner la cara de “Alonso temporada 2012”. Hamilton no ha estado cómodo en todo el fin de semana y ya van unos cuantos..de seguir así Bottas puede aspirar a todo. Está cumpliendo el guión esperado en Mercedes, un piloto rápido y sólido que no actúa de simple comparsa y que aprovecha cualquier oportunidad para ganar.
    En el resto destacar que RB va cogiendo el ritmo (a este paso veremos un final de mundial apasionante), el “momentum” de Ricciardo (que gran piloto es sin hacer mucho ruido), el mal rollo que debe haber en Toro-Rosso entre Kvyat y las declaraciones-contradeclaraciones de Sainz, y el gran resultado de Hass/Grosjean que muestra credenciales para el año que viene en Maranello. Carrera aburrida desde luego pero con tensión en los hombres clave y eso siempre se agradece…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s