Esta vez salió cara

(Fuente foto de portada: GPUpdate.net)

Haas y Romain Grosjean llevan toda la temporada 2017 dando una de cal y otra de arena. Tras un GP increíblemente embarazoso en Azerbaiyán, en el que el francés declaró sentirse en peligro por sus sempiternos problemas de frenos, de repente todo cuajó en el Red Bull Ring. La escuadra de Banbury tuvo uno de los mejores fines de semana de su todavía corta historia (30 GGPP) y, a pesar de que el espectacular ritmo de Kevin Magnussen no pudo traducirse en puntos, Grosjean supo convertir su P6 en parrilla en otra en carrera, con sus consiguientes 8 jugosos puntos.

————————————————-

Hacer los deberes temprano, a la larga, funciona. Y lo dice alguien que siempre ha estudiado el último día… pero lo cierto es que Haas descubrió lo positivo que fue cumplir el objetivo de 2016 en apenas su segunda carrera. Tras la P6 de Australia y la P5 de Baréin, el equipo americano pudo ponerse a trabajar desde abril a tiempo completo en el coche de 2017, pues salvo catástrofe tenía asegurada la 8ª plaza por equipos. También hay que tener en cuenta que Haas tiene subcontratado el diseño del chasis a Dallara, y que ya no ha podido gozar con la misma libertad que hace 12 meses de los túneles de viento de Ferrari, así que su margen de acción ha quedado bastante limitado. Pero a la hora de la verdad, el VF-17 se ha comportado como un coche bastante capaz en la media parrilla. En Austria, de hecho, consiguieron colocarse como el 4º mejor equipo, un hito notable.

Kevin Magnussen debería haber sumado aún más puntos para Haas, pero la suspensión de su VF-17 falló en Q1. (Fuente: GPUpdate.net)

El problema es que semejante dosis de velocidad ha sido demostrada muy a cuentagotas. Y, hasta cierto punto, más que inestabilidad en el coche se ha tratado también de inestabilidad de su primer espada. Porque sí, Kevin Magnussen está corriendo relativamente bien, incluso mejor de lo que clasifica, pero más o menos se está moviendo siempre en las mismas horquillas: Q2 el sábado, y alguna posición más arriba el domingo. Los verdaderos altos y bajos los está protagonizando Romain Grosjean. Para muestra, un botón: en 9 carreras, mientras Magnussen ha caído 6 veces en la segunda ronda de clasificación, Romain sólo lo ha hecho en 2 ocasiones. Hasta en 7 sábados se ha ido a los extremos del éxito (4 pasos a la Q3) y del fracaso (3 eliminaciones tempraneras en Q1). ¿Y cuál es el motivo de esta inestabilidad en los resultados del #8? Simple y llanamente: los frenos. Desde pretemporada, su pie izquierdo ha traído de cabeza al primer piloto de Haas. Cuando Romain aprieta el pedal, no sabe lo que se va a encontrar. Y huelga decir que no estar a gusto con los frenos es el problema más grave al que puede enfrentarse un piloto. El casco puede estar saliéndose, una alarma puede estar sonando, el reposacabezas puede despegarse… son minucias con las que se puede lidiar desde el cockpit. ¿Pero los frenos? Si los frenos no inspiran confianza, el piloto está acabado. Pero Grosjean tenía un problema: que a Magnussen no le pasaba absolutamente nada. Así que… ¿quién era Haas para fastidiar al danés si era Romain quien tenía que adaptarse? De forma un tanto irregular, a lo Felipe Nasr en 2015 (con unos problemas idénticos), el ex de Lotus ha ido teniendo claroscuros: P6 en parrilla en Australia… para caer eliminado en la Q1 de China. De nuevo un alto en Baréin (9º en parrilla)… para luego clasificar último en Rusia. Un fin de semana muy completo en Mónaco (8º)… para 1 mes después rozar el esperpento en Azerbaiyán. Entre medias, decenas y centenas de críticas por radio sobre el coche. ¿Cuál era el problema? Peter Windsor realizó un muy didáctico discurso sobre que tal vez el francés se estaba centrando demasiado en frenar lo más tarde posible, cuando en la Fórmula 1 actual, a su juicio, lo importante es “avisar” al coche (“suave-firme”, le llama) y colocarlo totalmente plano en frenada, sin una rueda mucho más cargada que otra. ¿Puede ser que Romain, por frenar 5 metros más tarde que su compañero (la típica decisión que tomas al comparar tu telemetría con la del otro coche), lo esté haciendo de forma mucho más inestable y por ello el coche le parezca incontrolable? ¿Tal vez Grosjean, con un estilo de dos golpes de volante todavía bastante voluble a lo que su monoplaza le dice en la (muy tardía) frenada, vive demasiado en el límite, a lo Daniil Kvyat?

6º, por delante de los Force India, sin ser doblado a pesar de lo corto del circuito… Romain Grosjean tuvo su mejor actuación del año en el Red Bull Ring. (Fuente: GPUpdate.net)

Sea como fuere, el caso es que en el Red Bull Ring todo volvió a cuajar, 2 semanas después de su desastrosa participación en Bakú. El coche se adaptó a la perfección al peculiar trazado alpino (las rectas y las curvas de media velocidad que requieran un chasis ágil son su hábitat natural) y sus dos pilotos tuvieron buenos días. De hecho, Magnussen parecía incluso el más rápido de los dos, pero los polémicos pianos del trazado austriaco destrozaron su suspensión y se quedó en una pobre 15ª plaza. Fue Grosjean quien salió al rescate y cuajó un sábado espectacular: 7º, por delante de los dos Force India (!). Y con la sanción a Hamilton, eso se transformó en P6. El domingo, Romain hizo el más difícil todavía y aprovechó la horrible salida de Verstappen y la escaramuza entre Ricciardo y Räikkönen en la curva 3 para subir hasta la 4ª plaza. Obviamente, era un sueño que no podía durar: Kimi dio buena cuenta de él en la 3ª vuelta y Hamilton hizo lo propio en la 8ª. Pero ahora estaba 6º y, sin Max en carrera, era una posición real. La pelea sería con los Force India y con unos Williams que, tras recuperarse del descalabro del sábado con una genial salida, prometían tener ritmo de carrera suficiente. Al acabar esa vuelta 8, Romain sacaba 1,3 segundos a Pérez. Décima a décima, vuelta a vuelta, aumentó hasta los 2,6 ocho giros después. Pérez reaccionó y comenzó a limar, pero de nuevo el Haas recuperó, y se metieron en una genial pelea a 300 metros el uno del otro por intentar entrar y salir, respectivamente, de la zona en la que el undercut podía ser decisivo. Pero a partir de la vuelta 31, Grosjean dio el golpe definitivo: tres 1:09 altos que desarmaron a Checo (3,1 segundos), quien paró en el 35º giro, pero en Haas lo tenían bajo control deteniendo a su chico en la siguiente vuelta. Para colmo, Pérez se encontró en su vuelta de salida con Valtteri Bottas, quien le iba a doblar, y perdió otros dos segundos en la maniobra. ¿Los Williams? Ambos iban con superblandos y, por tanto, sus primeras vueltas de carrera fueron flojísimas: su fuerte sería la parte final, con US nuevos. Grosjean lo tenía en su mano (4,7 segundos, vuelta 50) y además Massa se quedó clavado incapaz de pasar a Ocon. Pero Pérez despertó, en 12 vueltas le ganó tiempo en 11 de ellas y se puso a 2,9. ¿Podría haber lucha? Entonces le vino Dios a ver, en forma de nuevo de Bottas (y Sebastian Vettel): ambos líderes doblaron al mexicano en las últimas vueltas y Grosjean tuvo unos plácidos minutos finales.

P6, 8 valiosos puntos para su equipo que se asienta en la 7ª plaza de constructores (11 unidades por delante de una Renault que le duplica en presupuesto). Lamentablemente, Magnussen fue víctima de otro problema con su coche, al fallar el sistema hidráulico, y eso impidió a los americanos sumar puntos con sus dos coches, algo que sólo han hecho una vez. Pero ya son 5 carreras consecutivas en el top-10. Y 5 fueron las veces que lograron puntos en 2016. Es decir, han igualado el botín de la temporada pasada (29 puntos) en menos de la mitad del año. De nuevo, Haas ha hecho sus deberes por adelantado. Pero aún quedan materias en el “segundo cuatrimestre”: Williams y Toro Rosso son objetivos perfectamente alcanzables, y mantener detrás a Renault requerirá esfuerzo. Si los americanos pudieran acabar en el top-5 de constructores, sería un éxito espectacular. Para ello, fundamentalmente, necesitarán constantemente la versión buena del irregular Grosjean. A sus 31 años, debería ser más consistente. Sobre todo porque, como todos los años desde 2014, “parece” haber una vacante en Ferrari, el objetivo que el francés se puso al fichar por Haas. Si colabora en hacer que su equipo acabe por delante de factorías con enjundia como Williams y Renault, eso tal vez sirva a Maurizio Arrivabene para pasar a contar con él en sus filas. Y un asiento en la Scuderia no es cosa menor.

¿Crees que Romain Grosjean será piloto titular de Ferrari en 2018? Vota en nuestra encuesta y deja un comentario con tu opinión.

Anuncios

8 comments

  1. LFP · 14 Days Ago

    Me gustaría que este en Ferrari, pero esta Checo y sus millones, dificil

    Me gusta

    • Julio Cesar Martinez Peña · 14 Days Ago

      Checo, sus millones y sus 2 últimas temporadas y lo que lleva de esta siendo consistente.

      Me gusta

    • diezcilindros · 14 Days Ago

      Procuremos centrarnos siempre en lo puramente deportivo ^^.

      Me gusta

  2. Tovarichpavel · 14 Days Ago

    Creo que Sergio ha sido mucho más constante deportivamente que Román. También creo que ha tenido mejor carro. La temporada pasada pasó los 100 punto y en esta apunta que lo volverá a hacer. Yo creo que Ferrari puede llevarlo. Creen que es posible Vet-Per?? Es posible que Román pueda fichar para para un equipo francés, tal vez Hul-Gro, o creen que sería mejor Hul-Alo? Ambas suenan interesantes….

    Me gusta

  3. SportPrototipos · 14 Days Ago

    Caray con Haas, a veces cualquiera diría que les ha mirado un tuerto, y en otras lo bordan. Y estoy de acuerdo con la Edición, de que esos “problemas de frenos” sean una posible forma de enmascarar un efecto placebo de Romain y de querer superar el límite del coche, y a su compañero. Porque, realmente, esos frenos no se salen de sus condiciones de trabajo habituales, ni van reventando, ni se sobrecalientan a lo bestia. Vamos, que no se observa carencias de diseño.

    Me supo fatal que ridiculizaran la victoria merecida de Bottas por el tema de la salida, sobretodo cuando no se posicionan todos exactamente igual (en parado y desde punto exacto), y el sensor tiene un “abanico” de acción de mas menos un palmo de diámetro. Si a eso le sumamos un tiempo de reacción muy muy bajo (aunque fuera por mero azar) ya hay carnaza para los amarillistas. Y no quiero amarillistas en este remanso zen.

    Esa victoria es suya y de nadie mas.

    Postdata:
    Es de fenómeno el efecto que crea la mención de las palabras “Sergio” o “Checo” y se traduce en avalancha de comentarios. Como digo, digno de estudio.

    Me gusta

  4. Nahuel · 14 Days Ago

    Me parece curioso lo que pasa con Grosjean, ya que siempre me gustó como piloteaba en Lotus con Kimi, pero éstos últimos 2 años no supo como entender al Haas.. y creo que la pista le cayó bien al auto.
    A mi entender es de esos pilotos que no son estrella pero que andan muy bien y merecen una chance en equipo grande (Gros, Hulk, Perez) pero ésto irregularidad lo deja último en ésta lista. –> No creo que ferrari vaya por Grosjean.
    En caso de que cierre un buen año y kimi se quede para 2018.. el 2019 puede llegar a sonarle bien..
    Por el momento, me gustaría que reemplaze a Palmer y ver un Hulk-Gros en 2018 😉

    Me gusta

    • Tovarichpavel · 12 Days Ago

      Un piloto francés en un equipo francés Mee hace mucho sentido, personalmente si creo que es mejor piloto que Palmer pero también creo que Hulk es mejor piloto de Román, no creo que sea tan fácil competirle a Hulk. Pero sería interesante verlos justo en un mejor coche.

      Me gusta

  5. Gerard Pujol · 13 Days Ago

    Yo tengo la corazonada que Romain es la primera opción para Ferrari en caso que necesiten substituir a Kimi (no lo retiremos tan pronto, que con Kimi ya vamos como Massa que estuvimos 4 años sacándolo de Ferrari). Romain es un piloto rapidísimo pero yo creo que necesita tener una gran conexión con el coche para sacar esa velocidad. Checo quizás (repito en mi opinión) no tenga tanta velocidad pero su pilotaje es mucho más estable y más capaz de sacar el 100% de lo que lleva en cualquier situación. Como Ferrarista me preocupa que Ferrari tenga un paquete para ganar en 2018, mejorando el presente en circuitos rápidos y más cuidadoso con los turbos por lo pronto. Los pilotos es un tema secundario, tanto Romain como Checo pueden rendir a un gran nivel en La Scuderia (quizás uno de los peores equipos para ser “segundo piloto”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s