Un doblete para seguir creyendo

(Fuente foto de portada: Formula1.com)

No es muy habitual que un volante se rompa solo y obligue al desventurado piloto de turno a ir girando el volante a la izquierda para mantenerlo en las rectas. Pero esta es la clase de cosas raras que pasan en el Hungaroring; así de extraña es esta pista. En cualquier caso, eso era demasiado poco para desestabilizar a un Sebastian Vettel que, seguro de no ser adelantado en un circuito donde hacerlo es prácticamente imposible, pudo ganar como mandan los cánones: de la forma más lenta posible. Y con 14 puntos de ventaja se irá a descansar antes de las últimas batallas de este trepidante 2017.

————————————————-

A veces, todo parece bajo control. Pero bajo esa capa de tranquilidad suele haber un frenesí de preocupaciones y un millar de cosas que suelen salir mal. Como decía David Coulthard, si un 99,9% de piezas de Fórmula 1 funcionan perfectamente, todavía hay nada menos que 50 que pueden fallar. A veces, un triunfo se da de milagro. Es lo que tiene la máxima competición: que hay que ir todo el tiempo al límite. Y Ferrari está consiguiendo pelear el título de 2017 gracias a estar exprimiendo hasta la última gota de su SF70H. Desde marzo, el equipo parece vivir permanentemente en el filo. Han tenido que cambiar varias veces un motor entre la FP3 y la clasificación, su cuenta de turbos está en el límite desde Montmeló y hoy, en Hungría, han estado a punto siquiera de no salir. A mediodía, se ha filtrado la noticia: un problema hidráulico había sido detectado en el coche del poleman, Sebastian Vettel. ¿Fue eso lo que le condenó a las 70 tortuosas vueltas que ha tenido que disputar para llevarse los 25 puntos?

No se repitió lo de Rusia: esta vez Ferrari defendió en la primera curva su merecido 1-2 en parrilla. (Fuente: formula1.com)

La carrera pintaba muy bien para la Scuderia a las 14:00, una vez subsanados los problemas en el coche del líder del Mundial. Con la primera línea totalmente en el bolsillo y Lewis Hamilton partiendo 4º, desde la zona sucia, hoy podía darse un buen golpe. El apagado de semáforos sería sin duda el momento cumbre, el instante en el que ganar posiciones, así que Ferrari tenía que asegurarse el 1-2 en la curva 1. Dicho y hecho; sus dos hombres soltaron el embrague a la perfección y neutralizaron la amenaza de Bottas con un buen trabajo de equipo: Räikkönen cogería el rebufo de Vettel y se iría al exterior, frenando en paralelo y creando un muro para que los Mercedes no pudieran pasar y los Red Bull pudieran animarse a hacerlo. Verstappen, como era de esperar, desbordó a Hamilton y habría hecho lo propio con Bottas, de no ser porque una bloqueada de Vettel provocó un movimiento de Räikkönen que a su vez, por efecto concertina, frenó a Max y devolvió a Valtteri a la acción. Hamilton, igualmente frenado por este fenómeno, salió “matado” y Daniel Ricciardo le pasó por la derecha, a él y al otro Red Bull. Con el australiano 4º y el holandés 5º, la curva 2 iba a tener mucha chicha… y así fue. El holandés, sobre las virutas del interior, frenó 5 metros demasiado tarde y no pudo hacer nada por evitar chocar contra el lateral de su compañero. La situación recordó a Malasia 2016, donde Vettel se llevó puesto a Rosberg en una acción igual de antiestética: una pasada de frenada tan grande (aunque la de Marcus Ericsson al fondo de la parrilla no se quedó atrás) es ciertamente llamativa, y el impacto era tan previsible que Ricciardo acertó al llamarlo “amateur” delante de la prensa unos instantes después. Porque, en efecto, Daniel salió de la acción con un pinchazo que le obligó a abandonar tras trompear en la curva 3, y con una decepción de tres pares de narices. Parece que “las meigas” están cambiando de box en Milton Keynes. Safety Car.

Una metáfora de lo que supone una 6ª plaza para McLaren: una hazaña digna de elogio… pero tampoco multitudinario, porque lo que quieren es ganar. (Fuente: formula1.com)

Cuando la carrera se relanzase, esperábamos ver un planteamiento similar al que se adivinaba el sábado: los Ferrari escapándose y los Mercedes sufriendo. Con calor y con superblandos, en una pista como el Hungaroring el SF70H parece el mejor coche. Cuando se trata de apoyo máximo, ciertamente son competitivos. Decía Vettel tras Silverstone que eran “10 km/h más rápidos que los Mercedes en Copse“. Eso lo dice todo. Y, en efecto, cuando Bernd Mayländer se retiró, Seb y Kimi se escaparon, pero el #5 comprobó con horror cómo el Hungaroring hacía de las suyas. En la pista donde las tuercas no entran, las máquinas de repostaje arden, los muelles se sueltan y los alerones se descuelgan, el volante de su “Gina” comenzó a fallar, en un incidente tal vez relacionado con el problema hidráulico matutino. En las rectas tenía que llevarlo ligeramente girado hacia la izquierda. No es la primera vez que pasa esto; hace 12 años, en Canadá, su compañero Räikkönen ganó con el mismo problema. Y no es excesivamente grave, pero sí molesto, y con potencial para desconcentrar al piloto o generar un error. Afortunadamente para él, la ventaja de coche le permitió escaparse hasta 9,2 segundos de Bottas. El hombre objetivo, Hamilton, andaba en 5ª plaza pero bastante tranquilo: a Verstappen, 4º, le habían metido 10 segundos de sanción por su affaire en la curva 2. Y como el RB13 estaba yendo bastante bien, ni siquiera estaba taponado. El momento de Mercedes llegaría más adelante: a la hora de hacer los pit stops.

Un desastre para Hülkenberg: sancionado con 5 puestos, saliendo en zona sucia, con un pit stop horrible en el que perdió toda opción de puntos y siendo sacado de pista (e insultado) por Kevin Magnussen. (Fuente: formula1.com)

El W08 mejoraría con los blandos, una tendencia común esta temporada. El problema para ellos era que esos pit stops no llegaban nunca. ¿El motivo? Los SS no se degradaban, y Ferrari no tenía ninguna gana de parar y verse clavado detrás de un Mercedes que estirase su stint para beneficiar al otro. Dado que Verstappen sí o sí iba a buscar un offset debido a su sanción y por tanto se iban a quedar mucho tiempo en pista, sólo quedaban los de Brackley como candidatos a parar pronto. Y como eran los más interesados en montar los blandos y liberar a Lewis de Max, tendrían que aceptarlo. Bottas paró en la 30 cuando encontró un hueco sin tráfico (Carlos Sainz, el líder de la media parrilla, estaba ya a medio minuto, por deprimente que suene) y disparó la reacción en cadena: Hamilton en la 31, Vettel en la 32 y Räikkönen en la 33. Y todos mantuvieron su posición, claro. Hasta entonces, la carrera había sido el esperado muermo: sólo hubo una variación en el orden desde que se fue el Safety Car hasta el primer pit stop planificado (Lance Stroll, vuelta 29), y dicho adelantamiento fue de Hülkenberg a Palmer por orden de Renault, así que espectáculo poco. Los neumáticos de larga duración, la excesiva aerodinámica de los coches y la demencial configuración del circuito hacían imposible cualquier atisbo de intercambio de posición. Claro que eso no se lo dijeron a Fernando Alonso, quien aprovechó sus blandos nuevos saliendo de boxes (¿por qué es tan bueno cuando las gomas aún no tienen su temperatura de ejercicio?) y pasó a Carlos Sainz por el exterior de la curva 2. Por arriba, las dos vueltas de más que los Ferrari habían estado fuera con neumáticos usados les hicieron perder unos cuantos segundos; ahora, el top-4 estaba cubierto por 6,3 segundos en la vuelta 34 cuando cuatro antes eran 11,2. Y rápidamente se vio el cambio de tendencia: los Mercedes comenzaron a marcar vueltas ultrarrápidas y a acercarse al dueto de cabeza. ¿Era que el W08 era mejor con los Pirelli del flanco amarillo? ¿Los problemas de Vettel con su volante (pidió cambiarlo en el pit stop, pero era demasiado arriesgado por el posible tiempo perdido y tampoco aseguraba nada) le hacían ralentizar el ritmo? ¿Simplemente estaba controlando la carrera sin estresar sus gomas para evitar desagradables incidentes? ¿O era, como suele suceder, una combinación de todo esto?

No se caracterizaba Lewis Hamilton por cumplir al dedillo todas las órdenes de equipo cuando era Rosberg quien tenía al lado, pero esta vez fue magnánimo y le cedió el podio a Bottas. (Fuente: formula1.com)

Cuando Verstappen se marchó en la vuelta 42, los 4 grandes protagonistas del año se quedaron en el top-4. Los 22 bajos-medios que estaba haciendo Vettel eran los tiempos de Alonso o Ocon: claramente, Seb iba muy lento. Pasó a haber sólo 3,5 segundos entre el 1º y el 4º, y la tensión aumentó. Mercedes aceptó la petición de Hamilton e intercambió la posición de sus pilotos, con la promesa de que si en 5 vueltas (prorrogables) Lewis no podía pasar a Räikkönen, le devolvería la plaza a Valtteri. La maniobra ocurrió en la curva 1, pero Bottas perdió demasiado tiempo y se quedó un tanto colgado, hasta el punto de que perdió el tren de cabeza cuando Vettel cambió de repente el ritmo y se puso a rodar en 21 bajos: el coche no iba perfecto, pero evidentemente tenía margen en el bolsillo. Lewis se pegó a Kimi y los tres primeros estaban en apenas 2 segundos, y el finés se impacientó por radio. ¿Tenía Ferrari que cambiar puestos para asegurar la victoria? Nuestra mente se retrotrajo a China 2006. Aquel día, Alonso lideraba para Renault con unos neumáticos intermedios granuladísimos; su compañero Giancarlo Fisichella iba por detrás, pero aún más amenazante aparecía Michael Schumacher en 3ª plaza. Renault autorizó a Fisi el adelantamiento y dejó vendido a Fernando frente a Michael, que le pasó con facilidad; para colmo, Giancarlo regaló la victoria y el campeonato se le complicó enormemente al asturiano, que declaró “sentirse solo” en unas declaraciones que pasaron a la historia. Si el Hungaroring fuera una pista “normal” como Shanghái y Ferrari hubiera permitido a Kimi pasar adelante, hubiera dejado aún más vulnerable a Vettel, e igualmente Lewis podría haberse desembarazado de Räikkönen porque, en principio, el Mercedes era más rápido en esta fase. Es decir, podrían haber errado como Renault hace 11 años. Pero como el Hungaroring es lo que es, la Scuderia no tenía necesidad de hacer nada de esto; era muy improbable que Hamilton pasase a Räikkönen, y aún más si jugaban en equipo y Vettel le daba DRS a Kimi, como ocurrió en algunas vueltas. Salvo fenómeno extraño, Mercedes no tenía nada que hacer. Era hora de que el #44 devolviera el favor. El problema era que Bottas había rodado tan lento que el offset de Verstappen estaba empezando a funcionar, y el holandés estaba cerca de Valtteri. ¿Se abstendrían de devolverle la P3 “por si acaso”? Hamilton actuó con una admirable caballerosidad y se la jugó para devolver el favor; tras aflojar 7 segundos en la vuelta final, en la última curva, con Max a menos de un segundo, el #44 se abrió lo suficiente para dejar pasar al finés. Lo había intentado, pero no fue posible.

Hungría nos dejó dos formas de entender una carrera en equipo, y seguramente las dos, aunque totalmente opuestas, fueran las correctas. La escudería a la defensiva tenía que mantener las cosas como estaban; la escudería al ataque trató de agitar la colmena y que pasaran cosas. Ferrari fue la que sonrió, y seguramente era lo mejor que le podía pasar al Mundial 2017. De haberse puesto Hamilton líder, las 4 semanas de vacaciones se habrían hecho muy largas, porque sin duda la facción británica parecía en la cresta de la ola. Pero con estos 13 puntos extra de Vettel, la iniciativa vuelve a cambiar de lado un día más. Bélgica e Italia deberían favorecer a Mercedes; Singapur, Malasia y Japón parecen más apropiados para las virtudes del Ferrari. Y a partir de ahí, la tensión por el campeonato supera a las especificaciones de los vehículos. Pero eso será a finales de agosto. Ahora toca tomarnos unas merecidas vacaciones (o bueno, el miércoles, tras los interesantes tests post-GP). Recarguemos las pilas porque las 9 carreras que quedan de este espectacular Mundial 2017 prometen ser de las buenas.

La Fórmula 1 se va de vacaciones. Eso sí, en diezcilindros no paramos. ¡Permanezcan atentos! (fuente: formula1.com)

RESULTADOS CARRERA: (click)
CLASIFICACIONES: (click, PDF)

Anuncios

5 comments

  1. Ray · julio 31

    Sé que estos son resúmenes, pero me parece importante el hecho de que Raikkonen pensó que podía seguir en pista cuando hizo su primer pitstop. Excelente de igual manera, la comparación con Renault-China-2006 cabe perfectamente; Ferrari jugó en contra de la victoria de Kimi pero solo porque jugaba para el equipo, algo más importante. Admirable lo que hizo Hamilton hoy, demostrando que no solo quedan Kvyats/Verstappens/Magnussens en la Fórmula 1.

    Me gusta

    • diezcilindros · julio 31

      Está claro que Kimi sabía que el overcut era su única opción, pero Ferrari no iba a aceptar eso: los Mercedes, con S nuevos, venían bastante rápido y estaba justificado pararle lo antes posible. Me temo que Kimi estaba bastante condenado desde que clasificó 2º y no 1º… y ni siquiera eso es garantía de nada (Mónaco).

      Me gusta

  2. Gerard Pujol · julio 31

    Gran análisis como siempre. Esta es una carrera que muestra como la f1 aunque a veces no lo parezca es un deporte de equipo y ayer tanto Ferrari como Mercedes lo mostraron claramente. Hamilton cumplió su palabra y imagino que lo hizo para tener a Bottas de su parte cuando sea necesario. También es justo decir que Bottas está luchando por el título ahora mismo y que no tenía motivos para dejar pasar a Hamilton o sea que fue justo devolverle la posición. Gran trabajo de Kimi y siempre es de agradecer tener a un compañero así auguro su renovación. Alegría en Mclaren por salir del farolillo rojo aunque terminar a más de 70 segundos de un líder lento en una pista como Hungaroring no es muy alentador de cara a 2018… Por cierto vi a Sainz un poco “novatillo” en su defensa sobre Alonso, cediendo el espacio necesario para ser adelantado. Bueno el apunte sobre la habilidad del astur en frío, una de sus muchas virtudes, me recuerda a otro crack en eso, JP Montoya. Tengo la sensación que Mercedes va mejor en los circuitos “desfavorables” que Ferrari. Tienen que apretar en Maranello si quieren llegar al final con opciones…

    Me gusta

  3. Xisco Coll · julio 31

    Quizás no se ajusta demasiado al tema que trata esta pagina y sea una comparación un tanto absurda pero personalmente comparo a Jorge Lorenzo con Lewis Hamilton. Me explico, recuerdo las entrevistas que hacían a Jorge en sus años de debut en Moto GP y la forma que tenia de hablar lo hacía parecer chulo e inmaduro, al igual que Hamilton (imagínate el Hamilton de 2007 o el 2008 cediendo una posición caballerosamente), pero ahora, mas bien hace un tiempo, me doy cuenta de que ambos han madurado tanto dentro como fuera del circuito. Como digo, este comentario no se ajusta del todo a la temática de la pagina pero quería expresar mi opinión respecto a buena acción de Hamilton haciendo una comparativa y que mejor sitio que este.

    Le gusta a 1 persona

  4. Nahuel · julio 31

    Como siempre, muy interesante artículo post-carrera.
    No quiero sonar a los “haters” que vivien despotricando en otros blogs/foros… pero para mi Lewis un par de vueltas antes de finalizar, me dejó un gusto de boca que..dejó de lado ésos 2 puntos a costas de no subir a ese podio/conferencia de prensa (de cara a un receso, donde van a comentar mucho ésta ultima carrera en las 4 semanas siguientes..)
    También admiro su caballerosidad al devolver la posición, pero por la cercanía de Verstappen podía haber justificado su no-devolución. No me hace acordar a su actitud en Abu Dhabi 2016 haciendole de tapón a Rosberg..
    Sin dudas tendrá muchas chances mas de victorias, más que ferrari.. y lo sabe.

    Sin dudas viene bueno el campeonato 2017!
    A sufrir un mes mas hasta que aparezca Spa!

    Saludos, y gracias por esta excelente pagina!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s