Hora de tomar el ascensor

(Fuente foto de portada: soymotor.com)

Renault está en el camino de volver a pelear por los títulos. Para ello quedan al menos 3 años según sus cuentas, por lo que el proceso va a ser largo. De momento, la primera temporada del plan de cinco les dejó en una 9ª posición que esperaban mejorar en 2017. El problema es que, a 7 de agosto, sólo han conseguido ascender hasta la 8ª. Y eso es demasiado poco para una escudería que, por recursos, debería estar peleando por entrar en el top-5. ¿Tal vez porque es la única junto con Sauber que sólo ha sumado puntos con un piloto?

————————————————-

El historial de Renault en la Fórmula 1 sugiere que los franceses saben bastante de esto. Ellos desempolvaron del cajón el motor turbo para la categoría a finales de los 70; ellos fueron de los primeros en hacer del V10 la arquitectura más exitosa de los años 90; y ellos consiguieron, con la mitad de dinero que McLaren, Williams o Toyota, destronar a Ferrari tras 5 títulos consecutivos de pilotos y 6 de constructores. Así que cuando anunciaron que en 2016 volvían a tiempo completo a la categoría con un plan detallado para triunfar en 2020, enseguida les dimos credibilidad: teníamos muy reciente el espectacular doblete 2005-2006, así que sabíamos que podían hacerlo. Aceptarían la primera temporada de este plan de cinco como viniera, pero esperábamos ver crecimiento para este 2017. Indudablemente, han mejorado. ¿Pero tanto como esperábamos?

Con el nuevo suelo llegado en Silverstone, el RS17 pegó un gran salto adelante y ahora parece la 4ª fuerza de la parrilla.
(Fuente: f1fanatic.co.uk)

El nuevo RS17 no dejó a nadie indiferente. Por lo pronto, fue el primero de los monoplazas en presentarse, por lo que siempre se llevan un extra de atención. Y una vez mirados sus detalles, vimos cómo la Régie había trabajado mucho este coche durante todo el 2016. El intrincado alerón delantero, los bajos del morro, el espectacular sidepod, la toma de aire… todo indicaba que se habían invertido muchas horas en este conjunto. Jérôme Stoll, presidente de la facción deportiva de Renault, dijo que el objetivo era “acabar quintos por equipos“. El coche parecía capacitado para ello. Sin embargo, la dura realidad es que sólo están octavos, tras puntuar en apenas 5 carreras, y el coche ha tardado en encontrar el rendimiento. Pronto nos pareció un bólido sin una elevada carga aerodinámica, pero sí con un notable equilibrio para estar bastante arriba en las tablas de speed trap con lo que es un propulsor algo menos potente que la competencia. Como Mercedes, pero a pequeña escala. En sitios como Baréin o Rusia, sin curvas largas que exigen apoyo y con alguna que otra recta, el Renault se mostró competitivo; sin embargo, cuando llegó el Circuit de Catalunya o Montecarlo, la Q3 fue imposible. Tampoco hubo puntos ni en Azerbaiyán ni en Austria, dos pistas teóricamente perfectas para las características del RS17, así que adivinamos lo que estaba pasando: faltaba desarrollo. Acabó llegando en Silverstone, y la mejora fue radical. El nuevo suelo del monoplaza transformó su comportamiento y se convirtió en un avión en dos pistas tan distintas como la inglesa y el Hungaroring. En ambas, se postuló como el 4º mejor coche y dejó temblando a Force India, quien puede ver cómo la segunda mitad de temporada se le hace un poco larga. En cierto modo, era previsible que un equipo con los medios de Renault llegara finalmente a una solución tan competitiva, así que es de esperar que en las próximas 9 carreras tengamos a los bólidos franceses sumando muchos puntos y acercándose a la deseada 5ª plaza que ahora mismo ostenta Williams con sólo 15 unidades más. No es un objetivo inalcanzable.

Hülkenberg le da a Renault lo que pedía: puntos siempre que el coche lo permita. Y en Gran Bretaña cayeron nada menos que 8 unidades. (Fuente: soymotor.com)

El responsable de todas las unidades conseguidas por Renault hasta la fecha es Nico Hülkenberg, un fichaje que está cumpliendo las expectativas depositadas una vez se anunció su contratación el pasado mes de octubre. Nico llegó a la F1 en 2010 como uno de los mejores campeones de la historia de la GP2 (y 12 años después del debut de la categoría, sigue siéndolo) y pronto se hizo famoso por una inesperada pole en condiciones de “semi-seco” en Brasil. No fue suficiente para mantener el puesto en Williams frente a Pastor Maldonado, pero se enroló en Force India como probador en 2011 y encontró el ascenso en 2012, brillando en la parte final con una legendaria actuación en Interlagos, donde casi gana (!) por méritos propios. Su movimiento a Sauber, con un peor coche, no hizo sino confirmar su talento al destruir a Esteban Gutiérrez y poner el C32 en posiciones escandalosamente elevadas. Llegó el interés de Ferrari, pero los planes cambiaron cuando la Scuderia fichó a Kimi Räikkönen y Nico se quedó como la eterna promesa. Tres positivos años en Force India, aderezados con la victoria en las 24 Horas de Le Mans, llegaron a su fin justo cuando parecía que Nico se marchitaba: llegó la oferta de una escudería oficial y Hülkenberg se lanzó a recoger el botín, consistente en un suculento contrato de 3 años. Renault pedía a Nico meterse regularmente en Q3 y zona de puntos, y eso es lo que (RS17 mediante) le está dando al equipo. La velocidad del #27 siempre ha estado fuera de toda duda. Con su particular estilo de frenada estándar, movimiento mínimo de volante y gas siempre un pelín demasiado pronto, Nico parece supersuave y engañosamente lento, pero en realidad siempre se las ingenia para batir a sus compañeros en clasificación (algo que ha hecho año tras año ininterrumpidamente desde 2012, incluyendo ya matemáticamente 2017). Un auténtico genio de las condiciones intermedias en las que la pista está por los pelos para slicks (véase su espectacular sábado en Silverstone, por no hablar de dichos shows en Interlagos 2010 y 2012 o su primera línea en Austria 2016), a Hülkenberg sólo le ha fallado una cosa: que ha sido incapaz de hilar una temporada completa sin tramos de bajón. Todos los años ha tenido una mitad muy superior a la otra; a veces sufre en la primera (2010, 2012, 2013, 2016), y otras en la segunda (2014, 2015), pero el caso es que no tiene la regularidad de los Vettel o Alonso, y eso es lo que le ha separado de los volantes punteros. Detalles como el de su evitable accidente en Azerbaiyán, o algunos toques que ha tenido históricamente en las salidas por exceso de ímpetu, indican que no estamos ante el piloto perfecto, pero sí ante uno que cumple con su cometido. Y si Renault le ofrece a partir de 2018 un coche como para pelear por podios (increíblemente nunca ha conseguido uno en sus 128 Grandes Premios; a pesar de acabar 37 veces en el top-7 nunca lo ha hecho entre los tres primeros), veremos si su talento es tan grande como se lleva anunciando desde su debut.

¿Jolyon Palmer envuelto en un accidente? Una imagen desgraciadamente habitual. (Fuente: thesun.co.uk)

Como mínimo, tiene el talento suficiente para destruir la carrera de Jolyon Palmer, otro campeón de GP2 pero con bastante menos caché que el alemán. Lo cierto es que no esperábamos nada de Jo en su debut en 2016, y aunque no lo hizo mal frente a Kevin Magnussen (9-12 en clasificación, 6-6 en carreras acabadas por ambos), sabíamos que un talento especial habría hecho bastante más que eso frente al danés. Se preveía que sufriría contra Hülkenberg en 2017, pero Palmer ha decepcionado profundamente. Su 0-11 en parrilla es absolutamente descorazonador (de media clasifica 6 puestos por detrás de su compañero), y su 0-26 en puntos aún peor. Palmer siempre podrá usar la fiabilidad como excusa (es ciertamente desmoralizador observar la cantidad de problemas que ha tenido en sus 32 carreras en F1), pero cuando su coche ha ido bien, ha seguido muy lejos de Nico. Además, su propensión a los accidentes (algunos verdaderamente embarazosos) le convierte en objeto de las críticas de los aficionados. Un fallo como el enlazado en la clasificación de Sochi puede explicarse perfectamente por cómo pilota Jolyon: es uno de los pilotos más agresivos de la parrilla actual. Sus movimientos de volante son decididos y fuertes, pero peca de frenar durante demasiado tiempo para hacerlos. Sus hachazos a la dirección tampoco son perfectos y requieren de correcciones en el ángulo aplicado, y sus errores de juicio a veces son tan graves como el del citado accidente en Sochi. En el vídeo no está tirando como en clasificación: cuando lo hace, la energía de los movimientos aumenta aún más y los errores son constantes, de ahí que, de media, Jo esté a 1 segundo entero de su compañero los sábados. La diferencia es ciertamente insultante. Para colmo, además de no sumar puntos, tampoco está ayudando indirectamente a su equipo a conseguirlos; el otro día en Hungría, Renault intentó un overcut con Hülkenberg que no salió por dos motivos: uno, que el pit stop del alemán fue absolutamente lamentable; el otro, que Palmer, que tenía que estar reteniendo a los Alonso, Sainz o Pérez (quienes llevaban ruedas nuevas), fue objeto de varios de los escasos adelantamientos habidos en el Hungaroring. Cada español tardó apenas 1 vuelta en rebasarle, y Pérez hizo lo propio en el siguiente giro. No poder detenerles a pesar de que la pista se prestaba a ello seguramente no gustó nada a sus superiores, quienes ya le han criticado y de quienes se espera que decidan cambiar a su 2º piloto para 2018. Los rumores no pueden ser más insistentes, habida cuenta del trabajo que están realizado para devolver a la élite a Robert Kubica, ganador de GP, con el evidente espaldarazo a nivel de marketing que ello supondría. Ahora mismo, las opciones de Palmer para la próxima temporada son ínfimas. O pega un cambio de 180 grados en este descanso de verano, o nos tememos que, como mucho, le quedan 9 carreras en Fórmula 1.

Y es que tener a sólo un piloto sumando puntos le resta una barbaridad de opciones a Renault para ser la 5ª fuerza. Caramba: Nico Hülkenberg, puntuando sólo 5 veces, está 10º en la tabla de pilotos, y con un compañero sumando a un ritmo normal la Régie estaría en P5. Afortunadamente para los franceses, Williams ha decaído bastante, Toro Rosso también está puntuando con sólo un hombre y ahora mismo el RS17 parece haber pegado un gran paso adelante. En definitiva, todavía queda mucha tela que cortar en este 2017. Y cumplir el objetivo sería un buen impulso a la credibilidad del proyecto. Si Renault se confirma como el 4º mejor coche de aquí al final, no sería descabellado pensar en el primer podio para 2018 y empezar a asomarse en el retrovisor de Red Bull, su teórico “cliente” de motores. No hay premio por adivinar que si los franceses alcanzan en el futuro a Milton Keynes, la prioridad será para el equipo nacional, así que con una cuidada evolución, paso a paso, podrían estar en la liga de los fabricantes para pelear por el título. Pero de momento, los pies en el suelo: ahora lo que toca es acabar P5 entre los constructores. ¿Lo conseguirán?

¿Cómo valoras la temporada de Nico Hülkenberg y Jolyon Palmer? Vota en nuestra encuesta y deja un comentario con tu opinión.


 

Anuncios

2 comments

  1. SportPrototipos · agosto 7

    Estabilidad económica tienen, y un presupuesto considerable.

    Motores cliente tienen. Hay un Know-How importante.

    El staff técnico es suficiente

    Hulkenberg OK, pero ya tenían que haber despedido hace meses a “Aplatanado” Palmer. Hablábamos del “materialismo” de Haas. Pero lo de este hombre es como un turista que no sabe ni en que ciudad está, pero le diese igual.

    Aunque el plan de 2020 título….meh.

    Me gusta

    • diezcilindros · agosto 7

      El plan de 2020 no sé si es el título o al menos “pelear por él”. Yo lo veo difícil. En todo caso, 2021, con la nueva normativa de motores, podría ser el año indicado.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s