Cuando nadie le esperaba

(Fuente foto de portada: porsche.com)

Creíamos que era otro más de los millones de pilotos que, en una etapa u otra, se cayeron del programa de jóvenes promesas de Red Bull. Alguien que tendría que buscarse la vida en otras categorías para vivir como profesional del automovilismo, pero que nunca disputaría un Gran Premio de Fórmula 1. Sin embargo, este deporte da tantas vueltas que, de forma totalmente inesperada, a Brendon Hartley le ha llegado su primera (¿y única?) oportunidad en el Gran Circo. Catalogado en su día como un nuevo Hamilton o Vettel, el neozelandés correrá para Toro Rosso en Austin, ¿pero podrá continuar en el futuro?

————————————————-

Había una bonita historia en ciernes. Cuando de un lugar remoto o con escasa presencia en Fórmula 1 se adivina el nacimiento de una nueva estrella, todos se emocionan por el simple motivo de que la región en cuestión “descubre” el deporte. Obviamente, la F1 tenía su legión de seguidores en España y Polonia durante el siglo XX, pero no fue hasta la llegada de Fernando Alonso y Robert Kubica que el deporte se asentó como un evento seguido por millones de personas. No era exactamente el mismo caso que en Nueva Zelanda, donde han tenido campeones como Denny Hulme o nombres destacadísimos como Bruce McLaren o Chris Amon, pero hace ya casi medio siglo de todo ello y lo cierto es que la presencia del país kiwi en la élite del automovilismo es remota. Mucha culpa tiene, claro, el pequeño detalle de estar a 19.000 kilómetros de Inglaterra, el verdadero núcleo de las carreras. Así que cuando Red Bull contrató allá por 2006 a Brendon Hartley para su programa de jóvenes pilotos y lo vendió como la futura gran estrella del automovilismo, la ilusión se desbordó. ¿Podría una región tan aislada producir un campeón? Cuando 4 años después fue descabalgado del programa, la esperanza se evaporó. Y sin embargo, las vueltas que da la vida, es en 2017, cuando nadie en la máxima categoría se acordaba de él, que le llega de forma totalmente inesperada la oportunidad. Brendon pondrá a Nueva Zelanda en el mapa por primera vez desde 1984.

Rapidísimo en sus primeros años en monoplazas, Hartley sufrió una trascendental derrota en la F3 británica de 2008 frente a Jaime Alguersuari. (Fuente: wikimedia.org)

Hartley golpeó con fuerza al mundillo a una tiernísima edad, lo cual rápidamente le metió en la división de los Sebastian Vettel: una joven estrella en ciernes. Con apenas 14 años acabó 2º en la Fórmula Ford neozelandesa, y en la siguiente temporada fue 3º en la Toyota Racing Series. Red Bull se valió de sus extensas redes para captar el talento incluso en sitios tan distantes como Nueva Zelanda, y le metió en su Junior Team. Era el año 2006, justo el momento en que Dietrich Mateschitz ponía en marcha su segundo equipo en F1, Toro Rosso, así que la maniobra tenía toda la lógica del mundo de cara al medio plazo. En su primer año en la FR 2.0 (y su versión centroeuropea), con apenas 16 de edad, Brendon sufrió un poco pero batió a su compañero. Y en 2007, venció en el certamen principal aun siendo un junior, acabando 4º en el Masters de F3 de Zandvoort (su primera experiencia con esta clase de bólidos), 12º en el siempre complicado GP de Macao y 3º final en su debut en la Fórmula 2.0 italiana, justo por detrás de Jaime Alguersuari. Ahora cumplía los 18 años y ya tenía un interesante bagaje, pero el piloto catalán sería su principal rival en la cantera de Red Bull. Jaime era 4 meses más joven que él y tenía una pinta igual de buena. Y 2008 sería tal vez el año decisivo. Esa temporada iba a estar muy cargada para Brendon, todavía la gran promesa: unas carreras sueltas en la F3 Euroseries, otro Masters en Zandvoort (5º), otro GP de Macao (3º), incluso el shakedown del Toro Rosso STR3… pero el certamen principal era la F3 británica. Y en su mismo equipo, Carlin, tendría que lidiar contra Alguersuari, pero también contra Oliver Turvey, y con otras fuerzas como el también jovencísimo Sergio Pérez en una pelea a 4 decidida en la última carrera. Y el ganador de la batalla final en Donington fue Jaime. Hartley sumó tantas victorias (5) como él, pero sufrió el triple de abandonos y no pudo ni siquiera batir a Turvey. Esa derrota fue la clave de su estancia en Red Bull: para 2009, tanto Alguersuari como él disputarían las World Series, pero Jaime estaría en mejor equipo y pudo sumar mejores resultados. Hartley también disputó la F3 europea, pero compaginar ambos certámenes no multiplicó sus opciones; pasó sin pena ni gloria por ambos. Y cuando en julio de 2009 Toro Rosso decidió bajar del coche a Sébastien Bourdais (último piloto de los de Faenza que no pertenecía al programa Red Bull Junior) y buscó entre su cantera, el nombre que salía era el de Alguersuari. Jaime ascendió, y Brendon se estancó. En 2010, compartiendo equipo con el debutante Daniel Ricciardo en la FR 3.5, fue apabullado por el australiano y Red Bull decidió poner fin a la estancia del neozelandés en el programa. La gran promesa ni siquiera llegó a debutar en Fórmula 1.

Junto a Bernhard y Webber, Hartley conquistó el mayor éxito de su carrera al coronarse campeón del WEC en 2015.
(Fuente: markwebber.com)

Y entonces, de repente, saltamos a 2017, abrimos nuestros habituales portales de noticias y vemos que Brendon Hartley, aquel neozelandés que estuvo en Red Bull, será piloto de Toro Rosso en el Gran Premio de Estados Unidos de la próxima semana. ¿Qué? ¿Por qué Hartley, 7 años después (y siendo el primer piloto “no-Red Bull” desde, precisamente, Bourdais)?. En primer lugar, repasemos qué ha llevado a cada miembro de la unión a este punto. Por parte del neozelandés, encontró su lugar en el mundo de la resistencia; tras dos temporadas más en las WS y la GP2 sin grandes éxitos, empezó en LMP2 a la vez que Mercedes F1 le ofrecía un puesto en el simulador, pero con nulas opciones de ascender al primer equipo. Se desvinculó totalmente del Gran Circo en 2014 y se estrenó en el WEC, el cual conquistó en 2015 junto a Mark Webber y Timo Bernhard. Este año es de nuevo líder y, como broche, consiguió el pasado mes de junio el triunfo en las 24 Horas de Le Mans. Fuera de la F1, desde luego Brendon ya puede decir que su carrera automovilística es todo un éxito. Y entonces le llega esta oportunidad de Toro Rosso. ¿Pero por qué Faenza contrata a Hartley? Su pareja de 2017, Carlos Sainz y Daniil Kvyat, se convirtió en un trío con la llegada de Pierre Gasly. Pero dos de ellos no podrán subirse al STR12: Carlos por haber fichado ya por Renault y debutar con los franceses en Austin; Pierre por petición de Honda (el nuevo motorista del equipo) para que el joven termine la Superformula japonesa, pues está en liza por el título. Así que con Kvyat, el supuestamente quemado y descartado, tendría que subirse alguien. Y a día de hoy la cantera de Red Bull tiene un enorme vacío tras Gasly. Niko Kari y el polémico Dan Ticktum están consiguiendo sus primeros resultados en la GP3; les queda al menos hasta 2019 para poder ser considerados candidatos, por no hablar de que no han sumado los puntos suficientes para la Superlicencia; Richard Verschoor y Neil Verhagen ni siquiera tienen los preceptivos 18 años de edad. Por tanto, había que buscar fuera. Sébastien Buemi, ex de Toro Rosso y todavía probador de Red Bull, era una buena idea… salvo porque está contratado por Toyota. Sonaron otros nombres como el defenestrado Jolyon Palmer, pero Faenza decidió quedarse con un antiguo hombre de la casa. Así pues, delimitado el vacío que le espera a Toro Rosso hasta, como mínimo, 2019, ¿qué podemos esperar de Hartley en Austin? El neozelandés conoce bien la pista, pues hace apenas 1 mes ganó allí con su equipo del WEC. Ya tiene 28 años y una amplísima experiencia; en cierto modo, recuerda al propio Bourdais, pero también a otros pilotos “de un solo uso”, como fue André Lotterer, quien participó en el GP de Bélgica 2014 con Caterham. Cabe pensar, por tanto, que Brendon no hará ninguna locura y que, fiabilidad mecánica mediante, llevará el coche a la meta. ¿Pero y la velocidad? El de Palmerston North no ha probado ni de lejos un coche tan rápido como el STR12, y ya hemos comprobado este año lo difícil que es para alguien inexperto dominar estos monoplazas. El último novato, Gasly, quedó por detrás de Carlos Sainz en las sesiones de clasificación de Malasia y Japón, pero ni siquiera esta comparativa sirve de algo, pues el compañero de Hartley será Kvyat (la última vez que un equipo cambia al 100% su alineación de pilotos de un GP a otro en la misma temporada fue Lotus en 1994). Así que, ¿qué podemos esperar? Difícil de decir. Salvar la Q1 sería un notable éxito para Hartley; puntuar, una hazaña. Mucho nos tememos que no conseguirá ni una cosa ni la otra, así que su único objetivo será estar cerca de Kvyat. ¿Pero cómo de valioso será eso, sabiendo que el ruso estará muy por debajo del estado mental requerido para la élite?

Es así que USA 2017 puede parecer, sencillamente, una forma de rellenar un hueco que le había aparecido a Toro Rosso. Tal vez deberían haber hecho más por retener a Sainz un GP más… o más bien Renault ha andado increíblemente lista para desposeer de una pieza valiosa a un equipo con el que lucha por la P6 de constructores. Pero Hartley podría ver el vaso medio lleno y pensar que él podría ser el nuevo Bourdais. En 2007, la situación era similar: Liuzzi y Speed no iban a continuar, y sólo la promesa Vettel merecía la pena, así que Faenza colocó a Sébastien (4 veces campeón de la Champ Car) en el otro coche. 10 años después, sin Sainz ni Kvyat y con sólo Gasly como piloto presumiblemente de futuro (y ojo, que ni siquiera él está confirmado para 2018), puede que los italianos requieran a alguien más experto en el otro STR13-Honda. Claro que podríamos estar hablando del propio Daniil, pero todo el mundo es consciente de que la carrera del ruso requiere un giro nunca visto para confiar en él como un ganador en el futuro. Así que Hartley ha de ver Austin 2017 no como una opción de relleno, sino como una posibilidad (baja, pero posibilidad) de alcanzar su sueño de la Fórmula 1 para más de un GP. Si cuaja una buena actuación en el Circuit of the Americas, Nueva Zelanda podría regresar a tiempo completo al Gran Circo.

¿Crees que Brendon Hartley estará en F1 en 2018? Vota en nuestra encuesta y deja un comentario con tu opinión.

Anuncios

6 comments

  1. AlcarriaF1 · octubre 14

    Después de Austin, contesto la encuesta. Todo dependerá muchísimo de lo que haga allí, tanto para bien como para mal. Yo no descartaría que fuera el último GP de Kvyat en F1 o que subastarán/escogerán entre Gelael, Palmer, Kvyat, Ericsson o Hartley

    Por cierto, Matsushita, protegido de Honda, ¿tiene posibilidad de estar en Toro Rosso al año que viene o no tiene suficientes puntos para la superlicencia? Gracias y suerte Díezcilindros.

    Me gusta

    • diezcilindros · octubre 14

      Hasta donde yo sé, Matsushita no los tiene.

      Tampoco Haryanto, si te sirve.

      Me gusta

      • AlcarriaF1 · octubre 15

        Haryanto ya estuvo en F1, así que tiene la superlicencia. Te habrás confundido con Gelael, que ahora que me doy cuenta, tampoco va a tener la superlicencia el año que viene

        Me gusta

        • diezcilindros · octubre 15

          Me he expresado mal. Quería decir que Haryanto tampoco la tenía cuando debutó en Australia 2016. Pero me he equivocado: la tenía de 2012 por haber hecho 300 km, y es válida con el sistema actual.

          Me gusta

  2. txetxele2 · octubre 15

    Decisión inequívoca de venta de redbull de tororosso a corto plazo, jamás tomarían semejante decisión en un pasado cercano sino es apostar por nuevos talentos para dar una oportunidad y no en descartes

    Me gusta

    • AlcarriaF1 · octubre 15

      Cierto. Para 2019 no sería descabellado que Toro Rosso se convirtiera en Honda

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.