El valor de las remontadas

(Fuente foto de portada: motorsport.com)

Lewis Hamilton finalizó 4º el Gran Premio de Brasil tras partir del pit lane. Daniel Ricciardo acabó 6º tras verse último en la primera vuelta. Y sin lluvia ni banderas rojas ni nada raro. O ambos fueron unos auténticos cracks, o lo tuvieron demasiado fácil. ¿Han perdido valor las remontadas en los últimos años? ¿Es el DRS un factor que las devalúa? ¿Es perjudicial para la Fórmula 1 que haya tantas diferencias entre equipos? Valoramos en su justa medida las actuaciones de ambos pilotos el pasado domingo.

————————————————-

Hasta el año 2010, verse en las últimas filas de la parrilla era dramático si eras un piloto habituado a la cabeza. Tu equipo tenía que variar drásticamente la estrategia, pasando a una táctica “sub-óptima”, y rezando porque no les tocara un piloto correoso delante, como rezaban nuestros padres en las antiguas carreteras de un carril por sentido para que no les tocase un camión al que no pudieran rebasar. Al final del día, sólo gracias a los repostajes (llenar los tanques e ir largo era la norma) se podían ganar posiciones. Sin embargo, desde ese año no están permtiidos. Y sin embargo, ahora remontar parece muchísimo más fácil que por aquel entonces. En algunas casas de apuestas, Lewis Hamilton era el 4º máximo favorito a la victoria en el pasado GP de Brasil tras la clasificación. ¡El 4º! Y lo que es peor, sin un solo adelantamiento que se recuerde en el futuro. ¿Se ha perdido el valor de la remontada en los últimos tiempos?

El “Trulli tren” desesperaba a muchos pilotos… pero precisamente adelantar en pista a Jarno era una hazaña notable. ¿Se ha perdido parte de ese encanto? (Fuente: madtv.me.uk)

Obviamente, la aparición en 2011 del Drag Reduction System, más conocido como DRS, ha cambiado la fisionomía de las carreras. En 2005, Ross Brawn confesó que en ocasiones vaciaban de más los tanques de gasolina en la clasificación para evitar salir el domingo por detrás de Jarno Trulli, un piloto tan brillante los sábados como flojo los domingos, hasta el punto de arruinar carreras con el famoso “Trulli Tren”. Hoy en día, un piloto 1 segundo por vuelta (o hasta 2; lo de Trulli era para verlo) más lento sería sencillamente adelantado en una vuelta. El tráfico ha reducido su importancia y, recíprocamente, el adelantamiento ha perdido parte de su magia. El pasado domingo, Ricciardo aventajaba en 15 km/h al final de la recta a los pilotos a los que rebasaba, y Hamilton en más de 30. Los expertos se temían en 2011 que adelantar se convirtiese en apretar un botón y pasar al rival en plena recta. Y efectivamente, así fueron casi todas las etapas de la remontada de Lewis. Eso no tiene nada de espectacular, no gusta al aficionado ni al piloto y, por tanto, no termina de cumplir el objetivo. Alguien se preguntó al final del 2009 “¿quién puede decirme un adelantamiento memorable con KERS?“. Parafraseándole, podríamos decir, ¿quién puede recordar una maniobra realizada con DRS? De los 7 mejores adelantamientos del 2016 según la FOM, 0 de ellos precisaron la ayuda de este sistema. Y en una encuesta que realizamos en los primeros meses de esta temporada, el 79% de los votantes prefiere pocos adelantamientos pero difíciles a muchos pero fáciles. Y por tanto a ninguno de ellos les emocionaron las remontadas de la pasada carrera.

Como no tenía tanta ventaja de coche ni velocidad punta, las pasadas de Ricciardo fueron más espectaculares de cara al televidente.
(Fuente: thewest.com.au)

En todo caso, hay que ser justos con los pilotos (no tienen la culpa de que haya DRS en la Fórmula 1) y reconocer sus méritos. El ritmo de Hamilton fue demoledor, fue el piloto más rápido del día y es posible que no todos los pilotos de la parrilla hubieran acabado cuartos como él. La única crítica es a la calidad de sus adelantamientos, en la cual, como decimos, no tiene culpa. Indudablemente, el caso de Daniel Ricciardo merece consideración porque su coche era más lento que el de Lewis y su velocidad punta bastante inferior. En su caso, las pasadas sí que fueron de más calidad, porque al contar con menos ventaja él no podía terminar los adelantamientos en la recta. Tenía que hacerlo en la frenada. Y eso sí que gustó a los aficionados. Ver las típicas zambullidas del australiano en la curva 1 fue emocionante porque requerían de una acción bastante más valiente que la de apretar un botón. Podía percibirse el riesgo. Y a nivel estético, la remontada del #3, aunque acabase 2 puestos por debajo de la de Lewis, fue más aplaudida por los aficionados. Cabe reflexionar sobre este hecho. Cuando se introdujo el DRS, según las palabras de la época, el objetivo era que el adelantador tuviera que “clavar la frenada” para certificar el adelantamiento. Es decir, pasadas como las de Ricciardo eran el sueño del legislador. Y estamos plenamente de acuerdo: un adelantamiento que se realiza en la frenada es de verdad un adelantamiento (y no se entienda esto como una falsa nostalgia: algunos adelantamientos de los años 80, con diferencias de más de 100 CV entre los propulsores, eran igual de flojos que los del DRS); cualquier otra cosa no tiene nada de espectacular. Y los motivos por los que las pasadas de Daniel fueron espectaculares (algunas; otras sí fueron sencillas) y las de Lewis no fueron 2: uno ya mencionado, la menor ventaja de velocidad punta; el otro intuido, que es la brutal diferencia de coches, menor en el caso del RB13. Así que las lecturas son evidentes: 1) ¿debería irse hacia una convergencia en los motores para que la diferencia en velocidad punta del DRS sea la justa para facilitar el adelantamiento, pero no más para evitar “regalarlo”? 2) ¿ídem para los chasis? Es decir, ¿realmente son buenas las enormes diferencias entre equipos y entre suministradores de motores (e incluso entre suministradores y clientes)? La remontada de Daniel nos hace pensar que si todas las pasadas fueran como mucho tan fáciles como las suyas, éstas recuperarían parte del valor y las recordaríamos al pasar los años.

En el ya enlazado análisis que hicimos sobre “el arte de adelantar”, sugeríamos que lo emocionante no es el adelantamiento en sí, sino la posibilidad de que lo haya. Esperar hasta la frenada, o dar posibilidades al que el piloto de delante se defienda, permite que el duelo pase a la historia. El rebasamiento en recta, instando al piloto adelantado vía radio a que pierda el menor tiempo posible con la maniobra, no tiene nada de racing. Y por tanto, firmas respetadas a nivel nacional como Raymond Blancafort discrepan abiertamente con el nombramiento de “Driver of the Day” para Hamilton, y ni siquiera se lo habrían dado a Ricciardo. Hace 10 años sería impensable no considerarlas como la actuación del GP, pero ahora no tienen nada de especial; desde antes de empezar la carrera, como hemos mencionado, se podía prever que Lewis llegaría a la 4ª plaza y Daniel a la 6ª. Y una cosa es que una victoria desde la pole sea predecible. Pero que una remontada también lo sea comienza a atentar contra el espectáculo del deporte. En cualquier caso, Liberty ya está manos a la obra.

¿Cuál crees que es la principal causa de la devaluación de las remontadas? Vota en nuestra encuesta y deja un comentario con tu opinión.

Anuncios

5 comments

  1. SportPrototipos · noviembre 14

    Los adelantamientos en recta no son malos; malos son cuando no van como poco 400-500 metros en paralelo (de ahí en adelante)

    Y esos son algo digno de ver.

    Dejo los tags: Hunaudières
    6Km
    Grupo C

    Jejeje.

    Le gusta a 1 persona

    • diezcilindros · noviembre 14

      Equilicuá. De hecho, una de las más icónicas pasadas de la F1 es la de Mansell a Senna en Montmeló 1991, rodando en paralelo toda la recta de meta.

      Pero aplicando tu principio a la F1 (cada uno arrimamos el ascua a nuestra sardina ^^), la emoción de una pasada en recta es, como dices, ir en paralelo y ver quién frena más tarde. De ahí que diga que la pasada haya de resolverse en la frenada; si se resuelve en la recta, no tiene emoción.

      Si se resuelve en la frenada tras 800 metros en paralelo, pues directa a los libros de historia como la de il Leone ^^.

      PD: una pregunta. No ha sido este el caso, pero en otros comentarios tuyos sí.¿Has puesto a veces palabras en negrita que luego han perdido el formato?

      Me gusta

      • SportPrototipos · noviembre 15

        Gran ejemplo el Il Leone, si.

        Adelantar al contrario con intensidad de pelea callejera es lo que hace falta; ir paralelos 500-700 metros y meter el hachazo es lo que hace falta; ..Lo que se suele decir como “a cara de perro”.

        O en su defecto, contínuas ganancias o pérdidas de posición (aún por centímetros)

        Es una cuestion cuasi etimológica, pero crucial.

        ( Y que durante mucho, ha “enmascarado” las estadísticas, todo hay que decirlo)

        Me gusta

  2. casillademarcos · noviembre 15

    Creo que la remontada basada en la diferencia entre coches, ya sea con pasadas en rectas gracias a DRS o incluso en la frenada, pierden la gracia. Está claro que las remontadas “epicas” este año han sido de los seis pilotos que tienen los seis mejores coches. Y también es de considerar que cuando llegaban a la altura de los coches Mercedes, Ferrari o Red Bull la cosa se hacía MUCHO más difícil (Caso HAM atrás de Kimi en Brasil) y ya no era de rutina. La diferencia es tan, pero tan, grande que de 57 posiciones de podio en toda la temporada, 56 han sido ocupadas por esos seis pilotos. Y lo más increible que la que no se la llevó el bueno de Stroll.
    Con esa diferencia de coches la “remontada” pierde gracia. La gracia está en la incertidumbre del que larga detrás, pero cuando ya sabes que si es uno de los seis, no importa donde largue, si no la arruina estará dentro de los seis primeros no tiene gracia.

    Le gusta a 1 persona

  3. Lautaro · noviembre 15

    El DRS es claramente perjudicial para los pilotos que planean defender la posición, por eso las remontadas y los adelantamientos de los equipos más fuertes son poco meritorios. Es aquí donde se hace la diferencia más notoria entre los equipos top y el resto, y eso que es un año en donde se decía que los adelantamientos serían muy difíciles de realizar, todo lo contrario (aunque es cierto que en la estadística han decaído respecto a temporadas anteriores).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.