Nadie puede pararles

(Fuente foto de portada: f1aldia.com)

MERCEDES

(Fuente: formula1.com)

Nombre completo: Mercedes AMG Petronas Motorsport
Sede: Brackley, Northamptonshire, Reino Unido
Jefe de equipo: Toto Wolff
Director técnico: James Allison
Nombre del coche: W09
Motor: Mercedes
Pilotos probadores: George Russell, Pascal Wehrlein

Primer GP: Baréin 2010*
GGPP disputados: 156*
Victorias: 67 (42,9%)*
Poles: 80 (51,3%)*
Podios: 137 (43,9%)*
Vueltas rápidas: 47 (30,1%)*
Títulos mundiales de pilotos: 4 (2014, 2015, 2016, 2017)*
Títulos mundiales de constructores: 4 (2014, 2015, 2016, 2017)*

* Datos del equipo desde su refundación en 2010, tras adquirir Brawn GP. Mercedes también participó en 1954 y 1955.

————————————————-

La FIA lo intentó con el paquete más drástico de novedades reglamentarias desde 2009. Sin embargo, Brackley aceptó el desafío y logró la machada de ganar ambos títulos en el primer año de una nueva Fórmula 1. Y ya son cuatro los que, de forma consecutiva, Mercedes ha dominado con mayor o menor holgura. Cabe decir que 2017 fue, de todos ellos, el más disputado, pues encontraron un rival en Ferrari que estuvo casi en igualdad de condiciones. Sin embargo, la Scuderia no fue perfecta y las Flechas de Plata aprovecharon los numerosos fallos de pilotaje y de fiabilidad que asolaron a los italianos para ganar ambos títulos. Eso sí, por primera vez desde 2013 el subcampeón no llevó una de sus monturas, por lo que la alegría no fue total. A buen seguro que Mercedes comenzará en Melbourne una nueva defensa de sus títulos con el objetivo de borrar esa pequeña mácula y seguir tiranizando la Fórmula 1.

El W09, a tenor de lo visto en Barcelona, ha mantenido las virtudes de su predecesor y ha corregido algunos de sus defectos… pero todavía queda por ver qué pasará con gomas más blandas y temperaturas más altas. (Fuente: marca.com)

Lo lograrán si y sólo si su W09 resuelve algunos de los escasos defectos que tenía su predecesora, la “diva” W08 como la bautizó Toto Wolff. La montura, a simple vista, tiene un enfoque bastante similar al del año pasado, lo cual es lógico en tanto que fueron capaces de llevarse los dos entorchados con varias carreras de antelación. La solución vendría a partir de los pequeños detalles, y a buen seguro que en Brackley se han centrado en ellos. El trabajo en la zona de las suspensiones es minucioso, y se mantiene el enfoque de la suspensión delantera excéntrica, con un anclaje a la rueda por fuera de la llanta que mejora la aerodinámica, amén de que en el lado del chasis el brazo también sigue bien elevado. A su vez han modificado las entradas de las radiadores, que han subido ligeramente, y se aprecia especialmente en las vistas en planta cómo la “operación bikini” ha continuado en los pontones, siendo aún más estrechos. Pero si algo enamora por su increíble minimalismo es ese conducto de freno delantero, prácticamente un minúsculo orificio con una aleta delante que reduce el impacto aerodinámico que tiene esta zona en el coche. No es de extrañar que el Mercedes suela ser un disparo en línea recta, más allá de su poderosa caballería, y puedan ir con más ala sin sacrificar velocidad punta. La comparativa entre el W09 y cualquier otro coche puntero muestra una de las mayores diferencias que se aprecian en toda la parrilla. Con este trabajo tan concienzudo, por tanto, el éxito de Mercedes es totalmente merecido y sobre todo nada sorprendente. Así que cuando la nueva Flecha de Plata se puso en pista en Barcelona, a nadie le sorprendieron sus bestiales tiempos. No ya en simulación de clasificación, donde han ocultado cartas, sino especialmente en tandas largas, donde como analizábamos el pasado viernes ahora mismo Mercedes no tiene rival.

Y ese detalle, por otra parte, es el que preocupa a cierta parte de la afición. Si en Albert Park tenemos a los dos Mercedes en primera línea y firmando un doblete con medio minuto de ventaja, muchos espectadores estarán tentados de volver a apagar el televisor. Un aficionado que haya seguido la Fórmula 1 sólo durante el siglo XXI debe estar un poco cansado de que constantemente nos encontremos sumidos en una era de dominio, ya sea Ferrari, ya sea Red Bull o ya sea Mercedes. Las temporadas de alternativas son escasas y muchos no estarán contentos si Brackley gana por 5º año consecutivo los dos trofeos. Pero eso sería obviar que esto es un deporte, una competición, y se trata de ver quién lo hace mejor. Y si en Mercedes tienen un gran presupuesto, la mejor plantilla y una pareja de pilotos formidable (aunque cabe centrarse especialmente en uno de ellos), ¿por qué deberíamos enfadarnos si ganan quienes más méritos hacen?

PROS Y CONTRAS

+ La pretemporada les sitúa un año más como los grandes favoritos.
+ Mientras tengan a Lewis Hamilton, son candidatos al título…

 … ¿pero podría distraerles el asunto de su renovación?
 Valtteri Bottas no rindió tan bien como Nico Rosberg. ¿Podrá mejorar?

 

#44 LEWIS HAMILTON: Sigue agrandando su leyenda

(Fuente: sona893.fm)

Nombre completo: Lewis Carl Davidson Hamilton
Fecha de nacimiento:
7 de enero de 1985 (33 años)
Lugar de nacimiento: Stevenage, Hertfordshire, Reino Unido

Primer GP: Australia 2007 (P: 4º. C: 3º)
GGPP disputados: 208
Victorias: 62 (29,8%)
Poles: 72 (34,6%)
Podios: 117 (56,3%)
Vueltas rápidas: 38 (18,3%)
Títulos mundiales: 4 (2008, 2014, 2015, 2017)

Trayectoria en F1:
2007-2012: Piloto de McLaren
2013-?: Piloto de Mercedes

Así pilota Lewis Hamilton: onboard.

Nadie puede decir que no se veía venir. Desde que en sus dos primeras carreras Lewis Hamilton desbordase por fuera a su compañero Fernando Alonso en Australia y por dentro a los dos Ferrari en Malasia, estaba claro que este chico estaba hecho de otra pasta. Se quedó a un tris de llevarse el título en su año de debut, algo que, 1950 aparte, nunca ha sucedido, y finalmente lo consiguió en su 2º año. Ya era uno de los mejores de la parrilla y todas las previsiones eran unánimes: Lewis Hamilton será pluricampeón del mundo y veremos si no bate a un tal Michael Schumacher. Entonces, de repente, una marca de bebidas energéticas apareció por obra y gracia del antiguo diseñador de McLaren, el equipo de Lewis, y con otro fuera de serie a los mandos Hamilton se quedó huérfano de títulos durante un quinquenio en el que el de Stevenage maduró: de ser el niño a la sombra de su padre, a convertirse en un icono mundial con intereses empresariales fuera del mundillo en Estados Unidos. Y asoció lo de ser una estrella con conducir una de tres puntas. Y a partir de 2014, Hamilton por fin puso en orden su palmarés y validó aquellas previsiones de 2007 y 2008: ya es un pluricampeón del mundo (de hecho, ya ha superado a su ídolo Ayrton Senna)… y quién sabe si no borra de la cabeza de la Fórmula 1 a ese tal Michael Schumacher.

Lewis Hamilton es una estrella. Cuatro títulos le contemplan, y a ver quién es el guapo que no apuesta por él para un quinto.
(Fuente: f1aldia.com)

El año pasado hizo trizas el récord de pole positions gracias a un pilotaje sencillamente bárbaro. A sus 32 años (ya 33), Lewis no ha perdido ni un ápice de su genialidad para componer una vuelta más rápido que nadie. Es difícilmente explicable que en un deporte donde las diferencias entre pilotos de un mismo equipo no suelen superar las 2 décimas y oscilan de una carrera a otra, Hamilton pueda dominar con puño de hierro y meta más de 0,4 segundos en Q3 al piloto que lleva su mismo coche, como hizo hasta en 8 ocasiones en 2017, y de forma especialmente memorable en Italia (1,1 segundos de ventaja sobre el 2º y casi el doble a Bottas bajo el diluvio) y Malasia (con probablemente el tercer mejor coche se puso en la P1 en parrilla). Por supuesto, con el mismo estilo desde que debutó en 2007 (¿por qué cambiarlo?): frenada tardía y perfecta manipulación del peso dinámico en todas las fases de la curva. Esa entrada, descolgando la zaga lo justito para girar la curva a toda velocidad, sin subviraje al llevar una buena dosis de freno pero sin sobreviraje por no cargar en exceso la dirección, es a día de hoy imbatible. Y donde sí que ha mejorado es en su desempeño en los radios largos, tipo Silverstone o Suzuka, que antes se le atragantaban por la gran energía que ponía en sus neumáticos pero que ahora gestiona sabiendo cuándo ha de frenar profundo y cuándo ha de “dejar fluir” el coche, como dijo hacer de forma reveladora en Austria 2016. El resto del tiempo, eso de aportar energía en las gomas es una enorme virtud, que en 2017 se vio exacerbada por la enorme dureza de los compuestos. La posibilidad de calentar las gomas a toda velocidad le ayuda en esas vueltas de clasificación y también en momentos como el de aquel último stint en Spa, donde calzaba gomas dos grados más duras que las del 2º, Sebastian Vettel, y sin embargo se las apañó para no sufrir un solo ataque. Así pues, ¿cuáles son los defectos de Hamilton? Seguramente, todavía tenga varios fines de semana alicaídos sin explicación aparente, como los que sufrió en Rusia o Mónaco, y a nivel de pilotaje siempre tendrá algún que otro problema en pistas donde las frenadas sean cortas, amén de esos extraños vértices de 90 grados en asfaltos superlisos. En todo caso, hablamos de que en esos sitios no aplasta a la competencia, sino que es un “número 1 compartido”. Y por tanto, realmente, no hay un solo lugar, una vez Lewis batió a Suzuka por primera vez en 2017, en el que digamos que Hamilton no es un piloto superlativo.

Las preocupaciones para 2018 sólo pueden venir de la faceta física y mental. Tiene 33 años e, inevitablemente, en algún punto comenzará aunque sea un ligero declive, cristalizado por lo general en una décima cedida en clasificación. Creímos que podría llegar en 2017, pero no sucedió; tal vez no pase tampoco en la temporada que comienza, pero año a año la probabilidad será mayor. En cualquier caso, tiene margen de sobra para ir supliendo pérdida de facultades con su experiencia. Si él quiere, puede haber Lewis hasta los 40. La pregunta es: ¿quiere? Sin un contrato todavía rubricado para más allá de 2018, sus intereses fuera de la Fórmula 1 son numerosos, siendo un auténtico embajador del deporte allá por donde va, y tal vez quiera probar nuevos desafíos en la música, la moda, el cine o vaya usted a saber qué. Hamilton es una estrella, y mientras podamos habremos de disfrutarlo. Y sus rivales en pista… sufrirlo. Lewis quiere ser pentacampeón, y a ver quién es el valiente que apuesta ahora mismo en contra de ello.

PROS Y CONTRAS

+ No hay un piloto más talentoso que él.
+ Su montura permite pensar que, un año más, es el máximo favorito.

 ¿Cómo irá de motivación tras no dejar de ganar?
 ¿Puede que la renovación de su contrato le descentre?

 

#77 VALTTERI BOTTAS: ¿Puede plantar cara a Lewis?

(Fuente: ibtimes.co.uk)

Nombre completo: Valtteri Bottas
Fecha de nacimiento: 28 de agosto de 1989 (28 años)
Lugar de nacimiento: Nastola, Päijänne Tavastia, Finlandia

Primer GP: Australia 2013 (P: 16º. C: 14º)
GGPP disputados: 98
Victorias: 3 (3,1%)
Poles: 4 (4,1%)
Podios: 22 (22,4%)
Vueltas rápidas: 3 (3,1%)
Títulos mundiales: 0

Trayectoria en F1:
2010: Piloto probador de Williams
2011-2012: Tercer piloto de Williams
2013-2016: Piloto de Williams
2017-?: Piloto de Mercedes

Así pilota Valtteri Bottas: onboard.

El adiós repentino de Nico Rosberg dejó a Mercedes con muy pocas alternativas de cara a la temporada 2017. A prisa y corriendo tuvieron que evaluar a los posibles sustitutos, y sólo quedaron dos con opciones realistas: Valtteri Bottas y Pascal Wehrlein. El primero contaba con 4 años de experiencia en la Fórmula 1 y una serie de buenas actuaciones… además de que su mánager era Toto Wolff. El segundo era piloto de la cantera de Mercedes y acababa de firmar unas cuantas buenas actuaciones en Manor, pero sólo llevaba una temporada en el deporte y su aplicación era ciertamente dudosa, hasta el punto de que equipos como Force India se fijaron antes en Esteban Ocon (aun más inexperto) que en él. Finalmente, Brackley se decantó por Valtteri y desde el minuto uno muchos le pusieron la etiqueta de “número 2” de Lewis Hamilton. Para nosotros, el finés no sería ningún escudero hasta que el talento decantase la balanza, pero por menos distancia de la que se creía. Hasta el descanso veraniego, nosotros parecíamos tener la razón… pero a partir de entonces eran esos “muchos” los que parecieron salirse con la suya. Valtteri Bottas estaba bastante lejos de su compañero de equipo… hasta que sus tres últimas carreras nos volvieron a dejar con la duda: ¿cómo de bueno es el #77?

Valtteir Bottas dominó en 3-4 circuitos… pero dejó a deber en casi todos los restantes. ¿Podrá mejorar y plantear una verdadera campaña por el título en 2018? (Fuente: soymotor.com)

Tras dejar Hungría subido al podio después de que Lewis le cediera una plaza que él mismo le había dejado anteriormente, muchos veían a Bottas como la alternativa. A sólo 19 puntos de su compañero y a 33 de la cabeza, la cosa estaba igualada entre el #44 y él: sólo perdía 5-6 en parrilla y empataban a 5 en carreras acabadas. Además, en los días malos de Lewis él aparecía para quitarle puntos a Sebastian Vettel, como hizo en sus dos convincentes victorias en Rusia (con una salida descomunal desde la P3) y Austria (con otra salida descomunal… ¡tanto que arrancó antes de que se apagara el semáforo!). Entonces no estábamos seguros de por qué ganó precisamente en esos dos circuitos, y simplemente anotábamos lo bien que se le parecía dar Sochi al finés. Pero entonces, tras el descanso veraniego, entendimos todo. Llegaron pistas rápidas con curvas largas y asfaltos desnivelados como Spa, Suzuka o Sepang y Bottas, literalmente, desapareció. Entre Bélgica y Estados Unidos, Hamilton sumó 143 puntos de 150 posibles; Valtteri apenas arañó dos plazas de podio. De media, cedió más de 8 décimas por Q3 con su compañero, e incluso descontando el especial GP de Italia la diferencia superaba el medio segundo por GP. Sencillamente, estaba dos o tres niveles por debajo de lo necesario para ser campeón. Y muchos se preguntaron si fue correcto renovarle antes del verano para 2018. Con Hamilton a punto de sentenciar el título, sin embargo, resurgió: en México rindió a la par que su compañero y firmó una buena P2, y tanto en Brasil como Abu Dabi consiguió la pole, siendo especialmente meritorio en Yas Marina pues lo hizo cara a cara con Lewis y además venciéndole el domingo. Entonces entendimos que en aquella entrevista en la que confesó sus preocupaciones tenía razón: en asfaltos lisos y curvas de 90 grados, Valtteri sí tiene madera de campeón o, al menos, apenas hay pilotos mejores que él. El resto del tiempo, sin embargo, no tiene de momento el mismo talento que su compañero.

Así que es evidente dónde tiene que centrarse el #77. Una vez definidas sus virutdes, ahora tendrá que trabajar en sus defectos. Cuando el asfalto tenga baches y desniveles, cuando las curvas sean largas, rápidas o de radios variables y cuando la temperatura del asfalto sea elevada, todavía tiene margen de mejora. Lo malo para él es que alguna o varias de esas condiciones se dan en un 70-80% de los circuitos del actual calendario… así que ser un especialista de los Sochi o los Yas Marina no es ni por asomo suficiente para pelear el título, su objetivo para 2018. Y la presión no será pequeña: con Esteban Ocon (hombre Mercedes) o Daniel Ricciardo libres para 2019, su volante está increíblemente amenazado. Es la hora de que Valtteri demuestre si tiene lo que hay que tener.

PROS Y CONTRAS

+ Un año más, tendrá un coche para seguir mostrando su talento.
+ Aunque sea en pocos escenarios, ha demostrado poder ser el mejor…

 … pero todavía tiene que mejorar en muchas facetas.
 Las amenazas de Ocon o Ricciardo podrían descentrarle.

 

¿Quién crees que llevará la delantera en Mercedes en 2018? Vota en nuestra encuesta y deja un comentario con tu opinión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.