Un incierto futuro

(Fuente foto de portada: f1aldia.com)

FORCE INDIA

(Fuente: alvolante.com.uy)

Nombre completo: Sahara Force India F1 Team
Sede: Silverstone, Northamptonshire, Reino Unido
Jefe de equipo: Vijay Mallya
Director técnico: Andrew Green
Nombre del coche: VJM11
Motor: Mercedes
Pilotos probadores: Nicholas Latifi, Nikita Mazepin

Primer GP: Australia 2008
GGPP disputados: 191
Victorias: 0 (0%)
Poles: 1 (0,5%)
Podios: 5 (2,6%)
Vueltas rápidas: 5 (2,6%)
Títulos mundiales de pilotos: 0
Títulos mundiales de constructores: 0

————————————————-

La ovación y los aplausos eran los reconocimientos habituales cada vez que uno oía las palabras “Force India”. Tras una brillante 5ª posición por equipos en 2015, los de Silverstone hicieron el más difícil todavía y consiguieron la P4 tanto en 2016 como en la pasada temporada 2017, siendo el mejor de los equipos privados (Red Bull computa aparte) con un presupuesto irrisorio, sólo superior al de Haas y Sauber. Pero a pesar de ese brutal esfuerzo por parte de todos los miembros de la fábrica, las cosas están yendo de forma un tanto extraña en los últimos tiempos. Por todos es sabido que Vijay Mallya tiene una orden de busca y captura desde la India que le impide desarrollar sus funciones de jefe de equipo con normalidad; como represalia, el equipo lleva mostrando interés en borrar al país de su nombre, pero tras el fracaso de la denominación “Force One” (que se consideró demasiado similar a “Formula One”), los rumores van más allá y se cree que el equipo entero está en venta. Una situación que sobrepasa los típicos cuchicheos de las faltas de pago a proveedores y que parece devolver a la inestabilidad que parecía olvidada (Jordan-Midland-Spyker) a un equipo que lo que más merece es que su puesto esté asegurado.

Esos curiosos retrovisores son de las pocas novedades apreciables a simple vista en un VJM11 de momento poco competitivo.
(Fuente: motor.es)

De momento, la nueva criatura, el VJM11, parece haber sido víctima de esas preocupaciones. Por presupuesto, el rendimiento mostrado en Barcelona es el que hay que pedir a Force India. Pero viniendo de los tres años que venimos, lo cierto es que estamos ante un monoplaza relativamente pobre. Los tiempos no han salido y ahora mismo parecen por detrás de esas cuatro escuderías que sí se han mostrado capaces de pelear por la teórica 4ª plaza por equipos. Un vistazo rápido al coche muestra muy poca evolución con respecto al bólido que maravilló en 2017, caracterizado por un aceptable agarre aerodinámico y mecánico y sobre todo con una envidiable velocidad punta. Sin embargo, de momento su sucesor no está a la altura. En todo caso, hay que tomárselo con cautela, sobre todo por las declaraciones que sugieren que llegarán muchas actualizaciones a Melbourne. Llevamos ya, con esta, cuatro pretemporadas consecutivas en las que Force India decepciona. Las primeras carreras del año desde 2015 han sido bastante flojitas, pero el equipo acostumbra a solventarlas con fantásticas actuaciones de su envidiable pareja de pilotos, siempre con Sergio Pérez, antes con Nico Hülkenberg y ahora con Esteban Ocon. Y luego cuando a partir del final de la primavera el coche pega una importante mejora, de repente se destacan y nadie puede echarles el guante. Uno quiere creer que este año será una reedición de esa tendencia, ¿pero puede asegurarse? Al fin y al cabo, el asunto de la posible venta puede estar modificando los planes a corto, medio y largo plazo del equipo, y no hay nada peor que las dudas a la hora de invertir en el desarrollo del coche, especialmente en un momento tan crítico de la temporada como son las primeras semanas del año.

De momento, los de Silverstone llegan a Melbourne con bastantes incógnitas. Las declaraciones de Ocon tras el 6º día de ensayos, diciendo que Red Bull no estaba lejos, terminaron por desconcertar al personal, pues lo cierto es que según los tiempos están en un punto intermedio entre Toro Rosso-Haas y Sauber, pegándose con Williams. Es decir, la Q2 baja. Y eso es a mucha distancia de donde debería encontrarse el RB14. Pero puede que Esteban sepa algo que nosotros no sabemos. Por ejemplo, que hayan disimulado su rendimiento en pretemporada. O que sea consciente que en apenas un puñado de carreras (o incluso ya en Albert Park, como decimos) Force India se pondrá a tono y podrá pelear por la P4 con Renault y McLaren. O que incluso con un coche medianito, él y Pérez sepan extraerle todo el juego. Ellos tendrán que dar el máximo en el asfalto; fuera del mismo, en los despachos, puede que Force India tenga los días contados, pero desde luego el equipo seguirá en marcha (sea con el nombre que sea). Y todos nos alegramos por la eficiente plantilla de Silverstone, una que en puntos por millón de euros estaría peleando por el título mundial.

PROS Y CONTRAS

+ Nada de pilotos de pago: Pérez y Ocon tienen nivel puntero.
+ El talento de su factoría es sobresaliente: son el mejor equipo privado.

 La incertidumbre sobre su futuro pesa.
 Con Renault y McLaren fuertes, ¿podría condenarles su habitual mal inicio?

 

#11 SERGIO PÉREZ: Han pasado demasiados trenes

(Fuente: f1-fansite.com)

Nombre completo: Sergio Pérez Mendoza
Fecha de nacimiento: 26 de enero de 1990 (28 años)
Lugar de nacimiento: Guadalajara, Jalisco, México

Primer GP: Australia 2011 (P: 13º. C: DQ)
GGPP disputados: 136*
Victorias: 0 (0%)
Poles: 0 (0%)
Podios: 7 (5,1%)
Vueltas rápidas: 4 (2,6%)
Títulos mundiales: 0

Trayectoria en F1:
2011-2012: Piloto de Sauber
2013: Piloto de McLaren
2014-?: Piloto de Force India

* Contabiliza el GP de Mónaco 2011, que disputó hasta la Q3, pero no el GP de Canadá 2011, en el que sólo participó en una sesión libre.

Así pilota Sergio Pérez: onboard.

Cuando uno ve a Sergio Pérez, no puede sino quedar asombrado por el talento del mexicano desde el primer día en que se subió a un Fórmula 1. En su primera carrera, Australia 2011, todos los equipos se temían una táctica de 3 paradas. Checo, ni corto ni perezoso, fue a sólo una detención y acabó 7º con un Sauber. Fue descalificado por una infracción técnica menor, pero ya había dejado el sello. Apenas dos años después, estaba en McLaren sustituyendo a Lewis Hamilton, un desafío para el que no estaba preparado. En 2014 se mudó a Force India para reciclarse, y 4 años después puede decirse que es, con permiso de un Fernando Alonso que no debería estar en esta pelea, el mejor piloto de la media parrilla. Sin embargo, siempre que ha tratado de progresar y recuperar un volante puntero ahora que de veras está capacitado, se ha encontrado todas las puertas cerradas. Mercedes prefirió a Bottas; Red Bull tiene filosofía de cantera; McLaren no es un progreso y Ferrari, donde probablemente mejor encaja, le dio de baja de su programa de jóvenes pilotos a finales de 2012. Los años pasan y Checo sigue en Force India, un volante que se le queda pequeño y donde, muy probablemente, acabe quedándose estancado. Cada vez quedan menos trenes.

Su talento está fuera de toda duda, pero algo falla si ningún equipo grande le ha vuelto a llamar desde 2013. (Fuente: motorsport.com)

E insistimos, sin falta alguna por parte del #11. Sólo recordar su genial rendimiento en las primeras tres carreras, cuando el Force India era el 6º-7º mejor coche, nos muestra la calidad del de Jalisco. Luego, cuando el VJM10 mejoró y se convirtió en la 4ª fuerza de la parrilla, tiró de la misma regularidad que encontró en 2016 e hiló puestos en zona de puntos con asombrosa facilidad, hasta alcanzar la centena por segunda temporada consecutiva, La clave, como siempre, estuvo en su pilotaje. Checo se mostró como un gran gestor de neumáticos cuando esa virtud reportaba éxitos. Ahora que las gomas son increíblemente duras, Pérez puede exigirles un poco más, de ahí que su rendimiento en clasificación haya crecido conforme ha entendido cómo apostar por una conducción más enérgica. Antes, aplicaba un giro de volante decidido pero escaso, y traccionaba cuando ponía el bólido en línea recta. Conservador, perfecto para los domingos, pero poco indicado los sábados. Ahora no le importa aplicar más tasa de volante, o hacerlo en varias fases, y dar gas incluso con el coche en pleno giro, pues la adherencia es muy elevada. Su frenada es tirando a tardía, y eso le hace llevar una velocidad mínima en el ápice relativamente baja, algo que en ciertas fases le ha costado algo de rendimiento. Y más allá de su nivel técnico, luego Pérez es un piloto bastante regular pero con un ligero defecto que tal vez responda a la pregunta de por qué ningún gran equipo ha vuelto a fijarse en el mexicano. Y es que su cooperación con su escudería y su compañero en 2017 fue más baja de lo que en este ya de por sí individualista deporte se estila. Todos recordamos su negativa a ceder el puesto a Ocon en Canadá que muy probablemente privó a la escudería de un podio. Y su actuación en la bajada hacia Eau Rouge en Spa, chocando con su compañero tanto en la salida como a media carrera y arruinando la actuación de ambos, denotan que va a hacer literalmente todo lo que esté en su mano para asegurarse la supremacía interna. Aunque eso le cueste resultados al equipo.

Guste o no, ese es su estilo y va aparejado al resto de virtudes y defectos que le hacen ser el piloto que es hoy día: en dos temporadas consecutivas el séptimo clasificado del Mundial. Suficiente para que si el coche es mínimamente bueno Pérez pueda ponerlo en buenas posiciones de puntos. Pero está claro que ese desafío hace ya tiempo que a Sergio se le queda pequeño. Hay ganas de que un piloto de su calibre pelee por el podio con regularidad y nos muestre si al lado de gente como Hamilton, Vettel, Alonso o Verstappen es un candidato al título mundial o simplemente es un muy buen piloto más. A día de hoy, parece que nunca lo comprobaremos. Pero quién sabe si dentro de unos meses el mercado enloquece y hay por ahí un volante puntero con el nombre del mexicano…

PROS Y CONTRAS

+ Un piloto de categoría.
+ Dará el 100% para intentar llamar la atención de un volante puntero.

 Si Ocon le bate, su reputación quedará destrozada para siempre.
 Su juego en equipo no parece muy atractivo para otras escuderías.

 

#31 ESTEBAN OCON: Candidato a cosas grandes

(Fuente: f1aldia.com)

Nombre completo: Esteban Ocon
Fecha de nacimiento: 17 de septiembre de 1996 (21 años)
Lugar de nacimiento: Évreux, Normandía, Francia

Primer GP: Bélgica 2016 (P: 17º. C: 16º)
GGPP disputados: 29
Victorias: 0 (0%)
Poles: 0 (0%)
Podios: 0 (0%)
Vueltas rápidas: 0 (0%)
Títulos mundiales: 0

Trayectoria en F1:
2016: Tercer piloto de Renault. Piloto de Manor (9 carreras)
2017-?: Piloto de Force India

Así pilota Esteban Ocon: onboard.

La joya francesa continúa con su espectacular progresión. Esteban Ocon debutó en Fórmula 1 sin ruido a su alrededor, algo que era extraño porque su palmarés en categorías inferiores auguraba uno de esos talentos que no salen muy a menudo. Triunfador en la F3 por encima de Max Verstappen y ganador de la GP3 a la primera, convenció a Force India en su comparativa con Pascal Wehrlein para reclutarle a él y no al alemán para un volante a tiempo completo en 2017. Y decidió que los típicos plazos para esperar rendimiento no iban con él. Puntuando desde la primera carrera y sólo fallando en dos de las veinte de la temporada, Esteban creció a un ritmo vertiginoso y para cuando llegó a los circuitos que ya se conocía de su época en Manor estaba plantándole cara a Sergio Pérez o incluso batiéndole. Así pues, en la que será apenas su segunda temporada completa, ¿qué podemos esperar de Ocon?

Su evolución en el año y medio que lleva en F1 es meteórica. Si bate consistentemente a Pérez en 2018, ¿podría estar llamado a un volante en Mercedes? (Fuente: soymotor.com)

El francés se ganó el simpático mote de “Oconsistencia” debido a una serie de resultados tremendamente sorprendentes para alguien tan inexperto. Brasil 2017, es decir, hace apenas 2 carreras, ha sido su primer abandono en monoplazas desde 2014 (!), batiendo el récord de debutante más fiable que tenía Max Chilton. En 2015 se proclamó campeón de la GP2 con 9 segundos puestos consecutivos (!), y en 2017 puntuó en 17 de las 18 primeras carreras. Una auténtica locura de regularidad que demuestra hasta qué punto el enfoque cerebral de Esteban da resultado en el deporte. Un vistazo a su onboard enseña el motivo: Ocon es el piloto más suave con el volante de toda la parrilla. No frena pronto, pero indudablemente no es tan agresivo como Hamilton, Ricciardo o su compañero Pérez. Lleva el coche de puntillas hacia el vértice a una velocidad muy elevada que le permite pasar volando las curvas, y en tracción puede ser más agresivo al no llevar el coche tan girado. A simple vista muy parecido a su predecesor Nico Hülkenberg, el update que ofrece Ocon, además de esa mejor gestión del gas en salida de curva, es la absoluta ausencia de errores, sencillamente impensable en alguien con tan pocas carreras en F1. Por buscar todavía margen de mejora, está claro que su enfoque tranquilo es contraproducente en clasificación, donde todavía está a una décima (y durante 2017 esto fue literal) de su compañero, que tampoco es un fuera de serie los sábados. Y en el cuerpo a cuerpo todavía no hemos podido ver cómo se desempeña, en tanto que parece evitarlo… salvo, curiosamente, con su compañero. Tal vez confiando en que por llevar el mismo coche va a tener más margen en la maniobra, Ocon ha pecado de ingenuidad (y de cierta torpeza, como en Azerbaiyán) ante la agresividad de su compañero y ha salido con piezas de menos en su carrocería cada vez que se las ha visto con el #11. El resto del tiempo, Ocon ha calculado todos los riesgos y ha sabido llevar el coche hasta la meta con pasmosa regularidad. Y no hablamos de un veterano curtido en mil batallas, sino de un chico de 21 años.

Parece claro que el futuro de Ocon pasa por añadir algo más de agresividad a su repertorio y, como dice la famosa frase, no sólo ser, sino parecer rápido. Los espejos más evidentes donde mirarse serían, por estilo, Hamilton y Verstappen. El inglés parece tener un don para el control del vehículo en el límite, mientras Max se ha especializado en ser perfecto y preciso cual reloj suizo en sus aportes. Veremos qué camino toma el francés (si se nos permite apostar, votamos por lo segundo); si acierta y sabe desarrollarse, además de otros detalles tan o más importantes que el pilotaje como entender los reglajes del coche, las suspensiones o el diferencial, el objetivo inmediato será batir en clasificación y tabla de puntos a su compañero. Un podio, que podría haberlo conseguido perfectamente en Canadá o Azerbaiyán, suena demasiado ambicioso dado el previsible mal inicio de temporada del VJM11, pero lo de vencer a Pérez parece imprescindible si quiere aspirar a ese caramelo que aparece como una luz lejana en el horizonte: como hombre Mercedes que es, sabe que hay dos volantes en Brackley en 2019 todavía sin dueño.

PROS Y CONTRAS

+ Un crecimiento vertiginoso para un futurible campeón del mundo.
+ Su conexión Mercedes no puede ser sino positiva en su trayectoria.

 Todavía le falta agresividad y algo de velocidad en clasificación.
 ¿Sabrá desenvolverse en una lucha sin cuartel contra el más experimentado Pérez?

 

¿Quién crees que llevará la delantera en Force India en 2018? Vota en nuestra encuesta y deja un comentario con tu opinión.

Anuncios

3 comments

  1. DiegoNaranjo · marzo 16

    Pobre Pérez, cada inicio de año es lo mismo. Si lo bate su compañero su reputación será destrozada, y sus compañeros cuando son detrrotados por él no pasa nada, su reputación sale librada.

    Me gusta

    • diezcilindros · marzo 16

      Pues en el caso de Hülkenberg considero que tuvo “suerte” de que Renault le fichase en una de las temporadas donde más superado se vio por su compañero.

      En el caso de Ocon, sencillamente me parecen situaciones no equiparables. Dada la enorme diferencia de experiencia entre ambos, había que exigirle más a Checo. Y ahora que Sergio está cerca de sus últimos trenes, no puede permitirse perder frente a un junior de una grande como Mercedes. Así al menos lo veo yo.

      Me gusta

  2. Julio Cesar Martinez Peña · marzo 16

    Excelente análisis, solo hay un punto en el que no coincido y es el de la reputación de ambos: quien sea que gane de los dos, siempre y cuando exhiban un buen nivel, evolucionen como pilotos, alcancen los objetivos del equipo y la diferencia en puntos sea cerrada, ninguno de los dos vería mermada su reputación, están compitiendo contra un compañero de excelente nivel.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.