Comienza la aventura nipona

(Fuente foto de portada: racefans.net)

TORO ROSSO

(Fuente: marca.com)

Nombre completo: Red Bull Toro Rosso Honda
Sede: Faenza, Rávena, Italia
Jefe de equipo: Franz Tost
Director técnico: James Key
Nombre del coche: STR13
Motor: Honda
Pilotos probadores: Sean Gelael

Primer GP: Baréin 2006*
GGPP disputados: 226*
Victorias: 1 (0,4%)
Poles: 1 (0,4%)
Podios: 1 (0,2%)
Vueltas rápidas: 1 (0,4%)
Títulos mundiales de pilotos: 0
Títulos mundiales de constructores: 0

*Datos del equipo como Toro Rosso. Antiguamente, Minardi.

————————————————-

Nunca fue más cierto aquello de que “Toro Rosso es el banco de pruebas de Red Bull” que en 2018. Puede que esta vez no haya ningún piloto en su alineación que en unos años esté conduciendo para los de Milton Keynes, pero al fin y al cabo pilotos hay más de 20 en la órbita de la Fórmula 1. Lo que no hay tantos son motores. De momento, apenas 4. Dos de los fabricantes han mostrado repetidamente sus reticencias a propulsar a Red Bull, y el que actualmente se presta, Renault, ya ha dicho que no plantea seguir haciéndolo en 2019. Así que la única alternativa es la que peor rendimiento ha dado en estos tres últimos años: Honda. Y jugársela a los nipones sin haberlos testado antes parecía un riesgo desmesurado. Así que Toro Rosso “acudió” al rescate y, por si acaso tienen que tirar de Honda para el equipo grande a partir de dentro de 12 meses, Faenza se pone a disposición de los de Sakura para mostrar cuán buenos son esos motores.

El STR13 parece una cuidada evolución de su predecesor, y el nuevo motor Honda de momento no ha fallado. (Fuente: motor.es)

Aunque dentro de dos días abundaremos en el artículo de McLaren, lo cierto es que nos quedaron muchas dudas estos 3 años de lo malo que verdaderamente era el producto japonés. A pesar de que en Woking se vanagloriaban de tener un chasis puntero, incluso el más rápido en curva según sus propios pilotos, cuando llegaban los circuitos de menos rectas (Mónaco, Hungría, Singapur) su velocidad no subía tanto como la de otros equipos con falta de caballería, y en México, con peculiaridades aerodinámicas y largas rectas, fueron bastante bien. En síntesis, tal vez no todo el déficit de velocidad punta era de Honda… pero indudablemente ellos tenían una importante cuota de responsabilidad. Si acaso, el problema de la potencia era el menor; lo verdaderamente grave era lo de la fiabilidad. En 2017, requirieron entre 9 y 12 elementos de ciertas piezas del propulsor para hacer toda la temporada, cuando este año tendrán que limitarse a apenas tres unidades si no quieren ser penalizados. Parece por tanto imposible que Toro Rosso-Honda termine el año sin sanciones. Pero hasta ahí las malas noticias. Las buenas son todas las demás, y es que el invierno parece haberle sentado pero que muy bien a los nipones. El STR13 ha nacido sin problemas y sin duda la pretemporada ha sido la mejor de cuantas han tenido desde su reestreno en 2015. A pesar del déficit que supone motorizar a sólo un equipo en vez de a tres como los demás, su kilometraje ha sido interesante, y hasta el rendimiento ha acompañado. Su velocidad punta ya está a la altura del resto de la parrilla (en ese enlace, de hecho, se ve la filosofía de McLaren) y en tiempos han estado bastante bien. Hasta el penúltimo día, parecían estar en disposición de pelear por la Q3; el viernes final Renault y McLaren mostraron sus armas y ahora parece que los de Faenza estarán más bien en el terreno de la Q2, peleando con Haas, Force India y Williams. En todo caso, bastante mejor de lo que muchos nos temíamos: que con dos pilotos aún más inexpertos en F1 que los de Grove y un motor a entre 50 y 100 CV de la cabeza, la última posición parecía su hábitat natural.

En todo caso, como decimos, en 2018 los resultados de Toro Rosso serán aún menos importantes que de costumbre. El único objetivo es ofrecer información valiosa del motor Honda a su “hermano mayor”, de tal forma que estén seguros de poder hacer el cambio para 2019-2020 (a partir de 2021, ya se verá). La fiabilidad (Toro Rosso usó hasta 3 motores en la primera semana de tests, pero sólo uno en la segunda) y el rendimiento serán las claves para Milton Keynes, pero para el espectador también tendremos el interés que supone ver la pelea entre su sorprendente pareja de pilotos. A primera vista, un volante a corto plazo en el equipo grande no parece plausible, ¿pero quién sabe en el futuro? De momento, esa es la función de Faenza. Otra cosa es si Honda se plantea comprar todo el equipo. Pero eso ahora mismo es una incógnita muy a largo plazo.

PROS Y CONTRAS

+ Los chasis de Faenza suelen tener una buena factura aerodinámica.
+ La pretemporada invita al optimismo… controlado, eso sí.

 Su pareja de pilotos es una tremenda incógnita.
 ¿Les afectarán los rumores de venta del equipo?

 

#10 PIERRE GASLY: El último producto de la cantera

(Fuente: thisisf1.com)

Nombre completo: Pierre Gasly
Fecha de nacimiento: 7 de febrero de 1996 (22 años)
Lugar de nacimiento: Rouen, Normandía, Francia

Primer GP: Malasia 2017 (P: 15º. C: 14º)
GGPP disputados: 5
Victorias: 0 (0%)
Poles: 0 (0%)
Podios: 0 (0%)
Vueltas rápidas: 0 (0%)
Títulos mundiales: 0

Trayectoria en F1:
2017-?: Piloto de Toro Rosso

Así pilota Pierre Gasly: onboard.

Pierre Gasly es uno más de la inmensa lista de pilotos que llegan a Toro Rosso apoyados por Red Bull tras una muy interesante trayectoria deportiva en categorías inferiores. Con 22 años recién cumplidos, ya tiene un título de la FR 2.0, fue 2º en su debut en las World Series (por detrás de Carlos Sainz), en 2016 se proclamó campeón de la GP2 y el pasado año se quedó a un tris de ganar la Superformula japonesa (un temporal impidió la disputa del certamen final). En definitiva, promete muchísimo. Y el principal punto a favor del francés no es sólo su talento; es que parece que tendrá tiempo de sobra para demostrarlo. Tras Gasly, no se aprecia ningún piloto a su altura en el océano de jóvenes pilotos controlados por Red Bull.

Gasly ha cumplido con creces en las categorías inferiores. ¿Podrá trasladar su rendimiento a la máxima categoría? (Fuente: thebestf1.es)

Tal vez por eso fue que Faenza retrasó tanto su ascenso al equipo de carrera, eligiendo a Daniil Kvyat antes que él para ser titular en 2017 pero teniendo que rendirse ante la evidencia a unas carreras del final, con el francés debutando por el ruso en Malasia. Su estreno no pudo ser más complicado, asolado por una barbaridad de problemas de fiabilidad que afectaron tanto en clasificación como en carrera. En las escasas 5 carreras disputadas hasta hoy, Gasly se ha mostrado como un piloto con querencia por la frenada tardía y relativamente profunda, una mezcla entre Ricciardo y Sainz pero de momento sin poder concretar mucho más sobre su pilotaje. En otros certámenes mostró un rendimiento muy similar los sábados y los domingos, por lo que no se adivina un arte que predomine sobre el otro de momento, y las conclusiones de su duelo con Hartley son nulas, pues ninguno tuvo un fin de semana limpio de problemas mecánicos. De momento, Pierre ha acabado todas las carreras y ha parecido evitar los embrollos de la primera vuelta o los accidentes tontos. Para 2018, las tareas serán las evidentes para un piloto de su experiencia: seguir aprendiendo (especialmente circuitos en los que nunca ha corrido, como eminentemente los no europeos), entender la mecánica del coche y los trucos del set up y, sobre todo, salir vivo de la pelea con su compañero. Brendon, que cuenta con 6 años más que él y sobre todo muchísima mas experiencia (ya sabe lo que es ser expulsado del Red Bull Junior Team, ha ganado 2 veces el WEC, ha disputado 6 veces las 24 Horas de Le Mans, fue reserva de Mercedes…), puede aprovecharse de su impresionante bagaje para ponerle las cosas complicadas a un Gasly que, siendo justos, ha demostrado más cosas en las categorías inferiores y, por tanto, podría tratarse de un piloto con más talento puro. Claro que, como todos sabemos, sólo con calidad no basta.

En esta nueva hornada de pilotos franceses en la segunda década de siglo (no llega a la mítica de la academia de pilotos de Elf de los 70 y 80, pero no está mal: Grosjean, Vergne, Bianchi, Ocon… incluso apurando mucho, Leclerc, que es monegasco), Gasly quiere convertirse en el primero en llevarse una victoria en Gran Premio. No debería suceder en 2018, y seguramente tampoco en 2019, pero Pierre tendrá que aprovechar estas temporadas para cimentar lo que podría ser una buena trayectoria en Fórmula 1. Las incógnitas alrededor de Red Bull y Toro Rosso complican ver cuál será su siguiente paso (salvo sorpresa morrocotuda, renovará un año más por Faenza), pero en principio hay motivos para la confianza. Habrá que seguirle de cerca.

PROS Y CONTRAS

+ Promete bastante calidad.
+ La falta de alternativas por debajo le “asegura” el puesto para 2019.

 Podría sufrir por su inexperiencia ante Hartley.
 Con Sainz todavía por delante, podría no haber muchas vacantes a medio plazo en Red Bull.

 

#28 BRENDON HARTLEY: Una oportunidad inesperada

(Fuente: formula1.com)

Nombre completo: Brendon Hartley
Fecha de nacimiento: 10 de noviembre de 1989 (28 años)
Lugar de nacimiento: Palmerston North, Manawatu-Wanganui, Nueva Zelanda

Primer GP: Estados Unidos 2017 (P: 19º. C: 13º)
GGPP disputados: 4
Victorias: 0 (0%)
Poles: 0 (0%)
Podios: 0 (0%)
Vueltas rápidas: 0 (0%)
Títulos mundiales: 0

Trayectoria en F1:
2017-?: Piloto de Toro Rosso

Así pilota Brendon Hartley: onboard.

Nadie se acordaba ya de Brendon Hartley en la Fórmula 1. Parecía otro de esos cientos de pilotos que, tras sonar en las categorías inferiores, hacía carrera como piloto profesional en Estados Unidos o, como en este caso, la resistencia. El neozelandés se había quedado por el camino tras ser totalmente avasallado por Daniel Ricciardo en las World Series de 2010 y fue tirado del Red Bull Junior Team. Ya no había opciones para él. Pero entonces, llegó el milagro. Tras hacerse un nombre conquistando dos veces el WEC, la segunda de ellas con las 24 Horas de Le Mans de propina, Toro Rosso comprendió que estaba sin pilotos (Carlos Sainz deseaba volar y Daniil Kvyat no daba el nivel), y por debajo sólo estaba Gasly para rellenar un asiento. Necesitaban otro nombre con algo de experiencia, aunque no fuera en F1, y se fijaron en Brendon. En Estados Unidos, el hijo pródigo volvió al redil de Red Bull y ahora ha encontrado lo que ya había dejado de anhelar: un volante a tiempo completo en la máxima categoría.

Aunque no tiene mucha experiencia en F1, su bagaje técnico en otras categorías le ha servido a Hartley para convencer a Toro Rosso.
(Fuente: motor.es)

Los paralelismos con Sébastien Bourdais son evidentes. El francés y él son los únicos que han debutado en F1 con Toro Rosso sin ser miembros activos del Junior Team. Los dos llegaron con una edad similar (Bourdais tenía 29 recién cumplidos en su primer GP) tras unos 5 años lejos del Gran Circo, donde experimentaron con la resistencia y, en el caso del de Le Mans, con la Champ Car, donde se proclamó tetracampeón. Fue entonces llamado por Toro Rosso para acompañar al inexperto Sebastian Vettel en 2008, diez años antes de que Hartley haga lo propio para compartir escudería con Pierre Gasly. El #28 tuvo cuatro Grandes Premios para demostrar su valía en 2017, pero pocas conclusiones se pudieron extraer de su rendimiento. Hasta ahora lleva un 100% de sanciones en parrilla por culpa de su motor, una racha que por fin podrá romper en Australia (aunque hay otras cosas que pueden fallar…), y no se puede juzgar su velocidad en comparación con Pierre. Las pocas conclusiones que se pueden establecer vienen a la hora de analizar su conducción desde la cámara onboard, donde se aprecia una querencia por vértices tempranos y bastante progresividad y calma con el volante. Parece frenar relativamente tarde y quiere quitar velocidad rápido, de ahí su interés por entrar pronto e incluso sus veloces reducciones de vueltas, usando el freno motor pero exigiendo algo más a la mecánica. De momento, claro, son sólo pequeñas señales, esbozos de lo que ha podido mostrar en esas escasas apariciones. Su objetivo, evidentemente, será 2018, y partirá en teórica igualdad de condiciones con Gasly; pues el francés sólo tiene un GP de experiencia más. Y será en esta primera temporada donde demostrará de verdad su talento. Ciertamente, Hartley hasta 2008 parecía una gran promesa, e incluso algunos le tildaban de “el nuevo Hamilton”. No sabemos si verdaderamente puede llegar a ese extremo, pero lo comprobaremos.

El futuro de Hartley parece igualmente incierto, pero ahora mismo no le preocupa. Sólo quiere disfrutar la oportunidad, dar el do de pecho, intentar batir a Gasly y luego ya se verá. Ahora mismo no tiene sentido para él pensar en el largo plazo. Es una incógnita para todos los jefes de equipo; un Force India o un Sauber aún no tiene idea de cuán bueno es y si merece la pena contratarle. Esa será una tarea para 2018: mostrarse, enseñar su calidad y tratar de hacerlo lo mejor posible. Sólo así, el primer neozelandés en Fórmula 1 desde 1984 conseguirá prolongar la permanencia de la bandera kiwi en la parrilla.

PROS Y CONTRAS

+ Ilusión y experiencia en su primera temporada completa.
+ De momento, no tiene mucha presión.

 Todavía no se ha labrado una reputación fuera de Faenza.
 Gasly parece tener más talento puro.

 

¿Quién crees que llevará la delantera en Toro Rosso en 2018? Vota en nuestra encuesta y deja un comentario con tu opinión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.