Hamilton saca el martillo

(Fuente foto de portada: formula1.com)

Hasta el último minuto de la Q3 había esperanzas de una pelea por la pole tremendamente igualada, pero Lewis Hamilton desvaneció toda opción con una vuelta imparable. Su 1:21.164 ha sido sencillamente inapelable para una Ferrari a casi 7 décimas y un Max Verstappen pegado a los coches rojos. Era el escenario que nos esperábamos en Barcelona, pero después de lo visto ayer nos ha pillado algo por sorpresa: la ventaja es incluso mayor de la prevista.

————————————————-

“Lewis Hamilton” y “récord” llevan muchos años yendo de la mano, pero en particular ahora que tiene 33 años y su carrera deportiva es suficientemente extensa como para empezar a aparecer en los libros de historia, los registros del inglés son legendarios casi cada 2 semanas. En Australia 2018, el #44 ha vuelto a hacer olvidar a su ídolo Ayrton Senna. Primero, porque sigue distanciándole en la tabla de poles, pues mientras el brasileño se quedó en 65 Hamilton ya va por 73. Segundo, porque hoy el británico se ha convertido en el piloto con más P1 en parrilla en Australia de todos los tiempos (siete), superando precisamente al brasileño. Y tercero, porque el estilo avasallador de Ayrton tiene un legítimo heredero en el tetracampeón del mundo. Y la clasificación de hoy lo demuestra. 1:21.164, 664 milésimas más rápido que el segundo. Sencillamente impresionante.

Haas no quería lluvia para la clasificación y tuvo fortuna, pues sólo cayó en los libres. Su ritmo en seco fue bestial: 3ª línea al completo para Magnussen y Grosjean. (Fuente: formula1.com)

La primera vuelta de la Q3 dio un atisbo de emoción al ver cómo Ferrari y Red Bull se quedaban a menos de una décima del primer registro de Lewis, pero se había visto que esa primera vuelta no había sido perfecta y había más rendimiento por venir. Lo que no nos imaginábamos era que tanto. Así que la Scuderia se quedó con las ganas y vio cómo Kimi Räikkönen se conforma con la 2ª posición y Sebastian Vettel con la 3ª, a sólo 10 milésimas de su compañero. ¿Hay motivos para pensar que estamos ante otra temporada 2016 para el alemán, o sólo ha sido un mal día? El 4º ha acabado Max Verstappen, pegado a los Ferrari y dando sensación de que el podio es perfectamente posible. En la primera batalla de su espectacular lucha con Daniel Ricciardo ha salido vencedor por 3 sólidas décimas, algo que preocupa al australiano tanto como el hecho de que se verá relegado a la P8 por tener una sanción de 3 puestos debido a no aminorar con bandera roja ayer viernes. Eso deja una tercera línea insólita para el equipo Haas, que ha logrado en Australia el mejor resultado de su historia. Kevin Magnussen, por primera vez en Q3 desde Brasil 2014, ha acabado 6º (mañana 5º) y partirá desde una posición desconocida para él desde Monza aquel año. A su lado, batido por décima y media, su compañero Romain Grosjean, confirmando el sólido esfuerzo de los americanos. Ricciardo dividirá a los dos Renault: Nico Hülkenberg ha marcado un 1:23.5 que es cinco décimas más lento que el mejor tiempo del fin de semana de Carlos Sainz, pero el español lo hizo en Q2 y se equivocó en la sesión definitiva, quedando relegado a la 9ª plaza. El 10º acabó la decepción de la jornada: Valtteri Bottas se estrelló a la salida de la curva 1 en su primer intento de Q3 y destrozó la zaga del coche. El sonido en vivo sugirió la “muerte” del motor, y Mercedes tendrá que hacer buen trabajo para intentar salvarlo. La caja de cambios está perdida salvo milagro y eso podría retrasarle en parrilla, algo de lo que saldremos de dudas más adelante.

Ligeramente decepcionante sesión de clasificación de McLaren, con ambos coches fuera de la Q3. La 6ª línea será para ellos.
(Fuente: formula1.com)

Q2: un año más, la media parrilla promete estar terriblemente apretada, y eso significa que si un piloto hace un error está automáticamente eliminado. Ha sido el caso de Fernando Alonso, quien no pudo mejorar su tiempo de Q1 al irse ligeramente largo en la curva 3 y se quedó en una P11 que supone un jarro de agua fría para sus aficionados: a pesar del progreso con el motor Renault, tanto la factoría francesa como Red Bull están años luz por delante, y eso sólo puede ser culpa del chasis. Al lado de Fernando en 6ª línea partirá su compañero Stoffel Vandoorne, que a pesar del error del español se ha quedado a casi 2 décimas. Sin poder bajar de la frontera del 1:24, los otros tres eliminados de la sesión: Sergio Pérez acabó 13º en un Force India bastante renovado, lleno de parafina en los entrenamientos libres para probar la eficacia de las nuevas piezas, pero como se esperaba están en la parte baja de la Q2, y necesitarán de una maravilla de sus pilotos o un GP alocado para sumar algún punto. Lance Stroll fue 14º, un rendimiento ligeramente superior al habitual el año pasado, pero uno nunca puede afirmar si se trata de que el canadiense ha mejorado en clasificación (lo más probable) o es que su coche está por encima del FW40 (lo menos probable). El 15º y último saldrá un muy decepcionante Esteban Ocon, que no pudo dar un giro competitivo en la segunda ronda y se quedó a 7 décimas del mexicano. Mucho trabajo por delante para mañana. Como epílogo, recordar que esta ronda, además de darnos a estos cinco eliminados, también nos proporciona información sobre el comienzo de la carrera: pues el top-10 tendrá que empezarla con los neumáticos con los que decidió pasar a Q3. Y Red Bull se ha salido de la norma calzando los superblandos, esperando un primer stint bastante más largo y optar a cosas distintas a partir de la estrategia. Será interesante ver a Max y Daniel con la táctica inversa.

Que difícil es debutar en Fórmula 1. Tras arrasar en todas las categorías inferiores, Charles Leclerc se lleva un esperado baño de realidad acabando antepenúltimo, por detrás de su compañero de equipo. (Fuente: formula1.com)

Q1: comenzó la emoción del 2018 con una primera ronda llena de acción. Todos los grandes nombres salieron con ultrablandos en una sesión que, finalmente, no tuvo agua (ésta cayó a base de bien por la mañana, pero no se prolongó hasta las 17:00). Los pequeños, como siempre, tuvieron 2 y hasta 3 intentos para intentar salir de la primera criba. Al final, los cinco caídos fueron hasta cierto punto esperados. Toro Rosso no encontró finalmente el rendimiento que aparentó en pretemporada, pero cuesta afirmar que sea culpa del cambio a Honda. Al fin y al cabo, los de Faenza acabaron la temporada con al menos un coche fuera de la Q2 en las últimas 5 carreras (y en Abu Dabi, de hecho, los dos), así que no hay grandes sorpresas al respecto. Lo interesante fue ver que Brendon Hartley, quien declaró sentir que había un par de décimas más disponibles, se quedó a apenas 29 milésimas de batir a Ocon y salir de la zona roja. No lo consiguió y mañana partirá 16º. La 9ª fila, y por tanto eludiendo la última, es para una Sauber que cumplió así su objetivo. Ayer decíamos que entre acabar a 9 décimas del equipo inmediatamente más rápido y rodar al ritmo de Williams y Toro Rosso habría un término medio en el que se movería hoy Hinwil, y lo cierto es que ha estado más cerca de lo segundo que de lo primero, para alegría de los de Frédéric Vasseur. Marcus Ericsson saldrá 17º tras quedarse a sólo media décima de salvar el corte, y de forma no tan sorprendente como parece ha batido al debutante Charles Leclerc. Como decimos a menudo, ser un rookie con estos coches post-2017 es una papeleta bastante difícil, y de momento el sueco tiene la ligera delantera (menos de una décima les han separado). La última fila la comanda el otro novato, Sergey Sirotkin, quien heredó el papel de Stroll el año pasado y se quedó relativamente lejos de soñar con salvar el corte. El ruso saldrá 19º pero aun así hizo lo suficiente para batir a otra decepción del día: Pierre Gasly. El francés tenía potencial para meterse en segunda ronda, pero en la vuelta definitiva se fue larguísimo en el primer sector y perdió toda opción. Su primer intento sólo le permitió ser 20º y último, con una ímproba tarea por delante si quiere conseguir su primer punto en Fórmula 1.

Y así están por tanto las cosas para mañana. La vuelta final de Hamilton, más allá de que ha dejado patente la calidad del piloto, también ha podido decepcionar a muchos aficionados que esperaban una batalla más igualada. Lo cierto es que ahora mismo Mercedes, como lleva ocurriendo desde hace exactamente 4 años, no tiene a nadie por delante, y vencer mañana a Lewis será muy complicado. La salida será un buen momento, pero si no las estrategias no parecen dejar mucho a la imaginación. Todo apunta a una parada (USSS, o USS para los precavidos), salvo en el caso de Red Bull que debería ir a la contra (SSUS) junto con otros de la media parrilla. La situación actual de neumáticos (click) muestra la misma igualdad que en 2017: con compuestos tan duros donde el ultrablando es la elección obvia, la utilidad de la norma de los tres neumáticos es bajísima. Parece que Pirelli se ha quedado corta reblandeciendo sus compuestos, pero hasta mañana a las 07:10 (Madrid, GMT+2: ¡recuerden que en España se cambia la hora!) no saldremos de dudas.

Anuncios

5 comments

  1. Gerard Pujol · marzo 24

    Me quedo con la igualdad extrema en media parrilla, la sorpresa positiva de Hass y la negativa de McLaren (solo han ganado una posición más que el año pasado, con error de Alonso cierto, pero Vandoorne tampoco ha sido espectacular. Con una media parrilla tan igualada y el talento de Alonso mañana podemos ver una carrera espectacular del asturiano (al menos para ponerse detrás de Haas). En Ferrari creo que hay mucho potencial en el coche pero que Seb no está, por ahora, extrayéndolo. Que Kimi esté a 7 décimas de Hamilton muestra que si Vettel se adapta bien a “Loria” Ferrari puede dar mucha guerra este año incluso los sábados . Mañana atentos a la salida y al ritmo de carrera, eliminado el factor estratégico de la ecuación. Hamilton realmente es espectacular su vuelta final pero me ha dado la sensación que el tiempazo de hoy se debe más a su talento que su monoplaza. He visto al mercedes delicado en algunos puntos, Lauda preocupado y creo que el accidente de Bottas es una muestra de eso. Lo mejor de todo: Esto ya ha empezado y creo que vamos a disfrutar muchísimo este 2018!!!!

    Me gusta

  2. Cao Wen Toh · marzo 24

    He de reconocer que soy muy torpe con ésto. ¿07:10 (Madrid, GMT+2) significa 09:10?

    Me gusta

    • diezcilindros · marzo 25

      GMT+2 es la zona horaria en la que está Madrid, y en dicha ciudad (y todas las que estén en GMT+2) la carrera empezaba a las 7:10. Si estabas en GMT+1 (Canarias), empezaba a las 6:10. Si estás en GMT+3, pues a las 8:10. Etc.

      ¡Sólo espero que no te la hayas perdido!

      Me gusta

  3. Jamt · marzo 24

    Lewis mejoro aprox 4 decimas de seg undo en el sector 1 en su segunda vuelta de la q3, por lo tanto me queda la duda de cuanto es por el mapa motor de mercedes y cuando por sus manos. Finalmente, para la qualy parece que mercedes se llevara la mano este año… Ojala sea solo la qualy.

    Me gusta

    • diezcilindros · marzo 25

      La vuelta de Lewis es un escándalo. Yo creo que el inglés puso 2 décimas de más y Vettel 2 de menos (aproximación obviamente indemostrable), por lo que el gap teórico sería de unas 2-3 décimas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.