Ferrari va a por todas

(Fuente foto de portada: formula1.com)

Un incontestable medio segundo ha separado a los dos Ferrari de los dos Mercedes, y dos décimas más ha sido la ventaja sobre Red Bull. En un circuito tirando a convencional y con unas condiciones parecidas a las de Melbourne, la Scuderia ha barrido a la oposición y nos hace de veras preguntarnos qué es lo que vimos en los tests de pretemporada. Ahora mismo, el SF71H es el mejor coche y Sebastian Vettel el mejor colocado para hacerse con la victoria mañana: logró la 52ª pole de su carrera deportiva tras robársela a Kimi Räikkönen en el último suspiro.

————————————————-

Si las cosas no cambiaban con respecto a lo visto en los tests de pretemporada de Montmeló, Mercedes tenía una ventaja de entre 3 y 5 décimas, suficientes para, desde la pole, gestionar a su antojo la mayoría de Grandes Premios. En Melbourne, más allá de una vuelta muy inspirada del vigente campeón, se veía que las Flechas de Plata mantenían esa ventaja. Y todavía quedaban los circuitos de rectas, donde el W08 de 2017 apabulló. En definitiva, si todo seguía igual el título volaría de nuevo hacia Brackley. Pero no. Ya nada sigue igual. En tres carreras, habiendo pasado ya por las rectas de Baréin y hoy por las curvas y el frío de Shanghái, Ferrari le ha dado la vuelta a la tortilla y comienza a tener una ventaja inesperada. Esto no entraba en ningún pronóstico de pretemporada y ni los tifosi más recalcitrantes podían imaginar que en una sesión como hoy estuvieran medio segundo por delante de todos. Y si la primera línea es un duelo entre Sebastian Vettel y Kimi Räikkönen, el tetracampeón tiene, en teoría, las de ganar.

Excelente actuación de Sergio Pérez. Tras su borrón en Baréin, el mexicano ha dado un rendimiento espectacular para ponerse 8º en parrilla. (Fuente: formula1.com)

Vettel ha conseguido la segunda pole consecutiva (hito que no lograba desde 2013) gracias a una última vuelta al límite, y batiendo el registro anterior de un Kimi Räikkönen que, como lleva sucediendo toda la temporada, da la sensación de ser igual o incluso un pelín más rápido. En cierto modo es una sorpresa el renacimiento del finés, y le vendrá pero que muy bien a la Scuderia si quiere a otro coche quitándole puntos a los Mercedes. Hoy, éstos han sido 3º y 4º, como en Baréin (aunque en esta ocasión sin ulteriores penalizaciones), y de nuevo con Valtteri Bottas por delante de un muy desilusionado Lewis Hamilton. Ni el inglés ni su equipo están entendiendo lo que está pasando. Puede argüirse que el US no es un neumático para el W09, como podía preverse, pero en Australia lo usaron para arrasar en clasificación. Tal vez, en esta pista de degradación tirando a alta, el ultrablando es demasiado frágil para ellos, en particular los delanteros, y ahí comienzan a tener problemas. Tal vez por ello en Montmeló, donde sólo usaban S y M, dieron la sensación de arrasar. Tal vez por ello el domingo en Baréin fueron tan o más competitivos que Ferrari. Y tal vez por ello, muy probablemente, mañana en carrera, usando esos dos compuestos, estén de nuevo en la mezcla. Puede que esta tendencia de los neumáticos sea la primera que veamos en la excelente batalla de 2018 entre Mercedes y Ferrari. En los tiempos por sectores, la mayor ventaja del SF71H vino en las retorcidas curvas del inicio, pero nadie pudo echarles el guante tampoco ni en las enlazadas posteriores ni en la recta de atrás. Red Bull tampoco fue rival, con Max Verstappen en 5ª posición y Daniel Ricciardo 6º, décima y media por detrás del #33, y ambos a no mucha diferencia de los dos Mercedes. El holandés mantiene su velocidad pura, pero está por ver si puede al fin tener una carrera libre de problemas. Mañana saldrán con un compuesto distinto al de los hombres de las dos primeras líneas y está por ver si su táctica alternativa da réditos. En la pelea por la 7ª plaza, Nico Hülkenberg ha sido esta vez el vencedor. El alemán, que saldrá por sexta carrera consecutiva desde la P7, sigue con su sólida temporada y ya gana 3-0 a Carlos Sainz, que hoy ha sido 9º tras rodar todo el tiempo mucho más lento que el #27. Entre medias, una de las noticias más destacadas: Sergio Pérez se ha metido 8º con un Force India que poco a poco saca la cabeza pero que todavía no debería estar para esas cotas. El mexicano ha hecho un excelente trabajo para superar a Sainz y al Haas de Romain Grosjean, que juntando sectores debería haber estado peleando con Hülkenberg pero su vuelta clave en Q3 ha sido algo floja.

Tras brillar en Australia y Baréin, Kevin Magnussen se quedó sin velocidad justo en el momento crítico al final de la Q2. Saldrá 11º pero, eso sí, con libertad de neumáticos. (Fuente: formula1.com)

Q2: esta ronda sería la clave para la carrera de mañana. ¿Qué neumáticos usarían los tres equipos de cabeza? Cada equipo tuvo ayer un comportamiento diferente: Ferrari destruyó con Vettel sus US, y no fue del todo sorprendente que optasen por hacer su mejor tiempo con el S: mañana comenzarán la carrera con esta goma. Red Bull tuvo un rendimiento muy constante con el ultrablando y no dio muestras de degradación, así que no había motivos para ser conservadores: su primer stint será con los qualifying. ¿Y Mercedes? No iban mal de degradación, pero su querencia por las gomas más duras y el miedo de que mañana suban las temperaturas les hizo hacer esta ronda con dos juegos de blandos. Así, tanto Maranello como Brackley aspiran, al menos de primeras, a una táctica SM, que podría ser la adecuada. En cuanto al rendimiento puro, como era de esperar tuvimos una espectacular igualdad. Entre el 9º y el 12º, las posiciones clave, hubo poco más de una décima. Pérez y Sainz sonrieron, pero otros cinco se quedaron en el camino. Kevin Magnussen fue el menos contento, pues apenas pudo acabar 11º (con su compañero 6º y casi medio segundo más rápido), pero mañana podrá elegir neumático, un detalle capital. Esteban Ocon, aunque fuera de la última ronda, ha confirmado la mejora de Force India. Desde la P12 y libre estrategia puede aspirar a todo mañana. La séptima línea fue para un equipo que, un día más, ha vuelto a decepcionar: tras pasar por 3 circuitos bastante distintos, McLaren sigue sin ofrecer la velocidad que debería. El chasis no está a la altura y a pesar de los intentos de rebufo no pudieron ni acercarse al corte: Fernando Alonso fue 13º, a un cuarto de segundo de la 10ª posición, y eso que se benefició de que Stoffel Vandoorne, 14º y sin gomas nuevas, se prestó a darle un par de décimas por la larga recta de atrás. La última plaza fue para un Brendon Hartley cuyo STR13 no fue tan competitivo como en Baréin.

Baréin fue, de momento, “el sueño de una noche de verano”. Toro Rosso ha vuelto por donde lo dejó en Australia: con dificultades para salir de Q1. Pierre Gasly salió 5º en Sakhir y mañana será apenas 17º.
(Fuente: formula1.com)

Q1: la primera pista de las estrategias de neumáticos para mañana las podríamos tener en la Q1. Todos salvo Magnussen hicieron sus intentos con US, lo cual fue sorprendente por parte del danés: si hubiera podido pasar a Q2 sólo usando un S habría sido un esfuerzo espectacular y una muestra del poderío del Haas. Pero su tiempo era un par de décimas demasiado peligroso y el equipo decidió sacarle con US para asegurar, algo que mereció la pena. Otro de los nombres propios de la sesión fue Ricciardo, quien tuvo una vistosa explosión de motor en la FP3 y el equipo tuvo que trabajar a toda velocidad para instalar una nueva unidad de potencia. Daniel pudo salir a 3 minutos del final y dar una vuelta. No se podían esperar grandes tiempos, y de hecho su 14ª posición le dio el pase por los pelos. La lucha por evitar la caída fue cerrada entre Toro Rosso, Williams y Sauber, y al final el único de los 6 que se libró fue Hartley. Así, el 16º se quedó un buen Sergey Sirotkin, que batió a su compañero por un par de décimas y comienza a demostrar, poco a poco, la velocidad que se le supone. Eso sí, el FW41 de momento no acompaña. El más lento en velocidad punta e incapaz de batir los registros del FW40 el año pasado, a pesar de la evolución del deporte y los neumáticos más blandos. Una relativa sorpresa fue ver caer tan pronto a Pierre Gasly; el francés, 4º en Baréin, sólo pudo clasificar 17º para el GP de China. Está claro que el STR13 se adaptó particularmente bien a Sakhir pero en Shanghái hemos vuelto a la situación de Melbourne. El 18º acabó Lance Stroll, a quien le preocupará haberse visto batido en las dos últimas clasificaciones por su compañero. Finalmente, la última línea al completo será para Alfa Romeo Sauber. La novedad con respecto a Australia y Baréin es que esta vez Charles Leclerc superó a Marcus Ericsson, y por el sólido margen de medio segundo, debido a que el sueco cometió un error en el tercer parcial en el intento definitivo. El monegasco lo había cometido justo en el anterior, trompeando a la salida de la última curva, pero pudo rehacerse en la vuelta final para ponerse 19º en parrilla, con Marcus 20º y además sancionado con la pérdida de 5 posiciones por obviar la bandera amarilla causada por el propio Charles.

Así las cosas, este nuevo statu quo añade picante a la carrera. Si asumimos como cierta la teoría de que Mercedes sólo podrá usar los HS, los US y los SS en circuitos de bajísima degradación (como Azerbaiyán, Mónaco o Canadá, viniendo en breve), y en los de más alta como Shanghái (o los de alta temperatura como Sakhir o Hungaroring) habrán de tirar por los S y los M, mañana debería ser un buen día para Bottas y Hamilton, pues comenzarán con los blandos y muy probablemente opten por poner unos medios para llegar hasta el final, como en Baréin. Analizando la situación actual de neumáticos (click), vemos que Ferrari tiene, por si acaso, otro de blandos nuevo, mientras Red Bull cuenta con dos y posiblemente opte por USSS, y tal vez se encuentren poco tráfico tras su primer pit stop debido a que Renault, Pérez y Grosjean pararán también pronto. Como ven, habrá igualdad, táctica y esperemos que también lucha en pista; aquí, como en Sakhir, se puede adelantar, y deberíamos estar en disposición de ver una gran carrera a partir de las 08:10 horas (Madrid, GMT+2). Ya no habrá que madrugar más hasta octubre, pero créannos: esta vez, sin duda, merecerá la pena.

RESULTADOS CLASIFICACIÓN: (click)

Anuncios

One comment

  1. Gerard Pujol · abril 14

    Veremos mañana la carrera y como gestionan los neumáticos Mercedes y Ferrari, claves en este circuito. Yo creo que el Ferrari saca rédito de su planteamiento aerodinámico ‘high rake’ y está progresando mucho y muy rápido sobre ese concepto. Hoy ha mostrado una superioridad clara e inesperada, en un circuito y unas condiciones en las que se podía preveer que Mercedes sería más rápido. Carrera larga mañana y en la que todo puede cambiar, pero este Ferrari tiene muy buena pinta y eso sumado a la ‘tercera juventud’ de Kimi hacen que en la Scuderia haya vuelto el optimismo. Viendo que en el equipo han estado tranquilos y confiados desde la pretemporada creo que ya intuian lo que estamos viendo a pesar del rendimiento en un lugar tan atípico como Melbourne.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.