Un doblete para meter miedo

(Fuente foto de portada: formula1.com)

Mercedes ha recuperado su toque en Barcelona. Lewis Hamilton comandó un abusivo doblete que, en todo caso, requirió de una inesperada ayuda por parte de Ferrari. Sebastian Vettel aprendió en 2017 que si quería llevarse este Mundial tendría que ganar cuando su coche fuera el mejor y salvar los muebles cuando las cosas no fueran tan bien. A la vista de las tres últimas carreras, ni él ni su equipo están a la altura para pelear por unos triunfos que, en noviembre, bien podrían echarse de menos.

————————————————-

El Gran Premio de España 2018 ha servido para ver que nuestro análisis de la pretemporada acabó siendo bastante certero. En aquellas semanas, una Mercedes basada en los neumáticos medios acabó su simulación de carrera medio minuto por delante del tercer clasificado. Un resultado prácticamente calcado al que hemos tenido en la batalla real. Y por tanto nuestro temor era fundado: la ventaja del W09 es, ahora mismo, considerable. ¿Por qué, entonces, no se ha visto nada de eso en las cuatro primeras carreras (exceptuando Melbourne)? Afortunadamente, porque el Mundial es mucho más que el Circuit de Catalunya. Cuando hicieron su puesta en escena los ultrablandos y los superblandos, Mercedes se ha mostrado vulnerable. Pero mientras pueda hacerse un GP con los blandos y los medios, Lewis Hamilton y Valtteri Bottas apenas tienen rival.

Tras coger un megarrebufo, Vettel se abre al exterior para desembarazarse de Bottas. Eso fue lo más cerca que alguien estuvo de Hamilton en todo el domingo. (Fuente: formula1.com)

Por si fuera poco, la apabullante demostración de dominio fue tan difícil de digerir como la del pasado GP de Abu Dabi no por la excelencia de Brackley, que sigue demostrando un año más que son los mejores, sino porque Barcelona volvió a colaborar en crear un anodino Gran Premio después de tres eventos interesantes. Así pues, la salida sería el principal lugar para recuperar plazas, y la enorme recta hasta la curva 1 invitaba a la acción. Sebastian Vettel, superado por décima y media en clasificación, sabía que como poco tendría que ponerse 2º en la primera vuelta si quería optar a la victoria. Y al apagarse los semáforos, lo hizo a la perfección. Los dos Mercedes arrancaron igual o ligeramente mejor, pero Seb se echó a la derecha para coger el rebufo de Bottas, se despegó de él y se aseguró el adelantamiento poniéndose también a la estela de Hamilton, mientras Valtteri se encontraba el aire de frente. Con una enorme velocidad punta, Vettel llegó a la frenada en P2, contento por el objetivo cumplido. Tras él, Kevin Magnussen rozó la debacle por dos ocasiones, aunque siendo justos esta vez no hubo un exceso de agresividad por su parte. Tras emparejarse con Daniel Ricciardo en la primera frenada, perdió el moméntum en el exterior de la curva 1 y por detrás a su derecha aparecían Carlos Sainz y Fernando Alonso. Abrió la trazada lo justo en la curva 2 para ahogarles y dejó con cara de pocos amigos tanto a los pilotos españoles como a sus decenas de miles de seguidores en las gradas. Todavía sin impulso, Romain Grosjean venía lanzado por detrás, tan rápido que se abrió un poco para buscar aire limpio y pasar rápido la curva 3, pero a menos que seas Alonso, ir por el exterior en ese giro supone perder el control sobre las virutas. Romain trompeó escandalosamente (recibiendo 3 puestos de sanción en parrilla para Mónaco) y convirtió sus neumáticos en una nube de humo que cegó a la segunda mitad de la parrilla. Nico Hülkenberg y Pierre Gasly fueron las inocentes víctimas del caos provocado por un Grosjean que cada vez palidece más frente a un Kevin que, igual de agresivo que él, al menos lleva el coche a la meta. Safety Car.

Por un momento, pareció que Leclerc iba a lograr la machada de acabar 8º con un Sauber de Q1. Alonso y Pérez pusieron algo de lógica, pero la P10 de Charles fue tan meritoria como la 6ª de Bakú.
(Fuente: formula1.com)

Bernd Mayländer, protagonista en casi todas las carreras de 2018, está causando alguna que otra protesta por parte de los pilotos porque, aparentemente, está yendo a un ritmo demasiado lento. Lo cierto es que los procedimientos están pareciendo bastante perezosos este año, pero eso es también achacable a los comisarios. En todo caso, se hicieron muy largas las 6 vueltas de receso hasta que la acción se puso en marcha, y lo que comprobamos es que Hamilton tenía hoy una velocidad alucinante. Se metió en 21 medios donde Vettel sólo podía responder con 22.3. Abrió un hueco enorme: en 10 giros, le metió 7,3 al #5. Nada ocurrió en esos giros, más allá de la citada pasada de Alonso a Ocon en la resalida en la curva 3 y otra de Sirotkin a Hartley en la misma vuelta. El GP sólo tendría emoción en las paradas en boxes. El primer detalle era que no sabíamos cuántas: ¿una o dos? A pesar de que Pirelli ablandó los compuestos un grado para 2018, la inesperada decisión de traer unas gomas con distinta huella para Barcelona, Paul Ricard y Silverstone ha llenado de sospechas el extraño comportamiento de los compuestos este fin de semana. Por lo pronto, la táctica SM, disparatada incluso el año pasado, tenía sentido en 2018. Y Ferrari razonó que el único momento en que su 2ª plaza estaría en peligro sería esa parada alrededor de la vuelta 25. El undercut siempre podría ser peligroso, pero con la enorme dificultad para calentar el medio tampoco debería haber un miedo excesivo. No obstante, la Scuderia quiso cubrirse y paró antes de lo esperado: vuelta 17. El fallo fue que tanta impaciencia les dejó por detrás de Magnussen, un error que podía costarles la posición. Mercedes dejó a Bottas dos giros más; el 18 fue un 1:21.4 hasta entonces inalcanzable para Vettel; al siguiente, después de que Seb perdiera algo de tiempo tras Kevin, entró para ganar la posición. Lamentablemente, su pit stop fue 1 segundo demasiado lento… justo lo que aprovechó Vettel para adelantarle cuando salía de boxes a la vez que pasaba al Haas. La diosa Fortuna toleró ese error de cálculo de la Scuderia.

Verstappen tuvo una tarde madura y tranquila, y gracias a ello llegó un buen resultado: podio para el holandés y un buen triunfo sobre Ricciardo. (Fuente: formula1.com)

Hamilton, Räikkönen y los Red Bull habían decidido seguir adelante: el punto óptimo de parada estaba todavía lejos, así que siguieron a lo suyo. A Kimi le pidieron si podía alargar su stint un poco más, pero a continuación perdió potencia al llegar a la chicane y no pudo más que abandonar. Dos fallos de fiabilidad este fin de semana para un Kimi que parece despedirse ya de la pelea por el título. Lewis se detuvo en la vuelta 25 en vistas de que pudiera salir un SC por el Ferrari aparcado que le pillara en mala posición, pero no hubo neutralización alguna. Así, Verstappen se quedó liderando, creando un offset para final de carrera. Dado que el SS parecía una opción nefasta durante todo el GP, sólo cabía poner un M y llegar al final, algo no muy estimulante. Los dos de Milton Keynes se mantuvieron unos giros a la espera de un Safety Car real o virtual, pero no salió y ambos se detuvieron, saliendo 4º y 5º. Si hubieran tenido 5 vueltas más de paciencia, habrían visto a Esteban Ocon humear por su parte trasera y aparcar a la salida de la curva 4 en una posición que requirió que Charlie Whiting sacase el VSC. Habría sido una jugada excelsa para Red Bull, pero no todos los días son China. Y entonces nos preocupamos por la cabeza. El ingeniero de Valtteri Bottas le había preguntado poco antes si confiaba en llegar hasta el final con su juego de medios, y el finés respondió con confianza. A su vez, Ferrari era plenamente consciente de la superioridad del W09 y la 2ª posición era un superresultado. Y no hacer ningún pit stop suponía reducir los riesgos al mínimo. Si Valtteri cambiaba de idea e iba a dos, que le adelantase si podía. Nunca hay que olvidar la lección de lo importante que es la posición en pista. Y con Baréin y la excelente gestión de una goma más blanda en unas condiciones más exigentes, la P2 de Vettel parecía agarrada. Pero la Scuderia tal vez temiera que Mercedes estuviera ocultando algo. En caliente, la reacción de parar recordaba al éxito de Red Bull en China. Pero si Ferrari hubiera pensado fríamente, le hubieran dicho a Mercedes “no soy tu juguete“. No había que caer en el engaño. Y sin embargo, lo que le acabaron diciendo es “miénteme“, y ellos solos se metieron en la boca del lobo. Vettel entró en boxes a hacer una innecesaria segunda parada que no le llevaba a ninguna parte: con los SS descartados y sin S nuevos al necesitarlos en Q3, Seb calzó el otro juego de medios que habría que volver a calentar lentamente y sin que ofrecieran una enorme ventaja. El pit stop, para colmo, fue un desastre y perdieron no sólo la plaza con Bottas (a quien, supuestamente, tratarían de adelantar en pista más tarde), sino también con Max Verstappen. Un podio a la basura por jugar con fuego.

La Fortuna seguía empeñada en darle una opción a Ferrari que no estaban mereciendo, y Verstappen protagonizó un absurdo choque con Lance Stroll al acabarse el VSC que destrozó la deriva izquierda del alerón delantero del Red Bull. Sin embargo, el corte fue limpio, Max perdió la pieza y el RB14 mantuvo, de aquella manera, el equilibrio aerodinámico. Así que Verstappen se agenció esa plaza de podio que tanto necesitaba, flanqueando a los dos invencibles. Valtteri Bottas tenía el ritmo pero no la posición hasta que Ferrari la regaló; Hamilton gozó de ambos y acabó 20,5 por delante del #77 y sacándole 26,8 a Verstappen y 27,5 a Vettel, a pesar de ir de paseo desde media carrera. En efecto, los temores de la pretemporada se confirmaron en el mismo circuito en el que los tuvimos. Con 16 pruebas por delante en curvas de todo tipo y con neumáticos super-ultra-hiperblandos todavía en la recámara, no todo el pescado está vendido. Si la próxima parada, Mónaco, vuelve a ser dominada por Mercedes, entonces si será el momento de temerse que las Flechas de Plata son las máximas favoritas a llevarse el quinto título consecutivo.

Uno de los grandes perdedores del día. La temporada de Romain Grosjean está siendo para olvidar. (Fuente: formula1.com)

RESULTADOS CARRERA: (click, PDF)
CLASIFICACIONES: (click, PDF)

Anuncios

9 comments

  1. Leopoldo · mayo 13

    Perfecta la ezplicación de la jugada a Vettel. Ay Ferrari, Ferrari… en que lios te metes !!

    Me gusta

    • diezcilindros · mayo 13

      No seré el fan con más trayectoria de la historia, pero en los casi 14 años que llevo vistos de Fórmula 1 no se me viene a la cabeza una peor decisión estratégica. En todas hay un posible punto favorable, que luego resulta que no era factible, pero en esta es que no sé cómo podían pensar que iban a mejorar su 2ª posición.

      De verdad lo digo, pienso en Abu Dabi 2010 (y luego en otras que el público general recuerda menos, como los Toyota en Baréin 2009 o la propia Ferrari con Vettel en Canadá 2016) y no creo que sea peor. Quiero creer que algo se escapa a mi comprensión y que había una justificación.

      Me gusta

  2. Jamt · mayo 14

    “A la vista de las tres últimas carreras, ni él”

    Aun estoy tratando de ver que parte del texto se juatifica esto. Un poco de imparcialidad a mi parecer.

    Por otro lado, me gustaria un intercambio Grosjean-Leclerc en Hass-Sauber.

    Me gusta

    • Jamt · mayo 14

      En mi comentario anterior que citar esto y no solo un fragmento:

      “A la vista de las tres últimas carreras, ni él ni su equipo están a la altura para pelear por unos triunfos”

      Me gusta

      • diezcilindros · mayo 14

        Quería incluir, por parte de Seb, el error en Bakú, y por parte de Ferrari varios fallos estratégicos, algunos más difíciles de evitar (Shanghái, Bakú), y otros peores como el de este GP.

        Releyéndolo, seguramente me haya equivocado siendo demasiado duro con Sebastian, pero si ayer Ferrari regaló 6 puntos, no es menos cierto que Vettel hizo lo propio con su error en la resalida de Azerbaiyán. La diferencia es que allí, al menos, Seb tenía algo que ganar; lo de ayer de Ferrari me sigue pareciendo difícilmente comprensible, a pesar de haber leído ya algunas justificaciones de Seb que tampoco me terminan de convencer de que la parada fuese la decisión correcta.

        Le gusta a 1 persona

        • Jamt · mayo 14

          Estoy de acuerdo, ferrari ha mostrado que esta tomando malas decisiones, diganselo a Raikkonen.

          Pero criticar a vettel por baku y apoyar publicamente a su equipo (no soy de los que creen que un piloto escoge las estrategias de equipo), cuando personajes como alonso solo criticarian encuentro que es desmedido. Lo ultimo demuestra unidad, algo que si es necesario al momento de enfrentar la temporada.

          En cuanto a su error en baku, el arriesgó por ganar y perdió, pero eso es lo que pedimos a estos pilotos, que arriesguen. Por algo Vettel no es Bottas. Y por otro lado, Hamilton se ha visto con quizas menos errores, pero mas lento. Que vaya primero en el campeonato es gracias a Verstappen y a el pinchazo de Bottas. Aun asi no se le critica.

          Me gusta

  3. Francisco · mayo 14

    Mi punto de vista es más pragmático. Ferrari era el mejor coche hace 2 semanas y ahora lo es el Mercedes. Demos tiempo al tiempo. La “no óptima” gestión en la Scuderia pesa bastante, aunque pienso que tienen un gran coche. Si tiene fiabilidad creo que dará guerra. La temporada es larga.
    Para Mónaco espero a Red Bull, cuyo chasis debe sobresalir. O eso espero, a tenor del diferencial con Renault y McLaren…
    Y en tono jocoso; el titular “un doblete para meter miedo” va dirigido a los demás equipos o es una aviso a navegantes dirigido a los espectadores ante el sopor de la inmensa parte de la carrera?

    Me gusta

  4. fernando · mayo 17

    Para meter ,miedo, esa palabra es más adecuada cuando las flechas plateadas rodaron en los test de pretemporada en Bahrein y Barcelona 2014. Hoy ya no asustan a nadie. Dan Pánico, o resignación. Sólo espero como Tifosi que no logren el quinto entorchado consecutivo….que creo que tuvo más mérito, con un Michael, contruyendo un equipo desde las cenizas y poniéndose al hombro toda la responsabilidad. Mercedes contó y cuenta con el mejor motor desde 2014, que fue desarrollado con estrecha colaboración con la FIA, tras varios años de antelación. Pero bueno, años vista e aquí los resultados.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.