¿Cómo de bueno va a ser?

(Fuente foto de portada: skysports.com)

Los recientes tests de Fórmula 1 llevados a cabo en Barcelona han vuelto a sacar a la palestra a un nombre cada vez más conocido entre la afición del Gran Circo. Lando Norris es a día de hoy la promesa más excitante de las categorías inferiores y muchos le comparan con Lewis Hamilton. Cabe decir incluso que supera al de Tewin, pues Lando tiene apenas 18 años y se ha especializado en ganar a la primera campeonatos que Hamilton tuvo que conquistar en su segunda temporada. Su actuación en Daytona, sus primeras vueltas al McLaren, su liderato en Fórmula 2 con un equipo debutante… ¿va a ser la bomba?

————————————————-

Para algunos aficionados, no hay nada más placentero que descubrir a un joven talento. Decía el reputado periodística futbolístico Axel Torres que para él ya no hay disfrute en ver jugar a Lionel Messi, Cristiano Ronaldo o cualquier gran jugador, sino que lo que de verdad le apasiona es conectar con el Mundial sub-17 y maravillarse ante un chaval del que no sabía absolutamente nada. Y en el automovilismo, a veces, ocurre algo parecido. Todos estamos acostumbrados a ver a Lewis Hamilton, Fernando Alonso o Sebastian Vettel realizar grandes actuaciones, pero hay muchos fans que encuentran el verdadero placer en ir a una pista de karting, ver a un mocoso subirse a un piano y decir “¿y si éste es mejor que esos pluricampeones de Fórmula 1?“. Y cuando Lando Norris hizo la pole position en su primera carrera de karting a nivel nacional, alguno a pie de pista lo tuvo claro: este chico va a llegar muy, muy lejos. Y puede que estemos a apenas 10 meses de verle debutar en la máxima categoría. Así que es momento de irse haciendo algunas preguntas. Por ejemplo: ¿de verdad es la próxima superestrella?

Norris impresionó a propios y extraños en su debut en Daytona. Ese stint en mojado de noche ya forma parte del folclore de la edición.
(Fuente: elmundo.es)

Todos nos conocemos ya su palmarés en categorías inferiores, pero por si acaso lo repasamos: desde su salto a los monoplazas en 2015 (¡con 15 años!), Norris ha logrado 5 títulos (MSA Fórmula, Fórmula Renault 2.0 y NEC, Toyota Racing Series y el más meritorio, la F3 europea con la débil Carlin en su año de debut), 42 victorias, 48 poles, 41 vueltas rápidas y 92 podios en 141 carreras. Por poner en perspectiva, Lewis Hamilton, que llegó al deporte con una expectación desmesurada (y aterrizando nada menos que en McLaren), sumó en 6 años 3 títulos, 37 triunfos, 32 P1 en parrilla, 36 fastest laps y 62 visitas al cajón en 109 participaciones. Es decir, una proporción relativamente parecida, pero ciertamente impresionante en el caso de un Lando que, a pesar de haber disputado más carreras (y eso que no hemos incluido su estreno en el Junior Ginetta, que no son monoplazas), todavía tiene menor madurez física y psíquica. Lo que ha empezado a maravillar de Norris, más allá de su épico título de F3, es su rendimiento al compartir cartel con grandes nombres. En verano de 2017, tras el Gran Premio de Hungría, se subió al MCL32 y marcó el segundo mejor tiempo de la sesión, entre Vettel y Räikkönen, con un coche que evidentemente estaba a bastante distancia de ambos. Obviamente es un misterio lo que cada equipo probó, pero si se trataba de dejar una gran imagen, sin duda lo consiguió. Luego, en enero, con 18 años recién cumplidos, llegó la hora de compararse directamente con Fernando Alonso, formando equipo con él y con Phil Hanson en las 24 Horas de Daytona. Con un coche totalmente nuevo para todos, y por tanto pudiendo salvar en parte el déficit de la experiencia, Norris dejó alucinado al personal en un stint nocturno con lluvia. En 20 vueltas, recuperó 33 segundos (!) al líder de su categoría y llegó a ir primero cuando le tocó entrar en boxes. La actuación no llegó a más por un desafortunado pinchazo, pero de nuevo había dejado su sello, hasta el punto de que Fernando se rindió ante él en prensa. Desde luego que había muchas ganas de verle en la Fórmula 2 esta temporada, enfrentándose con el protegido de Mercedes, George Russell, y con nombres talentosos a la par que expertos en la categoría como Alexander Albon, Nyck de Vries, Artem Markelov o Luca Ghiotto. Y de nuevo lo haría por la vía difícil: entrando con Carlin, que había abandonado la categoría en 2016 y que en sus dos años anteriores estuvo a años luz de pelear por el título. Y de nuevo, no defrauda.

Tras arrasar en Sakhir, una serie de problemas de fiabilidad y de ritmo del coche no han impedido que Norris siga líder de la Fórmula 2.
(Fuente: f2fanatic.wordpress.com)

La competencia en la F2 está siendo durísima, pero de momento Norris está saliendo como el mejor. Vence 3-0 a su compañero Sérgio Sette Câmara (“cuasiganador” de Macao y en su día piloto júnior de Red Bull) en clasificación, y arrasó en su estreno en Sakhir con pole, vuelta rápida y victoria. El domingo, un raro problema de motor le hizo perder posiciones y sólo pudo ser 4º. En Bakú, de nuevo la fiabilidad le golpeó, al cálarsele el coche en la parrilla (era P2), y tuvo que remontar hasta la 6ª plaza. Y en Barcelona, en un día en que el Carlin fue superado por 2 ó 3 equipos, Lando acabó 3º a menos de 2 segundos del triunfo tras salir en P8, con algún que otro adelantamiento perfectamente clavado (otra de sus virtudes: una astucia para encontrar huecos que recuerda precisamente a Lewis). Y al día siguiente, saliendo 6º, repitió podio. A pesar de haber perdido cerca de 15-20 puntos en esos incidentes con su monoplaza en Sakhir y Bakú, Lando lidera con 13 unidades de ventaja mientras su compañero marcha 5º en la general. Y, no sea que lo olvidemos, a bordo del coche de un equipo que no se ha solido caracterizar en la F2 por liderar en los apartados técnicos. La recompensa por tan buen inicio de campaña fue volver a pilotar el McLaren de F1, esta vez en Barcelona, esta vez el MCL33. Y una vez más impresionando al personal. Dicen que alguna vez el ingeniero le llamó equivocadamente “Fernando”, aunque se quiere achacar al parecido en el nombre de pila. Y los registros de nuevo fueron notables: su 1:18.0 con blandos fue el tercer mejor tiempo de su jornada, más rápido que los Haas a pesar de llevar un compuesto tres grados más duro, pero sobre todo 9 décimas mejor que Stoffel Vandoorne cuando el belga calzaba superblandos el día anterior. De nuevo, los tiempos en los tests no tienen por qué significar nada… pero siempre será mejor ganar por 9 décimas y un grado de dureza antes que perder por esa misma diferencia, ¿no?

Así las cosas, todo parece indicar que estamos ante la futura estrella de la Fórmula 1. Rápido los sábados, rápido los domingos, rápido en lluvia, con esa habilidad especial para adelantar… queda por ver si su estilo, a primera vista bastante agresivo y de movimientos marcados y profundos pero llenos de confianza y, sobre todo, control, es trasladable a una Fórmula 1 donde la técnica tiene una mayor importancia. Y especialmente preocupante es todo lo relacionado con su físico: es un piloto bajito que ha podido beneficiarse durante toda su carrera de la mejor distribución de pesos que esa característica le ha permitido, pero para 2019 la F1 estrena un sistema que reduce el beneficio que podría tener, y sin embargo sigue pendiente de demostrar que puede manejar a 60 vueltas los esfuerzos físicos sin llegar al final de las carreras mermado, a sus escasos 18 años. Pero su rendimiento precedente es tan bueno que resulta imposible no ilusionarse. Vandoorne ha de estar muy preocupado por su asiento si sigue rindiendo a bajo nivel (pierde 0-5 en clasificación y carrera con Alonso), pero también podría ser que Fernando dejara un hueco libre si decide retirarse del Gran Circo. En definitiva, Lando observa con esperanza su futuro inmediato: desde luego, si gana la Fórmula 2 será imposible retenerle sin encontrarle un asiento titular. Y junto a Leclerc, Ocon y Verstappen podría formar parte de la generación que, dentro de 10 años, dominará el deporte como Vettel, Hamilton o Alonso lo han hecho en esta década. La mejor señal de que las cosas le han ido bien a Norris es que en 2028 un aficionado vaya a un circuito de karts, vea a un chaval despuntar y se pregunte “¿podría ser mejor que Lando?“.

¿Crees que Lando Norris será titular en 2019? Vota en nuestra encuesta y deja un comentario con tu opinión.

Anuncios

5 comments

  1. AlcarriaF1 · mayo 21

    Sí en McLaren, si Fernando se retira. Si no creo que un año a lo Vandoorne se va a comer.

    Me gusta

    • Jamt · mayo 22

      Si gana la F2, y Mclaren trata de darse el lujo de no tenerlo como titular, entonces otro equipo no tardara en llevarselo/robarselo.

      Me gusta

      • diezcilindros · mayo 22

        Y que tampoco se está demostrando que estar un año de reserva le haya venido particularmente bien a Vandoorne. Yo creo que si demuestra este año en F2 que puede llevarse el título (y salvo hundimiento así lo parece), no tiene sentido retenerle un año de probador.

        Me gusta

  2. LFP · mayo 23

    200 millones de latifi, lafiti, no se como se llama, como competís con eso, el hijo de ese buen canadiense le dara al bueno de vandoornne que dicho de paso hasta ahora no mostro nada

    Me gusta

    • diezcilindros · 30 Days Ago

      Vamos a evitar las expresiones feas, que se puede decir lo mismo sin usar términos poco amables ^^.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.