Esteban concreta

(Fuente foto de portada: racefans.net)

Nadie le está prestando mucha atención a Esteban Ocon por dos motivos principales. El primero es que Force India está en general a un nivel inferior al de 2017. El segundo es que para un día en que estuvieron bien, el que se llevó todos los elogios fue Sergio Pérez, quien subió al podio en Bakú mientras Ocon, que partía por delante de él en parrilla, se veía envuelto en un accidente en la primera vuelta. No iban muy bien las cosas para el francés, con sólo 1 punto tras 5 carreras, pero en Montecarlo, un circuito donde puede mostrar un poco más su calidad, el #31 consiguió una perfecta 6ª posición tanto en parrilla como en carrera que nos recuerda que aquí sigue, yendo muy rápido.

————————————————-

Nuestro análisis de las versiones de Esteban Ocon fue una “teoría de la evolución” que mostraba cómo un piloto puede mejorar una barbaridad en poco más de un año en el deporte. Su última versión, en el otoño de 2017, nos dejó a un Ocon que empezaba a, como poco, igualar a todo un Sergio Pérez (le ganó 3-2 en clasificación y 30-24 en puntos en las últimas 5 carreras) que llevaba más de 2 años dando nivel de equipo puntero. A sabiendas de su condición de piloto júnior de Mercedes y de que al menos un volante está disponible en Brackley para 2019, teníamos un tremendo interés en ver qué tal le iba a Ocon en 2018. Si tenía un buen año y consolidaba sus sensaciones, podría ser un candidato muy serio a llevar un coche ganador la próxima temporada. Tras las 5 primeras carreras del año, la emoción se enfrió un poco. Pero en la sexta, cuando por fin nada ha salido mal, Esteban ha confirmado que sigue a un nivel muy alto.

No acostumbra Esteban Ocon a prodigar errores, pero seguramente en Azerbaiyán cometió uno al no dejar suficiente espacio a Räikkönen. Su compañero subiría al podio… (Fuente: mundodeportivo.com)

La principal pega con la que se ha encontrado el francés es que su VJM11 no es tan competitivo como su predecesor. Y aunque Force India siempre vuelve en mayo, lo cierto es que este año la competencia es más dura que nunca: McLaren y Renault tienen buenos coches y también pilotos muy buenos, mientras que esporádicamente aparecen Haas y Toro Rosso para mezclarse y ponerlo más complicado. Hasta antes de Mónaco, la tabla de puntos reflejaba un doloroso 17-1 en favor de un Checo Pérez que tuvo su gran actuación y su dosis de suerte en el mejor día del Force India, Bakú. En clasificación, Esteban vencía 3-2, y en las carreras acabadas por ambos lo hacía por 2-1. Pero la gloria se la llevó el mexicano en un día en que Ocon, habiendo clasificado delante de él y viéndolas con nombres grandes como Kimi Räikkönen, cometió uno de sus escasísimos errores al girar para la curva 3 cuando el finés había metido el morro. Era apenas su segundo abandono en toda su trayectoria en F1, una rara avis que confirma lo que es, ante todo, Esteban: pura calma y absolutamente “problemófobo“, valga el neologismo. Así las cosas, había cierta impaciencia por ver el rendimiento de Ocon en Montecarlo, un circuito donde el buen piloto puede ganar alguna posición extra, como se encarga de demostrar a menudo precisamente Sergio Pérez. Y dado que de hecho estaba “venciendo” al mexicano hasta España pero sin que eso repercutiese en una buena reacción de los aficionados y entendidos, lo que tenía que hacer era claro: no sólo vencer, sino convencer. Una actuación sobresaliente con la que demostrar su talento. Y a buena fe que en este fin de semana de Montecarlo, doce meses después de dañar sus opciones en la clasificación por un absurdo accidente en FP3 en la lenta de la Piscina (¿les suena?), Ocon copó algunos titulares y por los motivos correctos.

Con su mínimo giro de volante, Ocon dominó las curvas lentas de Mónaco para ser “el mejor de los demás”. (Fuente: soymotor.com)

Antes de entrar a valorar sus resultados, merece la pena echar un vistazo a cómo condujo en Mónaco. Esta vuelta es de la carrera, y uno puede creer “bueno, no es clasificación, no está empujando“. Pero se puede ver en su volante esa característica tan particular suya: ¿cómo puede pasar las curvas aplicando tanto menos giro que el resto de la parrilla? Aquí podemos ver a Verstappen en carrera pasando las mismas curvas y haciendo lo que todos: más de 180 grados en Fairmont, incluso más de 90 antes de Portier. Pero Ocon consigue, con una delicadeza supina, volar llevando el coche tremendamente recto. Sin duda el truco ha de residir en el juego de pies, con un uso del freno a lo Lewis que le permita mover todo el peso dinámico sin necesidad de tirar de volante. No parece por tanto haber matizado en absoluto su enfoque; ni falta que le hacía, a tenor de los buenos resultados de 2017. Pero una vez puesto el foco en lo técnico, vayamos a su rendimiento. La clave era la clasificación, como no podía ser de otra forma. Y tanto en la Q2 como en la decisiva Q3 pudo batir por una décima a su compañero de equipo, que recordemos es un auténtico crack en este circuito. Desde fuera, pareció uno de esos casos en los que no puede decirse si es que el VJM10 era el 4º mejor coche o sus dos pilotos así lo hicieron parecer. Con la P6 en el bote, la carrera consistiría en no perder ninguna plaza en la salida y no tener mala suerte con el timing de la parada en boxes. Y Ocon bordó todo lo que estaba en su mano. En las primeras 9 vueltas le metió una barbaridad de tiempo a Fernando Alonso con coches de similares prestaciones, 6,4 segundos que le darían margen más adelante para evitar undercuts. Sainz fue el primero en parar, aunque estaba a una enorme distancia y no había problema. Alonso lo hizo en la vuelta 19, pero Ocon se quedó varios giros más en pista con unos hiperblandos bastante gastados y a punto estuvo de no salir la estrategia: se detuvo en la vuelta 22 para poner superblandos y asegurarse llegar al final, y salió del box muy poco por delante de Fernando. Emergió detrás de un Hülkenberg que todavía no había parado y perdió algo de tiempo, pero su P6 parecía segura. Y alrededor de la vuelta 50, dos cosas pasaron: Nico se quitó y Ocon pudo volar libre, y además Alonso pasó a tener problemas en su McLaren que le eliminaron de la ecuación. Cuando Pierre Gasly, con gomas nuevas justo detrás de él, pasó a rodar en 1:17, Ocon mejoró de golpe 2 segundos y le demostró al Toro Rosso que lo tenía bajo control. A todo esto, sus vueltas eran casi un segundo más rápidas que la de los líderes, aunque en este caso la explicación radicaba en el problema de motor de Ricciardo. El Virtual Safety Car del final le vino muy mal, pues perdió dos segundos con Pierre y también sufrió un problema con el brake-by-wire, pero adelantar aquí es muy difícil y Ocon pudo firmar una excelente P6 final.

En lo puramente deportivo, Esteban hizo méritos para que nos fijásemos en él tras un resultado, al fin, acorde a lo que realmente está siendo su temporada. Sin embargo, los titulares han surgido por otra acción que ocurrió en la pista: tras las paradas de los Mercedes, Ocon dejó pasar a ambos (especialmente flagrante fue el caso de Hamilton, levantando claramente antes de la Nouvelle Chicane) y se llevó las críticas de un sector de la afición por una orden no dictada por su equipo. Es de suponer que habrá ganado puntos para recalar en la escudería a partir de 2019, pero ni mucho menos ha de considerarse que lo haya hecho por ese trabajo, sino porque en lo que es verdaderamente lo suyo, pilotar, cada vez lo hace mejor. A buen seguro que Toto Wolff y compañía van más allá que a la tabla de puntos para valorar el gran trabajo de Esteban: en 2018, de momento sigue por donde lo dejó en 2017. Y todo hace indicar que ese talento es suficiente para merecer un coche capaz de conseguir triunfos. ¿Lo tendrá en 2019?

¿Crees que Esteban Ocon pilotará un Mercedes en 2019? Vota en nuestra encuesta y deja un comentario con tu opinión.


¿Quieres participar en el próximo debate del mes? Ponte en contacto con nosotros vía mail (diezcilindros@gmail.com) o redes sociales si quieres ofrecer tu punto de vista sobre algún tema candente de la Fórmula 1.

Anuncios

2 comments

  1. LFP · mayo 31

    Creo que por ahora Bottas es el 2° ideal, no pelea como Rosberg y saca puntos, para que cambiar

    Me gusta

  2. Lautaro · junio 1

    Esto sólo confirma el acierto de Force India en contratar a Ocon en vez de Wherlein (gran piloto que desafortunadamente no tuvo lugar este año en la categoría). El francés a mi consideración es el piloto más prolijo y consistente de la nueva generación, con mucha actitud y que tiene las cosas bien en claro. Este año debería ser el de la confirmación, donde también tendrá que ganarle el mano a mano a Pérez.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.