Los buenos tiempos están de vuelta

(Fuente foto de portada: autosport.com)

Sauber, al fin, vio la luz. Tras cinco temporadas nefastas, teniendo en numerosas fases de las mismas uno de los dos o tres peores coches de la parrilla, 2018 ha visto cómo los pasos a la Q3 y las zonas de puntos han sido felizmente habituales. Evidentemente, Charles Leclerc ha sido el gran artífice de que todo ello haya sido posible, pero incluso con su adiós al ascender a Ferrari en 2019 cabe ser optimista, con una pareja de pilotos bastante competitiva y, sobre todo, una cada vez mayor participación de Alfa Romeo, estrechándose la relación con Maranello y, por tanto, pudiendo aspirar de forma realista a liderar la media parrilla.

Read More

Anuncios

Ejercicio de supervivencia

(Fuente foto de portada: rotativo.com.mx)

El cuento de hadas llegó, parcialmente, a su fin en 2018. Tras dos temporadas consecutivas en la 4ª posición por equipos con un presupuesto minúsculo, a Force India se le hizo imposible competir hasta el final. Las deudas e impagos con numerosos proveedores obligaron a un reinicio de la escudería en Spa, perdiendo los puntos conseguidos hasta entonces y viendo cómo apenas podían escalar hasta la 7ª posición. No es especialmente positivo que un equipo con buenos bonus de premios no haya podido salir adelante, pero el personal de la factoría de Silverstone puede estar contento de que, juntando ambas mitades, los sucesores de Jordan deberían haber acabado de nuevo en el top-5, gracias sobre todo a una excelente pareja de pilotos.

Read More

Un desastre sin paliativos

(Fuente foto de portada: motorsport.com)

Algunos esperaban que McLaren recuperase el ritmo para pelear, al menos, por algún podio aislado al cambiar su nefasto motor Honda por el tampoco brillante propulsor Renault. Clamaban que su chasis de 2017, el MCL32, era en algunos momentos incluso el mejor de la parrilla. Sin embargo, otros no creíamos que fuera más allá del mejor de la media parrilla. En 2018, como mucho, el objetivo era la P4, luchada de tú a tú con Renault. La realidad superó las previsiones más pesimistas de cualquiera. El MCL33 acabó el año como uno de los peores coches y sólo ha conseguido acabar en la P6 por equipos por algún golpe de fortuna y por el excepcional pilotaje de un Fernando Alonso que se retira en la cumbre.

Read More