Proyecto diezcilindros

Pregunta: ¿Qué es diezcilindros?

Respuesta: diezcilindros es una nueva forma de ver el automovilismo en general y la Fórmula 1 en particular. Dirigido al público hispanoparlante, diezcilindros pretende ser un lugar donde debatir, aprender y disfrutar del deporte que nos une. Por supuesto, la categoría reina será el principal campeonato a tratar, pero los campeonatos inferiores también tendrán un hueco.

Pero más allá de las publicaciones, diezcilindros será con todos vosotros o no será. Cada entrada simplemente sentará las bases de un debate entre todos y creará un entorno para intercambiar ideas, añadir datos y ayudarnos los unos a los otros a comprender lo que ocurre en la Fórmula 1. Todo comentario deberá ayudar a fomentar un debate constructivo y siempre se tratará de mantener el respeto por las ideas de los demás.

P: ¿Por qué surge diezcilindros?

R: Con la llegada de Fernando Alonso a la Fórmula 1, nace en España una afición numerosa y pasional que se interesa por este deporte. Un servidor, de hecho, comenzó su relación con la Fórmula 1 en aquella época. Y como en todos los deportes, rápidamente se generaron diversas corrientes a favor y en contra de los pilotos. Lamentablemente, y aunque algunos medios de comunicación hicieron una excelente labor divulgativa para descubrir este deporte, pronto se comenzó a justificar todo lo sucedido en la Fórmula 1 como “o con Alonso, o contra él”, y se perdió la perspectiva. Hubo que criticar a algunos pilotos o ensalzar a otros no por sus méritos deportivos, sino por si estaban a favor o en contra de los objetivos del español.

Paralelamente a esto, y de forma crucial para dar el impulso a este proyecto, se puede observar que la gran mayoría de medios especializados en Fórmula 1 consisten en una serie de noticias y notas de prensa, en la que sólo se cuenta el deporte a modo de “sucesos”. Son muy pocos los artículos de índole analítica, en la que el autor se pregunte “¿por qué?”. Por ejemplo, de cada 100 artículos hablando de Red Bull en 2014, más de 95 hacían referencia a que Daniel Ricciardo batía a Sebastian Vettel. Decían “qué” pasaba. Pero ya está. Así, el debate que generaba esto era escaso: un dato no genera dudas ni opiniones variadas, y a lo único que invitaba era a que en los comentarios simplemente se hablase de que Vettel no tenía calidad. Sin embargo, muy pocos artículos preguntaban “¿Por qué Ricciardo bate a Vettel?”, no se proponían teorías, no se trataba de estudiar cómo el coche o el estilo de pilotaje podían influir en los resultados, y por tanto no se podía invitar a nadie a que en el debate se animase a compartir su teoría o a estudiar si las propuestas pueden o no ser correctas.

Entonces, ¿por qué surge diezcilindros? Porque creemos que falta en España un lugar en el que hablar de la Fórmula 1 preguntándonos “¿por qué?”, y por tanto pudiendo generar un debate enriquecedor. Por supuesto, para debatir harán falta interlocutores: de nada vale que escribamos una entrada analizando la Fórmula 1 si luego nadie puede decir nada sobre ella. La mejor forma de crear ese lugar donde opinar de Fórmula 1 es hacer que todos participen: el autor, escribiendo una entrada proponiendo un tema, y los lectores, aportando ideas sobre el mismo para poder fomentar un lugar de intercambio de conocimientos y pareceres.

P: ¿Cuáles son los principales objetivos del proyecto?

R: Como digo, el principal objetivo es crear ese lugar de debate, donde podamos disfrutar de las carreras, los pilotajes, nos recreemos con el impresionante talento de conductores e ingenieros y podamos hacer lo que nos gusta: pasarlo bien con la Fórmula 1.

Si hablamos de objetivos más concretos, tales como número de visitas o comentarios de media en cada entrada, obviamente no podemos establecer ningún marco de referencia. Aún somos demasiado pequeños (¡acabamos de nacer!), pero creo que potencialmente somos muchos millones de lectores. Y es que aunque este espacio nace por la situación observada en España, eso no excluye a ninguna persona del mundo: al marcarse como norma que los artículos y debates serán en castellano, cualquier hispanoparlante está invitado a participar de este proyecto. En concreto, nos marcamos como objetivo que Latinoamérica, donde también hay una gran cultura de automovilismo por los grandes pilotos del presente y del pasado, sea una parte tan importante de diezcilindros como lo vaya a ser España.

P: ¿Qué tipo de textos puede encontrar un usuario en vuestra web?

R: Creemos que un artículo que trate de desmenuzar el motivo de las cosas que ocurren en cualquier ámbito (en nuestro caso, la Fórmula 1) ha de ser necesariamente extenso. Y cuanto más lo sea, más probabilidad hay de que sea mejor. Pero obviamente una noticia de 20 líneas genera mucho más debate que, por decir algo, un típico proyecto de final de carrera universitario de más de 1000 páginas, básicamente porque la gente no tiene interés en leerlo, por muy completo que sea. Por tanto, se tratará de combinar profundidad con ligereza y calidad con facilidad de lectura: los artículos tendrán entre 500 y 2000 palabras, y no requerirán nunca más de 15 minutos para ser leídos y comprendidos.

En cuanto a tipos de texto, tenemos un plan prefijado sobre temas a tratar y ritmos de publicación, aunque obviamente el calendario y las noticias que vayan surgiendo acabarán imponiéndose. En principio, nos gustaría hacer una entrada prácticamente cada día: en semana de Gran Premio, el lunes y el martes se abrirían 2 entradas: una trazaría el perfil de un piloto, equipo o miembro importante del deporte; en la otra se hablaría de un asunto a nivel más general (normativo, mercado de fichajes…). Queremos también hacer un artículo cada jueves que narre un suceso antiguo de Fórmula 1, profundizando en la historia del deporte. Y viernes, sábado y domingo se analizaría el GP propiamente dicho. La semana siguiente se harían dos artículos de opinión sobre el Gran Premio, profundizando sobre alguna actuación interesante del domingo, y una tercera entrada, el miércoles, con lo más destacado a nivel numérico-estratégico.

Y para ahondar más en el deporte que nos gusta, siempre que sea posible se hablará de las categorías inferiores: la GP2 y la GP3 comparten cartel con la Fórmula 1 en los eventos europeos, y su situación como cantera de la categoría reina le aporta un gran interés. Las World Series son también un semillero de talento, y en la medida de lo posible se tratará de hacer algún artículo referente a la misma.

P: Antes hablabas de la necesidad de crear un debate respetuoso para que diezcilindros tenga éxito. ¿Qué implicación desearías tener del público en el proyecto?

R: Los lectores deben entender su papel fundamental en diezcilindros, en tanto que tratamos de ser un lugar de debate. Sin interlocutores, no hay debate, y por tanto son tan o más importantes que el autor de los textos. Creo que este, digamos, “poder” será un gran estímulo para hablar en las entradas del deporte que les gusta. Además, pueden tener por seguro que un servidor seguirá contribuyendo al debate respondiendo a sus mensajes siempre que considere que dicha respuesta puede aportar algo positivo.

P: ¿Cuál es la línea editorial de diezcilindros? ¿Se adaptarán los contenidos a la procedencia o intereses del público?

R: diezcilindros cuenta con pocas normas, pero son bastante estrictas. En primer lugar, los artículos siempre, siempre, siempre tendrán como objetivo que a su término la gente se vea animada a comentar sobre lo escrito. Por tanto, la línea editorial se basa en escribir textos suficientemente analizados como para que merezcan la pena y generen un debate saludable. Más allá de ello, diezcilindros no seguirá ninguna ideología, ni prevalecerá una nacionalidad sobre otra en sus textos. Simplemente se ceñirá a lo que más interesante pueda resultar a la comunidad.

En cuanto a la adaptación de contenidos, tan sólo hay que continuar con lo que se desprende de lo anterior: si se publica un texto que no despierta un debate, habremos de pensar que ese tema tratado no es interesante, y por tanto es susceptible de ser cambiado por otro que responda a los gustos de la comunidad.

P: Además de la web, ¿qué otros medios usará diezcilindros para mostrar su contenido?

R: Recomendamos visitar la sección de “Contacto“, puesto que allí figuran todos los lugares en los que diezcilindros está presente. Contamos con la página web (¡obviamente!) y con perfiles de Facebook, Twitter y Google+, además de una cuenta de correo a la que dirigirse para cualquier consulta. Contamos además con un perfil en YouTube, aunque el salto al contenido audiovisual no se dará hasta dentro de un buen tiempo, en función de la necesidad del mismo.

P: Carece de sentido preguntar por puntos fuertes y débiles en un proyecto que comienza ahora mismo, ¿pero existe alguna modificación planificada para más adelante con respecto al proyecto inicial? ¿Cabe esperar una gran evolución del website?

R: Todos los pasos que queremos dar en el futuro se encuentran en una “fase beta”, bien porque no tiene sentido darlos ahora, bien porque necesitamos comprobar cómo funcionan otras cosas antes de elegir ciertos caminos. Como hemos dicho, el perfil de YouTube será un lugar en el que en un futuro pretendemos que diezcilindros se desarrolle. Por lo demás, tan sólo se ha contemplado la posibilidad de incorporar otros campeonatos (DTM, WEC o fórmulas estadounidenses), pero dichos planes se encuentran en un grado de desarrollo incluso inferior.

P: ¿Existirá alguna relación más o menos estrecha con personas externas al proyecto diezcilindros?

R: Más allá de la relación a nuestro juicio básica y capital con los lectores, en los primeros meses no habrá relación con ningún medio externo. Todo el contenido será exclusivamente propio. Más adelante, si diezcilindros crece como deseamos, no se descarta el formato de entrevistas con gente que quiera hablar de Fórmula 1, o la participación en algún proyecto puntual más grande.

P: Esta pregunta es la última de un total de 10. Un número tan obvio como la cuestión a realizar: ¿por qué el nombre de “diezcilindros”?

R: Es la arquitectura de motor con la que conocí la Fórmula 1, y en estos tiempos en los que se protesta por la falta de ruido de los propulsores creo que sin duda es un homenaje a un bloque que brindaba un sonido cautivador. 1000 caballos a domar, 6 ó 7 marchas, tapones en los oídos… Creo que el V10, aunque no sea el formato más exitoso de todos los tiempos, resume perfectamente por qué nos gusta la Fórmula 1.