Progreso evidente… pero insuficiente

Para lo que supone McLaren en la Fórmula 1, su temporada 2015 había sido sencillamente aberrante. Y tal vez por empezar desde tan abajo estaba claro que iban a ser junto con Manor el equipo más mejorado durante 2016. Pero no podemos perder la perspectiva: los de Woking están invirtiendo año tras año más de 400 millones, y sin embargo la última victoria data de 2012. Su unión con Honda nació con el objetivo de lograr títulos y sus pilotos afrontan 2017 como la última oportunidad de coronarse campeones. Ahora mismo parecen lejísimos de eso.

————————————————-

En su momento no nos dimos cuenta, pero con el paso de los años tal vez haya que empezar a reconocerlo: 2012 fue el año más duro de McLaren en varias décadas. Decir eso de una temporada que acabó con 7 victorias puede ser aventurado, pero lo cierto es que durante aquellos 12 meses se gestaron una serie de fracasos que han desembocado en la situación actual. Para empezar, aquel año en Woking ni siquiera pelearon hasta el final por un título que les correspondía, pues en el global de la temporada tuvieron el coche más rápido. La falta de fiabilidad y numerosos errores en boxes le impidieron ganar un par de campeonatos que tenían en su mano. También supuso el adiós del equipo de Lewis Hamilton, quien se cansó de la escudería y protagonizó algunos números surrealistas. Asimismo, la escudería entendió que si Ferrari les superó en la pelea por la P2 por el mundial de constructores era porque la novedosa suspensión delantera pull-rod del F2012 era el camino a seguir, y se metieron en un espantoso callejón que tendrían que revertir en 2014, con todo ese tiempo perdido. Y el broche final fue que con la nueva normativa de motores, Mercedes decidió volcarse en su equipo a tiempo completo y McLaren prefirió darles la espalda y buscarse un motorista para ellos antes que ser cliente de nadie. Así acabaron asociándose con Honda… y desde entonces no han vuelto a luchar por podios ni victorias.

Button España pretemporada

¿Cómo de bueno es ese chasis y cómo de malo ese motor? La pregunta del millón… (Fuente: okdiario.com)

2015 fue un año sencillamente espantoso. Los motores V6 turbo híbridos de la Fórmula 1 actual son seguramente las máquinas más complejas jamás concebidas para este deporte. Y Honda, a pesar de prepararse para ello desde muchos meses antes, llegó a Australia con un producto indigno de la máxima categoría. Los progresos durante la temporada fueron escasos debido a las limitaciones del sistema de tokens, así que habría que esperar al invierno. Y desde los primeros tests de pretemporada el progreso fue evidente. Donde antaño había diferencias insalvables de entre 15 y 25 km/h en recta, la distancia ahora se ha reducido a entre 10 y 15. Eso permite al MP4-31 no tener que ir tan descargado de ala para intentar compensar, pero todavía la diferencia sigue siendo relevante y por tanto no podemos valorar de forma precisa el rendimiento del chasis de Woking. En 2015, algunos estudios encontraban unas 7-8 décimas que no podían sino achacarse a la carrocería. Ya que ni en sitios como Mónaco, Hungría o Singapur el MP4-30 entró en la Q3, estaba claro que a nivel aerodinámico había igualmente margen de mejora. Y el nuevo McLaren confirma el progreso, pero de forma leve. En tres circuitos completamente distintos como Montmeló, Montecarlo y Gilles Villeneuve, Fernando Alonso clasificó en P10 en todos ellos. La deducción inmediata es que chasis y motor están a la misma distancia de la élite, así que eso no deja en buen lugar a la factoría británica, que desde el citado 2012 no ha hecho un bólido a la altura de su presupuesto. Otro análisis similar al del año pasado desvelaba que el MP4-31 era el 4º mejor chasis. Algo que se pudo confirmar en Hungría, con la excelente P7 de Alonso, pero que igualmente significa que hay 3 equipos más competitivos que ellos.

Alonso Australia accidente

El accidente de Alonso en Melbourne ralentizó su inicio de temporada. (Fuente: GPUpdate.net)

Es de esperar por tanto que con la liberalización en las evoluciones de motor prevista para 2017 Honda consiga acercarse a los propulsores punteros. El próximo año está marcado en rojo por muchos motivos: la eliminación de los tokens es uno, pero también el gran cambio a nivel aerodinámico que dará más importancia al chasis, y por supuesto que es el último año de contrato de la gran figura del proyecto: Fernando Alonso. Cuando el asturiano decida retirarse de la máxima categoría sin duda tocará hacer un balance de su trayectoria en F1, analizar sus decisiones de cambios de equipo y en general intentar explicarse por qué sólo ha conseguido dos títulos mundiales. Cambiar Ferrari por McLaren a finales de 2014 era una auténtica locura, pues uno podía imaginarse que en 2015 la escuadra británica iba a estar lejos de pelear por victorias (no esperábamos que tan lejos, eso sí). Para un piloto con relativas urgencias para aumentar su palmarés, pensar en un plan a medio-largo plazo parecía contraproducente, pero es lo que Fernando decidió. 2017 es la meta final. Firmó 3 años con Ron Dennis para que en el último fueran campeones del mundo. Los dos anteriores, el asturiano tendría que limitarse a intentar pilotar el McLaren lo más rápido posible. Y en cierto modo Alonso está cumpliendo su parte del plan. Es difícil brillar con una máquina tan pobre, pero el asturiano sigue dejando cuando puede sus dosis de calidad. Ya no es aquel piloto de la brutal entrada en curva, jamás vista hasta entonces pero endiabladamente rápida. En 2007, con los nuevos Bridgestone y la aparición estelar de Lewis Hamilton, comprendió que tenía que modular sus aportes. A día de hoy, su pilotaje es más convencional, pero sigue manteniendo el ardor y la agresividad. Y por supuesto, es igual de rápido. Tiene controlado a Button (8-3 en clasificación), y cuando las condiciones se complican sigue siendo el rey. Hablamos, cómo no, de ese momento en que las ruedas están congeladas, la pista tiene todavía el brillo de la humedad y hay que ir a tope con slicks nuevos. Esas vueltas de Q2 en Hungría difícilmente serán olvidadas. Y eso los sábados, que se suponía que no era su fuerte. En carrera, eso sí, ha bajado un poco el irreal nivel de 2012-2013, y sólo parece inspirarse cuando huele buenos puntos. La comparativa con su compañero es palmaria: en este año y medio juntos Alonso ha sumado 35 puntos por 33 de Jenson Button, pero el asturiano sólo ha acabado en el top-10 en 5 carreras por las 9 del inglés.

Button Austria

Button cuajó una fabulosa actuación en el Red Bull Ring: P3 en parrilla, P6 en carrera. (Fuente: telegraph.co.uk)

Y ese dato nos sirve para darnos cuenta de lo bueno que siempre ha sido el de Frome. Otro cuya curiosa trayectoria dará para largos artículos cuando decida poner punto y final a su andadura en la Fórmula 1. Rápido en sus inicios en Williams cuando era apenas un chico de 20 años, se convirtió en la eterna joven promesa británica, famoso por su vida de yates y lujos y por ser incapaz de convertir en podios y victorias su excelente velocidad en clasificación. Y cuando en 2007 irrumpió Hamilton mientras su Honda (¡qué casualidad!) se hundía en las últimas plazas, casi nadie se acordaba ya de Jenson. Un año después la marca japonesa se iba de la F1 y la carrera de Button estaba en el abismo. Apareció Ross Brawn para salvarla in extremis y el resto es historia. Ese título mundial y su paso a McLaren, donde en 2010-2012 rindió prácticamente igual que Lewis, le dieron la reputación merecida al finísimo piloto de Frome. Su hipnótico pilotaje supersuave, de mínimo giro de volante, siempre ha sido tremendamente efectivo en curvas lentas, donde solía marcar la velocidad más alta de paso independientemente del coche que llevase. Últimamente, de forma paradójica, ha añadido algo más de brío a su conducción, y no parece haberle venido mal. En su duelo con Alonso, cuando muchos preveían que sería convincentemente batido, lo cierto es que está sabiendo plantar cara durante los domingos, la suerte que mejor practicaba el #14. Ha sumado varias carreras en las que ha vencido sin paliativos a Fernando, como en Montmeló o el pasado GP en Alemania, y además ha tenido highlights como el GP de Austria, donde cuajó una actuación fantástica a pesar del evidente déficit de velocidad punta en un circuito como el Red Bull Ring. Aunque lleva especúlandose con el adiós de Jenson a la F1 desde 2014, lo cierto es que esta batalla más nivelada de lo esperado con Fernando (aunque el asturiano sigue estando un pasito por delante) le ha revitalizado, y a sus 36 años suena para seguir un año más en McLaren o incluso para irse a Williams, donde todo empezó para él.

En cualquier caso, lo que parece confirmarse es que en 2017 McLaren tendrá que dar el todo por el todo. El cambio reglamentario es brutal, pero ahora mismo siguen bastante abajo. Hay 3 equipos notablemente por delante de ellos, difícilmente acabarán 2016 mejores que sextos y eso seguirá haciendo mella en sus ingresos. Por tanto, la única esperanza es hacer un Brawn en 2009: encontrar un resquicio legal que proporcione de golpe ese segundo extra que necesitan. Button sabe perfectamente de lo que hablamos. Pero la probabilidad de que sea en Woking donde se fabrique el mejor coche del año es baja. Y si no proporcionan una máquina ganadora, es probable que Alonso diga adiós. ¿Es por tanto el momento de abandonar del todo el MP4-31 y centrarse en que suene la flauta con el MP4-32? La presión será inmensa, pero también los recursos. Es imperativo: McLaren debe pelear por ganar en 2017. Lo contrario será un fracaso.

Anuncios

One comment

  1. Gerard Pujol · agosto 9, 2016

    Yo creo que McLaren y Ferrari afrontaron una situación parecida con los cambios que redujeron los test privados y que empezaron a limitar motores, uso de tunel del viento y demás restricciones. Eran equipos acostumbrados a no tener freno en estos aspectos y con gran capacidad de estar siempre arriba. Equipos como Red bull y ahora Mercedes son especialistas en hacer más con menos y sus estructuras están diseñadas “de novo” para trabajar así. McLaren tiene el añadido de no ser motorista y depender de la competitividad y implicación de su proveedor de motores. Tenían muy claro que con motor mercedes siempre serían un “cliente” y fueron a por Honda. Muchas promesas durante 2014, parecía que saldrían con lecciones aprendidas y serían competitivos al estar un año “analizando” las UP recién estrenadas. El Debut fue peor que horrible y la temporada completamente indigna para un equipo de esta talla. Han progresado mucho este año (no podía ser de otro modo) pero siguen estando muy lejos (en carrera la diferencia de ritmo con los 3 primeros equipos es simplemente abismal). Más puntos que el año pasado sí, pero no una progresión que haga creer que el año que viene estarán luchando por podios o victorias. Una lástima ver a un equipo tan grande en esta situación, veremos que tal terminan el año y sobretodo como empieza 2017.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s