En su mano

Ahora sí. Nico Rosberg sólo puede perder el campeonato del mundo de 2016. Porque a día de hoy, lo tiene en su mano. Es el único piloto que depende de sí mismo después de ganar el Gran Premio de Japón y ver cómo Lewis Hamilton se diluía víctima de la enésima floja arrancada de la temporada. Si Nico acaba ganando el título, muchos apuntarán a los motores que le han fallado al #44, pero pocos lo harán a este extrañísimo talón de Aquiles cuando se apagan los semáforos.

————————————————-

En apenas 7 días, el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 2016 ha sufrido un punto de inflexión brutal. Ni siquiera después de la exhibición de Nico Rosberg en Singapur (tras la cual pasó a liderar el Mundial con 8 puntos de ventaja) podíamos decir, sin que nuestra voz delatara falta de seguridad, que el alemán era el favorito. Si, era líder, pero también era líder con 43 puntos de ventaja sobre Hamilton a principio de año tras una buena racha, y el margen desapareció en apenas 6 GGPP. Creíamos que en el ardor de la batalla, con la presión del final de campeonato, Nico tenía más probabilidades de diluirse (por si acaso, otro botón más de muestra). Pero eso era 2014. En 2016, Rosberg es un piloto relativamente distinto. Un piloto mejor. No cometió errores en Singapur, no cometió errores en Malasia, y no ha cometido errores en Japón. Mientras tanto, Lewis Hamilton perdía un motor en Sepang y se dejaba muchas de sus reducidas opciones en la arrancada de Suzuka. La tónica de la temporada.

Salida Japón Carrera

Rosberg encara la primera curva como líder; Hamilton se hunde en medio del pelotón. (Fuente: Formula1.com)

La avería el pasado fin de semana le hizo perder 28 puntos con Rosberg, y eso que no estamos contando las de China, Rusia o la estratagema de Bélgica, que le impidieron pelear la pole. Pero más allá de la fiabilidad, es ese momento en el que se apagan los semáforos en que Lewis está tirando por tierra su campaña por el título mundial. Ha habido 5 salidas esta temporada en que un Mercedes se ha quedado particularmente parado, y 4 de ellas las ha protagonizado el #44. La pérdida neta de puntos (posiciones finales de carrera menos posiciones de parrilla) es de 29 unidades, y gracias a que el W07 es tan superior que Lewis puede remontar desde la P7-P8 a la que se ha visto abocado tantas veces este año (no fue hasta Austria, su 5ª pole del año, que pudo pasar 1º la primera vuelta). De esos 29 puntos, 3 han venido en el día de hoy. Japón. Los semáforos se apagaron como siempre… y Hamilton erró completamente con el embrague. El motor cayó de vueltas y le pasaron por todos lados. ¿Tal vez tenía demasiadas cosas en mente? Las opciones de victoria del #44 se acabaron en ese mismo momento. Se quedó 8º y dejó vía libre a su compañero. Un Rosberg, no lo olvidemos, que también puso de su parte saliendo 1º y, en definitiva, siendo mejor que el talentoso Lewis por este tipo de circuitos de curvas fluidas, alta velocidad media y pocas frenadas fuertes. Lo cortés no quita lo valiente: la velocidad del #6 durante toda la temporada ha sido un argumento suficiente para considerarle un digno contendiente del campeonato del mundo.

Y una vez repasados los pocos segundos en los que los dos protagonistas principales del Mundial han estado cerca el uno del otro en este domingo, toca ajustarse a lo que realmente este texto pretende ser: una crónica de la carrera. 53 vueltas que han tenido de todo incluso desde antes de su inicio: los madrugadores descubrimos nada más despertarnos que Kimi Räikkönen había desaparecido de su excelente P3 en parrilla. ¿El motivo? La enésima caja de cambios defectuosa de Ferrari que le obligó a perder 5 plazas por sanción. Así que ahora era Max Verstappen, el verdadero outsider desde el viernes, quien tenía vía libre para luchar la victoria, una vez Hamilton desapareció de la 2ª plaza. Sergio Pérez, a quien las sanciones de la Scuderia le habían regalado la P5 en parrilla, aprovechó las desgracias de Lewis y de Daniel Ricciardo, quien perdió tiempo esquivando al lento Mercedes, para ponerse en un irreal tercer puesto. El que apareció de la nada fue Sebastian Vettel. Vencido ayer por su compañero, en el ojo del huracán por su nefasta salida en Malasia, Seb nos recordó a todos que sigue siendo muy bueno. Tras superar a Hamilton, se quitó de en medio a Ricciardo justo antes de la 130R en la primera vuelta, una pasada de un valor incalculable. No tardó mucho más en quitarse a Pérez (inicio de la vuelta 3), así que de forma increíble ya era 3º. Un rayo de sol en su agridulce temporada.

Vettel Japón Carrera

Vettel hizo todo cuanto estaba en su mano por subir al podio, pero Ferrari volvió a errar. (Fuente: Formula1.com)

Como siempre, la carrera entró en la fase de averiguar hasta dónde llegarían los neumáticos blandos. El viernes parecieron degradarse algo más que en Malasia, y para colmo las previsiones meteorológicas acertaron en Suzuka: lluvia el sábado por la mañana, y también lluvia horas antes de la carrera. La pista se limpió y perdió toda la goma, convirtiendo al S en un compuesto muy frágil. Aquellos que ayer se salvaron un juego en clasificación igual tenían que renunciar a él: la elevada tasa de degradación invitaba a un S-H-H, descartando el S-S-H o el S-H-S. Rosberg, Verstappen y Vettel hicieron su mejor tiempo personal en la vuelta 3, y a partir de ahí fueron perdiendo décimas en cada giro. En la vuelta 9 eran 1,5 segundos más lentos que su registro más rápido. La goma ya estaba fuera de su rango de utilización, pero tenían un inconveniente: si paraban tan pronto, saldrían en un incómodo tráfico (Hülkenberg y los Haas), en una pista donde adelantar no es tan sencillo. Así que tuvieron que alargar su stint hasta algo aceptable: en la vuelta 10, Verstappen y Ricciardo (apagadísimo GP el suyo) visitaron los boxes y pusieron duros. Rosberg y los Ferrari respondieron dos vueltas después y calzaron el neumático principal. Nico tenía unos confortables 5,7 segundos de ventaja sobre Max cuando éste entró, así que no había opción de undercut; Vettel perdió algo de tiempo con el holandés, pero ya se percibía que estaban cocinando algo para la 2ª parada. Hamilton dejó un detalle de genialidad con una vuelta de entrada a boxes rozando la épica: 1.2 segundos más rápido que la de Rosberg. Eso le permitió, de forma inverosímil, salir por delante de Ricciardo, Räikkönen y Pérez. Y tras quitarse ipso facto a los Williams (a otra estrategia), Lewis ya era 4º.

El GP entró en una fase bastante estable, sin luchas cercanas en pista y con todas las miradas centradas en la estrategia. Rosberg rodó en 36 altos-37 bajos y se distanció de Verstappen a un ritmo bastante constante de 2-3 décimas por giro. En cierto modo, fue bastante didáctico: esta fue la ventaja de Mercedes en Suzuka, como en muchas carreras de este año. Sin la pole, sería otro cantar, pero mientras las Flechas de Plata monopolicen las primeras líneas sus triunfos están fuera de toda duda. No es de extrañar por tanto que hoy hayan conseguido su merecido título de campeones por equipos. Vettel rodó constantemente a 2-3 segundos de Max, mientras Hamilton (tras un inicio de stint rodando al ritmo de Rosberg) limaba medio segundo por giro al #6: De 19.5 en la vuelta 21, a 16.4 en la 28. No es sorprendente: es el típico Lewis en los segundos tercios de carrera. Fue en la vuelta 26 cuando comenzó el movimiento en los garajes con una maniobra agresiva de Ferrari: tras perder el puesto con Ricciardo en la 1ª parada, Räikkönen hizo antes que nadie la 2ª. Salió en un hueco sin tráfico (y para colmo los Force India delante de él se fueron quitando al entrar ellos también en boxes), rodó en 36 bajos y dejó a RB sin respuesta. Daniel caería a 6º. De vuelta a la cabeza, Verstappen fue el primero del top-4 en visitar los garajes. Vuelta 28, duros (habían valorado poner los medios de la Q1 tras ver los tiempos de los Williams) y hasta el final. Rosberg se cubrió en el giro siguiente y Vettel decidió seguir adelante. La jugada era clara: había que alargar lo suficiente para poner ese juego de blandos nuevos (y no ligeramente usados, como erróneamente indicábamos ayer) y atacar la 2ª plaza y quién sabe si la 1ª. Pero fallaron 3 cosas: la 1ª, imputable a Ferrari, es que con la reciente experiencia de las S en el primer stint, parecía una malísima idea volver a montarlas; la 2ª, también imputable a la Scuderia, es que no previeron el tráfico (Wehrlein, Gutiérrez, Nasr) y lo que les costaba a los pilotos apartarse en esta estrecha pista, haciendo perder a Vettel un tiempo precioso; la 3ª, ante la que nada podían hacer los de Maranello, era que Lewis Hamilton estaba volando por detrás. 13,8 segundos por detrás en la vuelta 16, Lewis fue más rápido que Seb en los 16 giros siguientes y estaba a sólo 4,2 en la vuelta 32. En la siguiente, el #44 paró y puso duros. Amenaza de undercut. Vettel entró inmediatamente después y puso blandos, en algo que sonaba a fiasco: demasiado tarde para contener a Lewis, y demasiado pronto para hacerlos llegar competitivamente hasta el final. Seb salió 4º y de nuevo Ferrari perdía el podio.

Verstappen Hamilton Japón Carrera

Verstappen cubrió el interior en la chicane y Hamilton tuvo que irse largo. (Fuente: Formula1.com)

La única opción vendría en las “vueltas de oro” de esa goma blanda: si Vettel pasaba al tricampeón en los dos giros siguientes, todo era posible. Pero eso no ocurrió: con sólo aguantar por lo negro, Hamilton invalidó la táctica de Ferrari. Seb comenzó a perder terreno y el inglés se puso a recuperarlo con respecto a Verstappen. Eran 10,4 segundos de diferencia en la vuelta 35, a recortar en 18 giros. ¿Apretaría el motor Hamilton para alcanzar a Max? Nunca sabremos cómo de fuerte iba ese propulsor Mercedes, pero el inglés voló en la pista y diseccionó el tráfico de forma cautivadora; allí donde los demás perdían 1 segundo por giro, Lewis pasaba inmutable. En la vuelta 45 ya estaba en zona de DRS. Hamilton se pegaba en el primer sector gracias al sistema del alerón trasero, pero no conseguía bajar nunca de 5 décimas a la llegada de la chicane. Max traccionaba fabulosamente y el Mercedes no tenía nada que hacer. Al final de la vuelta 51, la antepenúltima, Lewis se había acercado bastante por la recta de atrás y parecía que podría lograrlo entonces, pero en la chicane Verstappen volvió a despegarse. Hamilton tendría que intentarlo en la frenada de la Casio, no esperar a la zona del DRS. Así, en el siguiente giro, el británico (5 metros demasiado por detrás) se tiró al interior de la chicane. El holandés aplicó su vieja táctica de siempre, moverse en la frenada (aparentemente no ilegal, pero sí reprobado en todas las reuniones de pilotos), y Hamilton tuvo que abortar, yéndose al exterior y saltándose la curva. Se acabó.

Había sido una remontada formidable, pero la 3ª posición era todo el premio que iba a obtener. Una miseria al lado de los 25 puntos que Nico Rosberg iba a conseguir. Sobre todo, porque después de Suzuka ya sólo quedan 100. El alemán ganó porque fue mejor el sábado y porque consiguió evitar la pelea cuerpo a cuerpo con Lewis debido a la nefasta salida de éste. Y esta victoria era todo lo que necesitaba el alemán para respirar tranquilo. Ahora le vale con ser 2º en cada GP, y viendo los circuitos que quedan parece poco probable que, en carreras normales, se le escapen los dobletes a Mercedes. ¿El problema? Que 2016 está empeñado en no mostrarnos carreras normales. Así que no desconecten el televisor todavía.

Mercedes Japón Carrera

Mercedes celebra su tercer título de campeones por equipos consecutivo. (Fuente: Formula1.com)

CLASIFICACIÓN FINAL: (click)

CLASIFICACIÓN DE PILOTOS: (click) // CLASIFICACIÓN DE ESCUDERÍAS: (click)

Anuncios

11 comments

  1. Rutger Hauer · octubre 9, 2016

    Ciertamente Rosberg ha ido como un reloj todo el año, en todas las carreras ha salido en primera linea (8 poles y 9 2ºs puestos) por 8 y 3 de su compañero. Ademas ha ganado 9 carreras por 6 de Lewis. Pero como dice el articulo el mayor talón de aquiles del ingles ha sido las salidas y un poco menos los problemas en el coche. Cuando tu rival es tan consistente necesitas mas que arte para vencerle y eso que en la primera parte del año en los mano a mano Lewis ya casi se merecía el titulo, pero las ruedas siguen girando todo el año.

    Le gusta a 1 persona

  2. Roberto · octubre 9, 2016

    Muy buen análisis de la carrera

    Me gusta

  3. BooT Loos · octubre 10, 2016

    Muy buen análisis, como siempre.
    No quiero decir que Rosberg sea mal piloto, que no lo es. Ha demostrado un ritmo y una consistencia muy buenas todo el año, peeero… Me da la sensación que éste mundial no lo ha ganado el (asumo que va a seguir siendo regular y con eso ya tiene el campeonato) lo ha perdido Hamilton con sus malas salidas y su (a veces) mala cabeza.
    No me gusta nada cuando el mundial se lo lleva alguien de “rebote”. Vale que hay que estar ahí para que te caiga la pelota pero me sabe “falso”. ¿Cómo lo veis?

    Me gusta

    • diezcilindros · octubre 10, 2016

      El tiempo lo dirá. Yo nunca he experimentado esa sensación de “no lo ha ganado el que más lo ha merecido”, así que supongo que a largo plazo acabaríamos viendo a Nico, si lo gana con normalidad, como un campeón justo.

      Me gusta

      • BooT Loos · octubre 10, 2016

        Tienes Razón el tiempo pone a cada uno en su lugar. En cuanto a si el mundial lo ha ganado quien “debía ganarlo” por calidad y con un coche competitivo no puedo dejar de acordarme del mundial de Kimi. Personalmente creo que debería haber ido para uno de los pilotos de McLaren, (si no se hubieran matado entre ellos claro)

        Me gusta

  4. Mateo · octubre 10, 2016

    Entonces compañero boot te contradices, porque si dices que nico no lo a ganado y luego dices que lewis lo perdio es como un poco contradictorio, creo que si bien lewis a tenido mala suerte este año, tambien la a tenido nico. Contando algunas sacadas de pista, en españa lideraba cuando lo chocaron, en malasia no sabemos que pudo haber pasado si vettel no lo chocaba. Y lewis a tenido suerte igualmente claro ejemplo spa.

    Me gusta

  5. BooT Loos · octubre 10, 2016

    Cuando digo que Nico no ha ganado el mundial sino que Lewis lo ha perdido, me refiero a que a igualdad de condiciones (ambos con un coche ganador) si Lewis no comete errores, Rosberg no se lleva el mundial. O dicho de otra manera aunque no hay duda de que ambos son muy rápidos Lewis me parece un piloto mucho mas completo que Nico.
    Como bien dice nuestro amigo diezcilindros, el tiempo dirá si me equivoco :).

    Me gusta

  6. 001 · octubre 10, 2016

    Muy buen resumen de la carrera; creo que Hamilton debió de haber esperado un momento más favorable para intentar pasar a Verstrappen.

    Me gusta

  7. Fabián · octubre 11, 2016

    Boot y demás que manera de ningunearlo a Nico, un tipo que ganó tres carreras más que el fabuloso Hamilton este año y que en los mano a mano por la pole están iguales, no hay peor ciego que el que no quiere ver…

    Me gusta

    • Rutger Hauer · octubre 11, 2016

      Y en el mano a mano en carrera? Hay que contarlo todo antes de ir a juicio

      Me gusta

      • Fabian · octubre 11, 2016

        Y en el mano a mano en carrera hubo un par de veces q lo sacó de la pista mal, hay que decirlo todo tambien, y ni hablar de España

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s